STILL PATIENT? DESDE LAS CENIZAS O MÁS ALLÁ

25/6/13
En la música está más que demostrado que todo es cíclico, las bandas desaparecen y vuelven años más tarde, incluso demostrando una inspiración y unas ganas que no tuvieron en sus etapas doradas. El caso es que, últimamente, las reuniones de bandas góticas clásicas renovadas están a la orden del día. Es el caso de los alemanes STILL PATIENT?. Tras su exitoso concierto en el Wave Gothic Treffen 2013, nos hemos puesto en contacto con su cantante Andy Koa, para que nos cuente con detalle todo lo relacionado con esta vuelta a los escenarios de una de las bandas más punteras del gothic rock de los 90 en Alemania. 





Espiritu: En primer lugar, y sobre todo para los más jóvenes, cuál fue la razón principal para formar STILL PATIENT? y cuáles fueron las primeras influencias de la banda? Recuerdas alguna banda o estilo en particular?


Andy Koa: Cuando era adolescente entré en contacto con un montón de diferentes estilos musicales, pero mayormente te quedas atrapado con uno que realmente te apasiona. El primer contacto con el llamado rock gótico fue cuando me llegó una cinta con algunas canciones de Joy Division, The Cassandra Complex y por supuesto los Sisters of Mercy. Después de eso, busqué más música similar y también quise conocer más gente como yo, que vistieran de negro. Así que fui a algunos clubs y finalmente encontré a Th.Kraniny, nuestro guitarrista original, así que decidimos hacer la música que nos gustaba, aunque ninguno de los dos sabía ni de lejos tocar ningún instrumento. Pero así es como comenzó, primero como dúo y luego evolucionó para ser STILL PATIENT? al principio de los años 90.


E: ¿Cómo ves la escena oscura alemana desde 2013 retrocediendo en el tiempo? ¿Ves muchas diferencias con el paso de los años?

AK: Tengo que confesar, y creo que la mayoría de los miembros de STILL PATIENT? estarán de acuerdo, que no tenemos una visión tan cercana de lo que sucede hoy en día en la escena, sólo tenemos algunas ideas de otras personas o bandas que nos cuentan que es bastante diferente y más difícil ahora. Yo personalmente no escucho mucha música gótica, tampoco lo hice nunca en aquella época. Siempre me he inspirado en todo tipo de géneros, al igual que hoy en día.
Lo que parece ser aún un desafío, al igual que en el final de los años 90, cuando el rock gótico se consumió, el tipo de música que parece atraer a una pequeña minoría en la escena, y ésta se volvió mucho más compleja, con diferentes estilos y sub estilos. En los años 90 hubo rock gótico, EBM, Neofolk, la new wave y tal vez un puñado de sub estilos, Hoy tenemos docenas de estilos, en especial en la ropa. Y cuando empecé a unirme a la escena había un cierto estilo de vida que fue degenerando.


E: STILL PATIENT? solía tocar en los principales festivales de Europa, pero especialmente en Alemania y Reino Unido. ¿Cómo fue ser parte del negocio en aquellos tiempos? ¿Habéis tenido trabajos "normales" o dedicabais todo el tiempo a ser parte de STILL PATIENT?

AK: (Risas) ¡Eso habría sido genial! Aunque parezca que tuvimos bastante éxito, no ganamos suficiente dinero para renunciar a nuestros trabajos “normales”. Cuando empiezas en tu primera banda cuando eres un adolescente, siempre sueñas con ser independiente y dedicar todo tu tiempo a hacer música y dar conciertos. Pero la realidad es bastante desagradable...


E: La mejor etapa de la banda incluye los 2 primeros discos, "Salamand" y "Cataclysm" (que contienen la mayor parte de los clásicos grabados por SP?) ¿Qué cambió entonces después de la época dorada tras esos dos discos?

AK: No eres el primero en hacer esta pregunta, pero nunca tuvimos la sensación de que algo hubiese cambiado. Lo único que cambió fue el equipo y las posibilidades de grabar nuestras propias canciones en casa.
Después de tener un montón de problemas con la producción de Cataclysm, nos preparamos para hacer todo lo que pudieramos nosotros mismos.
Tal vez las influencias musicales variaron un poco nuestro estilo, pero como he dicho, nunca fue nuestra intención hacer algo diferente de todo lo anterior.



E: "Demondive" fue el último lanzamiento en los años noventa, que supuso como una especie de cambio hacia el "metal industrial", estilo que fue creciendo más rápido al final de los años 90 ¿lo ves como una evolución natural del sonido clásico del rock gótico, o incluso fue un modo de tratar de tentar a un público nuevo con el fin de sobrevivir como banda "dark"? ¡Creo que hay un montón de grandes canciones en ese disco!

AK: ¡Gracias! Siempre hemos estado impulsados por nuestros gustos musicales, y así fue como decidimos cambiar el sonido de STILL PATIENT? porque el Gothic Metal se convirtió en la influencia más grande para nosotros. Y a veces tienes esa idea divertida de que se pueden cambiar los estilos sin ningún tipo de problema, simplemente porque te gusta. Pero al final nos dimos cuenta de que era una mala idea, y la mayoría de las canciones de Demondive no funcionaron como pensábamos que lo harían. Sonaban diferentes, pobres y mostró un poco la ruptura de STILL PATIENT?. Tras darnos cuenta de esta triste realidad estaba bastante claro que este sería el ultimo disco y que STILL PATIENT? se disolvería poco después del lanzamiento.
Después nos reunimos, decidimos no recurrir a este tipo de sonidos más, sino recogiendo las influencias que teníamos antes de “Demondive”. Hablando claro: No íbamos a hacer gothic metal nunca más.


E: ¿Qué pasó después? ¿Decidisteis separaros como banda, o fue simplemente aburrimiento sobre el cambio de tendencia en la escena underground?

AK: Nos separamos porque después de todos estos años ya no podíamos funcionar como una banda. La gente cambia y también lo hacen sus expectativas. Después de la ruptura la mayor parte de los miembros encontraron nuevas fuentes de inspiración en otros géneros y perdieron contacto con la escena underground.


E: ¿Cuándo tuviste la idea de volver a reunir a STILL PATIENT?

AK: En 2009 hice un largo viaje en coche y me llevé toda la discografía de STILL PATIENT?. Después de escuchar las canciones de nuevo tras muchos años pensé que teníamos algunas canciones realmente buenas, pero en una calidad muy inferior en comparación a las producciones de hoy en día. Y tampoco nunca estuvimos satisfechos con las producciones de los CDs. Con un poco más de experiencia en producción y mezcla pensé que estaría bien regrabar algunas canciones para ver si todavía funcionaban. Así que llamé a los ex miembros y les conté mi idea – lo cual llevó mucho tiempo solo para encontrar una fecha para reunirse y hablar de ello. Tras esto, empezamos a trabajar en MASCARA OSIRIS.
Debido a la falta de tiempo, todo quedó parado durante algunos años más hasta el año 2012, en el que por fin quería reiniciar la banda de nuevo. En ese momento, estaba claro que no todo el mundo iba a ser parte del proyecto nuevo y que tampoco íbamos a hacerlo sólo para unos conciertos, sino para escribir nuevas canciones y lanzar un nuevo álbum.


E: Actualmente ¿sois la formación original o tuviste que buscar nuevos miembros?

AK: Debido a que Th. Kraniny no pudo continuar más con SP?, tuvimos que buscar un nuevo guitarrista. Unos años antes yo estaba en una banda con Guido en el bajo y siempre me gustó su actitud y comprensión musical. También tocó en una banda con Pogue-o en la guitarra y así que les pregunté si les gustaría unirse a nosotros, y aceptaron. La historia es divertida, ya que ellos tocaban en una banda de rock gótico llamada Giants Causeway y también hicimos algunos conciertos juntos en los 90. Hedge Kaluza se unió a nosotros por un corto período de tiempo, pero tuvo que dejarlo por falta de tiempo. También tuvimos un batería durante algunos meses, pero decidimos volver a las cajas de ritmos.


E: Me ha encantado ver a STILL PATIENT? de nuevo en el escenario durante el festival W.G.T. en Leipzig. ¡Estoy seguro de que ese concierto os trajo buenos recuerdos y os reencontrasteis con muchos viejos amigos! ¿Qué ha cambiado después del show de Leipzig para seguir haciendo conciertos, la composición de nuevos temas, buscar un sello discográfico que os lo edite, etc?

AK: Fue un gran día, nos lo pasamos muy bien. Nos encontramos con un montón de gente y amigos que no habíamos visto durante años. El público estuvo fantástico y había incluso algunas personas entre el público, que estuvieron en el concierto que dimos hace 14 años en el mismo sitio. No fue inmediatamente después del concierto, pero nos hicieron después algunas ofertas para hacer conciertos por toda Alemania. Ya trabajamos en algunas nuevas canciones antes y ahora podemos seguir con un espíritu renovado tras ese concierto.



E: En realidad hay una especie de revival del rock gótico más clásico, que está trayendo bandas que todo el mundo parece estar interesado en volver a escuchar y ver encima de los escenarios, ¿hay algún "comeback" que tengas especiales ganas de ver?

AK: Siempre me gustaría ver algunos de mis viejos héroes encima de un escenario, y algunos de ellos todavía lo hacen realmente bien, sin embargo otros están completamente acabados. Por mucho que me guste escuchar sus clásicos, también me gustaría escuchar algo de material nuevo. Es siempre una cuestión de opinión, pero sigo sin escuchar mucha música gótica, y los demás miembros de la banda tampoco lo hacen. Quise ver algunos grupos interesantes en el WGT en Leipzig, pero lamentablemente tocaban a la misma hora (NDR. cosa que suele pasar a menudo).
He oído que la escena gótica está bastante muerta y algunas bandas, tanto nuevas como viejas están tratando de levantarlo de la tumba. Creo que se necesita una gran cantidad de esfuerzo para hacerlo aflorar de nuevo, como en los años 90, pero hay un buen montón de seguidores abriendo su corazón a este tipo de música. Esperemos que este revival no sea sólo una moda efímera. Nosotros es que no pensamos en géneros, hacemos lo que nos gusta hacer y si el público piensa que podríamos encajar en ese cajón del rock gótico, pues está bien para nosotros también. Parece que actualmente el gótico es una palabra de seis letras en el Reino Unido, por lo que tal vez ahora lo que hacemos sería nuevo post-punk, es sólo una cuestión de definición.


E: ¿Todavía compras CDs en la actualidad o prefieres plataformas como Spotify, iTunes, etc?

AK: Depende. Algunos de nosotros somos coleccionistas y seguimos prefiriendo tener un CD en las manos y leer un libreto ingenioso. Otros prefieren comprar descargas. Para mí la radio en Internet es un gran invento, pero me evita tener que comprar CDs también.


E: Es muy pronto para decirlo aún, pero hablando de conciertos, lanzamientos, público, ¿qué esperas de esta nueva etapa de STILL PATIENT? Por ejemplo, ¿tenéis planeado quizás una reedición de los antiguos discos, tal vez como un digipack, caja, etc?

AK: Sin duda, es demasiado pronto para saber donde nos va a llevar todo. Acabamos de empezar de nuevo hace unos meses y pasamos la mayor parte del tiempo ensayando canciones antiguas para nuestro concierto especial en el WGT. Ahora nos estamos centrando más en la composición de nuevas canciones y hacer buenos conciertos ante un público entusiasta. Y espero que podamos editar nuevas canciones el próximo año.
También hemos pensado en volver a grabar algunas canciones viejas, pero esto no era la idea inicial y no va a suceder en un primer momento, aunque puede que lo hagamos, después de editar nuevo material.
Las reediciones de los álbumes antiguos son demasiado caras, pero puede que funcione como una recopilación de nuestro mejor material.


E: ¿Podrías contarnos algo sobre tu proyecto en solitario que contiene material grabado en el 2005? ¿Fue hecho como un nuevo proyecto en solitario o pertenece a la época de SP?

AK: Una de las principales razones por las que quería reformar a STILL PATIENT? fue, porque me di cuenta de que en cada propuesta musical que empecé, no importa si escribía canciones para mí mismo o con otra banda, siempre estaba sobrevolando el espíritu de SP? .Después de la separación de STILL PATIENT?, en 1999, escribí algunas canciones por mi cuenta y seguí hasta el año 2004 cuando estuve con mi primera banda real llamada Anodyne-29. Yo no quise desechar estas canciones, así que las grabé en nuestro propio estudio. Básicamente, estas canciones no están muy lejos de STILL PATIENT?, sólo que con menos guitarras, pero con un ambiente similar.


E: Bien, para terminar esta entrevista como debe ser, ¿hay algo que quieras decirles a vuestros fans españoles (que todavía seguimos por aquí después de todos estos años) ;-) que estén leyendo esta entrevista?

AK: Estamos muy contentos de ver que todavía hay un montón de gente disfrutando de lo que hacemos. Esperamos veros a todos pronto en algún concierto. Nunca tocamos en España, por lo que sería un viaje interesante para nosotros también. En plataformas como Facebook es muy fácil que nos dejéis vuestros comentarios, por favor hacerlo, al igual que nuestra página de Facebook, y así estar informados de todas las novedades en torno a STILL PATIENT? ¡Gracias a todos por estar con nosotros durante todos estos años! ¡Muchas gracias!


Texto: Espíritu
Fotos: Cortesía de Still Patient? 

Live Photo: Ben Blaschke www.Livephotographie.de

THE COG IS DEAD: Full Steam Ahead (Timeship Records 2013)

¿Qué es el steampunk? Me preguntas mientras fijas en mi máquina de vapor tu decimonónica pupila. ¿Qué es el steampunk? Pues ni idea, oyes. Intuitivamente es un estilo fundamentalmente estético, una etiqueta que engloba el amor por la ciencia ficción clásica, la literatura de anticipación, la Inglaterra victoriana y la Revolución Industrial. Es decir, máquinas de vapor, Jules Verne, viajes en globo, relojes e inventos antiguos, etcétera, etcétera. Eso, en cuanto a las “pintas” e influencias. Musicalmente, parece que debiera ser una escisión del punk, pero lo cierto es que salvo excepciones como los británicos The Men That Will Not be Blamed for Nothing, el punk como referente brilla por su ausencia. Los americanos (de Florida) The Cog Is Dead, están un poco en esa línea: el juego incluye una historia que los convierte en un relojero, su mejor amigo y benefactor, un mecánico y un piloto que se convierten en viajeros del tiempo (vienen de 1893) y llegan hasta aquí para contárnoslo. Lo hacen, de momento, en los dos discos que han publicado: Steam Powered Stories de 2010 y el que nos ocupa, Full Steam Ahead, que salió a la venta a finales de mayo.

¿Qué nos encontramos en la casi una hora que dura? Pues un poco de todo. Melodías pop, aires retro, rock’n’roll, algo de folk y sobre todo una explosión de creatividad, frescura y gusto por lo bien hecho. Prepare For Adventure hace exactamente eso, no deja de ser una intro (no formalmente) en la que coinciden todas las señas de identidad que luego irán desarrollándose en el LP: las armonías vocales, las influencias pop y folkies, el r’n’r clasicote… Señas que crecen exponencialmente en el segundo corte, The Iron Horseman. De nuevo se apoya en la armonía vocal, en el ritmo (cercano incluso al ska a ratos), en los efectos de la guitarra… para lograr una pieza de lo más pegadiza. The Toy Soldier rompe un poco el ambiente festivo con el inicio de piano y el deje cabaretero que llena toda la canción, ésta más pegajosa que pegadiza. Burn It Down, sin embargo, es mucho más percusiva y rockandrollera. Recuerda un poquillo (sin exagerar) al country oscuro este nuevo americano mezclado por increíble que parezca con el Lovecats de los Cure (probablemente el bajo-contrabajo tenga mucho que ver). Pero sin perder la compostura ni el estilo de los de DeLand. Las letras, que aún no me he referido a ellas, elaboran muy curradas historias sobre diversos personajes, como si de una colección de “cuentos” se tratara. Burn It Down no es excepción. Darla Dawn the Automaton retrotae unos cuantos años el sonido. La guitarra convertida en banjo, la percusión añeja, el juego de voces… todo muy de siglos pasados. Danger On The Dance Floor empieza casi como un tango. Recuerda en algo a proyectos melodramáticos tipo Adrian H & The Wounds, pero con un toque diferente, aunque coincidan en el gusto por el drama. Savior of the Skies es un corte más intimista, donde la instrumentación crea el marco adecuado para una narración ciertamente triste. Melancolía épica, unos toques de contenida rabia y un fondo desesperado. Un gran tema. The Ballad of Stuart the Sailor parece una canción de trovador, te imaginas un pasacalles sin mayor problema. Divertida, es el contrapunto perfecto de la anterior; callejera, apetece ver como la desarrollan en directo, con la “batalla” entre personajes, a diferentes voces y el aire juglar que tiene. My Metal Boy vuelve al tema del autómata, un poco en la línea de Coin Operated Boy de los DDolls, pero con un aire mucho más triste, más de soledad llevada mal. Estupenda canción también. Y ya van unas cuantas. Sorrow on the Rails cambia completamente. Muy folclórica, no sé si de los Balcanes o de Rusia, pero vamos, ya me entendéis a qué me refiero. Es un tema muy bailable y festivo, muy de juerga. Opuesto a My Metal Boy completamente. Doctor Franklyn retoma las influencias “jamaicanas”, aunque por suerte no profundiza en ellas demasiado. Aún con ello es uno de los cortes que me parece menos interesantes de todo el CD, aunque no haya ninguna razón concreta para ello, simplemente me gusta menos. The Voyage Home es la penúltima canción. De nuevo una narración, de nuevo medio tiempo. Delicada, etérea casi a ratos, levanta un tanto el relativo mal sabor de boca de la anterior. Otra tonada festiva pero con trasfondo. Bailable pero profunda… Para terminar el viaje con Prepare For Adventure Reprise, que es exactamente lo que anuncia el título, una revisión de la primera, cortita, pero que ciertamente no aporta demasiadas novedades a la dicha. Esconde sorpresa, no obstante, en forma de canción escondida. No diremos nada sobre ella, por aquello de mantener la sorpresa.

Entonces, ¿qué es el steampunk? Pues sigo sin saberlo. Pero si se parece a lo que hacen The Cog Is Dead, mola. Ya lo creo que mola.


CARTELÓN PARA LA SEMANA GÓTICA DE MADRID 2013. IMPERDIBLE

18/6/13

Próximamente, más información.



LO NUEVO DE OPIUM TEA: LA CASA DEL ESPEJO




Nuevo adelanto de lo que será su primer álbum. Estad atentos, sale en breve.


RITUAL REAPER: Plague-Ridden Kingdom EP (Night Tripper Records 2013)

13/6/13
Cuando el gran maestre del gótico guitarrero me habló de Ritual Reaper me puso sobre aviso: “igual son demasiado metálicos…”. También me comentó que venían de las cenizas de Malaise y que les prestara una oreja. Hay indicaciones que no pueden (no deben) ser obviadas, por tanto, me solté la coleta, forcé mi mueca bucal hacia abajo y me puse a ello. Ritual Reaper son un trío sueco, de Uppsala (hay que ver todo lo que surge –todo muy bueno, por cierto- últimamente de Escandinavia). Tienen a bien definir su sonido como Occvlt Gothic Rock, quiera decir eso lo que quiera decir. En su página de Facebook no citan a nadie como influencia, no dan mucha más información... Pues vale. La portada del EP o el aspecto de la banda no pueden ser más “metálicos”, aunque ellos mismos advierten de que nadie debería incluirles en ningún género que se apellide extremo. Cuesta creerlo viendo lo dicho aunque imagino que viniendo de ellos habrá que hacerles caso, ellos sabrán. En cualquier caso, en lo que concierne a artes en general (en la vida, en el resto de la vida, también, pero es otro tema), siempre digo que es imprescindible apartar prejuicios para llegar a un mínimo conocimiento. Si nos fijamos en los títulos: Annunakis, cabras, diablos… Bueno, dejemos eso y vayamos a lo importante. Y es que de nuevo la realidad me da la razón (bueno, a mí y a todos los que piensan así, clarostá, que son legión). Por dentro, Plague-Ridden Kingdom contiene cinco temas de parecidos elementos y sonido contundente. Cinco temas de guitarras, a ratos durillas, pero ni por asomo tan “heavies” como parecía viendo, por ejemplo, la nombrada portada. Incluye igualmente, con gusto, bastantes teclados que suavizan todo, que colorean las canciones modernizándolas, por qué no, no está reñido un instrumento con los otros, si tienes dudas, vuélvete a Alemania en los noventa.

Cold Evil (Megaton Aftermath) es el primero de los cinco trallazos del EP. Llama la atención desde el primer momento lo “redondo” del sonido. Se nota que aunque sea el debut del grupo como tal, no estamos ante tres jovenzuelos que empiezan sino ante tres músicos experimentados que saben perfectamente lo que hacen y cómo quieren sonar. Gótico de guitarras y voz profunda, no demasiado forzada, del de toda la vida, del de los bajos ardientes y la batería contundente. Del de los cambios de ritmo, la épica y la pura fuerza oscura. De ese, si, de ese. Que tiene detractores, por descontado, pero también incondicionales. Yo mismo, ni de los unos ni de los otros, pero ese es otro cantar. Las reminiscencias, las consabidas: menos endurecidos que unos Secret Discovery (por decir alguno), pero más que los habituales del género. Un tema, claro, tremendo, con la virtud y el defecto precisamente en ese adjetivo. Pasemos al siguiente, Devil Ritual. Comienza instrumental, apoyado en abrasivas cuerdas y un ritmo complejo y machacón. Para cuando entra la voz, ya deberías estar rendido al sonido del trío. Si no es así, o eres de otra pasta o no tienes sangre que hierva. Deja el EP éste, que te vas a hacer daño y vete a por otra cosa. Toda la pieza mantiene la épica de Cold Evil, pero la melodía es completamente diferente; mantiene el “centro” de transición pero no da respiro en cuatro minutos y pico. Casi puedes saborear el humo, ver la pose, más allá del micro, vibrar con esa endiablada guitarra. Ancient Annunaki es bastante más tópica, tanto en música, como en la letra (que habla de lo que habla). El teclado al mando, con los guitarrazos por encima y la voz, la impresionante voz, llevándote por dónde quiere. Un himno en toda regla, tal vez la canción que más me recuerda a los grandes. Golden Goat empieza dando la sensación de que esto ya lo has oído un millón de veces. Y sí, desde luego no es un dechado de originalidad, casi nada en el gothic rock más pata negra lo es. Todos beben de los mismos sitios, todo está inventado. El desafío (aparte de estar en hacerlo bien, que se da por supuesto) es tal vez mantener una personalidad propia en un estilo que lleva treinta años siendo lo que es. Y ahí Ritual Reaper cumplen de sobra. Y Golden Goat es un buen ejemplo de ello. Mirrors Of Tavern Hell se acelera por momentos, busca dobles bombos imposibles y recuerda invariablemente en sus riffs que es lo que tenemos entre manos. Casi cinco minutos de ortodoxia, casi cinco minutos de lo que llevamos intuyendo desde el principio, que Plague-Ridden Kingdom (a la venta a finales de junio) es un discazo. Corto, pero muy muy bueno. Tanto que tengo que terminar avisándoos: estos suecos van a dar mucho de sí. Al tiempo. No lo digo yo solo, ya lo comentaba al principio: hay sugerencias que no deben evitarse. Y el Gran Maestre suele tener razón. Y buen gusto. Gracias Billy.


POST-PUNK PARTY EN ROCK PALACE

11/6/13




MERZBOW Vs NORDVARGR: Partikel III (Cold Spring Records 2013)

6/6/13
Henrik Nordvargr Björkk es un músico bastante prolífico. Casi treinta álbumes en once años así lo atestiguan. Y eso, solo contando trabajos firmados como Nordvargr (es cabeza visible también de proyectos como MZ.412, Folkstorm, Toroidh y un largo etcétera). Dark ambient, industrial, experimental, drone, noise o incluso doom metal, son etiquetas que no le resultan ajenas. Una obra que roza lo inabarcable (por cantidad y calidad), lo convierte por derecho propio en una de las mentes más lúcidas y en uno de los artistas más geniales dentro de los géneros citados. Pero claro, todo esto (sobre todo la parte de la prolificidad), si lo comparas con su colega de trilogía (el amigo Merzbow -Masami Akita si eres aún más amigo-) es una tontería. Casi doscientos cincuenta álbumes desde los ochenta es una cifra absolutamente invencible. Al menos yo no conozco a nadie capaz de hacerle sombra al maestro japanoise. En el caso de Mr. Akita su carrera podría centrarse en ese cajón inmenso que engloba el término noise. Generalmente en su vertiente (si las hay) más cruda, más experimental, más, si se me permite la expresión, “ruidosa”.

Partikel III es, como su propio nombre indica (de ahí el III, no hace falta ser ingeniero) la tercera y última parte de una trilogía iniciada en el año 2004. Como las otras dos partes, no hay en estos Partikel ninguna concesión, cosa que, por otro lado, ni se espera ni se necesita. Quien se acerca a estos tipos ya sabe lo que se va a encontrar: ruido árido, electrónica experimental, supuesto caos sonoro, ambientes enrarecidos, violencia sónica, postindustrial, ausencia casi absoluta de melodía, aparente anarquía… todos los elementos del puto apocalipsis. Porque es eso, ni más ni menos, lo que estos dos enfermos prometen y proporcionan. ¿Duele? Pues claro. Pero menos de lo que podría, ya que el talento para la atmósfera opresiva y oscura de Mr. Nordvragr lima un poco la aspereza de su compañero nipón. Juntos, a través de un sinfín de ruiditos, samplers, máquinas, etc (cualquier cosa que se pueda controlar y que haga ruido sirve), logran transmitir una extraña y aplastante belleza. Sí, amigos, he dicho belleza. Porque es posible encontrar bonito el sonido de una apisonadora como la que escupe este Partikel III en el rato que dura. Porque la combinación, malsana e, insisto, deliciosamente enferma, de elementos de diferentes escenas; la mezcla de ruido puro, sucio, doloroso casi, con ritmos endiablados, oscuridad, elementos orgánicos y buen gusto proporciona un placer difícil de explicar pero que una vez que se instala en tu cerebro se hace tremendamente adictivo.

Me parece absurdo diferenciar canciones. Las cuatro que componen el CD son lo bastante similares en planteamientos como para que hablar de ellas individualmente sea un tanto ridículo. Cuatro temas largos, repetitivos, envolventes, oscuros, ásperos; cuatro taladros que invaden tu cerebro, parasitan tu atención y, creo, te devoran por dentro. El problema es que no quieres que se termine, sabes que no puede ser bueno, pero al mismo tiempo te gustaría que se prolongara siempre. Ojo, no es una droga que pueda contentar a todo el mundo, no hay letra, en muchos casos ni siquiera hay música, es “sólo” ruido inarmónico. No es para cualquier oído, no todos los estómagos lo soportan. Pero una vez que estás dentro, ay, no hay manera de salir, no la habría aunque quisieras, imagínate en este caso, que ni siquiera quieres. Un disco, en definitiva, tremendamente interesante por lo que aporta, desde la excelente y reveladora foto de la portada, hasta cada elemento sonoro empleado; desde el cuidadísimo digipack, hasta cada puñetazo en la boca del estómago; desde la propia concepción de la trilogía, hasta la necesidad de que la colaboración entre estos dos genios se perpetúe en el tiempo. Un disco que sería equivalente al hallazgo de flores en medio de la basura. Marchitas, sí, pero aún con eso y con todo (o tal vez por eso y por todo) preciosas.


¡NEW MODEL ARMY EN OTOÑO EN ESPAÑA!

4/6/13


OCTOBER PEOPLE + DEZERVERS 29 DE JUNIO EN MADRID



NOMADA SESSIONS 006: GOTHPOKER, SÁBADO 8 DE JUNIO EN LA LEYENDA, PÓKER DE ASES

3/6/13


BLOODY DEAD AND SEXY: Bad Ambient (Alice In... 2013)

En los albores del siglo se produjo un aluvión de grupos que, apoyándose sobre todo en los clásicos referentes americanos (comandados por supuesto por Mr. Rozz Williams y “sus” Christian Death) y en algún europeo como Madre del Vizio, revitalizaron un género que a esas alturas parecía condenado a desaparecer: el consabido Deathrock. De todo aquel montón de bandas, pocas, muy pocas, han sobrevivido y, de las que lo han hecho, la mayoría tienen ya nada o muy poco que ofrecer. En definitiva, un estilo que ha terminado (como tantos) por fagocitarse a sí mismo, condenado a una repetición de clichés sin fin. En toda aquella explosión deathrockera hubo un grupo que a nuestro modo de ver destacó por encima de todos los demás (y que encima, o tal vez por ello, es de los últimos supervivientes): los alemanes Bloody Dead And Sexy. Ahora presentan, vía Alone Prod. (publica Alice In... pero a nosotros nos llega gracias al sello francés, que lo distribuye también y al que aprovechamos para agradecer la deferencia), Bad Ambient, su nuevo trabajo largo tras tres años (An Eye On You es de 2010 y Liquid Grey un EP). La expectación, evidentemente, máxima.

Pronto, muy pronto, desde los primeros efectos de la guitarra en One By One se aprecia en Bad Ambient que algo ha cambiado, algo ha evolucionado para seguir siendo lo mismo. Algo que de alguna manera explica que no tiene sentido seguir repitiendo el mismo esquema una vez tras otra. Y sí, todo en este disco es reconocible, todo es como ha de ser. Todo suena (huele, sabe) a Bloody Dead And Sexy por los cuatro costados. Pero, al mismo tiempo, todo es distinto. Ha aumentado muchísimo la cantidad de matices, los diferentes “aires” que impregnan cada tema. Hay deathrock, sí, mayoritariamente. Pero no es el único estilo, ni mucho menos. Y así, a bote pronto, eso es muy bueno. De hecho, es lo que, a mi modo de ver, supone la mayor virtud de Bad Ambient: clásico como pocos pero amplio, diferente, capaz de aportar muchas más cosas. También podría haber sido su mayor defecto, si no hubieran sido capaces, por ejemplo, de ensamblar y empastar toda esa multitud de facetas, si no hubieran logrado mantener una unidad inconfundible, la que hace que reconozcas al grupo aún sin conocer previamente las canciones. ¿Que a qué me refiero cuando hablo de esa mezcla de experimentación y respeto por el pasado? Sigue leyendo.

En Bad Ambient se mantienen los depurados juegos de voces (por ejemplo en Never Street), las guitarras como cuchillos en One By One o en Torn Velvet Blues, los cambios complejos de ritmos, el decadentismo elegante, la ambigüedad… Se añaden otras hierbas como pueda ser la ortodoxia gótica en por ejemplo Baby Moon (con esa guitarra acústica que tanto recuerda a alguna pieza bauhausiana) o en Bring Out Your Dead, el desgarro blues de Gitane Demone que contribuye con su excepcional clase en dos canciones (Plastic Night Sky y End Of The Night), la pausa del comienzo de Gloom Within, el piano desasosegante de la preciosa Home Is Where My Heart May Rest, el cabareteo (colabora con la guitarra Kenton Holmes) de Wasting Time In Berlin, el rock oscuro de Without… Pero todo sin perder la esencia que en su momento hizo grandes a BDaS. Se agradece la frescura.

Es cierto, asimismo, que en una primera escucha Bad Ambient descoloca algo. Sobre todo si esperas una reedición de anteriores trabajos. Habrá quien prefiera que todo suene como debe, como siempre ha sonado, etc. Yo no. O no solo. Me explico. Valoro la pervivencia del sonido como el que más, me gusta que cuando una banda ha creado un sello propio, se aparte del mismo lo menos posible, especialmente porque el resultado de no hacerlo así tiende a terminar siendo bastante desastroso. Pero, a la vez, me encanta cuando un grupo consigue a pesar de ir pasando los años, sorprender y cautivar, cuando logra que el sello antes dicho avance sin estancarse. A veces sale mal, claro; sin embargo, cuando sale bien lo cosechado supera con creces a lo que habrías conseguido manteniendo invariable tu estilo, repitiendo esquemas. Para mí, el arte tiene que tener un componente de riesgo y una cierta cantidad de honestidad, de la que deje poso. Obviamente nadie es el mismo en el año 97 que en 2013 y ese cambio debe notarse. Pues bien, en BDaS (o más bien, en el disco que nos ocupa) se nota. Se nota mucho. Para bien, para muy bien. ¿Y las expectativas que decíamos casi al principio? Cumplidas, por si alguien lo dudaba. Gran disco, sin duda. De lo mejorcito del palo.

http://bloodydeadandsexy.de/ 
http://bloodydeadandsexy.bandcamp.com/merch
www.aloneprod.com