:GOLGATHA: The Horns Of Joy (Trisol 2011)

31/8/11
Ya comentábamos en su momento las excelencias de los alemanes :Golgatha:, de cómo eran capaces de unir sabiamente lo mejor del neofolk al uso y las melodías etéreas y bellas, de cómo juntaban lo marcial con lo poético, lo arcano con lo moderno. Y de cómo además lo presentaban de manera exquisita (repite Mr. Klementowski). Pues en este The Horns Of Joy vuelven a hacerlo. Voces masculinas y femeninas se dan el contrapunto perfecto, percusiones y guitarras acústicas, teclados, letras muy cuidadas (basadas algunas en textos de Bataille –The Horns Of Joy- y Ezra Pound –Body Of Wind)… en fin todos los ingredientes habituales. Resulta estremecedora en ocasiones, evocadora en otras o simplemente bella en todas, la combinación de lo dulce y lo áspero que termina por ser prácticamente una seña de identidad de estos cuernos alegres. Es simplista y maniqueo colocar unas canciones por encima de otras, es pueril decir me gusta esta o no me gusta aquella, pues estamos ante un trabajo redondo (si no lo fuera, no podría reproducirse en ningún aparato, je je y je) que va mucho más allá del destacar tonadas. Y, en este caso concreto, además se presenta con dos sorpresas en forma de versión: The Dogs Of War de Pink Floyd y The Sound Of War de Gitane Demone. Lo más curioso es que no parecen versiones, encajan perfectamente en el tapiz sonoro que tejen los germanos durante todo el disco. Un tapiz que hace que a día de hoy, sin lugar a dudas, junto con quizá Rome, :Golgatha: sean la gran esperanza del género. Lo que sí, ya sé que tal y como está la cosa no es mucho decir, pero en serio que estamos delante del, para mí, mejor disco neofolero de lo que va de 2011 o casi casi.

THE WYRM: Sábado Santo Live in Madrid 23-04-11 (Autoproducido 2011)

29/8/11
Siempre me resulta complicado hablar de proyectos como este de The Wyrm o de discos como el que nos ocupa. Fundamentalmente por dos razones. La primera, musical y estilística: es un género difícil, no entra a las primeras escuchas, no es bailable (al menos no en la manera tradicional), requiere profunda atención pese a que aparentemente no sería necesaria. La mezcla de samplers de voces, textos, etc, que cuentan cosas o que reproducen discursos o… lo que sea, con melodías complejas llenas de detalles, ritmos en ocasiones marciales, dulzainas, gaitas, guitarras acústicas, violines… lo que suele inscribirse más o menos en la sutil línea que separa (o no) el darkfolk y la música ambiental o industrial no ayuda en nada. La segunda razón es ideológica. Siempre sucede lo mismo con este tipo de grupos, acusaciones de fascismo, de nazismo, de cualquier –ismo. Nadie se plantea en otras ocasiones, con otras ideologías menos “sensibles” si una banda defiende y es portavoz de lo que cuenta o sí simplemente lo cuenta, por razones estéticas, provocadoras o de cualquier tipo. Pero, ay, en estos casos sí. Por otro lado estamos ante un juego peligroso que en ocasiones (no digo que esta sea necesariamente una de ellas) puede tener consecuencias no deseables… No sé, por eso digo que es difícil. Entonces, ¿qué hago comentando este trabajo? Pues porque creo que es posible abstraerse de lo anterior y centrarse en lo importante: me llega o no me llega. Consigue, sea cual sea el medio, provocar emociones o sentimientos o no lo logra. Y el caso es que sí, sí lo consigue, sí. Para mí, esto es lo importante, muy por encima de lo demás. Lo mejor, puedes juzgarlo tú mismo.

LOS CARNICEROS DEL NORTE Y FRECUENZIA FANTASMA EN MADRID


PLAGIARISM IS ART: Ellos Hicieron La Comunion Contigo (1997-2009) + Falsificaciones De Medio Pelo (Autoproducido 2011)

28/8/11
Y el viajero se asomó al borde del acantilado. Y observó el fondo. Y dejó que el sonido inundara su mente y le pareció que le sonaba lo que llegaba a sus oídos. Le pareció reconocer voces (el Duce, Franco, Suárez, Arias Salgado, Juan Carlos I, etc y el contubernio, los masones, la dimisión del guapísimo Adolfo, discursos varios, bizarradas diversas), le pareció reconocer fragmentos de películas (Alien, 2001...), le pareció rememorar su infancia, volver a ver aquel programa con una bola que le molaba a todo el mundo. Levantó los ojos, buscó estrellas en el cielo negro y vio que todas eran muy parecidas, como si se plagiaran entre ellas y le parecieron artísticas. Medio tapadas por las nubes, pero todavía visibles. Respiró, cogió aire profundamente y volvió a mirar abajo. Ruidos irreconocibles, electrónica… una curiosa sensación de conocer todo ello de antemano y de no haberlo oído jamás antes. Ambientes y samplers, letras y teclados, instrumentos diversos, sonidos tomados de muchos sitios. Voces, propias y ajenas, imágenes… todo ello empapaba al viajero que nunca sospechó lo que se le venía encima. Frías gotas de lluvia, viento fresco y una tormenta de verano como hacía tiempo que no caía. Olor a tierra mojada del que satura los sentidos. El viajero se enjugó el rostro, tomo aliento de nuevo y siguió escuchando. La banda sonora que llegaba desde lo más profundo del acantilado no era desde luego fácil de escuchar pero poco a poco le iba llenando. Ironía, sentido del humor y una más que especial manera de hacer las cosas. Un recopilatorio lleno de temas inéditos o imposibles de encontrar de acceso libre para todo aquel que lo desee. Un extra en directo para los primeros veinticinco afortunados. Una ACTITUD por encima de todo. Y un reencuentro con demasiados recuerdos. El viajero tomó su sombrero, empapado de agua de agosto y marchó de nuevo. El viaje no había hecho nada más que empezar.

STURM PROMOTIONS PRESENTA: DIARY OF DREAMS + GRENDEL + MY BELOVED DEATH EN MADRID

STURM PROMOTIONS FESTIVAL 2011:



Diary of Dreams
Grendel
My Beloved Death


10 de septiembre 2011 - Sala Ramdall (Madrid)

Fiel a su cita el Sturm Promotions Festival abre la temporada de conciertos tras el verano. En esta, su cuarta edición, contaremos con la participación de los alemanes DIARY OF DREAMS, que presentarán su nuevo álbum "Ego:X". Además de GRENDEL, que estarán por primera vez en nuestro país. Completan el cartel My Beloved Death.


MAD: Rara Avis-Diskpol-Disco Express-FNAC-Carrefour y Ticketmaster.es
http://www.ticketea.com/sturmfestival2011




http://www.youtube.com/watch?v=ulF7-0TO9E8&hd=1

TEXTO: Sturm Promotions



STURM PROMOTIONS PRESENTA: DIARY OF DREAMS + GRENDEL + S.E.N. EN BARCELONA

STURM PROMOTIONS FESTIVAL 2011:





Diary of Dreams
Grendel
S.E.N



9 de septiembre 2011 - Sala Bikini (Barcelona)

Fiel a su cita el Sturm Promotions Festival abre la temporada de conciertos tras el verano. En esta, su cuarta edición, contaremos con la participación de los alemanes DIARY OF DREAMS, que presentarán su nuevo álbum "Ego:X". Además de GRENDEL, que estarán por primera vez en nuestro país. Completan el cartel S.E.N.


BCN: Bikini-Revolver--Bibian Blue-FNAC-Carrefour y Ticketmaster.es
http://www.codetickets.com/bikini/ca/bikinibcn.com/158/


http://www.youtube.com/watch?v=ulF7-0TO9E8&hd=1

TEXTO: Sturm Promotions


REBERY: Rebery (Autoproducido 2010)

Hacemos una excepción con este disco que nos hacen llega los catalanes Rebery. Digo excepción porque el disco salió hace aproximadamente un año, asi que nos proponemos comentarlo con trescientos y pico días de retraso… Independientemente de esto el disco sigue disponible en su bandcamp, así que con retraso pero menos, vamos al trabajo en sí. Rebery mezclan sin ninguna clase de tapujos un sinfín de influencias de lo más variopintas: pop, rock, gotas de trip hop, algo de blues, alguna pincelada más metálica, electrónica en plan ambiental… quizá el sentimiento que aglutina toda esa mezcolanza de estilos sea la melancolía, presente tanto en la música como en las voces de cada uno de los ocho cortes del disco. Recuerdan vagamente a unos Radiohead menos cansinos y con voz femenina al frente. Por compararlos con alguien, vamos. No son excesivamente oscuros, no son excesivamente dulces (no empalagan para nada), no son duros, no son blandos… tal vez sea esa indefinición la que pueda ser su mayor obstáculo: proporcionan “peros” a casi todo el que se acerque a ese no-estilo. Tal vez esa pueda ser también su mayor virtud, toda vez que le pueden gustar a cualquier persona independientemente de dónde venga. Para mi gusto, destacan sobre el resto Inside Of Silence, me recuerda un poco a unos Sundays modernos, o la más acústica Song For Klaus, aunque es complicado quedarse con una. Por el contrario, no me han gustado nada Rain Ghost o Dying Species, no por malas (que no lo son en absoluto) sino porque quizás sean la que más se alejan estilísticamente de mi gusto personal De todos modos, es un segundo trabajo tras unas primeras maquetas y autoeditarse “Dying Species” (2007), tiempo hay de profundizar en una dirección o en otra o tiempo hay también de mantenerse en esa delgada línea, ese difícil equilibrio, en el que flota este Rebery homónimo. Veremos hacia donde, entonces.

NOSFERATU: Wonderland (Dark Fortune Records 2011)

26/8/11
Tras una patética y cutre portada – para no perder la costumbre – más mala que la media de las viejas de Cleopatra, nos llega el último trabajo de los veteranos Nosferatu. Digo el último en cuanto al año de publicación, porque no hay nada nuevo. Nada que no se dejara de escuchar antes del nuevo milenio y ojo, esto es lo mejor del disco.

Nosferatu nunca se han caracterizado por la originalidad y esa es su gran virtud. Es una banda que no engaña a nadie, en ninguno de sus discos – que no son pocos-. Hacen lo que quieren desde siempre y que jamás han traicionado sus principios: Rock gótico de toda la vida, sin demasiados aderezos y sobre todo, sin la inclusión de ningún elemento de otros géneros.

Con Wonderland nos pegamos un viaje a mediados de los noventa. En todos los temas hallarás algo que te recuerda a otras grandes bandas del gothic inglés (The Mission, Sisters, etc… e incluso ¡The Cure! y si no echad un ojo al corte cinco, que por cierto, es mi favorito) y por tanto, el disco te entrará a la primera escucha, para bien, si te gusta o para mal, si no vuelves a ponerlo por aburrido.

Lo más cachondo es cuando encuentras semejanzas con otras bandas que, a su vez, son claras imitadoras. Es el caso de The Marionettes, a la que me han recordado mucho, sobre todo en aquel viejo disco, de también impresionante portada: Book of Shadows.

En fin, un disco con bonitas melodías, para las nenazas como yo, que se aprecian en sus temas Wonderland, Bombers o Entwined y que no tardarán en pasar al recuerdo.

Texto: Arriaz


PRINCIPE VALIENTE: Principe Valiente (Parismusic 2011)

25/8/11
Los ¡suecos! Principe Valiente son tal vez uno de los grupos que más me han impresionado en los últimos tiempos. Y no solo por el nombre, aunque siendo suecos pudiera haber sido por eso, nadie debería extrañarse. No es tampoco que me hayan impresionado por ser absolutamente diferentes de todo lo escuchado hasta ahora (no lo son en absoluto) sino porque cada vez que me pongo con este su homónimo primer disco largo, me cuesta luego horas quitármelo de la cabeza. Suceso extraño, casi paranormal, que, francamente, hacía años que no me pasaba. Fenomenalmente bien compuesto y ejecutado (es ésto y no la originalidad lo que distingue al grupo), Principe Valiente mezclan, con valentía principesca (que agudo estoy hoy), guitarras distorsionadísimas, teclados relativamente omnipresentes, con bajos profundos y voz melódica y llena de reverberaciones, un poco como si a los mejores Jesus & Mary Chain se les hubiera aparecido la virgen del afterpunk y la hubieran convencido de que lo suyo es la New Wave. El resultado es tan accesible como espectacular, canciones como The Night (con un bajo que podría firmar perfectamente la Mrs. Morrison de Floodland) o 150 Years (que inmediatamente me retrotrae a los 80) suenan constantemente tanto en mi cabeza como en mi equipo de música. Hay quien los compara con la última moda esta de imitadores de imitadores de imitadores de Joy Division y similares. Sinceramente no veo el parecido por ningún lado ni con la banda “madre” ni con ninguno de los susodichos hijos bastardos. Aquí no hay frío, no hay ritmos sincopados, no hay tanto dolor… lo que sí hay es oscuridad para regalar, pop –claro que sí-, rock –mucho-, actitud punk y, sobre todo, unas canciones que resisten las comparaciones, por odiosas que sean. El trío sueco sabe lo que hace, ya lo demostró con su EP anterior, pero este CD es sin duda una confirmación. La constatación, entre otras cuestiones de que Suecia no es ABBA e Ikea. O no solo. El único pero que se le puede poner al disco es la quizá excesiva linealidad de los temas, se mueven todos (salvo la intro –instrumental a piano-, Dance Like There's No Tomorrow, el último -y para mi gusto claramente el más flojo- del disco y Solitary Man que es una especie de interludio instrumental) en una “velocidad” parecida por lo que habrá a quien le resulte monótono. Y, para nada. La variedad de matices, las emociones que transmite y ese aire moderno y añejo al mismo tiempo deberían impedirlo. Si no es así… bueno, tenemos distinto gusto.

ULTERIOR: Wild In Wildlife (Speed Records 2011)

24/8/11

Me ha pasado una cosa bastante peculiar con este disco de los ingleses Ulterior y es que después de tirarme una semana escuchándolo a todas horas y recomendándolo a tutiplén, cuando lo he retomado cara a escribir esta reseña, resulta que ha cambiado bastante mi opinión. Es inusual pues no tengo por costumbre recomendar a nadie nada de lo que no estoy absolutamente seguro y porque es difícil que sin que cambie nada externo, cambie yo de opinión fácilmente. Si le sumas que debe ser si no la primera, la segunda o tercera vez que me pasa… Vale, a lo mejor son cuatro, pero empecemos por el principio. Wild In Wildlife no es el típico disco siniestrazo al uso, recuerda, ya desde la primera escucha, a la New Wave más oscura y a la vez movidita. Pero en plan moderno y con toques, bastante acusados, de post punk actual. Esto, evidentemente no es malo, para nada, de hecho un porcentaje bastante grande de los grupos que me han “impresionado” en los últimos años están lejísimos del tópico supermegaultragótico. Para que te hagas una idea, estimado lector y salvando las distancias, me trae a la memoria aquel fantástico Kick de White Rose Movement. Si además lo tamizas todo ello con una voz adecuadamente profunda y unos teclados y guitarras bien combinados…

¿Cuál es el problema entonces? Pues no lo sé. Hay canciones del álbum como Sex War Sex Cars Sex o Sister Speed que me siguen emocionando cuando las escucho y, en general, nada negativo puedo decir de la composición ni de la ejecución de los temas. ¿Por qué entonces ese cambio de opinión? Pues no lo sé realmente. Tal vez simplemente sea una sensación de “carcasa vacía”, una impresión que me sobreviene a veces con algunos artistas o discos que tras parecerme la releche en las primeras escuchas me terminan por dejar frío, como si el envoltorio fuera buenísimo pero estuviera vacío por dentro, con lo que al reconocer más dicho “caparazón” se desmoronara todo el invento. ¿Quiero decir con esto que no haya que prestar atención a estos mozos? Para nada. Wild In Wildlife es un muy buen disco, con momentos estupendos y canciones que sin duda pueden ser o serán hits a poquito que quien pueda se lo proponga. Simplemente ahora lo recomiendo un poco menos…

MERCIFUL NUNS: Hypogeum II (Solar Lodge Production 2011) - Ancient Astronauts EP (Solar Lodge Production 2011)


Decíamos en su momento que respecto a Merciful Nuns el futuro daría o quitaría razones. Pues bien, ya está en ello. Tanto Hypogeum II como el EP Ancient Astronauts casi inmediatamente posterior, confirman lo apuntado con creces en el Lib I del pasado año: Artaud y Jawa siguen en excelente forma y continúan enfocando el sonido de estas Nuns más en los primeros trabajos de Garden Of Delight que en los últimos, lo que para los que preferimos esa época obviamente está muy bien. En este caso, es todavía más acusado que en sus LP y EP predecesores puesto que es mayor la profusión de medios tiempos y ambientes helados, de hecho, en Hypogeum II solamente Evolution y Sanctuary, dos auténticos temazos del mejor rock gótico, se salen un tanto de esa línea. Comentando juntos ambos trabajos (el CD y el EP tienen estilo similar, resultando el segundo un epílogo al largo, no termino de entender la razón de no incluir todas las canciones en el mismo CD, motivos comerciales aparte) son cada vez más preponderantes las atmósferas inquietantes, tejidas con todos los instrumentos: no sólo los teclados participan en ella, también guitarras, bajos y ritmos (e incluso la manera de cantar de Artaud Seth, profunda y oscura) son responsables de la bajada de la temperatura. Oscuridad, esoterismo, textos crípticos como de costumbre, civilizaciones perdidas, paleovisitas extraterrestres, Mesopotamia… Bajos cargados, guitarras a veces lacerantes y otras muchas evocadoras, teclados gélidos y mucha mucha calidad. Entrando en las canciones, es difícil destacar alguna tanto en Hypogeum como en A. Astronauts pues, salvo las citadas, tienen una línea muy parecida, no hay por tanto grandes temas acompañados de otros peores. Aún así, para mi gusto los mejores son Sanctuary y Hypogeum II (en el propio) y Solstice (en el EP). Mención aparte merece The Eternal, versión de Joy Division que cierra el EP. Para mi gusto es demasiado similar a la original, no termina de sentirse como propia por parte del grupo y da la sensación de que se limitan a recrearla sin más. Simplemente correcta.

Por supuesto, por descontado, hay quien dice que todo esto ya estaba hecho, que ya se ha trillado ese camino y, es más, que han sido los propios Garden Of Delight los que lo han hecho. Y tienen razón, es así. Hay quien dice que esa falta de originalidad es un lastre demasiado grande, demasiado pesado. Que esa copia de la copia de la copia ya ha dado de sí todo lo que tenía que dar y que sería mejor que el puñetero círculo se cerrara para siempre y que la banda durmiera el sueño de los justos, que Sumer ya tuvo bardos que le cantaran y que lo hacían mejor… Y también tienen razón. Pero, en realidad, ¿cuánto importa eso? ¿Sólo es valorable lo infinitamente original, lo distinto? Y con lo bien hecho, con lo muy bien hecho, aunque no aporte nada radicalmente diferente, ¿qué hacemos?


SOROR DOLOROSA: Blind Scenes (Beneath Grey Skies 2011)

21/8/11
Los franceses Soror Dolorosa me tenían más que engañado. Había visto fotos de ellos y estaba seguro (prejuicios por las pintas) que eran la enésima copia sisterciense, bien con toques nephilianos u otros más guitarreros. Encima el supergótico nombrecito… No fue hasta hace relativamente poco que al llegarme la recomendación de una amiga no especialmente dada a ese sonido me incitó a acercarme a ellos. Y la sorpresa fue mayúscula. Mucho más cerca del gótico francés de los 90 (Corpus Delicti, Lucie Cries vienen constantemente a la mente a poco que prestes un poco de atención) que de los del sombrero y el guardapolvos, mucho más cerca de la melancolía de unos And Also The Trees o de unos Chameleons (menos pop que estos últimos) que de los de la voz gutural. Soror Dolorosa tienen un punto pesimista y decadente, combinan lo que antaño se llamaba Cold Wave o incluso Dark Wave con un aire moderno aunque lastrado por unos bajos más cerca del afterpunk que del nuevo siglo. Lo bueno es que lo combinan todo maravillosamente bien lo que les hace resultar, pese a las referencias, de lo más originales y recomendables. En este su primer disco largo (tienen un EP anterior, Severance, asimismo muy recomendable), SD se recrean en los pasajes lánguidos, en la tristeza de unos bajos marcados que en ocasiones me recuerdan a unos inspirados Cure (Crystal Lane es ejemplo patente), en guitarras que dibujan más que hieren y en una voz que manejando perfectamente las combinaciones de graves y agudos redunda en el carácter dramático de las canciones. ¿Cómo se puede sonar ochenterísimo y actual a la vez? Realmente no lo sé pero estos franceses lo consiguen. Como consiguen sonar a todo lo citado resultando diferentes. Como consiguen pintar melodías que se adhieren al escuchante y no lo abandonan durante días. Y eso que son solamente ocho canciones, largas sin exagerar, pero ocho canciones. Ocho temas llenos de niebla, hojas, tristeza, lluvia fría… ya sabéis. Todo además hecho con elegancia y “savoir faire” de ese que a veces se gasta en el país galo. “Pa” que veáis queridos niños lo malo malísimo que es juzgar por las pintas…

MEPHISTO WALZ: IIIrd Incarnation (Black Lagoon Music 2011)

Con cierto retraso comentamos el último CD de los usamericanos Mephisto Walz. Detrás de una horrorosa portada (hacía tiempo que no veía una carátula tan fea, aunque eso sea obviamente lo de menos) los de Bari Bari presentan en este IIIrd Incarnation precisamente eso: una nueva “encarnación”. Desconozco si es la tercera, la cuarta o la decimoséptima pero si el gurú de la banda dice que la tercera, pues la tercera. Y es que en este nuevo trabajo solo queda ya el susodicho, acompañado en esta ocasión (y esperamos que sea formación consolidada) por Sara Reid y Myriam Galvin –al parecer en directo los apoyan los ubicuos Benn Ra y Christian Omar Madrigal Izzo-, una vez olvidados D. Glass, Mr. Schumann y Christianna. Decían las malas (y las buenas) lenguas que era una vuelta a Crocosmia. A mí, sinceramente, no me lo parece tanto. Es una vuelta al deathrock más puro, sobre todo en relación con los últimos discos de los de la doble B, pero los veo más cerca de Scarlet´s Remains (lógico, claro) que de esa primera época tan gloriosa y añeja. Incluso me atrevería a decir que no tendría mucho sentido a estas alturas repetir esquemas tan transitados.

Yendo al sonido en sí, en general, es un disco con canciones dispares (no solo por la diferencia notable en el alma de las voces, a cargo de Mrs Reid y Mr. Galvin, sino por el propio sonido en sí, que por supuesto mantiene esa espectacular y “marca de la casa” manera de tocar la guitarra, tan inconfundible como difícil de imitar), que de algún modo consiguen sonar como cada una de las diferentes corrientes que de la música oscura funcionan en los USA. Aparte de las reminiscencias scarletianas, en ocasiones consiguen recordar desde los más anfetamínicos Shadow Project, a los mismísimos Frank The Baptist en por ejemplo One, o incluso al lado más punk de Super Heroines o 45 Grave. Esto, por supuesto, no tiene porque ser necesariamente un defecto, si se hace con creatividad estará bien hecho y la comparación siempre es inevitable. Además, en este caso, IIIrd Incarnation es infinitamente mejor, en mi opinión, que los flojísimos Cds anteriores de los del vals. Y eso es ya mucho decir. Siendo, a pesar de todo, un disco irregular, lleno de grandes momentos (me quedaría con Alexandria o Keep Me For Walking) con otros solamente buenos (la citada One sin ir más lejos o When Come The Vultures, que me recuerda un montón a una banda ochentera cuyo nombre ahora se me escapa), con franqueza no esperaba yo ya mucho de los del señor Galvin. Las últimas decepciones habían enfriado bastante la opinión que me merecía su música hasta bien mediados los 90 y es que probablemente solo con esta muestra no vuelvan al Olimpo del que nunca debieron bajarse pero si en próximos trabajos confirman lo que aquí apuntan, están en ese camino.