DER HIMMEL ÜBER BERLIN: Memories Never Fade (SwissDarkNights 2013)

27/8/13
Los ochenta fueron el marco para la gran explosión de la música oscura, especialmente en Reino Unido. La consolidación del movimiento afterpunk al principio de la década, el desarrollo del mismo hacia sonidos menos fríos (y menos punk) y más oscuros o la eclosión del rock gótico de guitarras que aconteció después, son hechos conocidos por todos. Posteriormente ha habido una mezcolanza de nostálgicos influidos, “copiones” sin remedio y revivaleros de todo a cien que, en muchos casos sin quererlo, han logrado que durante los últimos treinta años siempre haya habido bandas que bebieran de aquellos sonidos, puramente ochenteros. Evidentemente con mejor y peor fortuna. Pero es en los últimos años cuando emerge una nueva generación de músicos que, desde diferentes orígenes y con diferentes intenciones (mucho advenedizo suelto, mucho indie reciclado, mucho grupejo con ínfulas aupado por el New Musical Express de turno), hacen de eso que alguno tilda de postpunk su oscura bandera. Legión son. De toda esa (bendita en muchos casos) plaga, sobresalen determinados conjuntos que, por calidad, por originalidad, por creatividad o por lo que sea, van más allá de la mera recreación del cliché. Uno de ellos, de los destacados además, son el trío de Trieste (me niego al juego de palabras) Der Himmel Über Berlin. Peculiares en el reparto de instrumentos (nómbrame otros diez -que digo diez, cinco- cantantes-baterías) y excelentes en la composición e interpretación, han hecho de este Memories Never Fade un magnífico debut.

Ya desde Donau Ruf (que abre -¡y de qué modo!- el CD) dejan claro que van más allá de la influencia obvia. Añejos y modernos al tiempo, la sabia mezcla de afterpunk clásico (del bueno, del de Bauhaus por poner solo un ejemplo) con todo lo que la New Wave “nos” enseñó y las adecuadas pinceladas más puramente góticas nos arroja a la cara una “entrada en materia” excepcional. El bajo de A Sad Boy nos devuelve al siglo XXI con la inestimable contribución de las guitarras dobladas y la voz grave pero sin exagerar. Las baquetas aquí recurren a la eficacia de un ritmo sencillo pero no simple, no sé si me explico. Un tema hasta cierto punto esperanzador, lejos del gris marengo de Donau Ruf. Night Moans rompe el hechizo con un inicio más gótico que la catedral de Colonia. Angustia y rabia a duras penas contenida en los tres y minutos y medio que dura. Sin aliento, desasosegadora, profundamente épica y oscura. Con Paolo agudizando la voz y empuñando la taladradora baqueta en mano. We Dreamt To Be Happy es bastante más rockera. Las guitarras azotan como el viento y el bajo de Stefano se convierte de nuevo en protagonista, aunque todo el trío raya a gran altura. Me recuerda a la primera época de New Model Army, no tanto en el sonido, hablando en puridad, como en la atmósfera que desprende. Back to the 80’s again. Birch Forest, con un inicio en cuatro cuerdas remanente de los Lucie Cries más perturbadores (las voces de niños ayudan a ese ambiente), cambia después el tercio. Rítmica y oscura, profunda y otra vez perturbadora. Davide despelleja prejuicios con la guitarra, como repetirá en Blue Scarecrow, desde el instante en el que la sección rítmica (dominante todo el disco) le da aire. Otro tema entroncado con el pasado: la canción más canónicamente gótica del repertorio. Strawberry Lipstick sin embargo, es pura sensualidad nuevaolera, solo desentona algo la excesiva gravedad vocal, dada la envoltura instrumental y el efecto clasicón de la guitarra. ¿Discutible a estas alturas? Lo dudo. Varena me da la razón, o eso creo. Mantiene lo apuntado por el pintalabios anterior y lo desarrolla un punto. Sin exagerar, que no son Talking Heads. El ritmo casi marcial con el que comienza Eaten Up da paso a otro de los himnos góticos de Memories Never Fade. Melancolía bien entendida, elegancia… adjetivos que se quedan cortos. Sweet Dancing Butterfly me recuerda a, por increíble que resulte, Parálisis Permanente, en sus mejores momentos. Intuyo que es por la coincidencia en gustos, no se me alborote nadie. Los supera además con creces. Allumette Lucifer, que cierra MNF, es elegancia (de nuevo) por los cuatro costados. Un sentir casi de crooner de lo oscuro, de los de micrófono unidyne y traje. Una barbaridad de canción, que deja el listón altísimo, el de un CD francamente completo, original, creíble. En la mejor tradición clásica pero con un barniz absolutamente actual. Juntar ocho o nueve hits en un disco de once cortes está al alcance de muy pocos. Y en un debut menos. Espléndido presente y me atrevería a decir que gran futuro. Wim Wenders no se equivocaba: El cielo sobre Berlín es tan atractivamente (jodidamente) oscuro...

Escucha y compra: http://swissdarknights.bandcamp.com/album/memories-never-fadeo a través de laletracapital por correo o facebook.


YABANCI: Birth EP (SwissDarkNights 2013)

26/8/13
Vivimos tiempos sorprendentes (todos en general, aunque me refiera en este caso a los que nos “dedicamos” a magullarnos los oídos con música más o menos oscura). Tiempos en los que se alternan sin vergüenza alguna las ganas de gritar “¡El gothic rock ha muerto!” y “¡Viva el gothic rock!”. Sorprendentes y difíciles, ya digo. Vivimos escuchando un alud de bandas que copian lo que se hacía en los noventa (como ya pasó antes con los ochenta, por supuesto) mezclado con un puñado de otras que se esfuerzan en, asimilando lo que el pasado nos dio, marcar con sangre y fuego su propio camino, influido sí, pero no calcado. Vivimos, pues, separando, discriminando, cribando, para llegar a la esencia, para poder quedarnos con lo que realmente merece la pena. No para vosotros, amados lectores, que ya sabéis separar solitos lo interesante de lo que no lo es, para mí mismo; para no enloquecer entre la maraña de “novedades”; para no perderme nada de lo fundamental; para no dejar pasar algo de lo que luego arrepentirme. Digo todo esto (sabéis de mis excesos verborreicos) porque verdaderamente el primer EP de los italosuizos Yabanci me ha dejado algo perplejo. Reconozco que había oído algo aquí y allá (bandcamp, etc) y me habían parecido más de lo mismo. Reconozco que me equivocaba.

Lo primero que llama la atención (superada la impresión causada por la asunción del error), ya con el CD habiendo sonado un par de veces en el equipo, es la voz femenina, habitual en algunos subgéneros musicales que nos ocupan pero realmente “extraña” en el gothic rock purista (esos machotes de barítono registro, esa testosterona de sombrero al micro). Lo segundo es el cuidado en las letras y en las melodías, en cómo se superponen los diferentes instrumentos, en las texturas que logran crear. Lo tercero: lo mucho que se puede decir en sólo siete temas. Vamos con ellos. El EP lo abre la instrumental que da nombre a todo el trabajo: Birth. Las evocadoras guitarras, los bajos pulsantes, la épica, la atmósfera… Canónica y me quedo corto. Estupenda y también me quedo lejos de lo que supone el propio tema. Desde luego, enseña a la perfección por dónde discurrirá todo el CD. La guitarra que abre Ars Nova también te lleva de inmediato a la máquina de humo y las guturales gargantas. La batería humana (Klark se llama el culpable) y el gusto por el afterpunk clasicorro de la vocalista (Ladyghost ama sin duda a la reina de los banshees por más que la reverb quiera negarlo un poco) rompen afortunadamente el “hechizo”. Ya con el tema en plenitud, su desarrollo reafirma lo dicho: clásicos si, actuales y lo bastante diferentes para mantener la originalidad, pues también. The Covenant. Ignorando el parecido inicial con temas archiconocidos, hay que decir que atesora todo lo que hace (así lo creo) eterno el estilo elegido por el cuarteto: las guitarras soportando y coloreando (espléndido el trabajo de Valerio) el grueso trazo marcado por bajos y baquetas (Shino da fe de nuevo de que infravalorar la importancia de las cuatro cuerdas es, como poco, un atrevimiento obsceno), el dramatismo vocal dando réplica exacta… The Bless pasa por ser el tema más siouxsiano de Birth. Probablemente (además de la armonía vocal) por el bajo desbocado y la batería desatada. Afterpunk del bueno. Del muy bueno diría yo. Frío, oscuro, iracundo… Grandioso tema. Fear es mucho más melancólica, no abandona la época en la que se mira la anterior, pero la lleva un poco más allá, expone más tristeza que otro sentimiento cualquiera. No exenta de fuerza, no obstante. The Absolute, evocador sueño. Delicadas guitarras anticipan algo que no termina de romper del todo. La voz ensoñada compite por el protagonismo del tema. Más lenta, más desgarrada, contenida. Last Page, grabada en directo, enseña un poco por dónde van los tiros de la banda sobre el escenario. En poco más de dos minutos y medio muestra que todo lo sugerido se desarrolla igual de bien sin artificios de estudio (no los necesitan). Confío tener oportunidad de confirmarlo cara a cara lo antes posible.

En definitiva, Birth es un primer disco y se nota. Por ejemplo, se nota en la ilusión y la frescura que transmite. Sólo eso ya sería una buena razón para comprarlo. Pero es que además de ilusión y frescura, Birth es un conjunto de canciones muy bien hechas y trabajadas, clásicas sí, pero lo bastante originales como para tener en cuenta a Yabanci en ese grupito de bandas que decía al principio que no hay que perderse, en ese puñado de elegidos que vertebrarán la escena en el futuro. Eso sugiere este muy buen debut. Y yo que casi me lo pierdo…

Escucha y compra: http://swissdarknights.bandcamp.com/album/birth 
O a través de laletracapital por correo o facebook


LEBANON HANOVER, SEPTIEMBRE EN MADRID

22/8/13



NOMADA SESSIONS 008: HAPPY BIRTHDAY BILLYPHOBIA!

13/8/13


ONIRIC: UNA ENTREVISTA CON LOS MANIQUÍES

11/8/13
Para quien aún no conozca a esta banda, Oniric es una formación italiana integrada por Carlo de Filippo, Gianvigo (Gianpiero Timbro) y Simona Giusti.
Oniric nace de la amistad entre Carlo y Gianpiero, y su música, enriquecida por la etérea voz de Simona, parece encajar en el ideal escapista de los maestros del romanticismo: es macabra, melódica, evoca ensoñaciones y recuerdos. Lo caduco y decadente, lo etéreo y el pasado perdido están siempre presentes en sus temas, y en su último álbum (“Mannequins”, Caustic Records 2013), Oniric se viste de una independiente mezcla instrumentos acústicos y sintetizadores que nos emborrachan en una feria de sentimientos y remembranzas.


La actual discografía de Oniric cuenta con los siguientes lanzamientos:
2006 - Suggestioni (EP)
2006 - Destroy Paranoia (Single)
2007 - Blessing (Single)
2007 - Destroy Paranoia (Single)
2008 - Boulevard Cinéma (EP)
2009 - Cabaret Syndrome (full-length)
2013 - Mannequins (full-length)

Laletracapital me propuso remitirles una entrevista, de cara a saber un poco más de ellos y ofrecer alguna luz sobre preguntas que algunos nos hemos planteado con el lanzamiento de su último álbum. A continuación transcribo mis preguntas y sus respuestas, con toda mi gratitud por haber atendido nuestra petición. Espero que disfrutéis con ella.

1. Hola y muchas gracias por atender a esta entrevista. Lo primero, felicitaros por vuestro último trabajo, Mannequins. Por lo que sabemos, Oniric nace de la amistad entre Gianpiero y Carlo. ¿Qué ha cambiado desde que empezasteis a colaborar hasta el momento presente?

Gracias por tu interés y por tomarte el tiempo de escuchar nuestro trabajo. La génesis de Oniric nace de un encuentro musical en lo que ya era una amistad entre nosotros; todo surgió de una forma tan natural que en el momento no nos dimos cuenta de lo que estaba aconteciendo. De hecho, hoy en día sigue siendo así, como si en todo momento viviésemos nuestro primer encuentro creativo.


2. Tras el gran álbum que supuso Cabaret Syndrome (Caustic Records, 2009) han pasado ya cuatro años. Cuando muchos grupos editan álbumes cada uno o dos años, ¿a qué se debe que hayáis invertido tanto tiempo en el vuestro?

En realidad, durante estos años nunca abandonamos la fase de la composición, pero por una serie de compromisos laborales y de organización sólo hemos sido capaces de iniciar la producción en el último año. Esperamos poder acortar el tiempo de cara al tercer álbum.


3. Para los que aún no han escuchado vuestro último disco, ¿qué diríais que hace a Mannequins diferente de vuestros anteriores trabajos?

Personalmente, creemos que no hay grandes diferencias con el anterior trabajo, y aunque las piezas muestran una cierta madurez artística, el trabajo ofrece puntos de intersección con la línea onírica inicial que emprendimos en el pasado.


4. Al escribir la pequeña reseña que encabeza esta entrevista me ha resultado imposible describir vuestro estilo. Veo tintes de Dark Cabaret, Folk, Darkwave, Pop Noire… la cuestión de las etiquetas es engañosa y estoy seguro de que habréis respondido a esta pregunta anteriormente; ¿sentís que se pueda definir vuestro sonido utilizando algún estilo musical?

En efecto, con el paso de tiempo se han aplicado las más diversas etiquetas a Oniric, y nosotros mismos tenemos problemas para definir nuestro estilo. Realmente, las innumerables obras que nos han influenciado exceden los diferentes géneros musicales y épocas; y de la misma forma no nos preocupa en absoluto delimitar Oniric en un género específico, lo que nos hace más libres de "jaulas" que a menudo llevan a sacrificar el componente artístico de forma individual.


5. Escuchando vuestra anterior formación, Disturbing Baptist & The Mongoose, contemplo que habéis abandonado el sonido puramente sintético. ¿Vais a mantener este proyecto en paralelo o se trata de un experimento que habéis abandonado?

Es también un proyecto paralelo de esencia nostálgica, en el que nos hemos dedicado a otro tipo de sonidos y experimentación, pero seguimos teniendo la intención de producir una versión de manera oficial tan pronto como tengamos la oportunidad.
 

6. Me ha sorprendido que en la red, y en concreto en vuestros canales de youtube encontramos temas dispersos, de cada uno en solitario o pequeñas colaboraciones. 

Se trata de trabajos puramente personales que nos gusta compartir la red, como un diario en el que escribir sentimientos, estados de ánimo de los momentos especiales: nosotros preferimos hacerlo musicalmente.


7. Por conocer vuestras influencias, ¿qué música escucháis últimamente? ¿recomendaríais algún álbum que estéis escuchando?

No tenemos bandas de referencia específicas que hayan influido en nuestra música. Los grupos que escuchamos son muy variados y nos influyen principalmente bandas sonoras de películas.


8. Respecto a vuestra vida diaria; ¿os gustaría dedicaros por entero a la banda, o es este un proyecto que os gusta compaginar con otras profesiones o con vuestros proyectos en solitario?

Sería una maravilla poder dedicarse por completo a la música, pero para nosotros sigue siendo una vía de escape de la vida cotidiana, teniendo en cuenta nuestros compromisos de trabajo, por lo que intentamos mantenemos activos los diferentes escenarios de nuestra vida diaria.


9. Hay una pregunta que no puedo dejar en el tintero. En la apertura de Mannequins nos encontramos con “Mannequin”. Cada vez que escucho este tema, inevitablemente me veo desplazado a una feria, deslumbrado por las luces y con un terrible sentimiento de estar escapando o persiguiendo a alguien. Del ambiente circense, en temas posteriores evocáis la guerra ¿Es quizás Mannequins un disco conceptual, hay alguna idea que los temas escogidos comparten en el fondo? 

Mannequin contiene una mezcla de sensaciones opuestas como introducción para el álbum, partiendo de la fiesta con el sonido de las campanas y la música de una orquesta saltamos a una sirena que de improviso provoca preocupación. No se puede hablar de un verdadero disco conceptual, pero el tema de la guerra, el odio surgido de ella y amores imaginarios se repiten a lo largo de la obra. El trabajo ya se inició con Cabaret Syndrome y continúa en este segundo acto.


10. Mannequins parece a veces la banda sonora de una película aún no grabada, de una obra de teatro que ya se ha olvidado. Cada canción se asemeja a una escena, y muchas veces el contraste entre un tema y el siguiente evoca directamente a un fundido a negro. Al escuchar el disco me preguntaba ¿sóis cinéfilos? ¿hay alguna influencia directa del cine, o quizás de la literatura sobre este album?

Somos unos verdaderos apasionados del cine y la literatura, y esto sin duda se refleja mucho en la música, y a veces nos lleva a imaginar nuestras composiciones en la proyección de una película . También es la razón por la que normalmente en nuestros directos tenemos la costumbre de proyectar viejas películas (en muchas ocasiones del cine mudo) acompañadas de nuestras notas.


11. Debéis sacarme de una duda. Little James y Requiem for a soldier. ¿Cuál de estos temas nació primero, y por qué aparecen casi seguidos en el disco?

Little James fue compuesta primero y, sucesivamente, de forma espontánea surgió el tema instrumental y decidimos introducirlo como tema, como una variación del anterior.


12. He leído la posibilidad de que reeditéis algún trabajo previo, en concreto el maravilloso EP Suggestioni que actualmente ofrecéis en vuestra web. ¿Hay algo de verdad en esto?

Reelaborar un trabajo pasado inevitablemente significaría violar su entidad, sus características primitivas, arrastrándolo a un contexto contemporáneo en el que podría resultar extraño. Le tenemos mucho afecto a nuestro primer EP, y, por el momento preferimos recordarlo y dejarlo en su lugar, completamente en su esencia original, aunque no excluímos revisitarlo en el futuro.


13. Al seguiros, veo la importancia que habéis dado a vuestros directos, participando en multitud de festivales internacionales. ¿Disfrutáis ofreciendo música en directo, o esto se debe más bien a promocionar vuestro trabajo? 

En los últimos años se nos han presentado múltiples oportunidades de tocar en el extranjero, incluso en eventos de gran importancia, lo que ha sido muy gratificante para nosotros. Siempre es emocionante tocar ante un público a muchas millas de nuestra tierra natal, en diferentes contextos y diferentes escenarios, y estas eventuales placenteras sensaciones se muestran como un verdadero alimento para el alma e inspiración para nuestro trabajo.


14. Por otro lado, ¿qué tipo de local escogeríais: un teatro o pequeña sala de música, o más bien un local de grandes dimensiones?

Los locales del tipo de teatros o apartados, íntimos, son los que que sin duda preferimos, con el fin de que nuestras notas pueden ser mejor recibidas y disfrutadas por la audiencia.


15. ¿Pensáis llevar a cabo una gira próximamente? ¿Pasará esta por España?

Estamos planeando varias fechas para el otoño \ invierno. A menudo consideramos una hipotética visita a España, ya que es también el hogar de nuestra etiqueta Caustic Records, por lo que esperamos ser capaces de llegar a las costas españolas, ¡tan pronto como sea posible!


16. Estoy seguro de haber dejado muchas preguntas en el tintero, así que por último, ¿os gustaría añadir algo, decirle algo a vuestros seguidores?

Gracias a tí por la entrevista, y tanto a los que nos llevan siguiendo tiempo en este viaje como a los que opten por seguirnos, aprovechamos esta oportunidad para anunciar el video oficial del single ‘Found Love in a Pain(t) [you make me feel]’ en la siguiente dirección: https://www.youtube.com/watch?v=pGIGNVgVPDA

Saludos oníricos!



Enlaces de Interés 
Página oficial www.oniricband.org
Caustic Records www.causticrecords.com/productoi.php3?referencia=oniric
Facebook www.facebook.com/oniricofficial?fref=ts
Twitter twitter.com/oniricofficial
Canal Youtube www.youtube.com/user/OniricOfficial
Youtube Gianvigo www.youtube.com/user/gianvigoweb
Youtube Carlo www.youtube.com/user/nocturnalprelude



Texto: Alec
Fotos extraídas de www.oniricband.org
Gracias al gran Marco Delle Monache por su corrección de las traducciones


II FESTIVAL MELODIAS DE SOMBRAS

10/8/13