ELDAR: The Secret Golden Flower (Old Europa Cafe 2012)

17/10/12
320848949-1De entre todas las propuestas de ambiental/ritual/marcial/etc oscuros hispanos, tal vez sean Eldar los que tienen el peor balance en cuanto a la ecuación fama/trayectoria. Y eso ha de cambiar. Un buen puñado de años dedicados a la expresión musical, con bastantes discos en su haber, en sellos de reconocidísimo prestigio internacional; un buen montón de canciones impecables, de indiscutible calidad, con un estilo propio que, aunque no es ajeno a las referencias habituales, se ha sabido desarrollar (lo han sabido desarrollar) al margen de lo obvio. Y, lamentablemente, son muy desconocidos para el gran público, incluso dentro de eso que algunos denominan escena (otros usamos, es cierto, aunque descreídos, el término, pero en el fondo sabemos que no ha existido nunca y menos ahora). No solo desconozco las razones, sino que, además, no me las explico.

Yendo al grano, The Secret Golden Flower es una edición limitada en cuidado digipack que edita ahora Old Europa Café con el mimo y el buen gusto habitual. Diez canciones que se mueven entre la melodía darkfolera, los ambientes a veces crispados, otras oníricos, las voces (muy bien combinadas la masculina y la femenina) y los ritmos en ocasiones marciales y autoritarios, o bien simplemente bellos… Un disco que más que conceptual es un concepto en sí mismo, un trabajo que es capaz de recoger por sí mismo toda la fuerza y toda la sensibilidad de unos estilos que acostumbran a ser áridos pero que por el contrario, en este caso lo yermo muestra lo delicado.

Letras que recogen y exploran lo consustancial del ser humano, a través del tiempo y de la historia. Voces e instrumentos que son muchas veces esto último, instrumentos de una forma de expresión que va más allá de lo meramente musical, de lo simplemente bonito, para tocarte ahí dentro, dónde se gesta lo importante, dónde lo esencial toma consciencia. Los mismos títulos de las canciones apuntan ya de qué va esto: Death, God, Mother, Self, Anima, Shadow… palabras enormes para temas también muy grandes. Arquetipos, sí, de principio a fin. Lo humano en toda su extensión, en cada nota, perfectamente calculada, medida y adecuada para cada sentimiento o sensación sugerida. Decía antes que era injusto que en nuestro país Eldar no gozara del reconocimiento merecido, espero sinceramente que eso cambie porque Marc Merinee y Merce Spica ya lo han hecho antes, pero ahora vuelven a conseguir que su arte no pueda resultar indiferente a nadie. Vuelven a lograr, con su manera de hacer, que Eldar no quede como un proyecto más, de los que pasar de largo, no, en absoluto. Porque The Secret Golden Flower es un discazo. Como todo arquetipo, de principio a fin.

0 comentarios: