MADRE DEL VIZIO + DATE AT MIDNIGHT, 5 de Julio de 2008, Moby Dick, Madrid

5/7/08
Date Of Midnight
Tras las cañas de rigor con la conversación debida (no se debería beber sin una buena charla ni se debería hablar de nada sin una cerveza en la mano o en el coleto), nos acercamos a la Moby Dick con la sensación persistente y el miedo –hacía ya días que me perseguían- de que Madre del Vizio me decepcionaran. Las razones eran sencillas de entender: formación prácticamente nueva escogida para la ocasión (solo KaiN a las baquetas tenía algo que ver, al menos con una parte de la trayectoria de la banda), mejores temas a mi modo de ver en el repertorio antiguo que en el más moderno, sensación de gira alimenticia más que creativa… No conocía de nada a Date At Midnight, sabía que eran italianos y que hacían deathrock o algo parecido… y poco más. No había escuchado nada de ellos, los “conocía” por el flyer.


Influencias notablesMe sorprendió su sonido. Sí, el cantante dejaba sin rubor que su segura admiración por Rozz Williams se le escapara en cada gesto, en cada mirada, en cada postura y tanto su imagen como su forma de entonar entroncaban directamente con lo mejor de ese estilo. Sin embargo, musicalmente me recordaban más a grupos menos de ese palo y más de gótico murcielaguero clásico. Hubo incluso un momento que me vino a la cabeza una banda hoy injustamente olvidada: Land Of Passion. Una excelente (aunque demasiado calcada) versión de Romeo’s Distress termino de hacerme pensar que los italianos tienen futuro, mucho futuro. Se notó que seguramente les faltaba repertorio aún y que queda, afortunadamente, tiempo para mejorar, pero fueron un más que digno “aperitivo” y sin duda calentaron lo suficiente el ambiente para lo que se avecinaba.


Madre Del Vizio, quien tuvo retuvo


Máscara calurossiPoca gente en la sala. Poquísima para ser la primera vez que los de Fulvio Tori visitaban Madrid, pero entregada (calurossi repetía el bueno de Fulvio todo el tiempo). Máscara carnavalesca sini, gorra enroscada, años y kilos añadidos a su imagen más clásica… y la misma forma tan particular de cantar de siempre. Un guitarrista, Reb, demostrando (aparte de un punto de locura bastante necesario) que la pinta es lo de menos si hay intención y sentimiento, un bajista, Upiry, que demostró probada solvencia a las cuatro cuerdas y el ya mencionado KaiN en los parches, envejecido también sí, pero tan bueno como siempre.





UpiryKaiNRepertorio basado (para mi delicia) en la primera época de la banda con alguna incursión en los últimos años y un sonido bastante decente, como suele ser habitual en la sala. Repaso de casi todo el Dio Dio Dio (se echó de menos una poco menos que imposible What A Day) intercalando canciones del Antonomasia, algún tema del Feast Of Blood (Tenebre y Stanza). Del Mesmerismo (sólo una canción, Notte, estaba prevista pero no la tocaron finalmente, ni Bestie Metalliche de los primeros tiempos, tampoco) nada de nada.









Fulvio, el loco tranquiloAmbiente entregado pero sin agobios, grupo entregado igualmente tocando su mejor (para mi gusto) repertorio… ¿se podía pedir más? Bueno, sí, que hubiera durado más, al cortar a las 23:30 ni siquiera dio tiempo a que la banda terminara. Llevamos una época de reuniones de grupos cercanos a la extinción o de resurrecciones más o menos dignas. Llevamos una buena época de conciertos (al menos en Madrid) que tiene pinta de estar llegando a su fin (la gente de De Profundis tiraron la toalla no hace mucho y parece seguro que los de Escaleras Sin Peldaños –organizadores del evento- han terminado su andadura dentro de la escena gótica. Las razones deben ser las de siempre: sólo locos poco menos que altruistas pueden permitirse traer grupos de ese estilo toda vez que la respuesta del público es casi siempre poco menos que irrisoria. Es una pena pero tiene pinta de que las vacas gordas se acaban. No faltarán los que lo echemos de menos, aunque seamos pocos.

0 comentarios: