ANTONIO ARIAS: Multiverso (Everlasting Records 2009)

18/12/09
La primera vez que oí que el primer disco más o menos en solitario de Antonio Arias se iba a llamar Multiverso, pensé en poesía (-verso) antes que en espacio. La primera vez que escuché las canciones también pensé en la relación entre el título y la poesía. Y es ahora, al degustar tranquilamente el disco, cuando me doy cuenta de que esa primera impresión no andaba muy desencaminada. En este Multiverso, cada nota rinde pleitesía a la poesía de cada palabra. Cada acorde, cada canción en realidad, está enfocada para que hablando del universo, del espacio infinito, externo, se comprenda el otro espacio infinito, el del interior de cada uno. Hace tiempo que resulta poco menos que imposible ver estrellas sobre las ciudades a simple vista. Hace años que es imposible mirar arriba y ver más allá del resplandor artificial de la propia ciudad. Por esto se hace cada vez más imprescindible disponer de “recursos” (canciones en este caso) que alumbren lo que cada uno lleva dentro como si lo iluminaran las propias estrellas. En este trabajo se llega a ese extremo combinando poesía “sobre el espacio” (de diversos autores, David Jou, Natalia Carbajosa, Jose Emilio Pacheco, Jose Antonio Caballero, Carlos Francisco Chanmartin, Ángel Mendoza o Carlos Marzal, además del propio Arias) con una música (colaboran Popi y Pablo González, Noni y Alex de Lori Meyer, Eric, Lorena y Víctor de Lagartija Nick, además de Jota y Floren de Los Planetas, entre algún otro) que bebe directamente (y a morro) del pop de los sesenta y el rock de los setenta. Todo ello aliñado, como no podía ser de otro modo, con la manera y la actitud de Antonio Arias. El resultado no debería dejar indiferente a nadie que guste de lo que han hecho últimamente los granadinos ni, en realidad, a nadie a quien le guste la música en general. Estamos ante un trabajo muy muy recomendable, para degustar tranquilamente e ir saboreándolo capa a capa. Un trabajo que tiene mucho que decir y que lo va diciendo en cada escucha, poco a poco, sin prisa pero sin detenerse nunca, como las estrellas, como el espacio, como el universo, sea único o sea plural.

LAGARTIJA NICK: Su (Reedición) (Everlasting Records 2009)

“Su” es uno de esos discos que jamás pensé, ni en el más húmedo de mis sueños, que tendría oportunidad de comentar. Como ya sucediera el año pasado con “Inercia”, se reedita ahora a través de Everlasting Records en edición doble CD (desconozco si también lo hará en vinilo), el primero con la remasterización pura y dura del clásico y un CD añadido con demos y rarezas de la época. “Su” fue en su momento un disco bastante incomprendido, demasiado oscuro para los fans atraídos por la inercia del anterior y por supuesto para la crítica ad-hoc. Y demasiado bueno, añado. Para mí, ya entonces, estaba lleno de grandísimas canciones: Mi Chofer Psicodélico, Conmigo Crece El Caos, El Amor Es La Víctima, Úsame o la que da nombre al disco, por poner solo algunos ejemplos, me han proporcionado ratos de pelos como escarpias durante estos catorce años. En cuanto a las demos, ¿qué decir? Se recuperan las primeras mezclas de casi todo el original (curiosísima la del propio Su en una línea guitarreramente oscura, deja atrás la “lentitud” de la conocida llevándola al terreno punk del resto del disco, todo víscera) y se añaden dos curiosidades: En Vano (titulada Dentro en el posterior “Lagartija Nick”) y El Signo De Los Tiempos de “El Shock De Leia”. En general, en las demos se aprecia que son eso, demos, y que tanto musical como “literariamente” fueron pulidas posteriormente. Aún con eso y con todo, me atrevería a decir que cualquiera de estas “versiones primitivas” podrían perfectamente haber sido publicadas tal cual, sin desmerecer las “corregidas”. En resumen, una esperadísima reedición, por lo que aporta y por lo que tiene de nueva oportunidad para quien no lo haya hecho antes de acercarse a uno de los mejores discos que alguna vez haya parido un grupo en España, sin ninguna duda.

SCARY BITCHES: The Island Of The Damned (Resurrection Records 2009)

17/12/09
Un poco defraudado me ha dejado este “The Island Of The Damned”, la verdad. Esperaba tras sus dos trabajos anteriores (sin que fueran la releche, me parecieron tremendamente divertidos y frescos) si no una continuación, sí una evolución lógica sin perder la perspectiva que planteaban: la de tomarse a cachondeo sano todo lo referente al rollo horrorpunk, los zombies, la serie Z, etc. En este disco, todo está tratado mucho más en serio, por lo que una vez echada por tierra la vena “humorística” se hacen mucho más obvias las carencias que indudablemente las canciones del combo tienen. Compositivamente no son gran cosa, nunca lo han sido aunque desde mi punto de vista han ido paulatinamente bajando nivel, y si ya “Creepy Crawlies” me parecía inferior a su debut (“Lesbian Vampires From Outer Space”), esta Isla de los Malditos me deja sin ganas de seguirles la pista. Para mi han perdido la originalidad y se han dejado por el camino todas o casi todas las virtudes que les hacían únicos. Una vez que todo eso se echa a perder, cuando son las propias canciones las que se tienen que defender ellas solitas, es cuando realmente se ve lo que hay detrás y más allá de parafernalia diversa, detrás de Scary Bitches, a día de hoy y en mi opinión, queda muy poco. Posiblemente, a pesar de todo, no sea un mal disco, o no tan malo, pero, francamente, no me dice ya nada. Y es una pena.

AND ALSO THE TREES: When The Rain Comes (AATT 2009)

14/12/09
Llevo un tiempo que tengo la sensación de que me repito mucho. Y me da la sensación (¿veis como me repito?) de que con este disco me va a pasar eso. Tengo el recuerdo de haber dicho ya en otros momentos que cuando una canción se escucha en acústico, desnuda de todo efecto y procesado y, a poder ser, en directo, es cuando se ve realmente si el tema es bueno bueno o solo bueno. También me recuerdo a mi mismo poniendo a parir la modita esa de hace unos años del “unplugged”, de ahí que esté seguro de que con este disco me voy a repetir, tanto si hablo de la bondad de la desnudez de las canciones, como si lo critico por el formato. Todo esto viene a cuento porque este “When the Rains Come” es una especie de recopilación de clásicos de los británicos (afrancesados en su sonido, como ya he dicho al menos otra ocasión) And Also The Trees en versión acústica, por tanto, todo es nuevo, pero todo es repetido. Con este tipo de recopilaciones siempre tiendo a pensar si era necesario darles un barniz nuevo a canciones que de por sí ya eran buenas o muy buenas; a pensar si se justifica esa regrabación y qué es lo que realmente aporta. Pues bueno, aportar aporta poco, solamente una nueva manera de disfrutar de temas que, en general y dado que los de los árboles tampoco es que sean los reyes de lo marchoso, ya habían demostrado su belleza y gusto por la melancolía. ¿Es suficiente con eso? Pues habrá quien opine que sí y quien opine lo contrario. A mi me ha parecido una buena forma de disfrutar de canciones desde otro punto de vista, como si fuera una colección de rarezas o algo así.