THE DEADFLY ENSEMBLE: An Instructional Guide For Aspiring Arsonists (Projekt 2012)

17/8/12
Llevamos una estupenda racha de encontrarnos con discos “distintos” de artistas “diferentes”, si se me permite la expresión. Hemos tenido la inmensa fortuna de reseñar recientemente varios discos de bandas que se apartan de lo establecido, incluso dentro de un saquito tan (para algunos) limitado como el que suele robarnos el tiempo a los que aquí escribimos. Pero, desde luego, si hay ahora mismo en el panorama un grupo totalmente ajeno a modas, corrientes, escenas, etc; si hay un grupo “personal”, de los que no dejan indiferente a nadie, ese es The Deadfly Ensemble. Es decir, Lucas Lanthier y adláteres. Y el quinteto usamericano está de vuelta. Regresan también por tanto los títulos largos, las historias surrealistas y el cuidado de los detalles de principio a fin (da igual que hablemos de las composiciones que del artwork, todo está perfecta y delicadamente hecho). Vuelve la locura. Toda, la bien entendida y la otra. Digo esto porque de nuevo, su tercer disco, este An Instructional Guide For Aspiring Arsonists (en adelante, AIGFAA) que nos ocupa, está repleto de originalidad, decadencia, ambientes añejos, todo envuelto en cellos, guitarras, bajos y percusiones nada convencionales y, por supuesto, la menos convencional todavía voz de Mr. Lanthier. De esas que o te encanta o aborreces. Me recuerda (siempre lo ha hecho) a Andi Sex Gang, aunque todavía más decadente y más “perro verde” que el británico. ¡Qué ya es decir!

En este AIGFAA se vuelve un poco al camino marcado por los imprescindibles Cinema Strange, haciendo las canciones un poco “más canciones”, algo menos conceptual todo. Siguen abundando los aires a banda sonora, los pequeños (o no tanto) pasajes instrumentales y el decadentismo cabaretero, pero, en mi opinión, temas como el que cierra el álbum, el tremendista y estupendo Marvelous Murderess está más cerca de incluso unos Virgin Prunes pasados de vueltas o del postpunk oscurete que frecuentaban los citados CS que en anteriores trabajos, dónde todo era aún menos tópico. ¿Eso significa abandonar el aire “arty”? Pues no, claro que no, pero a mi entender, AIGFAA es el disco más “rockero” de los tres. No faltan los hits (Concerning Two Lunatic Vagabonds of the Middle Ages sin duda lo es, más incluso que el escogido como single-presentación Hammer, Anvil and Stirrups o incluso el que abre el CD, Wild-Eyed Hounds, con su abundancia de guitarras y cuerdas varias, por más que el solo de batería que contiene rompa a mi gusto el clima creado por el cello, es perfectamente pinchable, en una sesión con buen gusto, claro), no faltan momentos sublimes, de esos que degustas una y otra vez. No faltan instantes irrepetibles, sensaciones únicas de esas que sólo el Arte (el de verdad) puede provocar. No faltan... de hecho, no sobra nada. Desconozco si el fichaje por Projekt (hoy por hoy, aunque siempre lo han sido, un referente en cuanto a los sellos dedicados a lo “oscuro”) tiene que ver, pero para mí The Deadfly Ensemble han hecho su mejor disco hasta la fecha. Solo falta que toquen por aquí, que en eso sí que se prodigan poquito.


0 comentarios: