SLIM CESSNA’S AUTO CLUB: Unentitled (Houston Party Records 2011)

11/7/11
slim
–Acercaos, acercaos, no tengáis miedo–. Nos dijo el predicador con mirada torva y sonrisa bizarra. –Os va a gustar.
Pasábamos por Galena, Kansas, por la Ruta 66 para comenzar a desviarnos hacia Colorado, dirección Denver.
Del radio casette del coche salían las notas de This Land Is Our Land Redux, canción estelar del último trabajo en estudio de Slim Cessna’s Auto Club, mientras mis dedos martilleaban el volante esperando que el semáforo se pusiese en verde para continuar la marcha.
No teníamos nada mejor que hacer, así que, a pesar de que fuésemos con recato, accedimos a su invitación.
Le seguimos. En el techo de su destartalado pick up estaban unos potentes megáfonos que servían para ‘llamar a la oración’ o para ‘aleccionar’ a los habitantes de esa pequeña y olvidada ciudad del centro geográfico de los Estados Unidos y que en esta ocasión los utilizaba para amenizar la marcha con una canción que no sé por qué me resultaba familiar.

Cuando llegamos a su iglesia, aparcamos el coche y bajamos con curiosidad. Entramos, y a nuestros oídos llegó una melodía, que a medida que nos adentrábamos iba siendo más clara y audible. Era Three Bloodhounds, Two Shepherds, One Fila Brasileiro, primer corte del nuevo trabajo de Slim.
-Pero si es una audición de Unentitled, nuevo disco de los de Denver. Curioso lugar, curioso sonido...
–Buen comienzo, y gracioso título.
Luego sonó The Unballed Ballad Of The New Folksinger. Vamos bien, sonido según lo esperado, divertido, muy animado, a lo mejor algo blando para lo que estamos acostumbrados de estos tipos...
-Thy Will Be Done es la siguiente en aparecer... Uhmmm, la instrumentación sigue siendo la típica de los anteriores discos y a la formación se ha incluido el que producía sus discos.
Las canciones pasan
-No Doubt About It, Do You Know Thee Enemy?, A Smashing Indictment of Character, todas ellas con un sonido muy lineal, en las que Slim Cessna o Munly cantan y el otro le da la réplica o uno hace de solista y el resto corean y contestan al solista.
Llegamos a Hallelujah Anyway, canción con la que nos fue amenizando el camino a la iglesia y que destaca sobre las demás en el disco.
Y para cerrar el trabajo está United Brethren a modo de plegaria.

El predicador se acercó de nuevo a nosotros con recelo al ver nuestras caras poco convencidas. – ¿No os ha gustado?
– No está mal, aunque por supuesto no es el mejor trabajo de los Slim, de hecho creo que es el más flojo de todos. No se puede decir que nos haya disgustado, pero el listón estaba muy alto con Cipher. Divertido, con ritmo, muy melódico... pero le sigue faltando algo. Creo que es la actitud, como más relajada, sin esa mala leche que desprendían en anteriores discos: demasiado pop y poco punk, podríamos decir. De todas formas, no desmerece y me encantaría volver a verlos en directo.

Así proseguimos nuestro camino dirección a Denver en nuestra ruta por la América profunda... La olvidada América profunda, que de vez en cuando (bastante a menudo, de hecho) nos da gratas sorpresas musicales, y de cualquier tipo.

PD: Si no has visto todavía a Slim Cessna’s en directo, estarán en España en septiembre.
PD: Jello Biafra y la revista Aquarius valoraron así sus actuaciones: “Si tuviera que estar atrapado en un bar para siempre con una sola banda tocando noche tras noche, ellos serían sin duda Slim Cessna’s Auto Club”.

Dawn e Ijzys

0 comentarios: