NEW BREED - Pleasure & Pain (Gothic Music Records 2014)

10/12/14
covernewbreed
New Breed no son unos recién llegados en esto del gothic rock ortodoxo. Se formaron en Stavanger (Noruega) en 1998 aunque se “refundaron” hace un par de años. En el currículo de sus miembros, Elusive, The River Knows y un bastante largo etcétera. De hecho este Pleasure & Pain se publicó en 2003 en formato minilp de siete temas. Ahora, en 2014, ha sido remasterizado y se le han añadido las cuatro canciones del EP Shadows (1999) y alguna sorpresa. El resultado no ha podido ser mejor. La edición, como siempre cuidada al milímetro; el sonido, excelente; el diseño, francamente bonito. Una ocasión estupenda para hacerse con un trabajo imprescindible en el gothic rock ortodoxo (bah, o en el que sea) y, esperemos que el refrendo definitivo a la banda que no disfrutó hace once años. Veamos por qué.

El CD se abre con Neurotica. Una pieza de cuatro minutos que encierra ya las características que definen todo este Pleasure & Pain: guitarras omnipresentes, bajos contundentes, ritmos ad-hoc y una voz personal pero a la vez llena de referencias. Gótico de guitarras del de toda la vida, en la vertiente menos deudora de la herencia sisterciense. Nada nuevo bajo el sol, parece. Pues no. Es cierto que no hay nada esencialmente novérrimo en esta Neurotica (ni, claro, en el resto del CD) pero esas líneas de guitarra, ese bajo atronador… Suena lo bastante bien como para resultar estimulante, lo bastante potente para ser atrayente. Memories es conocida ya de This Is Gothic Rock vol. I. Más medio tiempo que la anterior, más pausada pero no menos intensa. Melodías de esas que se te meten dentro. Estremecedoras como las de Pleasure. La combinación de riffs y teclados le da un toque melancólico oscuro al tema que recuerda al rock noir de unos Le Fleurs Du Mal. Más pegadizos aún si cabe. Un buen corte que da paso a una de las joyas del CD, Pain. Repleta de matices, casi puedes notar el humo seco. Empieza tranquila y va creciendo y creciendo hasta que explota, combinando voces, instrumentos… No es de esas canciones épicas que terminan desgarrándose, es… otra cosa. Una estupenda. Shadows recuerda en su estribillo y en la línea melódica a When You Don’t See Me de los sempiternos Sisters, pero ahí termina el parecido. Por lo demás es otro magnífico ejemplo de gótico guitarrero bien hecho, ortodoxo, sí, canónico. Pero muy bien ejecutado. Y además es de las que se pegan como el caramelo caliente. Difícil desprenderte de ella una vez escuchada, difícil no oírla de nuevo. Escape es también, como Existence (que cierran lo que sería el disco original) cien por cien gothic rock clasicorro, con todo lo bueno y todo lo malo que conlleva eso. En este caso que nos ocupa es mucho más lo bueno que lo malo, a estas alturas que ya sabemos a qué atenernos, se agradece que no haya lugar a desfases estilísticos.

Queda lo que fue el EP Shadows. Repiten la propia y Escape. Sinceramente me parecen mejores las “nuevas” versiones, más trabajadas, como más acabadas. Más pulidas. No es que sean radicalmente diferentes, no lo son claro, pero conociendo el resultado posterior y sin desmerecer nada, las del EP me suenan a demo. Aun con todo, prefiero Shadows a Escape, que tiene una cierta intención no sé si bailable que a mi modo de ver no le hace ningún bien. Electra es oscura, muy oscura. Se nota también que a aquellas alturas, las referencias, los espejos en los que mirarse eran más omnipresentes que ahora. Buen tema pero lejos de los grandes momentos de Pleasure & Pain. Desire es más balada clásica. Suficientemente melancólica, convenientemente intensa. El mejor corte del EP para mi gusto. Cuando rompe llega al desgarro que citaba antes, recuerda a los más inspirados Dreadful Shadows (menos endurecida, eso sí). Preciosa.

New Breed representan fielmente el “nuevo” gothic rock que llega de Escandinavia. Son sobrios, oscuros, guitarreros, clásicos… Tienen todo lo necesario para ser parte de la columna vertebral de esa nueva hornada de grupos del género. Por supuesto hay que esperar un poco para ver si con nuevos trabajos acreditan lo que apuntaron en 2003 que ahora ve la luz en 2014. Habrá que esperar pero todo hace indicar que así será. La gente de Gothic Music Records tiene buen ojo…

Como ya sabes este disco y el resto de los del sello los puedes adquirir vía Gothic Music Records o a través de nosotros. O por supuesto enviando un correo electrónico a laletracapital@hotmail.com.


0 comentarios: