THE RIP: The Rip (SwissDarkNights 2014)

27/12/14
0002807432_10

Llevamos ya unos añitos con un cierto revival de estilos que fueron importantes (dentro de la música oscura) hace un tiempo. Así, proliferan grupos haciendo un remedo más o menos sonrojante del pop oscuro ochentero (con Echo & The Bunnymen o The Chameleons a la cabeza), otros se dedican con mayor o menor fortuna a fusilar la coldwave, especialmente la francesa, los hay que se atreven a resucitar el gótico de guitarras de los noventa… Dentro de todos estos, obviamente, los hay que lo hacen bien, que asimilan esas influencias y las digieren y escupen con creatividad propia y otros que no, que se limitan a copiar sin vergüenza alguna. Los segundos solemos obviarlos en estas letras, de los primeros hemos intentado dar muestra en varias ocasiones últimamente. Digo todo esto porque lo primero que me vino a la cabeza con estos The Rip, es que tenía que rápidamente decidir a cuál de los dos grupos pertenecían, si a los influenciados que consiguen trascender éstas y sonar creativos o a los copiadores sin escrúpulos. Y el caso es que después de escuchar atentamente y varias veces el disco, he llegado a la conclusión de que realmente no puedo meter a The Rip en ninguno de los dos subconjuntos.

El dúo italiano (Tommaso Meneghello, también en nuestros queridos And We Were Shadows y Michelangelo Rossato) debuta con un disco homónimo que bebe de tantos sonidos que termina por no parecerse del todo a ninguno. En The Rip hay pinceladas afterpunk, hay pop oscuro (del citado), hay coldwave, hay siniestrismo ochentero, hay teclados, hay toques góticos, hay alguna canción con aroma deathrock… en fin, hay de todo. Lo mejor de todo es que esa mezcla está muy bien llevada, muy bien ensamblada, el disco huele a todo lo dicho pero como no se queda en nada de ello solo, pues resulta sugestivo y “distinto”. En general, todos los temas se mueven en un tempo similar, en la gelidez de una wave triste y melancólica. Por ejemplo, Deadline Reached es bastante postpunk en estructura, especialmente el bajo y empieza ya a bajar la temperatura. Fall Apart tiene también en el mismo instrumento su principal baluarte y aunque intenta imprimir un ritmo más vivo, sigue destilando tristeza por todos lados. Oscura y gris, fría, muy fría. Autumn no es más cálida. Seguimos con los temas plomizos, neblinosos, suena a fina lluvia otoñal, helada. Hidden recuerda a la trilogía curera depresiva. Culpa, otra vez, del sempiterno bajo. O del doble bajo, pues todo el tiempo suenan en dos líneas melódicas. Impresionante el trabajo ahí, la verdad. Point Of No Return es algo más rápida, lo que no significa más animada. Oscura, acelerada por la caja de ritmos, con la rever de la voz más acusada… gran tema. The Things That Shouldn’t es otro de los puntos álgidos del disco. Las cuatro cuerdas manejando a su antojo, perfecta. Your Shadow me recuerda en su inicio de hierático ritmo a unos Ultravox infinitamente más oscuros. Lenta, densa, glacial, triste… el tema perfecto para una fiesta, de las que nos gustan por aquí. O para cortarse las venas, también. Y mira que el teclado intenta evitarlo pero lo consigue muy muy a duras penas. Se aprecia el gusto por bandas del palo de Joy Division pero más en la intención que en la sonoridad, no hay tanto nervio aquí como en los de Manchester. Of Ice And Stone también abunda en el teclado, ese que te hace retroceder en el tiempo treinta años. En gris todo. Marengo. Es tal vez la pieza más bailable de todo el disco, sin resultar por ello menos triste. In Times Of Need cierra el CD. Y resume un poco todo el repertorio. De nuevo el frío, de nuevo el desasosiego, de nuevo un corte densísimo, oscuro y magnífico. Otra vez la constatación de hasta dónde The Rip son tremendamente sugestivos, atractivos como cuchillas.

Últimamente en Italia no hacen más que aparecer proyectos interesantes, muchos de ellos centrados además en la parte más oscura y melancólica de la influencia ochentera. Los amantes de los bajos pastosos, las voces con eco, los ritmos lentos, la tristeza infinita, el otoño y el invierno, el gris lápida, la niebla o la llovizna helada, estamos de enhorabuena. The Rip son otro ejemplo de todo esto cuando está bien hecho, otra muestra más que de “Music to die for” (que también), “Music to die with”. Muy recomendables.

Recuerda que lo puedes adquirir vía SwissDarkNights o a través de nosotros. O también enviando un correo electrónico a laletracapital@hotmail.com.


0 comentarios: