TREHA SEKTORI: Endessiah/Sorieh (Cyclic Law 2012)

8/10/12
2658-89428_6002658-89429_600Treha Sektori tienen a bien presentarnos ahora su nuevo disco, Endessiah, que verá la luz el 31 de octubre. Tras siete años de trayectoria comprobamos en cada surco (es un decir) qué es lo que pretenden. Confirmamos que nada ha cambiado habiendo realmente cambiado todo, damos fe de que tras la inquietante fotografía de portada (una de las marcas de la casa, fondo negro negrísimo, imagen central, sugerente, de apariencia natural pero a la vez extraña) se esconde dark ambient (creo, las etiquetas mutan más rápido de lo que soy capaz de asimilar) de altísima calidad. Sonidos raros, ambientes, voces susurrantes y/o lejanas (me recuerdan un poco, salvando distancias, al bueno de Mike Van Portfleet en Lycia), cuerdas que dotan el conjunto de muchísima más dosis de melodía de la habitual, canciones de principio y fin difusos (es un tema solo o son muchos, te preguntas continuamente), ritmos lentísimos y oscuros… En conjunto, una obra fantasmal y desoladora muchas veces y tremenda y peligrosamente bella otras.

Personalmente, me resulta diametralmente distinto, en cuanto al paisaje sugerido, a lo habitual. Hay muchos discos más o menos de este palo que transmiten frío, desolación, hielo. Este sin embargo no ahonda en eso, no es un disco “feliz”, para nada, pero es muchísimo más bello –y audible para el no iniciado- de lo acostumbrado. En cuanto a todo lo demás que rodea el proyecto, el más absoluto de los misterios cubre todo lo relacionado con el ¿grupo? (parece ser que es Dehn Sora la cabeza tras la “bestia”, pero desconozco si se hace cargo de todos los instrumentos o si cuenta con “ayuda”). La no menos misteriosa Iglesia de Ra, la idea religiosa que subyace detrás de todo el disco, el no menos críptico esoterismo, incluso lo deliberado en los títulos e imagino que las letras, en no sé todavía qué idioma… No entraremos ahí, toda vez que lo interesante (para nosotros) en este caso es la música y esa es maravillosamente evocadora y al mismo tiempo rematadamente concreta otras muchas veces. Un muy buen trabajo dentro, además, de un género difícil, poco entendido y apreciado y, tal vez por ello o quizá a pesar de, poco dado a las sorpresas gratas. Y en ese sentido, para nosotros al menos, Endessiah (y Treha Sektori) ha sido una muy agradable.

Dentro de todo ese misterio citado, Cyclic Law nos ofrece también al mismo tiempo que Endessiah, la reedición de Sorieh, publicado en CD en 2009 y que, ahora, tres años después se reedita en vinilo limitado a 250 ejemplares con poster y descarga digital como añadido. Para mi entender y el de mis orejas, Sorieh está musicalmente más cerca del ritual que el Endessiah citado antes, es más introspectivo (dentro de que ambos lo son bastante) y tal vez un poco menos “asequible” para los no inmersos en estos pagos. Es incluso, si se me permite, un poco más “doloroso”, más torturado y quizá en ello esté su máximo atractivo. Cerrar los ojos y dejarse llevar, sentir como caes, te levantas y caes de nuevo, de algún modo roto pero en el fondo sabes que más entero y, desde luego, más sabio. No es la típica oda al mal rollo tan habitual en el palo, pero las sensaciones que produce distan de lo agradable, por ser suave. Tiene un punto abisal y un toque espacial, como de grandes y abiertos paisajes, desolados, destruidos, ruinosos y, muy probablemente por ello, increíblemente atractivos y bellos. Las voces y sus ecos, como en mantras malsanos, rezan en susurros y contribuyen a crear el ánimo adecuado en el escuchante. Agotando adjetivos.

Música para escuchar a oscuras, a un volumen entre alto y muy alto o con unos buenos auriculares. Música para degustar en soledad, reflexiva o incluso meditativamente. Oscura y misteriosa, sensaciones paladeables mejor con la preparación adecuada. Prepárate, el último ritual ha comenzado y si no te das prisa, llegarás tarde.

0 comentarios: