NIMIO: I Am Your Satellite EP (Origami Records 2013)

15/10/13
Foto de María TrilloFoto de María TrilloNimio engaña. Empecemos por ahí. Nimio para sugerir algo pequeño, poco importante. Algo que difícilmente podrá llamar la atención, porque en su sentido último no hay ninguna pista que sugiera nada más allá de esa sencilla pequeñez insignificante. Como nombre para un proyecto (dúo en este caso) parece sugerir lo mismo. Algo sin importancia, un entretenimiento, algo casi casi de usar y tirar o por lo menos, algo que no merece un segundo vistazo. Y, veremos, es mentira. Mentira podrida que decíamos hace décadas. Nimio es el vehículo mediante el cual Josephine Ayling (es decir, el 33% de Boat Beam, que dice la promo que es una inconformista) da salida a todo lo que no puede enseñar en el trío citado. Es decir, todo lo que se aleja del pop oscurillo, preciosista, basado en melodías y voz, transido todo de belleza. Para darle entidad a ese proyecto, la australiana se junta con el bueno de Carles Guajardo (bRUNA) y, si bien es cierto que casi toda la “porción” compositiva es achacable a la Ayling, también lo es que sin la pericia electrónica del productor, I Am Your Satellite habría sido radicalmente diferente. Pero decía al comienzo que Nimio engañaba porque el resultado final no tiene nada, absolutamente nada, de intrascendente. Nada hay de banal ni en composición ni en interpretación, nada de fútil en todo lo que el EP muestra. Por eso, Nimio es engañoso. Porque transmite una sensación equivocada (hasta cierto punto) aunque si refleja la atención a lo diminuto que también era objeto en Boat Beam, el cuidado en poner el acento en lo que es tan minúsculo que podría pasar desapercibido, injustamente abandonado. Lo hace además sin falsa modestia, exquisitamente tratado, delicado y sutil. Como todo lo grande.

Little Wings abre fuego. Suave, elegantemente se desliza la voz de Josephine sobre la melodía que va tejiendo pop, encantador pop electrónico. Imposible desligarse de Boat Beam: no si cantas con esa voz. De acuerdo, son otras texturas, otro envoltorio, otros ingredientes. Pero el resultado es similar: una pieza de gran belleza artística, para escuchar tranquilo, para degustar y descubrir mil sensaciones, despacito. Give You Up ataca con más fuerza rítmica. También popera, suena más moderna, hipnótica. Para mí el mejor tema del EP. Llena de fuerza, de empaque. Los efectos acoplados a la garganta dulcísima de la Ayling, la envoltura atmosférica que le prepara bRUNA, aleja algo la canción del folk pop moderno habitual en el trío y tal vez sea ahora cuando te des cuenta de las infinitas posibilidades que tienen estas composiciones. I Am Your Satellite es más espacial, más convencional dentro del mundillo pop electrónico. No por eso, obviamente, peor. El teclado te hace coger altura y la voz, con un tratamiento que le otorga un cierto aire etéreo (valga la redundancia), ayuda también a remarcar esa sensación de espacio abierto e infinito. Sobrecogedoramente bello. Waiting empieza con la voz doblada, triplicada, reproducida en un bucle inmenso y casi sin instrumentación. Poco a poco las teclas van tomando el control de la canción, dejando atrás el aire onírico y haciendo más hincapié en la vertiente más electrónica pura, menos pop resultón. Little Wings (Alizzz & Lost Twin Remix), como buen remix es el único corte verdaderamente bailable del EP, desde la parsimonia, lejos del chunda chunda (por fortuna), dándole una vuelta de tuerca al tema original, resultando una remezcla real, de las que hacen que suene diferente, más electropop, menos suave. Distinta. Prefiero la original por una sencilla cuestión de gusto personal, pero sé reconocer cuando un remix es otro punto de vista y no una simple adición de bases. Cuando verdaderamente aporta algo.

I Am Your Satellite es un disco que, no podía ser de otra forma, se hace corto. Suele suceder con los EPs pero en este caso es especialmente palpable. Cuatro canciones (cinco si contamos el remix) por las que matarían más de dos y más de tres gurús de la electrónica actual. Con gusto además. Cuatro canciones (cinco, etc) que difícilmente dejarán indiferente a alguien. Da lo mismo que el estilo sea el “tuyo” o no. Es cuestión de sensibilidad y ante eso… Esperemos que no pase mucho tiempo antes de que Nimio se estrene en formato largo. Por fortuna para nosotros (los fans del buen gusto melómano) se anuncia nuevo disco de Boat Beam más pronto que tarde. Entretendremos (como Dios manda) la espera.


0 comentarios: