LAS NOVIAS, 22 de noviembre de 2014, Sala Lemon, Madrid

22/11/14
Decir a estas alturas que Las Novias son probablemente el grupo más infravalorado del rock (no sólo del épico, no sólo del oscuro, no sólo del gótico) estatal es seguramente una obviedad. Pero que sea una perogrullada no hace que moleste menos. Casi tres décadas de trayectoria (con altibajos, sí, con entradas y salidas, pero, tíos, más de veinticinco años), cuatro discos indispensables y un puñado de canciones que ocuparían sin lugar a dudas los primeros lugares de una imaginada lista de imprescindibles. Los cuarenta imprescindibles o algo así. Añádele una honestidad a prueba de pruebas y un compromiso con ellos mismos y con su público indiscutible. Y ves la repercusión mediática de esos trabajos, de esos conciertos y… se te cae el alma a los pies. Mediática y de la otra, que es más grave.

IMG_9022

A lo mejor te estás preguntando que a qué viene esto, que tú quieres leer sobre el concierto y poco más. Bueno, pues viene a que, otra vez, se constata que Madrid no merece lo que se le da. O mejor, que el público de Madrid está por desgracia muy pocas veces a la altura de lo ofrecido por unos cuantos benditos locos que ponen trabajo y pasta para traer lo mejor de lo mejor a nuestras salas. Si lo estuviera, en la sala Lemon habría habido un llenazo impresionante la otra noche, en vez de media entrada larga. Doscientas y pico personas que SÍ sabían lo que les esperaba y querían vivirlo en primera persona, sin que se lo contaran. En fin, nada nuevo bajo la luna.

IMG_9463

Las Novias presentaban Invicto, unos meses después de su lanzamiento y tras un conciertazo (según cuentan, además de que ahí sí llenaron) en Zaragoza. Razones sobradas (además del más que ajustado precio de la entrada, bolo programado un sábado) para que la cantidad de público hubiera sido otra. Pero vayamos al lío. Los primeros guitarrazos de Invicto ya suenan. El grito homenaje a la cultera Firewoman también. Nacho Serrano es novedad en los teclados y Germán Arenaz en las baquetas. Novedad de la gira, en Zaragoza también tocaron. El sonido es bastante bueno y cada instrumento llega con la necesaria nitidez. A la banda se la ve cómoda, pasándolo bien. Después Hypnos y La Bóveda Hundida De Las Retinas, siguiendo el repaso al disco que presentan. La mayor parte del set es de este Invicto, lo tocaron enterito, con algunas “concesiones” a Ego. Como Davinia por ejemplo. Entre canciones Toño Leza habla, explica, presenta. Le da un toque cercano al show, lejos de cortar el ritmo. Luego cantando se desgañita. Se deshace, llegando fácilmente al escuchante. La eficacia de Pedro y Óskar en el bajo y la guitarra, no los hace más lejanos, por más que mantengan el rictus. En Las Novias además (y en Davinia en particular) el bajo tiene una importancia capital, muy por encima de la media. No es un simple acompañamiento rítmico. Como no es la guitarra sólo el alma de las canciones: es mucho más. Y en Davinia, esa especie de cuento de juglar, se hace muy patente la insultante capacidad del trío.

IMG_0223

IMG_9191

Sería injusto, no obstante, si no reconociera a Nacho Serrano su demostrada capacidad para sostener con el teclado el sinfín de matices que, en temas tan complejos en composición e interpretación como los de los maños, tienen su hábitat natural en el estudio. A él se debe en una buena parte, creo, que queden tan bien en el directo, que no suenen más desnudos. O si no citara la habilidad de Germán Arenaz en las baquetas y los parches para hacer un entramado coherente y sólido donde se apoya todo lo demás. Dos musicazos también, sin duda. Y así entra “una de las baladas más hermosas en el pop español actual” según Matías Uribe de El Heraldo: De Un Sorbo Amargo. ¿Una exageración? Bueno, es posible. Pero desde luego es un tema cojonudo. Intenso, sentido, épico. Cielo De Medio Punto continúa el repaso. Otro tema más bien tranquilo (aunque menos) y bastante pop. Aunque en directo y tal y como va creciendo durante todo su minutaje termine arriba arriba. Claroscuro viene a demostrar lo que comentaba antes del bajo. Impresionante el despliegue.

IMG_0730

Radiocontrol es uno de los temas más coreados (a voces) de lo que llevamos de recital. No es para menos. Ya estaba alta la cosa pero a partir de este tema termina de desatarse todo lo que quedara atado, si es que había algo. De ahí en adelante ya es todo desfase, bendito desfase. Calendas De Un Fugaz Invierno, Venial, Postales Envenenadas o Bokeh. Cinco muescas más en el revólver del sheriff, cinco trallazos que mantienen el pulso del concierto, llevándolo a una de las, para mí, mejores interpretaciones de la noche: Yugular. Impresionante la lírica, impresionante la fuerza. El pulso, el ritmo casi cardíaco de todo el espectáculo. Indiscutible. El León Enjaulado también suena muy bien pero difícilmente superará ya a la anterior. A estas alturas está ya casi todo Invicto desarrollado (queda sólo un tema que sonará más tarde), falta ver que nos espera de los anteriores discos.

IMG_9519

Ego y El Sol Dentro De Ti en rápida sucesión. Preciosas ambas. Después, otro de los puntos álgidos, no podía faltar Imagínate El Aire. Para cerrar el grueso del setlist. Se echa de menos más repertorio de aquel lejano Sueños en blanco y negro, pero se entiende la elección. Llevamos casi dos horas de concierto y se están haciendo cortísimas. Saldrán a hacer más temas, seguro. Pero se puede ir haciendo balance mental ya. Hasta el momento, no se puede reprochar nada a nadie. La organización, impecable. El grupo, a la altura. Tal vez incluso mejor de lo esperado. A mi modo de ver, la mejor actuación de los ahora quinteto que nunca he visto. Y eso que las tres veces anteriores ya estuvieron muy bien.

IMG_0125

Atlas De Un Corazón Escéptico, la que faltaba de Invicto, llega ahora en los bises, con su aire a unos inspirados Cure. Antes de acelerarse. Ahí es donde los sablazos guitarreros de Óskar agotan adjetivos. Subtitulado (para mí el mejor tema de Ego, siendo todos fabulosos) me deja agotado a la vez que me inyecta ganas de más, de mucho más. Ya queda poco, desgraciadamente. Poco pero intenso: Rey Del Frío y La Verdad De Los Locos. No sabría con cual quedarme de las dos. Tal vez con la Verdad, por aquello de que me gusta desde hace más tiempo… Con ella finaliza el primer bloque de bises. Le hemos echado un vistazo al repertorio. Sabemos que habrá al menos dos temas más. Un intento desde la primera fila de que añadan Dulce Decisión, complicada petición.

IMG_0086

Del mismo disco, Todo/Nada sigue igual, Promesas. Baladón que comienza acústico y que termina enfervorizado en un alarde rockero, enérgico, potente y épico. Rock rabioso casi. Como las promesas de amor y muerte. Queda la versión. Un Día En Texas. Muy buen fin de fiesta, con todo el mundo saltando, obedeciendo la petición de pogo del señor Leza. Todos entregadísimos. Finalmente Dulce Decisión no entra. No ha colado el intento, una pena. El concierto termina así, con el griterío de la de Parálisis, con todo el mundo dando botes. Casi dos horas y media después de comenzado, con la sensación de que ojalá hubieran sido cuatro horas pero con la certeza de que la banda se ha vaciado completamente. Y eso no es tan habitual.

IMG_9910

Lentamente abandonamos la sala Lemon, dirigimos nuestros pasos y nuestras gargantas sedientas a la fiesta post-concierto en el Stigmata. Buenos pinchadiscos, la promesa de más Novias allí, la presencia del grupo, algún sorteo… Es el momento de agradecer a los organizadores, al grupo, a todos los implicados. Agradecer una noche perfecta. Maravillosa. Quedará en oídos y retinas por mucho tiempo. Una pena que los mañicos estos se prodiguen en directo tan poco…

0 comentarios: