THE FLATFIELD: Passionless EP (Autoproducido/Gothic Music Records 2014)

28/5/14
The Flatfield no son unos recién llegados. Llevan bastante tiempo sus componentes (en diferentes formaciones locales finesas) en esto de la música. Y se nota. Claro que se nota. Desde el primer acorde percibes que no hay novatos aquí. Sin embargo, nada había oído de ellos antes de este (su) primer trabajo discográfico que reedita el sello Gothic Music Records. Finlandia siempre ha sido cuna de gran cantidad de grupos, en un sinfín de estilos pero, quizá, preponderen los “guitar-based” en sus múltiples reencarnaciones. Y eso, amigos, también se nota. Lo hace porque este Passionless (EP de poco más de media hora) está repleto de referencias cruzadas pero difícilmente rastreables. Usando un símil culinario, es de esos discos (comidas) dónde sabes que hay un montón de ingredientes pero eres incapaz de enumerarlos todos. Ni un porcentaje decente, de hecho. El conjunto es maravilloso, por supuesto. Y es que si tuviera que definir a estos cuatro tipos o, mejor, a la música que escupen, no sabría muy bien por dónde cogerlos. Tienen ramalazos postpunk, incluso afterpunk, especialmente en algunos ritmos gélidos y en la estructura de algunas canciones. Pero también rondan el gótico clásico. La voz es grave, pero no guturaliza ni imposta, o no siempre. Las guitarras son fuertes pero no excesivamente. Juegan con texturas y teclados, las canciones cambian de ritmo muchas veces… Casi progresivos, un poco postrockeros, góticos (oscurísimos) también. Incuso se puede rastrear gustos por el doom más depresivo. Y luego escuchas Eternal (el sexto corte) y esas guitarras agudas y esa sección machacona… parece de la costa oeste americana. Lo dicho, una amalgama infinita de muy diferentes sonidos, casi diría que de distintos estados de ánimo.

Todo lo dicho no deja de ser una manera de describir algo siempre (pero en este caso con más motivo) indescriptible. Todo lo dicho tendría poco valor, ninguno, si no fuera porque Passionless es un trabajo impresionante. Los siete cortes que lo llenan son a cada cual mejor, sin que me pueda quedar (ni quiero) solo con uno o dos. Diferentes estados de ánimo, diferentes estilos, diferentes texturas. Un caleidoscopio infinito de calidad increíble. La citada Eternal es una pasada llena de sentimientos de todo tipo, original y fresca, además de fenomenalmente bien ejecutada (como todo el EP, otra muestra de lo que supone la experiencia). Praise es épica, fuerte, oscura, angustiosamente bella, siniestra. Silence es el tema apertura perfecto, tormentoso, con ese ominoso teclado que lo llena todo. De vuelta a los ochenta pero cantando à là Sven Friedrich. The Witch… guitarras que traen a Mephisto Waltz a la cabeza, en el mejor momento del combo. Ritmos postpunk, voces que se arrastran en crescendos épicos sin final. La homónima Passionless está llena de sentido, atesora por sí misma todo lo que el cuarteto ofrece. Mejor escúchala. Diga lo que diga me quedaré corto. New Time es un hit absoluto. Un inicio con reminiscencias (ligeras) a los Sisters de Floodland, para luego, de la mano del teclado y del talento virar e irse por un montón de sitios. Como cuando una gota cae con fuerza, golpea algo y se multiplica en miles de gotitas que se dispersan, pues así. Shore es radicalmente diferente a la anterior, tal vez sea más estándar de planteamientos pero eso, lejos de suponer menoscabo, la refuerza. Otro estupendo tema. Un no parar.

The Flatfield (homenaje nada velado a Bauhaus en el nombre) son hoy por hoy una interesantísima propuesta musical. Confiamos en que tenga refrendo con el tiempo, porque apuntan muy muy alto. Para mí y desde ya, unos de los grandes descubrimientos de este año.

Puedes escucharlo entero:



Y ya sabes que este disco y el resto de los del sello los puedes adquirir vía Gothic Music Records o a través de nosotros. O por supuesto enviando un correo electrónico a laletracapital@hotmail.com.


0 comentarios: