MULTIVERSOS (ANTONIO ARIAS + JOSE ANTONIO CABALLERO), 17 de marzo de 2010, El Sol, Madrid

17/3/10
Noche de miércoles, sala El Sol. Aparcamiento imposible, mucho peor de lo habitual. Llego tarde a la sala, no han empezado todavía pero por muy poco. La velada promete una conferencia músico-astronómica de José Antonio Caballero, el astrofísico que inspiró a Antonio Arias su reciente Multiverso y después concierto del mismo, con la banda habitual de los últimos tiempos. La noche fresca, el público, escaso (calculo fatal pero no creo que hubiera más de setenta personas) y algo frío y la expectación alta. Sorpresas: en la guitarra Xarim en vez de Julián (que hizo que Antonio Arias retomara el bajo). Promesas de guitarreo cercano (o más cercano) a los lagartijas…





Eins, zwei, drei, vier, funf, Kraftwerk. Comienza el espectáculo. Sillas de tijera de madera, micros, una pantalla y la voz de J.A.Caballero. La charla sobre la relación entre música y astronomía se apoya en imágenes diversas y poco después también en los fragmentos acústicos de las interpretaciones “Ariasianas”: “Space Oddity”, “Across The Universe”, ”The Miracle”, “Azora 67”, “Santos Que Yo Te Pinte”… en cortos trocitos, suficientes (no deja ser el marco de una conferencia) pero que se hacen escasos. La charla se desarrolla un poco a saltos, es difícil crear un hilo narrativo común cuando mezclas en la conversación a Kepler con Brian May, a Bowie con Bach, a los Beatles con un púlsar, a Kraftwerk con… el hilo es la música, el hilo son las imágenes. Probablemente haya a quien la propuesta le pareciera desacertada (de todo hay), a mi me gustó, mezcló con suficiente sabiduría ciencia y arte (¿no son lo mismo?) como para resultarme interesante. Escenas impactantes, datos, poesía… Descriptiva, matemáticas, multidisciplinar… José Antonio Caballero consulta papeles, hace señas al control de las imágenes y todo se desarrolla más o menos según lo previsto.






Ya comienza el concierto en sí. Popi a la batería, el mencionado Xarim y Juano a las guitarras y Mr. Arias a la voz, el bajo y el comentario con sorna entre temas. La mencionada electricidad sumada se concentra desde la primera nota mientras van llegando como en oleadas las canciones de Multiverso. Tiendo a pensar que no solo en las letras está el espacio, las estrellas. Tiendo a dejarme inundar en los conciertos como el sol te anega la piel cuando amanece y las nubes le dejan, pero de música, de notas y acordes, de cada vibración. Tiendo a intentar sentir más que pensar, ver más que creer. En un concierto (y si me apuras en un disco) trato de olvidarme de octavas, de mayores y menores, de “sonido profesional” y de si esa reverb está bien donde está, ese arreglo aporta o sobra. Además tampoco entiendo de ello como para juzgarlo con ecuanimidad. Sí me gusta, sin embargo, centrarme en lo que todas esas “expresiones matemáticas” me sugieren, en las imágenes que despiertan, en su efecto, más que en la rotundidad numérica de su causa.



Y así “El Ordenador Simula El Nacimiento De Las Estrellas” o “Desde Una Estrella Enana” fluyen del escenario al público y de ahí, al universo. Se deslizan las melodías, se superponen las voces, al fin y al cabo somos hijos de las estrellas. “Astronomía”, “Miríadas”, hilvanadas más o menos en el orden habitual, tanto en el disco como en directo, desembocan en la esperada “Derrota De Bill Gates” y su pegadizo sonido y poco, muy poco, después, el homenaje a la perra “Laika”. Entre canción y canción, los ya habituales comentarios entre sarcásticos y mordaces, tan propios del señor Arias, en cualquier tiempo y lugar, y últimamente tan jaleados. Comienza el primer guiño lagartijero de la noche: “2010”. Menos bestia, más tranquila, pero tan plena como de costumbre. Y el segundo: “Mar De La Tranquilidad”, buenísima. Agua para el mar de los vapores que llevan al “Génesis”, la luz, la luz que lo llena todo.





Otro guiño, en este caso a la ciencia ficción bien hecha, a Kubrick y a Clarke: “2001: Una Odisea Del Espacio“. Y para casi terminar, “Cristal” y “Multiverso”. Como está claro que no admite pausas vivir, el espacio antes de los bises es bastante reducido. Enseguida se encadenan “Un Marciano Envía Una Postal”, “Nos Hemos Conocido Hoy”, y “No Sé Qué Hacer”. La primera de El Shock de Leia, con una de esas letras que se hacen repetir mentalmente cientos de veces después de escucharla, la segunda, inédita, quedó fuera de Multiverso y la última, del homenaje a los Ángeles. Canta Popi pero la voz está terriblemente baja, adecuada para los coros pero no para llevar el peso, la voz cantante vamos. Fue éste quizá el único pero importante al sonido de la sala, bastante bueno en general aunque con las guitarras un poco (solo un poco) demasiado sucias a veces, poco nítidas. Con todo, todas las imágenes, las más bucólicas, oníricas y las más científicas, técnicas, crean una pauta que persigue las melodías y que a su vez son perseguidas, haciendo un todo capaz de excitar más sentidos que la música solo o que el video en silencio. Y en esa especie de espiral cósmica te sientes bien, te sientes parte de ese Multiverso narrado, disecado. Puede que en este proyecto haya menos músculo, menos sudor que, sobre todo, en los primeros Lagartijas. Pero la esencia es la misma, es el mismo espíritu y aunque el señor Arias no puede (ni creo que quiera) desembarazarse de su pasado es admirable que siga siendo capaz de rodearse de tantísimo talento y de mantener una frescura y un nivel que para sí quisieran otros muchos, de fama mucho más rotunda. Vamos, un lujo siempre el poder disfrutar de estos conciertos que esperamos se repitan más pronto que tarde.

GEHENNA TO ELIZIUM: FIELDS OF THE NEPHILIM 1985-1991

5/3/10
By Paula O’Keefe

(c) 1991-2010

reproduction without permission is a violation of the law
Traducción por Estudios Idea Soez, with kind permission of the author.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————-

Nadie sabe mucho acerca de los Nefilim, es algo así como un misterio. Añadimos “Fields” como referencia a los campos magnéticos que nos atraen hacia los Nefilim, no para evocar imágenes de pastos verdes”,
–Carl McCoy en USA Network’s “Night Flight”, 1988
Comenzaré advirtiendo que el texto que encontrarás a continuación está basado en la mera especulación. Reconozco que la expresión “parece que trata de” no es demasiado buena para dar validez alguna a esta interpretación, aunque ríos de tinta se han vertido sobre el significado de las letras de REM basados en la misma premisa. Ahora bien, todos nos hemos esforzado en escuchar e interpretar los textos, llenos de misterio, poder y belleza, y presento a continuación lo que creo que he llegado a comprender.
Desde un principio Fields of the Nephilim se definieron como una banda de rock al margen de modas pasajeras o tendencias novedosas con fecha pronta de caducidad. El worldbeat, el acid house, el sampling, el pop de Manchester surgieron y desaparecieron, y los Nephilim han seguido fieles a su fórmula original de guitarras + batería, dejando de lado la tecnología, los PWEI o Deee-lites de turno. De hecho la tecnología sí forma parte de su música (ya incluyeron sintetizadores en los lejanos tiempos de Dawnrazor), pero sólo para enriquecer o dar mas cuerpo a la esencia rock de la banda. Esa esencia está fundamentalmente construida usando capas intrincadas y densas de guitarras que parecen intentar escapar de los muros que las aprisionan. Incluso en sus primeros trabajos, con su estilo plenamente rock, existe un eco lejano de espacios, paisajes y distancias infinitos que se dibujan sobre vastos horizontes (el viento aúlla, las tendencias perecederas cierran sus puertas y corren por el pasillo hasta la seguridad de su habitación, asustados por la oscuridad del cielo y las incandescentes y próximas estrellas…)






Los Nephilim en los albores de los tiempos


Aunque todo esto es evidente, subyace un misterio: aún hoy en día no me atrevería a afirmar de qué tratan Dawnrazor o Blue Water. Calificarlas de oscuras, crípticas y ominosas es todo lo que uno puede hacer al referirse a estas primeras canciones, con la única certeza de que los temas tratados no son felices, ni divertidos. Probablemente el documento más gracioso de la historia de los Nephilim es el primer recorte de prensa americano, en el que un desafortunado crítico, armado de un par de fotografías y el primer LP se dirige a una audiencia no especialmente receptiva. Tras un par de párrafos atmosféricos medio decentes acerca de tintineantes espuelas y nubes de humo, el pobre sujeto hace un par de bromas sobre el disco, del tipo “Es en este Volcán donde el forajido le da una paliza al héroe”…


Returning To Gehenna (1985)



Returning to Gehenna



El EP Returning To Gehenna de 1985, dentro de su relativa simplicidad, es puramente Nephilim y contiene un muy destacable material. The Tower, un retrato comprensivo de una mujer desesperada es tan conmovedor como enigmático: no llegamos a saber por qué está encerrada (si es que lo está) o qué la atormenta (¿esta poseída, loca? ¿Es la fuerza subterránea -esa “force below”- la llamada de Cthulhu o algo que sólo ella percibe?). En cualquier caso nos sentimos cómplices de su soledad. Mi más sincera enhorabuena por lograr tratar a un extraño personaje femenino de una manera tan sensible. Secrets es otro temazo, con un riff de guitarra repetitivo que recuerda a Don’t Fear The Reapery de Blue Oyster Cult’s, con una letra que podría ser la primera evidencia del tema favorito de McCoy: “I’ve seen the heart of man fall/I’ve seen men crawl/Secrets I’ve seen where no one can find them/Behind the darkened wall…” Returning to Gehenna, se caracteriza por su imaginería onírica que, aunque  aún temprana, incluye la imprenta personal que identifica a la banda y su propósito: “It’s become our name/We the Nephilim”.


Dawnrazor (1987)




Dawnrazor


Hay un claro progreso con el lanzamiento de su primer LP, Dawnrazor, en 1987. Abre el disco Slowkill, una canción introductoria atractiva, con una potente percusión y un bajo muy presente, construida sobre magníficas guitarras espirales en fuerte contraste con los polvorientos gruñidos de Carl McCoy. Éste interpreta todos los temas con esta voz grave y cavernosa, que por aquella época parecía ser su único registro vocal, aunque el tiempo nos demostraría lo contrario. Los textos giran en torno al suicidio y la fascinación por la muerte, con versos como “I’m up here ‘cos I wanted to die…up here on the bridge of night, to fall would be so nice”. Volcane fue en su momento el primer tema que llamó mi atención, y aún hoy podría ser mi favorita. Es una canción rock de base sólida, con un trabajo de guitarras desahogadas, secundadas con acordes y aullidos de teclado, y una línea argumental ominosa, que recuerda al típico triángulo amoroso, si no fuera por su cortante y oscuro. “Mr. Jealousy has returned to reality/unsecured by humanity/you’re living in danger”. Los versos “living inside her this love volcane, burning inside her this love volcane” sugieren más la visita de un íncubo que la mera pasión, y el estribillo nos ofrece más preguntas que respuestas. Dust describe un regreso desde el mundo de los muertos, e incluye algún momento truculento: “ride aboard the train/in this swirling pool of blood and brains”. Lo mismo sucede con Reanimator, que contiene el divertido momento “We look like sisters…” (afirmación bastante cierta =), mientras que Vet for the insane nos pincela los devaneos mentales de un psicópata asesino en cautividad: “The flowers in your kitchen/they weep for you/I’m gonna shred them all to pieces/like I did to you”. Las letras de Vet… están equilibradas por una línea de guitarra sutil y cargada de melancolía, cuyos ecos se pierden en la distancia, lo que otorga a esta canción de ritmo pausado una sensación de soledad, confinamiento, que quizá sean los remordimientos internos del propio asesino. La sensación general es de inquietante serenidad. El siseo oscuro de “relax”, sonando como un lento escape de gas venenoso, es el precedente del “Sweet dreams my angel” que nos ofrecerán más tarde en Love Under Will. Laura tiene un aire a las atmosféricas películas en blanco y negro, como Frankenstein, su torre batida por el rayo o Metropolis, donde el robot femenino enloquecido cobraba vida bajo cielos cargados de amenaza…



El Hombre de la Pandereta


Si escucháramos los tres LPs por separado adivinaríamos de inmediato que Dawnrazor es el primero. Está hecho con cuidado, es intimista, y no revela demasiado. El diseño de la portada, de autor anónimo, recuerda el clásico terror gótico. Las canciones, aunque llenas de misterio, son bastante breves, directas y simples, y no traicionan la dirección ocultista y espiritual que la banda tomaría de aquí en adelante y que se convertiría en su sello personal en el futuro. Juzgando el LP y el tono de las entrevistas publicadas en aquellas fechas, la audiencia compradora de discos percibía a la banda como una entidad desconocida: aún no se había alcanzado el nivel de confianza que los Nephilim establecerían con su público más fiel en ulteriores conciertos. Además, como hemos visto, McCoy y compañía, podían ser muy crípticos. Si escucháramos Dawnrazor hoy nos sería difícil creer que fue compuesto por las mismas cinco personas que tres años después se sintieron lo suficientemente seguros y maduros como para grabar himnos épicos en torno al viaje astral, como Psychonaut o Elizium.
Sin duda, es este tipo de secretismo y misterio el que atrae a la gente, y así, cuanto menos decían los Nephilim, más intentaban sonsacarles los curiosos periodistas. La mayoría de apariciones en la prensa inglesa del momento sólo consiguieron la negativa de la banda a hablar sobre su leitmotiv. Por tanto, con sarcasmo y cierta dosis de mala baba, conforme sus preguntas fallaban en concretar la idea en torno a la cual giraba del trabajo de los Nephilim, los periodistas concluyeron que, en realidad, no tenían nada que decir, y que no soltaban prenda de sus motivaciones e intenciones porque en realidad eran meras marionetas cuyos hilos manejaban manos ajenas al grupo. Podemos disculpar a la prensa, pues esas primeras entrevistas eran frustrantemente desinformativas…
-         “¿Por qué el look de forajidos?”
-         “Simplemente es una ropa cómoda”.
-         “¿Qué influencias tenéis?”
-         “Toda la música que escuchamos. No tenemos una fórmula, intentamos recrear una atmósfera y luego todo se nos escapa de las manos”.
-         “¿Qué intentáis conseguir como grupo?”
-         “No estamos seguros”.
Es muy cierto que la prensa parecía disfrutar provocándoles, pero las respuestas de la banda no dejaban de ser exasperantes…


The Nephilim (1988)

The Nephilim


La muerte y la cordura relativa y sus lugares comunes es la temática favorita de los Fields, y serán aún más importantes en su segundo trabajo: The Nephilim, publicado en 1988. Como banda, este disco expresa y transmite una sensación de dirección acertada, identidad y control. El tiempo y la experiencia han desarrollado y pulido su música y a la vez les ha dado la confianza que necesitaban para dar rienda suelta a su creatividad. El resultado es un disco magnífico, oscuro, rico, evocador, que contiene las primeras referencias de McCoy a Sumeria y Cthulhu. Presentado con un artwork Gótico-Western, su título es todo un acierto, pues es el fiel reflejo de sus creadores.
Me permito ahora una digresión: es obvio que Carl McCoy es la mente, corazón y el alma de Fields of the Nephilim, pero me gustaría destacar el trabajo de quien de veras lo merece. Nadie mejor que Carl sería capaz de comprender la utilización mágica del sonido y sus vibraciones para transmitir una idea, un significado o provocar una respuesta del oyente, y los Nephilim son puro sonido, con su textura y densidad guitarrera, y sus poderosos cimientos percusivos. La gracia y el poder de la guitarra de Paul Wright y el sentimiento melódico de Tony Pettitt son impecables y distintivos. Sin duda trabajaban bajo la dirección de McCoy y hacia un fin aún por determinar, pero no puedo creer que trabajaran sin una gran dosis de libertad o impulso creativo y, aunque la formación original cambiara de miembros y otros músicos formaran parte de los Nephilim, nadie podrá negarles el magnífico trabajo realizado. (Intentad convencerme de que el guitarrista que rompió su barra de trémolo para conseguir que Submission fuera más allá de los límites establecidos era una mera herramienta…)
Si a alguien le interesara estudiar y comprender la esencia de los Fields, The Nephilim sería el mejor comienzo. La banda dijo en una entrevista de radio que escogieron imprimir la letra de The Watchman porque pensaban que este tema era la piedra angular del disco, el primero que fue compuesto y el origen de los demás. La crítica pensó que tenía que ver con el cómic “Watchmen” de Alan Moore, afirmación bastante improbable. McCoy comentó a la revista cristiana Cornerstone que “The Watchman” era una invocación a Cthulhu. El nombre de la gira del segundo disco fue de hecho “The Mark of the Watchman”, y la banda había incluido un escueto “all our Watchmen” en los créditos de todos los discos desde que editaron Blue Water.
El personaje que da título al tema, el Watchman o Vigilante, resulta ser un forajido meditabundo, obsesionado con su poder psíquico sobre la vida y la muerte, que atisba el futuro con la mirada apocalíptica del Antiguo Testamento y prevé la inexorable llegada del Caos. El Mesías no vendrá a salvar a la humanidad, e incluso esta certeza será vana cuando Tiamat, Cthulhu, la entidad primigenia, resurja desde las profundidades del abismo.
“My life’s turning pages, I see a promised day

Watchmen never age here they just sleep in vain

Drowning people stand here – they don’t care to fall

I rebury the pages, Cthulhu calls

You’ll see, you’ll see her when she starts to form;

you’ll see, you’ll see her when she starts to call..”





Surreal McCoy


Desconocemos los motivos por los que Cthulhu ha sido siempre considerado como una entidad masculina. En el Necronomicón, Cthulhu aparece como un equivalente de Tiamat, la diosa sumeria del Caos. Abordaremos este tema mas adelante…
Cabe destacar también su infame grito de batalla ”In the name of Jesus Christ won’t you fear my name/I’ve been alive since Moses – your preacher never came”.
En The Watchman aparece explícitamente el inevitable tema de caos y destrucción, el Apocalipsis de la humanidad como ya expresaron McCoy y compañía por escrito en varias ocasiones. Y es también la primera vez que percibimos que uno de los deseos de los Nephilim es acelerar el día de la venida: “Remember she’s calling for you..I’m calling for you” se convierte de repente en “Cthulhu I’m calling for you” (Gran Madre de los Dioses, Ama Gal Dingir, en palabras textuales). Los imperios se desvanecen ante nuestros ojos y nuestros guías van allí donde no podemos seguirles…
La agitación y el caos continúan en Phobia, donde nuestras fuerzas vitales son drenadas  y los días se agitan. Se apaga la luz del sol y penetramos en su espacio. El día adecuado (“righteous day”) de Moonchild es una súbita referencia a la reencarnación, el recuerdo y a la muerte como castigo – “I knelt down where I burned before” -  Los Nephilim vuelven pronto a la carga y apenas tienes tiempo de escapar de la furia desatada que es Chord of Souls. En ella reaparece el personaje del predicador McCoy, pero se revela a sí mismo no como un hombre de fe sino, quizá, como un heraldo de los Vigilantes, graznando maldiciones cual cuervo enfurecido. “It’s not your God I’m after…I hate your country and I hate your world…tear my fucking heart out”, canta colérico, invocando el Caos como en las tribulaciones del día del Juicio Final. “Let it be the end, believers… over to the other side.” Como banda, en Chord of Souls los Fields se superan a sí mismos, planteando un camino azaroso desde un principio y brillando al final acompañado los sangrientos alaridos de la garganta de McCoy. La cara A del disco está repleta de desdén, con las dosis adecuadas de ira. En ella el Fuego Divino consume la Tierra corrupta; los Nefilim observan desde lo alto del cielo las ciudades en llamas con sonrisas nefastas que denotan una satisfacción despiadada, sus ojos brillan entra las columnas de humo, ceniza y polvo, como en un fiel retrato de la caída de Babilonia la Grande.




FOTN 1988



No debemos cometer el error de pensar que estamos simplemente discutiendo el pecado cristiano y su retribución: no olvidemos la presencia de Cthulhu. Chord of Souls resuena en la distancia durante unos momentos, la polvareda cesa en su furiosa arremetida y le sigue la serena y perturbadora Celebrate, uno de los trabajos mas bellos de los Nephilim, calmada y oscura como la superficie del agua en reposo, y sorprendentemente interpretada en un tono de barítono, la primera señal de que Carl tiene más de un registro vocal. Celebrate transcurre calmadamente, y el Juicio Final de una humanidad que ha perdido la fe en sus dioses forma ya parte del pasado. “With no faith in mind, to the Magan blind”, somos criaturas insignificantes que fueron bendecidas y hemos perdido esta gracia en nuestros días nimios. Magan, zona sin identificar de la antigua Sumeria, es aquí símbolo de toda ella: un lugar donde las almas descansan y sueñan, inmersas en un proceso de sucesivas reencarnaciones. Pero Celebrate parece advertirnos de que hemos olvidado nuestra parte espiritual, nuestra verdadera naturaleza, en pro de la persecución de la tecnología y la novedad por encima de cualquier otra prioridad. Y pagaremos por ello: pues nuestras encarnaciones pasadas serán aceptadas y alabadas, pero nuestro destino serán las llamas, ávidas de carne. La canción fluye hasta un puente de guitarra grandioso, frío y repetitivo, como el cielo de una perfecta noche de verano, para, por fin, terminar retornando al momento de quietud en que nos encontrábamos…
Tras esto sólo nos queda ser testigos de la belleza de la muerte y el regreso a la vida desde sus mismas puertas. Love Under Will es un medio tiempo brillante y elegante que se desarrolla en un paisaje de tierras baldías. (El título es una cita explícita del famoso lema de Aleister Crowley, del que la gente parece conocer sólo la primera parte). El tema considera la experiencia próxima a la muerte como una herramienta para escapar del cuerpo y entrar en comunión con el mundo de lo no visible. O quizá sea la descripción del camino que nos lleva hasta las ya mencionadas puertas de la Muerte. “I need to be alone tonight…lay down I’ll die tonight, smother me or suffer…” Arriesgamos a intuir que ésta es una referencia a la técnica de meditación por asfixia hasta llegar al desmayo, probablemente relacionada con la “Postura de la Muerte” de Austin Spare, con la que Carl reconoce estar familiarizado. Una instrumentación exquisita, con una línea melódica y fluida de bajo, guitarras titilantes como estrellas y voces sensuales y vaporosas que nos invitan a permanecer en estado de vigilia, a perpetrar la unión de las almas y a yacer junto al viajero astral, esperando su mensaje llegado desde más allá del velo negro. O simplemente nos insta a que seamos vigilantes del proceso, o a unirnos en tan funesto viaje  (invitación difícil de resistir en cualquiera de los casos). “When I’m gone, wait here, discover all of earth’s surprises…I’ll send my child my last good smile”, (que termina por convertirse en “my last goodbye”), insinúa que quizá no hay motivo para volver al cuerpo mortal, pues los enigmas que vamos a descubrir se convierten “en los de toda una vida”. Las palabras no logran expresar el transcurrir del magnífico tema, que es simplemente una obra sublime sobre el sueño, la Muerte y los reinos del mas allá: “Sweet dreams, my angel, my last goodbye… sweet dreams.”
Y, si aún tienes fuerzas para despertar, si es que de hecho quieres, hay una canción más, (la otra cuya letra aparece impresa en el artwork), que es el resumen de todo lo que hemos referido con anterioridad: Last Exit for the Lost. Criticada por la prensa musical como los devaneos de un gótico sobre el suicidio y sus deseos de morirse, es, en realidad mucho más que todo eso. Pues porta el mensaje traído de Sumerland que estábamos esperando. “¿Darías tu vida sólo por verme de nuevo?” Se nos pregunta. “I run your hair through in another decade, Sumerland holds me in Sumerian haze”. Es evidente que no hemos sido olvidados, y nuestra fe parece ser recompensada. El resto de la letra sugiere un flujo de recuerdos, imágenes, oleadas de la energía que fluye entre dos mundos y retazos del camino que los une. La muerte es la vía para escapar del dolor del ser amado, “precious to the lost”. Súbitamente contemplamos rostros, juguetes de infancia, puertas que aparecen y desaparecen. El Caos surge y reaparece Cthulhu, y somos guiados por encima de la Laguna Estigia que, aparentemente, estamos decididos a cruzar. (“You’ll seek it, though it’s a thousand miles”, so “take what fate brings…”). Pero nunca llegamos a nuestro destino: no logramos encontrar el umbral que debemos cruzar, y el último verso es un frustrante “closer”: más cerca. ¿Es esto una advertencia? ¿Debemos pensárnoslo dos veces antes de traspasar el umbral, advertidos del peligro que supone el viaje y, a su vez, reconfortados por la certeza de que aquellos que hemos perdido sueñan en letargo en la tierra de Magan? ¿O acaso la tentación resulta tan profundamente seductora que no seremos lo suficientemente fuertes para resistirla?…


Psychonaut (1989)



Psychonaut


De The Nephilim pasamos directamente al esplendor sumerio de Psychonaut, el que fue su siguiente lanzamiento, en mayo de 1989. Esta obra épica incluye un gran diseño de Sheer Faith para su portada, y la siguiente cita de William Blake: “Of Behemoth he saith, He is chief of the ways of God Of Leviathan he saith, He is King over all the Children of Pride” (Libro de Job). Por desgracia nunca nunca hemos podido escuchar la versión completa de la canción, de veinte minutos de duración, que languidece en las lóbregas criptas de la música no comercial.
A partir de ahora nos adentraremos en aguas profundas, y es necesaria una especial atención, pues por primera vez se nos permite contemplar lo que antes sólo habíamos sido capaces de intuir. Psychonaut, cuya estructura se fundamenta cuidadosamente en antiguos principios matemáticos y numerológicos, grabada a la luz de las velas y el aroma de los inciensos, cuenta con una invocación como núcleo del tema: un encantamiento del que, por suerte, formamos parte. Lo hemos escuchado, conocemos la letra, ha resonado en nuestras mentes y ha utilizado nuestra energía para cobrar forma…somos parte del hechizo. El estribillo “Zi dingir kia kanpa, zi dingir anna kanpa” que significa “Espíritu, dios de la tierra, recuerda. Espíritu, dios del cielo, recuerda”, está traído del sumerio a través del Necronomicón, (¿sirve esto para aclararlo?). Todos unimos nuestras voces, compartiendo la energía necesaria para emitir un sonido que ninguna voz humana sería capaz de lograr: hemos sido cómplices de una invocación a los Antiguos Dioses Olvidados: “Dilatamos nuestras gargantas y pronunciamos los antiguos nombres. Convocamos a los Nefilim, y ellos vinieron a nosotros, extraños con los ojos de los hombres”. Escuchad, hijos y hermanos. Pues si en Celebrate se nos advertía de que habíamos olvidado, Psychonaut, por contra, intenta hacernos recordar…
“Quería hacer música que me transportara al lugar al que voy cuando cierro los ojos”, dijo McCoy, y ni por un segundo pienso que él es el único que ha sido transportado. No siento en cambio que con Psychonaut hayamos sido manipulados o atraídos a una especie de trampa malintencionada. Al contrario, encuentro en el tema un grandioso esplendor que va más allá de las palabras. Estamos ante una obra maestra que se ha producido aquí, en nuestro tiempo y lugar. Sea en pro del orden o el caos, la felicidad o la aflicción, lo único cierto es que consigue que el rock alcance su mayor estado de gracia como forma de expresión musical.

Digresiones aparte, Psychonaut nos ofrece la mejor interpretación vocal de McCoy hasta la fecha: clara, resonante y virtualmente exenta del gruñido sofocado de antaño, se nos presenta ahora plena de autoridad y dramatismo. Construida en torno a un riff de bajo hipnótico y la habitual e intrincada estructura de múltiples capas, cual atractor de Lorenz, la canción (tras tres audibles pasos de bota que se cuelan por el micro) zarpa majestuosamente, cual galeón español, y navega directamente hasta el fin del mundo. Los cielos se oscurecen y el viento azota: “Children now the curse is come, and glory days, our kingdom comes”. El tiempo se detiene y, los que fueron secuestrados, los caídos, vuelven en busca de nuevas almas, y comienzan a manifestarse. “Let us gather hallucinations from our private minds, let us witness the reincarnation of the Sun. May the mountain shake you to the core,” (la primera cita del Necronomicón). Hasta que al fin nos sumergimos en el Abismo, mientras la Tierra entera tiembla. Escuchamos versos de seis mil años de antigüedad, y, si esto no hace que se erice el vello de tu nuca, quizá esta música, definitivamente, no sea para ti. La voz de McCoy, exaltada y aterrorizada, ruge como un trueno: “Pray for Leviathan”. Y nos sentimos identificados con él, pues se ve sobrepasado por el ignoto poder que se alza desde las profundidades. “I hear them come, pray for me…” ¿Debemos rezar por su salvación o por su apoteosis? ¿Quién es el personaje que se dirige a nosotros? “I break down, yes I do…” La canción pasa como el Ángel de la Muerte y se desvanece, dejándonos exhaustos…


Elizium (1990)




Elizium


Tardamos un año en recobrar el aliento, y en escuchar nuevo material. Así en mayo de 1990 un eslogan escapó del secretismo que envolvía al nuevo trabajo: “The 1990 Project”. Ignorábamos lo que se avecinaba…
Era Septiembre de 1990, y las versiones abreviadas de For her Light precedían la salida a la venta del tercer álbum de los Nephilim: Elizium. El single no adelantaba mucho el contenido del álbum: una guitarra enérgica y acordes de sintetizador, con las letras ominosas de costumbre interpretadas en tono grave (“Your effigy dissolves in my hands…you can’t wake up, you can’t wake up…”). En cambio la cara B, At the Gates of Silent Memory nos hizo contener la respiración: un tema oscuro e instrumental con una firme línea de bajo y una voz leyendo ciertos versos ocultistas que nadie en un principio supo identificar: el mismísimo Aleister Crowley recitando su poema “At Sea”, simple extraído de una grabación realizada en cilindro de cera que circulaba en reuniones privadas de mano en mano. ¿Pensaste alguna vez que escucharías la mismísima voz del maestro Therion? “Gods roamed the earth,” recita, “anointing them, asperging with tears, and sanctifying the solitude…Man is so infinitely small, man is so infinitely great…” ¿Por qué incluir esta grabación? ¿Acaso McCoy había decidido revelar todo sus secretos por fin? Aún tendríamos que esperar…

Y así nos llegó Elizium, que satisfizo plenamente nuestras expectativas. El disco que todos estábamos esperando, el disco que transciende el mundo formal y las convenciones del rock para permitirnos caminar en el viento, viajar en el tiempo, soñar con Sumerland. Las puertas se abren definitivamente: Sumeria, los Vigilantes, Austin Osman Spare, Cthulhu… todos los temas que han preocupado a los Nephilim se nos ofrecen de nuevo. Gracias a la fe y al respeto que has profesado puedes ahora gozar de ellos plenamente. El disco es viaje, medio y destino, todo en uno. El viaje de las almas, trazado hasta el mundo del mas allá, y el tema de la vida reencarnada, la contemplación de las vidas pasadas y futuras en un mismo momento (donde todo el tiempo es ahora y todo el espacio es aquí). Y, pese a todo, es un trabajo cargado de guitarras.
Por tratar brevemente los artículos de prensa en torno a Elizium diré que McCoy & cía. se habían vuelto mucho más comunicativos que en la etapa de Dawnrazor. En los pasados años habían llegado a afirmar que no sentían que la mayor parte de la humanidad mereciera ser salvada de la inevitable venida del Caos (aunque según Peter Yates: “nos sorprendería saber quien sobreviría al colapso: algunas personas brillan”, la declaración más esotérica de los FOTN hasta la fecha). Según los dos volúmenes de Peter Carrol  Liber Null / Psychonaut, hemos sobrevivido a tres eras de tiempo relativo a asuntos mágicos y espirituales y ahora estamos en la cuarta, atea y antropocéntrica. El alma es prisionera en vida. En esta obrael concepto global de refugio de paz es esencial: un lugar en que las almas descansan entres sus períodos de reencarnación, llámese Sumeria, Shining Isle, Magan o Sumerland, siempre sería el equivalente de los Campos Elíseos de la mitología griega.
Habíamos deducido de sus anteriores trabajos que la banda pensó que tenían un papel que cumplir, como el de un ángel apócrifo o un agente del caos. Pero esto no sería así esta vez…
Comienza el disco con Dead But Dreaming, la única referencia a los mitos de Cthulhu del disco, y el magnífico riff de For Her Light, que podría cogernos desprevenidos. Hay que prestar atención al título, porque en todo el disco subyace la existencia de una presencia femenina, un concepto completamente novedoso. At The Gates of Silent Memory / (Paradise Regained), por su temática (“…where the night has become/Elizium for the sleepless souls and our days to come…maybe I’ll just pass away or maybe I’ll stay…”) podría ser considerada como lo más cercano a una canción de amor que hayan compuesto los Fields. Es reconfortante pensar que incluso un sujeto atípico como Carl McCoy pueda tener un alma gemela… “But I feel alive with you/And I feel some kind of heaven…Be my refuge from the night/Love of my life pour your light/On the faith I can feel, make it real.” A mitad de canción destaca un sólo de guitarra de cautivadora belleza, que evoca un descenso alado desde lo alto de acantilados ciclópeos, con el mundo entero desplegándose bajo tus pies. Simplemente glorioso.
A continuación llega Submission. Y, si aún te extraña el concepto canción de amor que acabo de mencionar, puedes tranquilizarte: en Submission brotará sangre de las paredes. Es un tema salvaje y acongojante, tan oscuro como el más remoto de los abismos. McCoy, hablando del LP, comentó que había conseguido reflejar en sus letras el estado de ánimo en que escribía las canciones, y que éste, a veces, no era excesivamente bueno. Submission nos presenta el Caos en toda su furia y nos descubre que el Caos estaba dentro de nosotros mismos desde un principio. “We’ve remedies from the Ancient Gods/to heal the morals of our shadows,” canta Carl con delays de Echoplex para, de repente, estallar en un rugido súbito “Devil come to me, open up the door, lead me ciahra to the center of it all…” ¿Posesión y destierro? ¿Asesinato y perdón? ¿Qué significa esto? Los personajes pasan de la rabia a la tranquilidad, y de nuevo a la rabia “She cried, holding me, someone’s inside/too cruel to suffer for what she wants”, y después los increíbles y atmosféricos “loose her who’s inside me/let’s use her for what she wants”. Podría equivocarme, pero este texto siempre me recuerda a la sangre derramada de Kingu y a los bramidos de Tiamat, metáfora de la rebelde violencia que forma parte de nuestro origen. Y aun así la canción, en esencia, es serena, onírica, con la guitarra exquisita de Paul Wright sostenida por el bajo draconiano y la voz aturdida de Carl “to this radiant morning…somewhere else…oh where have I been…”. Las citas impresas nos muestran una oscuridad aún mas atroz: “The souls of those who quit the body violently are most pure.” “Such end true lovers hath…”
De nuevo encontramos el tema de las almas atrapadas en la prisión de la carne, la muerte como una liberación o quizá como un don o una gracia más elevada. El esforzado solo de guitarra consigue un feroz clímax, cual llama abrasadora e imparable, haciendo un gran uso del trémolo y del wah-wah, que termina con un sonoro rechinar: la barra de trémolo literalmente rompiéndose por la presión ejercida…




Sumerland EP


Entramos ahora en el corazón del álbum, el centro del laberinto. Aunque en la lista de canciones aparecen ocho títulos, para mí solo hay cuatro temas, estando Submission y Sumerland situadas en medio de dos grandes suites. Aunque Sumerland y su larga continuación Wail of Sumer/And There Will Your Heart Be Also, fluyen como una sola, dentro de la cual podrían incluirse las versiones 12” de la propia Sumerland.
Sumerland es la creación mas mágica, significante y esencial de los Nephilim: una declaración de intenciones sobre la inducción al trance, de una serenidad y poder abismal. Por muchas maneras que intente explicar lo que esta canción significa para mí, jamás lograré encontrar una explicación del todo convincente. El alma, purificada por su violenta liberación abandona una breve vida y todos sus placeres (“life and all its pleasures”) y se sumerge en una infinitud atemporal, atraída aun así por ambos conceptos, la Tierra y el infinito, anhelando siempre la paz y la libertad de Sumerland “we could dream together, we could sleep forever, take the dream”. Pero no se siente libre del todo para  llevar a cabo el viaje definitivo: “But I can’t hide and I cannot die…on this earth I will wait, by the roots of my soul”. ¿Qué tipo de exilio es éste, en el que no se abandona del todo ni el Cielo ni la Tierra? Y por fin aparecen (hace tiempo que intuía su llegada…)
“La noche dibuja figuras angélicas/ que intuí, muertas pero soñando, en mi pasado… Están aquí de nuevo/ quieren yacer contigo/ quieren llevarte/a la vergüenza pasada/ acepta el sueño”. Sin duda se refiere a los Vigilantes, los señores de los primeros Nefilim, conjurados desde la memoria distante por una voz tan oscura y onírica que podría sin duda ser la del alma atormentada de uno de estos gigantes inmortales, que se sirve ocasionalmente de la garganta de un ser humano para manifestarse. Con la mente en estas ideas, la música desciende hasta un momento onírico y pausado… La oscura voz parece provenir de una gran distancia. Si estás lo suficientemente concentrado, notarás que el tema cae en una especie de trance que pronto nos alcanzará a todos: “Sleepers in you…shapes of angels so deep within you…feel your soul…drowning…loosen your soul…drowning…”
El tema es tan sutil y efectivo que creo que nunca lo he escuchado totalmente despierta. No me atrevo a afirmar rotundamente cuál es su fin último, pero pienso que es el de despertar los recuerdos más remotos, para volver a cuestionarnos el sentido del término “alma”. Recordarnos que hace eones caminábamos junto a Dios y los ángeles, y enseñarnos la manera de hacerlo de nuevo. Sometimiento, rendición, desinhibición… los Nephilim simplemente consiguen transmitirlo. Como obra creada en estado de trance con la intención de embriagar al espectador y sumergirle en el mismo estado, Sumerland es una experiencia extraordinaria. La promesa que nos hicieron en Psychonaut por fin cumplida…





Elizium era, 1990


Salimos de este estado tan suavemente como hubimos entrado en él. Una melodía oriental se presenta ante nosotros, cual hilo a la entrada de un laberinto tentándonos a seguir el camino que nos indica. McCoy le grita a una entidad desconocida, le pregunta desesperado: “Do dreams fall from God?.Tell me what dreams may come” (una cita de Shakespeare esta vez). ¿Quién habla ahora por boca de McCoy? ¿Es un Vigilante o el mismo Dios? ¿Es quizá un Nefilim dirigiéndose a su Creador? Después, súbitamente, como cuando el hipnotizador chasca sus dedos, aparecen de nuevo los Fields of the Nephilim, guitarras, bajo y percusión ofreciéndonos un sublime crescendo hasta el final. Somos prisioneros de por vida; hemos soñado nuestro pasado en Sumerland y contemplado el Caos en el corazón del dragón interior de cada cual, pero aún así permanecemos aquí, y nuestras esperanzas están ahora puestas en alguien no identificado a quien suplicamos: “You’re my ticket outa here…take me away, take me there.”: nuestro ángel de la Guarda, en el más amplio sentido de la expresión. Descansamos por fin, habiendo contemplado la serenidad suprema de los abismos del espacio y el tiempo, gracias a una pequeña banda de rock de Stevenage de la que cierta gente se mofaba… Chapeau.
Al final lograremos escapar, de hecho ya casi lo hemos logrado. Wail of Sumer se abre paso por un tenso y pacífico camino, que pronto se ve desbordado por acordes y lamentos de teclados mientras el resto de la banda yergue inmensos muros de sonido a su alrededor. Somos transportados por el aire por encima del desierto, y contemplamos, desde lo alto el Tigris y el Eúfrates, las ruinas de la antigua Ur. Y, de nuevo, soñamos con Sumerland y los Ángeles Exiliados: “Taken from God…sent into the dark to play”. (Pura especulación, lo reconozco:). La letra de Sumerland menciona explícitamente ciertas “formas de ángeles en mi pasado” y luego afirma que “están aquí otra vez”, dejando claro que no hemos quebrado la barrera del tiempo, sino que hablamos ahora en términos de pasado y presente específicos.
“From life here I led them, taken away from where they lay…” ¿Puede esto significar que, en vez de incoar el Caos para acelerar la destrucción de la mezquina humanidad, la verdadera intención de McCoy sea despertar a los durmientes Vigilantes – esos maestros y guardianes de la temprana humanidad injustamente castigados por una deidad celosa y mezquina – para traerles de vuelta, y con ellos su sabiduría, a un mundo necesitado? ¿Quizá para acelerar, no el final de la Cuarta Edad, sino el amanecer de la Quinta? Sin duda el tono general de Elizium es más pacífico y categórico que el de sus primeros discos, como si hubieran alcanzado a comprender algo que ha cambiado el sentido de sus vidas. (Lo sé, debería vigilar lo que leo J).
Por fin tocamos tierra, y respiramos el aire sereno y antiguo, mirando en rededor “No sound, life, no essence…I’m seeing through an age who I am, through Sumerland lead me”. Reina la quietud en este lugar en que yacen los recuerdos, donde pasado y futuro son uno, rodeados de un sosiego monumental que nos revela la trivialidad del paso de nuestros días en la tierra. Wail of Sumer deriva imperceptiblemente en And There Will Your Heart Be Also, triunfal y bella, donde se acepta el paso por la Tierra y la reencarnación como una parte del viaje del alma. El mensaje ya no es “llévame lejos”, sino “I’ll end this moment to be with you/through morphic oceans I’ll lay here with you…you’re here to stay, stay here in Paradise.” Aquel al que imploramos puede que sea, al fin y al cabo, nuestro ser amado (sweet dreams, my angel…). Una coda magistral nos lleva hasta el fade out definitivo, mientras los teclados se quejan y trazan volutas, cual arena que revolotea merced al viento en el desierto, hasta que por fin llega el completo silencio, aquí, al Paraíso.
Elizium, fue recibido con división de opiniones, desde los halagos de Carol Clerk, en el Melody Maker hasta los resoplidos perplejos y llenos de escarnio del New Musical Express, que jamás logró entender el planteamiento de la banda. ¿Qué podemos esperar que opinen de un álbum en el cual dos tercios de lo que sucederá ocurrirá mas tarde? Probablemente no ayudó el hecho de que Carl McCoy se sintiera lo suficientemente seguro de sí mismo como para resumir el tema central del disco con la frase ”la muerte como la actividad de ocio definitiva”.


Earth Inferno (1991)




Earth Inferno


Elizium fue seguido con sorprendente rapidez del disco doble y en directo Earth Inferno. En mi humilde opinión, no contiene las mejores versiones en directo de todas las canciones (encontramos versiones mejores en alguna grabación pirata de un concierto en París), pero sí tiene el valor de demostrar que los Nephilim podían llevar un disco tan complejo como Elizium al directo (algunos habían sugerido que el trabajo de producción era tan vasto que jamás podría haber sido interpretado en vivo, ¡hombres de poca fe!). De hecho contiene momentos destacables, y, en especial, la gran interpretación de Psychonaut. La cubierta del álbum por sí sola, vale su peso en oro: un logrado fotomontaje que sigue la obra de Spare “The Self’s Vision of Enlightenment” de su Libro del Placer (¿no hubiera sido más adecuado elegir una obra de Earth Inferno del mismo autor?)
Y hasta aquí hemos llegado… ¿Qué será lo próximo? Es axioma en el mundo del rock que ninguna banda está cabreada eternamente, sin importar qué frustraciones y rencores alimentaron sus orígenes. El tiempo aplaca todos los corazones, los últimos discos suelen ser más reflexivos, y los jóvenes encuentran alguna otra banda que  viene pisando fuerte a la que seguir. Puede que los Nephilim no nos ofrezcan un rock tan crudo como al principio, pero su furia y oscuro caos y la paz que transmite es pura radiación elísea. Sin duda podemos afirmar que “hicieron lo que debían”.
Queda por descubrir cuál es el verdadero origen… pues ¿qué tienen el profeta Enoc, Abdul Alhazred, H.P. Lovecraft, Cotton Mather, el doctor  John Dee, Aleister Crowley, Colin Wilson (y servidora) que aportar en torno a estos azarosos temas que tratan de almas, ángeles, entidades extrañas y hombres?



1991: Which way from here?
——————————————————————————————–
Artículo originalmente publicado en
Nephilim Artwork by Sheer Faith
Web oficial Fields of the Nephilim: http://www.fields-of-the-nephilim.com/

Nephilim Reborn: Zoon by Beth Winegarner

1/3/10

Nephilim Reborn: Zoon

by Beth Winegarner
(c) 2000-2010
reproduction without permission is a violation of the law

Traducción por Estudios Idea Soez, with kind permission of the author.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

ceromonies copia

En todas las mitologías del mundo encontramos historias similares, metáforas de la lucha a la que se enfrenta el ser humano a lo largo de su vida. Estos temas mitológicos recurrentes refuerzan a menudo la idea de que, en cuanto a seres humanos, todos bebemos de las mismas fuentes de inspiración, o quizá incluso del inconsciente colectivo del que hablaba Carl Jung. Uno de estos temas típicos es el amor entre un ser sobrenatural y un humano mortal. Quizá presente en todas las mitologías conocidas, la historia aparece en multitud de ocasiones. En el folklore galés el rey Pwyll se enamora de Rhiannon, la reina de las hadas, e incluso pasa algún tiempo en su mundo feérico antes de que ella acepte vivir en el mundo de los humanos. En la mitología griega Selene, la diosa de la luna, se enamora del pastor Endimión y solicita a Zeus que éste duerma eternamente, para que ella pueda disfrutar de su compañía noche tras noche. También, en la mitología griega, fue el amor que Hades sintió por Perséfone el causante de los inviernos, ya que el dios del inframundo retenía a la joven 6 meses al año en su reino subterráneo.

Los evangelios apócrifos narran una historia similar, aunque a mayor escala. Doscientos ángeles, conocidos como 'îrin,' (Los Que Vigilan o Vigilantes /Watchers) observan la Tierra desde el cielo y contemplan la belleza de las mujeres que en ella habitan. Descienden por tanto a la Tierra y las toman como esposas, pero al nacer los hijos fruto de su amor, las mujeres dan a luz a una raza de gigantes que casi logran destruir el planeta por completo. Los ángeles que permanecen en el cielo suplican a Dios para que pare la locura, y así Dios decide castigar a los ángeles enviándolos a prisión, de la que sólo podrán salir el día del Armagedón, el Juicio Final. A estos ángeles se les denomina “Vigilantes” (Watchers) mientras que los gigantes nacidos de la unión de los ángeles y las mujeres humanas reciben el nombre de “Nefilim”.

Daniel Chester: Nephilim (1923).

A mediados de los 80 surgieron en Inglaterra otro tipo de gigantes y dieron forma a los Fields of the Nephilim, un siniestro grupo de rock liderado por Carl McCoy. Vestidos con guardapolvos al puro estilo cowboy, cubiertos de harina, como recién salidos de la tumba (se sabe que la harina sirve para protección contra los espíritus, especialmente en el vudú) el grupo editó 3 discos: "Dawnrazor," "The Nephilim" y "Elizium". Cuando salió este último trabajo en 1991 la banda había dejado atrás a docenas de grupos mordiendo el polvo, y a miles de fans intentando averiguar el significado oculto tras las letras y algunas de sus referencias mitológicas más intrincadas.
Afortunadamente Paula O´Keefe, seguidora del grupo, explicó cómo los Fields of the Nephilim desarrollaron su propia mitología, sintetizando los evangelios apócrifos, la mitología sumeria, los mitos lovecraftianos de Cthulhu y la moderna Magia del Caos en su ensayo Leviathan Chained. Además escribió una breve historia del grupo junto a algunas reseñas de su música en otro ensayo: Gehenna to Elizium. Ambas lecturas son muy recomendables para cualquier fan de la banda. Sus escritos también ayudan a comprender el resto de este mismo ensayo.

A principios de los 90 McCoy anunció la disolución de la banda. Mientras que el resto de músicos grababan nuevos discos bajo el nombre de Rubicon, McCoy formó una nueva banda con el nombre “Nefilim”. “Nadie sabe mucho acerca de los Nefilim, es algo así como un misterio. Añadimos “Fields” como referencia a los campos magnéticos que nos atraen hacia los Nefilim, no para no para evocar imágenes de pastos verdes”, explica McCoy en una entrevista para el USA Network's Night Flight en 1988. Así, se liberó de los “Fields” y dirigió su lírica hacia el mismo corazón del mito, escribiendo en muchas ocasiones desde el punto de vista de los gigantes. En 1996 “Zoon” salió a la venta.




Yates Wright McCoy Wright Pettitt: Fields of the Nephilim circa 1990


La crítica comparó Zoon con músicos tan variopintos como Wagner y Ministry. La mayoría de oyentes parecían impresionados por la complejidad del trabajo, que en su momento pareció incomprensible.

Sirvan un par de ejemplos:

-“McCoy utiliza las letras de Zoon para explorar los extremos de la experiencia humana, con una poesía visceral y una potente convicción que sitúa su obra muy lejos de la fácil explotación que suele darse en el trato a estos temas. Sus letras tienen un clima dramático y evocan cielos plomizos, nubes ominosas y tempestades súbitas" - iMusic Rock Showcase

-“Zoon es terrorífico, implacable, una pesadilla sonora en la que el rock gótico colisiona con el speed-metal, y desbanca a los Ministry: así son los nuevos Nefilim de mediados de los 90. Zoon es vasto, wagneriano, mágico. Camina al borde de un peligroso precipicio de oscuridad insondable del fondo del cual surgen dedos retorcidos llegados de los prohibidos abismos exteriores para desbaratar las mentes de los humanos. Rostros de cuatro dimensiones se retuercen en una pesadilla de gárgolas, un auténtico freak-show para dementes y demonólogos… la conciencia se enfrenta a la negación y al relajamiento moral. Dios y el Mal colisionan en una lucha titánica por el poder, las visiones se disipan y la locura y la sinrazón parecen, por un momento, perfectamente cuerdas. Penetration, Venus Decomposing, Melt, Coma... no ofrecen respiro, no dan tregua. El disco es un auténtico tesoro. "Decibels," Mike Gee

Zoon era


- “Es un álbum muy especial para mí. Tuve que sacrificar muchas cosas para poder llevarlo a cabo. Intentar precisar su significado literal es una tarea complicada, pues cualquier intento de explicación suena demasiado burdo. Las letras y la música del álbum rebosan de sentimientos y reflexiones”. Explicaba Carl McCoy. El hombre misterioso dejaba vía libre al oyente para interpretar su significado.

Y eso es exactamente lo que he hecho. De nuevo he de referirme a la interpretación de Paula O´Keefe: Venus Decomposing. Ella concibe el álbum como el relato del descenso de Inanna al inframundo, y realiza un gran trabajo explicando sus sensaciones en torno al disco.

Sin embargo mi visión de Zoon es distinta, o este artículo no tendría sentido. Su ensayo me hizo reflexionar y, tras leer la traducción de Diane Wolkenstein y Samuel Noah Kramer de la historia de Inanna "Inanna, Queen of Heaven and Earth," pensé que su análisis era válido, pero las palabras de Carl McCoy “la historia está reflejada en la música si prestas la suficiente atención” me llevó a una interpretación completamente distinta. Por aquel entonces di con el libro de Enoc, uno de los evangelios apócrifos que narra la historia de los Vigilantes y los Nefilim. A pesar de la controversia que los apócrifos siempre generan, (los libros que los conforman podrían haber sido escritos siglos después de que la Biblia fuera compilada), existen pasajes en la Biblia que se refieren a la existencia de los Nefilim, así como al descenso de los Nefilim a la tierra, y su castigo: “Los hijos de dios vieron a las hijas de los hombres, que eran hermosas. Y se desposaron con ellas” (Ge 6:2).


Manuscrito: El Libro de Enoc

Judas también hacen referencia a estos ángeles caídos “y los ángeles que no conservaron su estado primigenio, y decidieron abandonar su morada fueron sometidos eternamente bajo cadenas y oscuridad hasta el día del Juicio Final”. Otros piensan sin embargo que el libro de Enoc fue escrito antes que la Biblia, y fue considerado demasiado antiguo como para ser incluido en la compilación. Hay evidencias también de que los Nefilim son mencionados en los pergaminos del Mar Muerto. Los capítulos del libro de Enoc que relatan la historia de los Nefilim parecen tener su equivalente en las canciones de Zoon, tanto que, en algunos casos, el texto es similar. Conforme comparaba los dos, iba descubriendo que la mitología de McCoy profundizaba más en ciertos aspectos. McCoy había dispuesto su narración en capas superpuestas, revelando una espléndida fuente mitológica, contando y reinterpretando la historia del amor entre hombres y las criaturas sobrenaturales. Una historia de amor siempre destinada a acabar en tragedia.


• ZOON •

Nefilim: Zoon, 1996


Still Life

Rise, rise, rise, rise......
"We shall crush you down to the point, where there is no coming back, things will happen to you from which you could not recover if you lived a thousand years, a thousand years."
Still life
Imitating man
In another life,
in a stranger land,
Am I dreaming I am awake,
Is this hell or second sight
Are we born again like shadows
Outside of time
"Feel I'm walking outside, circled around me are these faceless figures watching me, as if they are waiting for something to happen... then it happens."

Libro de Enoc

5 Y todos los Vigilantes temblarán y serán castigados en lugares secretos y todas las extremidades de la tierra se resquebrajarán y el temor y un gran temblor se apoderarán de ellos hasta los confines de la tierra.
(St 2:19)6 La altas montañas se resquebrajarán y derrumbarán y las colinas se rebajarán y fundirán, como la cera ante la llama.7 Y la tierra se dividirá y todo lo que está sobre la tierra perecerá y habrá un juicio sobre todos.8 Pero con los justos Él hará la paz y protegerá a los elegidos y sobre ellos recaerá la clemencia y todos ellos pertenecerán a Dios, serán dichosos y benditos, los ayudará a todos y para ellos brillará la luz de Dios.
(4Es 2:35)9 Mirad que Él viene con una multitud de sus santos, para ejecutar el juicio sobre todos y aniquilará a los impíos y castigará a toda carne por todas sus obras impías, las cuales ellos han perversamente cometido y de todas las palabras altaneras y duras que los malvados pecadores han hablado contra Él.
(Dt 33:2; Judas 14-15)
Tras una primera escucha del violento “Zoon” muchos fans de los Nephilim, entre los que me incluyo, no pudieron más que añorar el sonido suntuoso y las melodías etéreas que durante tanto tiempo nos encandilaron. Desde los primeros acordes de Zoon quedaba claro que éste no era un álbum sobre la belleza, ni bello en sí mismo. Al menos no a primera vista. Algunos intentaron digerirlo tratando de descifrar las letras y su posible significado. Pero muchos otros, como yo, colocaron el disco en su correspondiente lugar en la estantería, deseando que fuera más asequible pasado algún tiempo, y con una buena dosis de paciencia.

Fue en realidad el ensayo de Paula O´Keefe lo que me hizo coger fuerzas para acercarme al disco de nuevo. La mitología es una de mis pasiones, y quería descubrir por mí misma si el álbum era realmente una interpretación del mito de Inanna. Comencé por el concepto del viaje al inframundo, pues muchos discos tratan el tema de adentrarse en las profundidades del alma, para volver transformado. Parecía posible, y muy probable, que Zoon describiera tal descenso ad inferos Pero, como he mencionado antes, no fue hasta la lectura del libro de Enoc cuando consideré el disco que no trataba de un descenso de la Tierra al Infierno, sino de un descenso desde el Cielo a la Tierra.

Como muchas otras historias, Zoon comienza por el final, aunque es posible que esto tenga un doble significado: al final del relato de Enoc, Dios sella el destino de los Vigilantes: permanecerán clausurados en una celda por toda la eternidad. Se nos ofrece aquí la visión de los ángeles presos para siempre en su eterno coma y, a la vez, son retratados, como en una fotografía, en el mismo momento en que empieza el relato. Desde un principio están atrapados al margen del tiempo, en el Cielo, contemplando la Tierra, pero incapaces de interactuar con los humanos.

Es interesante resaltar que uno de los versículos del libro de Enoc, citado más arriba, Las altas montañas se resquebrajarán y derrumbarán” es prácticamente similar a una frase del épico tema Psychonaut: “May the mountains shake you to the core”. Psychonaut era claramente una canción que llamaba a la acción, al despertar del Leviatán y su contrapartida sumeria, Tiamat, seres ciclópeos de inmenso poder que moran bajo las aguas del océano. “Zoon” parece ser una continuación de esa idea. Y entonces, sucede lo inevitable…

Xodus

Exit rites, new altered states
In the arena of light
We welcome your fate
Let the dead carry the dead
Pyre for the flames
Embers of life in the wilderness remain
Xodus - I feel reborn
Xodus - reborn
Your memory and life
I watch it all go up in flames
Left to die again
Fear is mine
Morning comes as light
Burning out my eyes
This is the place we're suffering
As we come in from the night
Alive
"If you are human, this is humanity"
Xodus - no place to run - meriahs impaled
Xodus - real blood - the rites of change
Xodus - now I feel reborn
Xodus - reborn
Rise, rise, rise, rise...





FOTN 2009

Libro de Enoc

1 Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas;2 y los Vigilantes, hijos del cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: "Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos".
(Gn 6:1-4)3 Entonces Shemihaza que era su jefe, les dijo: "Temo que no queráis cumplir con esta acción y sea yo el único responsable de un gran pecado".4 Pero ellos le respondieron: "Hagamos todos un juramento y comprometámonos todos bajo un anatema a no retroceder en este proyecto hasta ejecutarlo realmente".5 Entonces todos juraron unidos y se comprometieron al respecto los unos con los otros, bajo anatema.6 Y eran en total doscientos los que descendieron sobre la cima del monte que llamaron "Hermon", porque sobre él habían jurado y se habían comprometido mutuamente bajo anatema.


7 Estos son los nombres de sus jefes: Shemihaza, quien era el principal y en orden con relación a él, Ar'taqof, Rama'el, Kokab'el, -'el, Ra'ma'el, Dani'el, Zeq'el, Baraq'el, 'Asa'el, Harmoni, Matra'el, 'Anan'el, Sato'el, Shamsi'el, Sahari'el, Tumi'el, Turi'el, Yomi'el, y Yehadi'el.

8 Estos son los jefes de decena.
1 Y 'Asa'el enseñó a los hombres a fabricar espadas de hierro y corazas de cobre y les mostró cómo se extrae y se trabaja el oro hasta dejarlo listo y en lo que respecta a la plata a repujarla para brazaletes y otros adornos. A las mujeres les enseñó sobre el antimonio, el maquillaje de los ojos, las piedras preciosas y las tinturas


2 Y entonces creció la mucho impiedad y ellos tomaron los caminos equivocados y llegaron a corromperse en todas las formas.

3 Shemihaza enseñó encantamientos y a cortar raíces ; Hermoni a romper hechizos , brujería, magia y habilidades afines; Baraq'el los signos de los rayos; Kokab'el los presagios de las estrellas; Zeq'el los de los relámpagos; -'el enseñó los significados; Ar'taqof enseñó las señales de la tierra; Shamsi'el los presagios del sol; y Sahari'el los de la luna, y todos comenzaron a revelar secretos a sus esposas.
Ha ocurrido: Doscientos ángeles dejan el cielo, anhelando las mujeres de los hombres. (En este punto desordeno el libro de Enoc pues creo que el proceso -los ángeles descienden, toman a las mujeres, enseñan a los humanos la magia, la ciencia y la guerra- cuadra mejor con el relato de McCoy).

“He estado familiarizado desde niño con el mito de los Nefilim. Si lees el primer libro de la Biblia, el Génesis, ves que los hijos de Dios seducen a algunas mujeres y engendran una raza de gigantes conocida como los Nefilim. Según la leyenda, enseñaron a los hombres la guerra, la astrología y la magia. Esta idea me resulta fascinante”, dijo en una entrevista al Cornerstone Magazine en 1989.

Esta sucesión de eventos es confusa en el libro de Enoc: los ángeles no empiezan a enseñan a los hombres hasta después de que los gigantes nacen y comienzan su brutal destrucción. ¿Acaso no estarían los hombres luchando por salvar sus vidas?

En la traducción del libro de Enoc que hace Richard Laurence, dice que los ángeles bajaron a la tierra en “Ardis, que es la cima del monte Armon”, y menciona los nombres de los ángeles: “Shemihaza, era su líder. Ar'taqof, Rama'el, Kokab'el, -'el, Ra'ma'el, Dani'el, Zeq'el, Baraq'el, 'Asa'el, Harmoni, Matra'el, 'Anan'el, Sato'el, Shamsi'el, Sahari'el, Tumi'el, Turi'el, Yomi'el, y Yehadi'el”. El monte Armon es también denominado “Harmon” o “Hermon”. El nombre del monte Armon viene del hebreo “herem”: “maldición” (Charles, p. 63). Según Andrew Collins esta montaña se la relaciona con el actual monte Hermon, situado en el norte de Palestina.

El monte Hermón en la actualidad


La canción comienza con una espiral hacia abajo de percusión, seguida de un machaqueo de guitarras que dibujarían el descenso, evocando quizá una salida violenta del Cielo, una brusca Caída a la tierra, o quizá ambos hechos. Podría pensarse que un ángel no estaría cegado por la luz de la Tierra, pero hay que tener en cuenta que los ángeles son en origen entidades inmateriales, almas que cobran vida en nuevos cuerpos. La letra lo afirma explícitamente “New altered states”,If you are human this is humanity” & “the rites of change”. La frase “Morning comes as light / burning out my eyes” recuerda al dialogo de Matrix en que Neo pregunta ”¿Por qué me duelen los ojos?”. Morpheus le responde: “Porque hasta ahora los habías usado”.

Shine

"We'll always be together. Forever"
"Sweet dreams."
Mirror, Mirror
This is the place
Where love is broken down
I'm barely free
As I want you now
Misery - seems so cold out
Misery - am I dead now
Shine - enlighten me - shine
Shine - awaken me - shine
Shine - for all your suffering - shine
Shine - she's mine
My face now pressed against the glass
The winter here it seems to last
Mirror, what they see
Misery in me
Shine - enlighten me - shine
Shine - awaken me - shine
Shine - for all your suffering - shine
Shine
Malachi
"Shine like a mirror reflecting, like the sun shines -- something that comes from above, when all that remains falls below."
Bow before Hecate
Man of fortune
Man of shame
She's gonna reach for
The hearts of all of you
And I know her eyes are true
In a fatal world,
They're afraid of what she brings
In an unknown world
There are fears of nothing
And I'm not afraid, I'm not afraid
I will bring her down
Lord I'm barely human
I could raise her now
But I can't bear to lose her
I'm not afraid
I'm freezing, I'm waiting
All winter, her season
Asleep now I wait here
Awaken
I can't let go
The winter - the winter - the winter
She's here again
Is this the end
Here there's nothing left
Laid to rest now
Can't look away
I keep holding her
Winter without me seems so beautiful
Be not afraid of the ways she brings
No, I'm not afraid of the way she shines
"I'm dreaming all night. All night."

Libro de Enoc

1 Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas.




Sebastiano Ricci: Selene y Endimión (1713)



William Bouguereau: Evening Mood (1882)


Gracias a "Shine" me di cuenta de que Zoon no está narrado desde el punto de vista de un observador ajeno a los hechos, sino desde la perspectiva de uno de los ángeles en su descenso a la Tierra, y su propio romance con una de las hijas de los hombres.

Desde el principio, Shine parece una historia de amor, y esto no cuadraría con lo narrado en el Libro de Enoc o el mito de Inanna. Conducía de vuelta a casa una noche escuchando la canción, mientras contemplaba la luna llena y pensé que Shine podría ser perfecta si estuviera dedicada a la Luna. Unos días después busqué información sobre Endimión, al que se le menciona en "Penetration" y descubrí entonces el mito de Endimión y Selene.

Según esta web “Endimión era un pastor muy bello del Asia Menor, amante mortal de la diosa Selene. Cada noche ella se despedía de él con un beso. Pidió Selene a Zeus que le otorgara a su amante la inmortalidad, y así ella sería capaz de amarle por siempre. Zeus aceptó y puso a Endimión en un estado de sueño eterno. Desde entonces cada noche Selene le visita en el monte Latmos, cerca de Mileto, en el Asia Menor". Los antiguos griegos pensaban que la tumba de Endimión estaba situada en esta montaña. Selene y Endimión tuvieron 50 hijas.

La primera controversia aquí sería el término del cambio de papeles: el narrador en Zoon es obviamente masculino, un ángel, que canta acerca de una mujer merced a la cual ha descendido del Cielo. En el mito, Endimión es un hombre mortal mientras que Selene representa la figura sobrenatural. McCoy utiliza un ingenioso ardid, mostrando que el narrador está tan humillado por el amor que siente hacia una mujer mortal que ambos se transforman: el pasa a ser la criatura inferior, y ella la diosa. Su amor por ella le hace temblar, casi le destruye, pero aún así no tiene miedo…



El monte Latmos y el pueblo de Kapikiri

Aquí subyace un elemento de los cuentos de hadas: la canción comienza con un “Mirror, mirror”, la famosa expresión del cuento de Blancanieves. El tema también incluye una referencia a Hécate. La anciana reina bruja de Blancanieves le da a ésta una manzana que la sumerge en un sueño interminable. Un sueño tan profundo que, como sucede con el descenso al Inframundo, hace que “transcurran los inviernos”, así fue en el mito de Inanna y en el de Perséfone. Incluso el mismo nombre de Blancanieves sugiere que su propio sueño es el causante del invierno. Pero esta vez Hécate trae un nuevo tipo de invierno, una forma distinta de muerte, un don inédito hasta la fecha.

"In a fatal world, they're afraid of what she brings." El ángel y la mujer consuman su pasión, y engendran una criatura completamente nueva, un ser oscuro y destructivo, el germen de los terribles gigantes que pronto vendrán al mundo. "She's gonna reach for the hearts of all of you/And I know her eyes are true."

Hécate y su amante humano se convierten en una imagen ambivalente, y no queda claro a quién dirige ella su canto: su amada se convierte en la Madre de la Muerte, conforme la semilla que es el Nefilim crece dentro de ella. Pero a la vez ella es la causa que da origen a tanto mal, y así se ve presa de la intrincada telaraña que ha tejido su funesto destino.

También se menciona a Malaquías. Una traducción válida de Malaki es “mi mensajero”. Quizá su aparición sea una suerte de heraldo de los posteriores acontecimientos: en el Libro de Malaquías, Dios enseña a los hombres acerca de cuáles son los sacrificios píos e impíos. “¿Cuando traéis animales ciegos para el sacrificio, es eso correcto? ¿Cuando sacrificáis animales tullidos y enfermos, ¿es correcto? ¡Intentad ofrecer esos animales a vuestro gobernador! ¿Estaría él satisfecho? ¿Os aceptaría como súbditos? dice el Señor Todopoderoso. "Bow before Hecate/Man of fortune/Man of shame/She's gonna reach for the hearts of all of you." Si no obedecéis habrá crueles consecuencias. Al consumar su amor, los ángeles y los humanos han pecado, y por culpa de sus acciones, sobrevendrá el Armagedón.
A su vez el término “malaki” se usa a menudo para referirse a un ángel. Según Andrew Collins la palabra “ángel” deriva del griego angelos, traducción griega del hebreo mal’ akh, cuyo significado es “mensajero”, ya que son mediadores entre Dios y la Humanidad.



Penetration

"Seeing things in my whole life, images exploding. You have been chosen."
"We are free."
Endemion - magical son
Nothing here is real
Lasts forever
Shining like gods
New body, new blood
The fire that I feel
Armagedón
Vision
Penetrating me
Penetrating you
Penetrating deep
Look out
"What's happening is real. You can't stop them. What do you think, we just go on forever?"
Ziarahs are all burning ahead
Illuminating ways I've not dreamed before
Eternals are inviting me in
I see images of you burn forever
Can't contain
Penetrating deep - generating me
Penetrating you - let go
We must go back now
Make my entrance one way
And I can't look in
And I can't look back
We cannot stop, no
Black out
Listen
"Repeat: we have confirmed angel touchdown. The place is completely ablaze of fire.
It's like hell down here. I think we're going straight for the fucking light."
Penetrating deep
Penetrating me
Penetrating you
Again

Libro de Enoc

2 Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron;3 y devoraban el trabajo de todos los hijos de los hombres hasta que los humanos ya no lograban abastecerles.4 Entonces, los gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos y devorarlos;
(Sal 14:4; Mi 3:3)5 y empezaron a pecar contra todos los pájaros del cielo y contra todas las bestias de la tierra, contra los reptiles y contra los peces del mar y se devoraban los unos la carne de los otros y bebían sangre.
(Jr 12:4)6 Entonces la tierra acusó a los impíos por todo lo que se había hecho en ella.





24th Moment

Y se desencadena el Infierno…

Los Nefilim nacen, y representan la destrucción personificada. Son “brillantes como dioses”, el “nuevo cuerpo y nueva sangre” fruto del amor entre los ángeles y las mujeres. Su violencia es aplastante, fuera de control, como un fuego en el alma que no puede ser apagado. Los “hijos mágicos” (magical sons) se vuelven en primer lugar contra los humanos, incluyendo sus propias madres, dejando un rastro de caos y destrucción a su paso.

Merece la pena mencionar que las “Ziahras” mencionadas por McCoy son definidas por Antón LaVey en sus “Rituales Satánicos”. “Desde el monte Lalesh cerca de la ciudad de Nínive el imperio Yazidi ocupaba una franja de unas trescientas millas, desde la unión de las actuales Siria y Turquía en el mediterráneo hasta los montes del Caúcaso en Rusia, en su extremo oriental. A lo largo de toda esta franja, en intervalos regulares se disponían siete torres, las torres de Satán (Ziahras), seis de ellas eran trapezoidales y la séptima, en el monte Lalesh, con forma aflautada. Cada torre tenía en su cima un brillante espejo heliográfico, construido para servir como un centro de energía desde el que un mago podría proyectar su voluntad a los “descendientes de Adán”, e influenciar los sucesos humanos desde el mundo exterior”. Como los Vigilantes, - los ángeles caídos del Libro de Enoc-, los Yazidi afirmaban ser descendientes de Azazel. Es importante destacar que los Yazidi no adoraban a Satán, sino a Melek Taus, el Ángel del Pavo Real, un hermano espiritual de los Vigilantes.
El nacimiento de los gigantes nos revela el verdadero significado del titulo del álbum. Según O´Keefe “Zoon, del griego “zoion” significa animal, una criatura originaria de una sola célula. Su plural es “zoa”. Concretamente “zoon” es un individuo perfectamente desarrollado de una especie animal. Ahora bien, es un individuo estéril, venido al mundo gracias a una relación sexual. Aunque se considera a los Nefilim como entidades de sexo masculino, son sin duda asexuales. Así, los Nefilim son los “Zoon” a los que se refiere McCoy.

En su momento pensé que, aunque no se especifica en el Libro de Enoc, el simple acto de dar a luz una estirpe de criaturas gigantes habría significado la muerte de las madres. En muchos mitos, y en especial en los relatos de horror, una mujer que da a luz una criatura de naturaleza sobrenatural suele morir en el parto. Debido al tamaño de tales criaturas, sería imposible para un humano traerlas al mundo. Dudo en recurrir a esta posibilidad dado el contenido de Penetration y Melt, pero parecería una opción plausible.



Melt

As she crawls from my hands
Her eyes I think they've found me
Matter
Blood
Her features cease to be traced
Oh forgive me
Now have your place with god
Innocence can be hell
Of the perfumed and penetrated flesh
She's melting, melting away
Of the passions that see and destroy us
This subtle fire, the secret flame
Torture by desire
Transformation from flesh to spirit
Melting, just melt away
There's a stillness
Between the light and me
Nothing but dreams and decay
And the angel
Whose wounds are my lamentation
Oh just melt away
Melting, Melting away...

Melt

En Melt nuestro narrador comienza a arrepentirse. Ve lo que ha conseguido gracias a su malhadada historia de amor e insiste en que los ángeles enmenden sus acciones: "We must go back now... I can't look in, and I can't look back." Pero la cruda realidad termina imponiéndose: "We cannot stop, no."
“Melt” puede ser una alegoría sobre como la pasión y la lujuria se pueden volver contra aquellos que abusen de ellas. Ya el Libro de Enoc sugiere esa idea. El amor entre humanos y ángeles está estrictamente prohibido y su consecuencia será el primer Armagedón: la inundación. Muy poéticamente McCoy nos relata la esencia de esta idea: "Of the passions that see and destroy us/This subtle fire, this secret flame/Torture by desire/Transformation from flesh to spirit".
Mientras él ve morir a su amada, es presa de una profunda tristeza. Hay un momento de calma, brilla una luz y así, ella finalmente expira.

Aunque la idea de que este disco es una alegoría (no sólo sobre la destrucción mitológica del mundo que sucedió hace eones, sino también sobre una moderna destrucción del planeta) no aparece de forma explícita hasta “Venus Decomposing” y “Pazuzu”, hay ciertos signos que nos indican que Melt podría ser una canción sobre la Madre Tierra y como nuestras acciones la han llevado hasta su hipotético colapso.

Como ya sucedió en Shine los instrumentos no son tan agresivos, y nos pincelan un sonido oscuro e inquietante. Escuchamos al principio la dificultosa respiración de una mujer. El bajo serpentea en la oscuridad. El mismo McCoy grita en una lengua desconocida antes de susurrar el texto de la canción. En el fondo el pulsar rítmico de un electrocardiógrafo aparece y desaparece. La mujer llora sofocadamente, la voz de McCoy suplica el perdón. La instrumentación aumenta de intensidad, pero siempre subyace a la angustia y el dolor que sugiere el tema.

Venus Decomposing

"Forgive me as I have become the trail of mutilation towards destruction, evil for all. We the arbitrary souls of our own temple -- need nobody as we reach out and hold your breath of life."
Who has sent an angel for our requiem
Slaughter house religion
And the burning sun
Liars devotees of their deities
I see Venus decomposing
Here in front of me, close to me
"She's a liar."
Hell hallucinates
As you're fucked and bled
My dreams made flesh
Your words are dead
Paralyzed
Wide awake - reaching for the light
Dead to the world
Victim of today
Wide awake,
Victim you are mine
Still warm
Your eyes
Your words
Your faith
You burn so close to me
Fear is losing control
Fear is losing your life
Fear is taking your soul
Fear is you are mine
She feels
Still warm
As the womb grows colder - sufferer
Dreams I will bleed from your heart
Reasons for my world go rushing blind
Know my name
No invocation called me
As I reached her from inside
Love could have killed her just the same
Know my name - dead to the world
My words - dead to the world
You're dead
Venus was decomposing
Her hair blazed like sunlight
Flowering in a stream of gold
Your eyes
Your words
Your faith
It brings you close to me
Fear is losing control
Fear is losing your life
Fear is taking your soul
Fear is you are mine

Tortura


Libro de Enoc

1 Entonces Miguel, Sariel, Rafael y Gabriel observaron la tierra desde el santuario de los cielos y vieron mucha sangre derramada sobre la tierra y estaba toda llena de la injusticia y de la violencia que se cometía sobre ella.2 Considerando esto, los cuatro fueron y se dijeron: "el grito y el lamento por la destrucción de los hijos de la tierra sube hasta las puertas del cielo".3 Y dijeron a los santos del cielo: "Es ahora a vosotros a quienes las almas de los hijos de los hombres suplican diciendo 'llevad nuestra causa ante el Altísimo, nuestra destrucción ante la gloria majestuosa y ante el Señor de todos los señores' en cuanto a majestad".4 Y Rafael, Miguel, Sariel y Gabriel dijeron al Señor del mundo: "Tú eres nuestro gran Señor, el Señor del mundo, el Dios de dioses, el Señor de señores y el Rey de reyes; los cielos son el trono de tu gloria por todas las generaciones que existen desde siempre; toda la tierra es el escabel ante ti para siempre, y tu nombre es grande, santo y bendito por toda la eternidad.

5 "Eres tú quien todo lo ha creado y en ti reside el poder sobre todas las cosas; todo es descubierto en toda su desnudez ante ti; tú lo ves todo y nada se te puede esconder.
(1Cr 29:10-12, Hb4:13)


6 "Tú has visto lo que ha hecho 'Asa'el, como ha enseñado toda injusticia sobre la tierra y revelado los secretos eternos que se cumplen en los cielos;

7 y lo que ha enseñado a los humanos Shemihaza, al que tú habías dado la facultad de gobernar sobre sus compañeros.

8 "Ellos han ido hacia las hijas de los hombres y se han acostado con ellas y se han profanado a sí mismos descubriéndoles todo pecado.

9 "Luego, estas mujeres han parido en el mundo gigantes, por lo que la tierra se ha llenado de sangre e injusticia.
(Gn 6:4,5,11)


10 "Y ahora mira que las almas de los que han muerto gritan y se lamentan hasta las puertas del cielo y su gemido ha subido y no puede cesar debido a la injusticia que se comete en la tierra.
(Ap 6:10)


11 "Pero tú que conoces todas las cosas antes de que sucedan, tú que sabes aquello, tú los toleras y no nos dices qué debemos hacerles al observar eso".
(Ha 1:2-4)
La destrucción provocada por los Nefilim es tal que incluso los habitantes del cielo comienzan a sentirla. La "slaughter house religion" “religión carnicera” que se ha adueñado de la Tierra horroriza a los habitantes del Cielo y a los Vigilantes mismos, que permanecen sobre la Tierra: las mujeres, causa última por la que descendieron a la Tierra han sido exterminadas, como resultado de sus acciones. El mundo se ha convertido en un lugar de maldad absoluta “evil for all”, una semblanza del mismísimo infierno. El texto de Melt es irónico: “Perdóname” exclama, “Ella está aun caliente.” Pero a continuación el ángel se castiga a sí mismo por lo que ha hecho y es consciente de que condenó a su amada a la muerte desde el mismo momento en que posó sus ojos sobre ella: "As I reached her from inside/Love could have killed her just the same." Al final su petición de clemencia es inútil, y no resulta perdonado: "My words/dead to the world."

El amor se desvanece, mientras Venus se descompone ante los ojos del Vigilante.

Esta canción sugiere otros niveles en el significado global del mito. Hay momentos en el disco en los cuales parece que McCoy no sólo nos habla de la historia de una destrucción acaecida en tiempos remotos, sino que sugiere que esa misma destrucción está sucediendo de nuevo, ahora mismo en la Tierra. La propia Tierra está siendo destruida por los actos del ser humano: la contaminación, la codicia, el progreso, la guerra, o el odio mutuo. Hay un doble significado en el mensaje: lo que sucedió en el pasado puede suceder de nuevo, mientras los gigantes de la industria sigan arrasando todo a su paso. Esta idea la encontraremos de nuevo en Pazuzu. El constante sonido de sirenas a lo largo de la canción, con su melodía caótica y repetitiva añade un ambiente sugerente al mensaje.

Pazuzu

"This generation shall not pass. This is the last man."
This generation shall not pass
Till all these things take place
Uncrowned
Earthbound
Man made man - god
Black is the rain
Under blackened skies
Ressurection day an anti-christ
Black rain let it come now
Black rain we look up now
Black rain
On this eaten heart - our crucifier
We enter in a world of fucking hypocrites and liars
Seasons have decayed now
And man made God
Sorrow for Satan and priests like dogs
No one here remembers the bending of our minds
Pray for today
Tomorrow you die
"Look into the eyes of your creator."
"They stood him before a mirror. He was emaciated and covered with wounds, his back was bent, his hair was gone. There was not a single depravation he had not known."
Listen
The bending of minds
And the breaking of bodies and spirits
Uncrowned
Earthbound
Man made man
Destroy
Burial
Still falls the rain
Dark as the world of man
Black is our loss
Blind
"As the fourteen hundred and forty nails upon the cross, you are destroyed in the name of my savior."
Look into the eyes of your creator
Rain it eats the heart
Comes pouring from above
To break the mind
Under maddening skies
No one can escape now
No one alive
Nothing remains here
No coma arrives
No feeling
In screams of pain we're born
The fears of gods and wars
It brings the rain like blood it pours
This feeling
Still the rain it falls
Dark as the world of man
Black is our loss
Blacker than light
Nefilim
Stoop not down to
The dark infested world
Where lies a faithless depth
Fall and rise
And Hades wrapped in clouds
Inviting unwinding
A black ever rolling abyss
Unluminous formless and void

Libro de Enoc

1 Entonces el Altísimo, Grande y Santo habló y envió a Sariel al hijo de Lamec.2 Y le dijo: "Ve hacia Noé y dile en mi nombre, 'escóndete'; y revélale la consumación que viene, pues la tierra entera va a perecer, un diluvio está por venir sobre toda la tierra y todo lo que se encuentre sobre ella perecerá.
---------------

“Venus” expira, y comienza “Pazuzu”. Suenan himnos, gritos, zumbidos y oleadas de sintetizadores eclesiásticos, que van desapareciendo hasta los primeros aullidos de guitarra, seguidos del lema "This generation shall not pass." Somos testigos ahora de un acontecimiento titánico: el mismo Dios viene para arrasar lo que se ha convertido en una abominación. Este verso es un extracto de un pasaje de Mateo 24:33-35: “Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre”. Estos versos se refieren a la generación de cristianos que será testigo de los signos del Apocalipsis y la Segunda Venida.

Pero la ira de Dios se manifiesta en primer lugar en forma del demonio Pazuzu, (el mismo demonio que se enfrenta cara a cara al padre Merrin al principio de la película el Exorcista). No sabemos mucho de Pazuzu o Zu, como a veces se le denomina. Según esta web “este pequeño demonio de la mitología Babilonia era representado como un hombre delgado en extremo, con pies alados, alas de águila, y brazos y cabeza de león. Casi siempre era representado con el brazo derecho levantado y el izquierdo descansando a un lado".

El demonio apareció por primera vez en los mitos Babilonios bajo la forma del pájaro de la tormenta llamado Zu, quien robó las Tablas del Destino al dragón Tiamat. Más adelante vuelve a aparecer en la mitología babilonia bajo el nombre de Pazuzu, hijo de Hanbi, demonio principal del viento. Cuando Pazuzu es convocado por sus adoradores aparece en forma de estatua, tal como se ha descrito anteriormente. Sin embargo la estatua pronto adquiere vida y pleno movimiento….

Curiosamente las tribus yazidíes del Kurdistán, que veneran a Melek Taus, una divinidad similar a los Vigilantes, relatan una historia muy similar a la de Zu y Tiamat. En su mitología, una criatura mitad león - mitad águila, llamada Imdugud (o Anzu) roba las Tablas del Destino al dios Enlil en Acadia. El mero hecho de poseerlas le otorgaba el poder sobre el Universo y el destino de todos los hombres, “un poder suficiente para poner en peligro toda una civilización”, según Collins.

Quizá Zu y Anzu sean dos nombres distintos para una misma deidad. Pero Enlil es sin duda la deidad bondadosa del pueblo sumerio, muy diferente a Tiamat. Aun así la doble visión de un demonio mitad león- mitad águila que roba las Tablas del Destino nos refiere al destino de la civilización de la que se nos habla en Zoon.

Tiamat - Leviatán - Cthulhu


Cabe destacar que la relación entre Tiamat, Leviatán y Cthulhu siempre ha estado presente en el imaginario de McCoy, apareciendo en diversas invocaciones desde los primeros discos de Fields of the Nephilim, cambiándole adrede el sexo, de masculino a femenino. Leviatán es mencionado explícitamente en Psychonaut, pero es Tiamat el ser originario. Era para los babilonios la Diosa Madre, ser creador de todas las cosas. En algunas ocasiones se refieren a ella como “las aguas saladas de la creación” (relacionándola así con el mar), otros afirman que es la personificación de la mismísima Madre Tierra. Su relación con Pazuzu complica el tema de la canción: Pazuzu es una criatura alada que roba las Tablas del Destino al del creador. McCoy establece así una metáfora entre el relato babilónico y el de los Vigilantes.Muchas imágenes de Pazuzu se han encontrado en Kuwait, no lejos de la Antigua Babilonia, en Mesopotamia.
En el siguiente texto encontramos más pistas sobre la naturaleza de Pazuzu, y quizá el porqué de su aparición en Zoon: “Pazuzu moraba en lugares oscuros y áridos y era una entidad demoníaca repulsiva y sexual, probablemente utilizado como un primigenio hombre del saco para asustar a los niños por la noche”. Básicamente, Pazuzu era un ser destructor, llegado para arrasar los lugares fértiles, y el corazón de las gentes. Sin embargo Pazuzu es a su vez el enemigo del demonio Lamashtu, traedor de la enfermedad, especialmente a mujeres y niños: una imagen del demonio alado se usaba como amuleto protector, principalmente útil para mujeres en edad de procrear.
¿Es entonces Pazuzu un protector de la mujer y los niños en este relato? ¿Es un ser vengador? ¿O es una metáfora de todo lo que hemos estado leyendo desde el principio?
La descripción de Pazuzu como un hombre demacrado se ve reforzada por la cita hacia el final de la canción: “He was emaciated and covered with wounds, his back was bent, his hair was gone. There was not a single depravation he had not known."

La lluvia negra no cesa de caer, ocasionando riadas e inundaciones. En Enoc hay una explícita referencia a Noé y su salvación del Diluvio Universal. Sabemos por la Biblia que sólo Noé, su mujer y los animales que salvó en su arca lograron sobrevivir al cataclismo.

De nuevo vemos una gran crítica a nuestro mundo moderno, esta vez llevada al terreno de lo religioso: "In a world of fucking hypocrites and liars/Man made God/Sorrow for Satan and priests like dogs/No one here remembers the bending of our minds/Pray for today/Tomorrow you die."

El padre Merrin se enfrenta a Pazuzu en El Exorcista

El cristianismo es señalado como el causante de los males de hoy en día: ha convertido a los humanos en criaturas repudiables, ineptas y necias. McCoy nos recuerda el tiempo en que estábamos despiertos y vivos física y mentalmente, un mensaje que lleva un decenio repitiendo en sus canciones.
La destrucción de humanos y gigantes (los humanos son tan culpables como los Nefilim) es una metáfora de la religión contemporánea: “Ciego, como los 1440 clavos sobre la cruz, te destruyo en nombre del Salvador”. Los ángeles se vuelven contra su propia estirpe, los que permanecieron en el Cielo le chismorrean a Dios sobre los hechos de sus hermanos en la Tierra, del mismo modo que el ser humano se vuelve contra sus hermanos, condenando cada cual las acciones de su prójimo. Utilizando la religión para justificar acciones de odio y destrucción, y así continúa…
Bajo la incesante lluvia, el mundo se vuelve cada vez más oscuro. Tenemos un flash de los Nefilim, la primera vez que McCoy los menciona explícitamente por su nombre. Luego cita unos versos de los Oráculos Caldeos de Zoroastro: “No os inclinéis ante el mundo infestado de oscuridad”, mientras en la Tierra aumenta el caos y la oscuridad por doquier.

Zoon I & II [saturation]

I've been waiting for you
You're lonely
I've been watching you control me
I'm here with you, you know
No need to hide
Lay your head in mine
Just close your eyes
Welcome
So you came
You're here with me again
Out of nowhere
You even know my name
But it will never, ever be the same
But I'm always with you
When you fall asleep
Sleep, sleep, sleep...
Show me
Show me what it is
What you're hiding from
I know you
Know who you are
By the fear in your heart
When you awaken your eyes open
I blind you like the sun
You only feel, only feel me
Tear you apart
"Tune your mind, reach inside, peel away. Come on, show me. Touch, Taste, Feel, Saturation."
Only false dreams awaken
Buried in your heart
Your only scream
You only fear you were dead from the start
Tune your mind
Reach inside
Peel away
Come on, show me
Touch, Taste, Feel
You're lost
You're lost for life
So lost
Your cunting life
The look of pain
No colour pain
The colour of your anger
Your lust for life
Enter my realm
Let it all escape
Reach inside
Escape
Unwind
My creator
Man maker

Zoon III [Wake World]

As we begin the end
Let us close the womb this time
My friend
We live together, forever
Every breath that you will take
I'll breathe
Perfect vision
What's your pleasure
And we're here again
Where I live
In a perfect hell
And you're here again
I can hardly see
I will live again
Until it hurts to be me
What's your pleasure
My name
My face
My spirit
Now leave me
Now go
This is hell this is
End of time
Lost completely
So this is life is this
I can hardly face to live
When it hurts to be me
In my world
My world
I will wait for you
Take control of you
You're lost, so lost

Libro de Enoc

4 Y además, el Señor le dijo a Rafael: "Encadena a 'Asa'el de pies y manos, arrójalo en las tinieblas, abre el desierto que está en Dudael y arrójalo en él;5 bota sobre él piedras ásperas y cortantes, cúbrelo de tinieblas, déjalo allí eternamente sin que pueda ver la luz,6 y en el gran día del Juicio que sea arrojado al fuego.7 "Después, sana la tierra que los Vigilantes han corrompido y anuncia su curación, a fin de que se sanen de la plaga y que todos los hijos de los hombres no se pierdan debido al misterio que los Vigilantes descubrieron y han enseñado a sus hijos.
(Jl 2:22)


8 "Toda la tierra ha sido corrompida por medio de las obras que fueron enseñadas por 'Asa'el, impútale entonces todo pecado".

9 Y el Señor dijo a Gabriel: "Procede contra los bastardos y réprobos hijos de la fornicación y haz desaparecer a los hijos de los Vigilantes de entre los humanos y hazlos entrar en una guerra de destrucción, pues no habrá para ellos muchos días.

10 "Ninguna petición en su favor será concedida, pues esperan vivir una vida eterna o que cada uno viva quinientos años.

11 Y a Miguel le dijo el Señor: ve y anuncia a Shemihaza y a todos sus cómplices que se unieron con mujeres y se contaminaron con ellas en su impureza.
----------------------------
En la plena oscuridad una guitarra brilla y se apaga, como una estrella fugaz. Todo está en calma, y el vacío es omnímodo. Zoon es el principio del fin, la unión de todo lo que se desató, la creación completa de una nueva criatura.
La parte I es una especie de encuentro; pero en la oscuridad no podemos distinguir quienes son los integrantes del mismo. Los ángeles están encerrados en el vacío y el silencio: han vuelto a Dios. ¿Son acaso las almas de los hombres y las mujeres las que se han reunido con los ángeles, en un acto de lujuria o de aprendizaje, compartiendo el mismo castigo?
Aun así el amor es una constante: "I'm here with you, you know -- no need to hide. Lay your head in mine. Just close your eyes." Percibimos un sentimiento de confianza y de compañía, de reunión y de paz. Pero en el verso siguiente la voz de McCoy pasa de ser melódica y suave a convertirse en un gruñido demoníaco potenciado por la distorsión de la guitarra: "You even know my name, but it will never, ever be the same... I'm always with you when you fall asleep."
Pienso que en esta parte es el mismo Dios quien habla directamente a los Vigilantes, como lo haría un padre con los hijos que le han defraudado y merecen un castigo. De fondo suena maquinaria hidráulica, cantos en lenguas desconocidas, truenos en la distancia y McCoy repite constantemente una palabra… ¿es “slave”? ¿O “sleep”? ¿Ambas quizá?

24

El narrador (¿Dios?) continua atormentando a su víctima, insultándole y reprendiéndole, mostrando su omnímodo poder sobre él "I blind you like the sun... you only feel me tear you apart. You only fear you were dead from the start. You're lost for life." Los Vigilantes no son únicamente condenados al vacío por toda la eternidad, sino que deben vivir con la certeza de que no son nada: fueron creados y pueden ser destruidos. Incluso destruidos desde dentro, por su propia angustia y el tormento que han de sufrir.

Al final de la parte II la música es atronadora, suenan acordes argénteos, que devienen en un completo silencio. Rechina un escalofrío, seguido de un corazón acelerado, cuyo eco dibuja el bajo. Es el verdadero final, y a su vez el principio de un proceso de liberación, y de la aceptación de un destino irrefutable. La reunión se ha completado: "We live together, forever. Every breath that you will take I'll breathe."
Aún así, existe un atisbo de esperanza: "I will live again until it hurts to be me. My name, my face, my spirit. Now leave me. Now go." Como espectadores, nos preguntamos quién está perdido para siempre, y quién sobrevive.

Coma

"Is there an end to the coma?
As we endure transformation.
As we enter the beginning"
No more pain, no more feeling
Let it endure forever
Those whose end cannot be





Estatua de Harpócrates hallada en Kapisa


Libro de Enoc

¡que sus hijos perecerán y ellos verán la destrucción de sus queridos! Encadénalos durante setenta generaciones en los valles de la tierra hasta el gran día de su juicio.
(2P 2:4; Judas 6)13 "En esos días se les llevará al abismo de fuego, a los tormentos y al encierro en la prisión eterna.
(Ap 20:10)


14 "Todo el que sea condenado, estará perdido de ahí en adelante y será encadenado con ellos hasta la destrucción de su generación. Y en la época del juicio que yo juzgaré, perecerán por todas las generaciones.

15 "Destruye todos los espíritus de los bastardos y de los hijos de los Vigilantes porque han hecho obrar mal a los humanos.

16 "Destruye la opresión de la faz de la tierra, haz perecer toda obra de impiedad y haz que aparezca la planta de justicia; ella será una bendición y las obras de los justos serán plantadas en alegría para siempre.
Apenas hay texto en Coma, sólo unos pocos versos repentinos en inglés, que emergen de una confusión de voces y cánticos, llamando al despertar, sintiendo el dolor del final y el principio de todas las cosas de nuevo. Estos versos son reflejo de la primera llamada de Enoc que, en su traducción al inglés, incluyen el siguiente párrafo: "Moreouer you lifted vp your voyces and sware [obedience and faith to him that liueth and triumpheth] whose begynning is not, nor ende can not be, which shyneth as a flame in the myddst of your pallace, and rayngneth amongst you as the ballance of righteousnes and truth". Esta canción trata sobre el silencio eterno que sigue al castigo divino a los Vigilantes (no es casualidad que la portada de Zoon muestre a Aleister Crowley vestido con una túnica ritual y realizando el signo de silencio de Harpócrates).
Escuchamos una serie de ruidos industriales, una salmodia pulsante, maquinaria en funcionamiento, zumbidos eléctricos, pasos. Una puerta se cierra de repente, con largos ecos que se pierden en la distancia. La puerta permanece cerrada para los ángeles desobedientes y su Coma eterno comienza aquí. Como Leviatán y Cthulhu, quedan atrapados, apartados de la humanidad, en un sueño eterno, muertos, pero soñando. Como le sucede a Endimión, no pueden ser despertados. Pero a los Vigilantes ninguna luz amorosa les visita por las noches para iluminar sus rostros mientras duermen: por sus actos, jamás conocerán la paz.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Artículo originalmente publicado en http://echoes.devin.com/zoon.html

Nephilim Artwork by Sheer Faith

Web oficial Fields of the Nephilim: http://www.fields-of-the-nephilim.com