DESIDERII MARGINIS: Procession (Cyclic Law 2012)

20/6/12
2658-66810_600 Es muy difícil comentar discos de Dark Ambient (o de industrial ruidista o de cualquier otro estilo afín). No hay letra (en la mayoría de los casos, si existe voz es a través de samplers o como un instrumento más), no hay “canciones” en el sentido tradicional del término. Suelen ser discos conceptuales, donde una sensación final está por encima de todo. Incluso hay ocasiones en los que no hay ni siquiera melodía (también en un sentido tradicional). Es muy difícil además comparar con otros discos o artistas. Es complicado etiquetar o explicar porque un “tema” es mejor que otro o porque te ha llegado más un proyecto que otro. Al final, lo único que queda es la sensación que te produce escucharlo y lo cerca que puedes creer que esté de la intención del artista. Y poco más.

Digo todo esto porque al llevarme a las orejas este Procession del proyecto sueco Desiderii Marginis (aka Johan Levin) he tenido la sensación, terrible, de no tener nada que decir. O no mucho, que es peor. ¿Por qué? Pues aparte de por lo dicho, porque me puede el ser fan. Desde 2007 no había nada nuevo bajo el sol de este buen señor (un recopilatorio hace tres años no es suficiente para saciar a nadie) y realmente tenía ganas de escuchar esta nueva obra (y de hablar de ella). Y entonces, ¿qué decir? Pues que de nuevo da en la diana. De nuevo consigue con algo aparentemente tan sencillo como “unas notas aquí, unas notas allá” que diría un buen amigo, llevarte al huerto. Al de la emoción contenida, el de la tensión implícita. Al de los sueños y al de la vigilia. A escuchar un disco entero, casi una hora, con la sensación, a veces desasosegadora, a veces maravillosa, de verlo todo como a través de la niebla. La sensación esa, a veces deseable, otras odiosa, de frío húmedo, pero en un sentido más otoñal que de mortaja. Es oscuro este Procession, qué duda cabe, pero no genera (al menos a mí no) el mal rollo que si es común en alguna de las otras propuestas que, sobre todo desde Suecia y cercanías, nos suelen llegar. Tampoco es que las sensaciones generadas sean de felicidad precisamente, pero no es tanto el malestar (para bien) que supura. ¿Es eso lo que pretende Mr. Levin? ¿esas son las sensaciones y percepciones que intenta transmitir? Pues ni idea. Pero poco importa. Seguro que a ti, sí a ti, te sugiere otras cosas. Seguro que igual de buenas.


0 comentarios: