THE SPIRITUAL BAT: Mosaic (Danse Macabre 2014)

4/5/14
The Spiritual Bat son Darío Passamonti (música y arreglos) y Rosetta Garrì (percusión, letra y arreglos). The Spiritual Bat (evolución de “The Spiritual Bats”, grupo que fundó Passamonti en 1992 junto a Matteo Bracaglia) , pretendía inicialmente ser sólo música instrumental hasta que Rossetta decidió ponerle letra a las canciones, cosa que personalmente agradezco porque nos hubiésemos quedado sin disfrutar de su maravillosa y potente voz que ya pudimos escuchar en Cruel Machine pero que en este disco estalla en su máximo esplendor en cada canción.


Mosaic arranca con fuerza, con la canción que da título al LP y que ya enseña desde el primer compás lo que va a ser el disco entero : potencia, mucha percusión (como era de esperar) y la increíble voz de Rosetta, que engancha desde el primer momento. Ya sólo escucharla una vez provoca las ganas de querer seguir con el disco entero.

Con Of Breath and Vells acaba de atraparte su camaleónica voz, aquí trágica y profunda en una fusión perfecta con el resto de los cuidados instrumentos, en especial con la guitarra. Y aún estás saboreando esto, cuando We are Born We live We Die te devuelve la potencia y fuerza, que no se pierde en ningún momento del disco pero que en esta canción inevitablemente despierta el gen gótico noventero y lo llena de adrenalina, devolviendo la serenidad justa después del subidón con la profunda So Proud; esta prepara la atmósfera perfecta para que con Linfo te den ganas de montarte un aquelarre (y ponerla en modo repetición todo lo que este dure), con una combinación perfecta de coros, guitarra dramática y el hipnótico sonido de la percusión esenciales para tal evento.

Siguiendo la linea, Hypnotic hace lo propio que indica su título (si aún todas las canciones anteriores no lo habían hecho); If I were a flower está llena de sonidos exóticos, siempre en perfecta comunión con los diferentes registros que es capaz de alcanzar en una misma canción la (me reitero) maravillosa voz de Rosetta, que con la fascinante atmósfera oscura que envuelve a Blown Away en una sintonía perfecta entre voz, guitarra y pasión, cierran el disco con la impresionante y sombría Death March que me gustaría que sonara en mi funeral.

En resumen, el título del disco es sin duda una descripción de lo que te vas a encontrar dentro, un mosaico de reminiscencias del rock gótico de los 80-90, con evocaciones imprescindibles a Siouxie o Christian Death, fabulosos riffs de guitarra y una percusión tan cuidada como atrayente, unidos todos en perfecta comunión con la voz y letras de Garrì, de tal manera que que sentirás unas ganas salvajes de volver a escucharlo según termina.

Texto: Chatarrera Nórdica


0 comentarios: