LÍNEAS ALBIÉS Y THE SEXUALS EN CONCIERTO

23/4/08

PRÓXIMO CONCIERTO DE LÍNEAS ALBIÉS JUNTO A LOS FRANCESES THE SEXUALS, EN LA PEQUEÑA BETTY el JUEVES 1 de mayo'08


JFG, leader de The Sexuals, ha tenido varios grupos como SUMMER FACTORY, JFG AND THE HIGH CHEEKBONES con Looch y Agnes de The Magnetix y Buddy Price. Ahora junto con la sexy Wonder Alice (Tambien and the high cheekbones), el proyecto THE SEXUALS se inspira en un rock n roll mas minimalista, con un toque de electro/caja de ritmo y su voz inconfundible os hara bailar y vaciar muchas muchas botellas de Jack daniels.

Líneas Albiés según LUIS LLES en el ROCKDELUX ( Febrero 2008) AFTER-PUNK. El mundo gira, gira y no deja de girar. Y así es como acaba llegando siempre al mismo punto. Si Elastica eran la wave of the new wave, Líneas Albiés son la new wave of the new wave of the new wave, y quizá habría que añadir otro "of the new wave" más. Emparentados con sus compañeros de sello Humbert Humbert por su proximidad al post-punk más histérico y nervioso y pertenecientes a la efervescente escena underground madrileña de comienzos del sigloXXI, los componentes de Líneas Albiés(Pablo Pómez, Marieta Rabieta y Tercer Hombre Federex) forman un comando de pop anfetamínico con pasión por la estetica bizarra que, tras una declaración de intenciones plasmada en su primer disco, "Confusion"(2004), alcanzan resultados más que notables en su segundo álbum, este Taxidermista" con el que hunden su bisturí en un universo desconcertante, plagado de guiños, conscientes o no, a la neue deutsche welle de Palais schaumburg y al Brian Eno de "Here Come The Warm Jets", así como a Gang Of Four, Devo, Talking Heads, Elli et Jacno, The B-52's, Aviador Dro, el material de Ze Records o la no wave.Todo ello convenientemente reciclado y adaptado a esa filosofía nu rave que, al fin y al cabo,encaja a la perfección con el espíritu de la movida y de una ciudad tan excesiva, colorista y barroca como Madrid. Lo más interesante sin duda son los apuntes de free jazz que introduce el saxo en "The Real Mother Fucker" y "Brian Touched Me The Brain", que contribuyen a exacerbar el elevado grado de locura de una producción realmente excitante. LUIS LLES

www.myspace.com/lineasalbies
www.myspace.com/thesexualsloveyou

Texto: Líneas Albiés

QNTAL: Qntal VI Translucida (E-Wave Records 2008)

15/4/08
Qntal mantienen el tipo en este, su sexto CD, Translucida ya marcado en los anteriores. Melodías trabajadas electrónicamente, voces tremendamente cuidadas y recreaciones medievales “modernizadas”. La propuesta es conocida y de nuevo alcanzan cotas sublimes. A mí, personalmente, no me parece su mejor disco pero con eso y con todo está muy lejos de ser mediocre. Me cansan a ratos los momentos más bailables, me cansan más que en Qntal I y II, dónde no me sucedía esto en tanta medida. Y el caso es que este Translucida no se aparta en nada de la línea trazada, no resulta tan diferente de los anteriormente citados. Quizá sea por eso, quizá sea por esa falta de innovación (en un proyecto cuya principal cualidad tal vez fuera esa, el tratar las piezas escogidas para su reinterpretación de forma absolutamente original y, todavía más difícil, manteniendo la esencia original), quizá sea porque hoy en día ya no sorprende, ya no es tan novedoso, tan fresco. Al final, lo que queda son las canciones y si hoy fuera yo el escogido para seleccionar los temas de un recopilatorio de los alemanes, habría muy pocos temas de este CD, casi casi ninguno. A lo mejor ese es el principal defecto, son buenas canciones, muy buenas incluso, pero me faltan las excelentes, las que cualquiera escogería para escucharlas una y otra vez.

DEATH IN JUNE: The Rule of Thirds (Nerus/Soleilmoon Records 2008)

14/4/08
Decepción. Otra vez, para más inri. Los que alguna vez fueron reyes indiscutibles (y pioneros, hay cosas que no se deben dejar caer en saco roto, que no se deben ni olvidar ni ningunear) de eso que llaman dark folk vuelven a dar la de arena. Ya hace tiempo que parecen más preocupados por la exclusividad de cada uno de sus discos (ay, el afán por crear piezas de coleccionista, aunque sea a base de hacer tiradas limitadas, ediciones y reediciones – las mismas canciones una vez y otra - para la compulsiva codicia del que lo que quiere es poseer, les ha movido tantas y tantas veces…) que por la supuestamente implícita calidad de las composiciones. The Rule Of Thirds, doble vinilo en diez pulgadas, edición que en breve será difícil de conseguir y, ¡qué lástima!, tan tan vacío de contenido… No nos equivoquemos. Están aquí las voces de cada disco (Douglas Pearce canta tan bien como de costumbre), las guitarras acústicas, la melancolía, la tristeza y los sentimientos de siempre: honor, orgullo, belleza… pero el problema es la saturación. Hace años había muchos grupos que hacían este tipo de música (influenciados sin duda por los de la muerte en junio y sus mil hijos, la familia siempre fue grande y diversa) pero pocos lo hacían tan bien. Hoy día sigue habiendo muchos grupos asociados a este estilo (y la familia sigue más o menos activa), lo que sucede es que muchos, hoy sí, lo hacen mejor y más creativo. Ganarán menos dinero probablemente (aunque el tema coleccionismo también lo han sabido imitar perfectamente) pero ahora mismo espero más de ellos y cada vez menos de Death In June.

DIE FORM: The Bach Project (Trisol 2008)

13/4/08
Coge el repertorio de Bach, sí el de Johann Sebastian, estúdiatelo, machácalo en el estudio, comételo, mastícalo, trata de digerirlo y luego, aplicándole tu forma de entender la música, empápalo de tu propia estética y devuélvelo a tu público. Si lo haces mal, harás el ridículo; posiblemente uno de los más espantosos y humillantes que hayas sufrido jamás. Si lo haces bien (y te llamas Die Form) te saldrá un disco como este. Siempre he huido como de la peste de dos tipos de versiones: las que calcan el original (risibles, nunca llegarán al nivel de la escogida) y las que lo modifican tanto que deja de ser una versión y se transforma en otra cosa (pretenciosas y prepotentes, faltan al respeto a la obra de la que parten). Por otro lado, me gustan las versiones que reinterpretan, hacen suyas las canciones que las motivan y les muestran admiración, consideración y afecto. Este es el caso. Es claro que Die Form admiran al compositor barroco, es obvio que lo respetan y lo aman a partes iguales. Se nota en cada nota. Pero cuidado, no se limitan a interpretarlo, no se conforman con tocar sus piezas sin más. Este trabajo es Die Form por los cuatro costados y es Bach también. Es difícil llegar a esto, es complicado no perderse en la excelencia de la partitura y no faltar al mismo tiempo a la naturaleza íntima e intrínseca de la obra, el espíritu mismo, manteniendo además lo que te ha hecho grande. Pero sin duda, lo han logrado.

THE SIXTEENS + LÍNEAS ALBIÉS: Split EP (Pómez Records 2007)

1/4/08
Por fin he podido llevarme a los dientes este Split que comparten dos grupos de parecido pelaje y mucho más cercanos de lo que la conexión Malasaña-San Francisco puede parecer presagiar. Y ¿qué tenemos aquí? Un vinilo amarillo de diez pulgadas (grueso, de los de antes, de los que no se alabean, de los que da gusto oír) dentro de una carpeta de diseño deliciosamente collagero, con dos temas inéditos por cara, una cara de cada grupo: For Rent y Snake Charmer de los Sixteens y Fucking USA y Sonic Death de Líneas Albiés. Un vinilo de vocación coleccionista repleto de toda la locura (sana locura) que ambos grupos son capaces de transmitir con cada una de sus creaciones, de ese sonido salvaje y delicado al tiempo, rotundamente distinto a lo habitual y estremecedoramente sincero en cada acorde, en cada pulsación. Son (lo sabemos, lo sabéis) batidoras de influencias, tanto Sixteens como Líneas Albiés, son (o pueden ser) dos combos difíciles de digerir en una primera escucha pero también sabemos (y sabéis) que es complicado resistirse a ellos cuando han conseguido llegarte y en este vinilo compartido llegan, vaya si llegan. Podría entretenerme en comentar canción por canción, en entrar en disquisiciones mucho más teóricas de lo debido, de lo recomendable, pero no lo voy a hacer. No lo haré porque de lo que se trata aquí es de sentimiento y emoción, de víscera y espíritu y eso ni se puede ni se debe reducir a palabras, tanto más vanas cuanto mayor es la dosis, tanto más fútiles cuanto mayor es la intención. Colecciónalos, no te vas a arrepentir.

ARCANA: Raspail (Kalinkaland 2008)

Arcana ha conseguido reunir en este Raspail las múltiples influencias mostradas en sus trabajos anteriores sin por ello renunciar a la esencia misma de su sonido. De este modo, aquí hay desde los aires orientales esbozados (con mayor o menor fortuna) en Le Serpent Rouge, los elementos medievales de Cantar de Procella (aunque realmente estos nunca les han abandonado del todo) y la grandilocuencia y serenidad melódica habitual. No es Raspail por tanto un disco rupturista, en absoluto, ni hay una evolución palpable en un sonido bastante consolidado, pero tampoco es necesario: la calidad de las composiciones y la excelencia de las interpretaciones junto con la riqueza sonora de Arcana llenan hasta el más ínfimo lugar de los surcos de este CD (lejos en este momento de la órbita Cold Meat Industry pero todavía embarcados en un estilo musical del que el sello de la carne fría son uno de los máximos exponentes en este momento) y en este caso, me parece que es más que suficiente. Raspail muy posiblemente no es el mejor disco en la trayectoria de Arcana pero no es un disco menor; no es quizá imprescindible, pero no debieras dejarlo pasar como si fuera un disco más. Estos suecos son muy buenos y este disco lo demuestra. Otra vez.

ROME: Masse Mensch Material (Cold Meat Industry 2008)

De nuevo los prolíficos Rome tienen a bien entregarnos su última colección de canciones. La sin duda revelación dentro del anquilosado panorama darkfolero presentan en este Masse Mensch Material lo mejor de ellos mismos. Se aprecia aquí una ligera evolución en su sonido: sin descartar lo anterior, disfrazan ahora las canciones de una envoltura más pop, más convencional, más de estructura clásica. No han cambiado mucho, si te gustaron los Nera, Berlin o Confessions D'Un Voleur D'Ames, te gustará este Masse Mensch Material, pero sí que han forzado algo la máquina de crear melodías haciendo de su sonido algo un poquito más accesible. Siguen presentes las contradicciones entre los grandes temas (amor-odio, sobre todo), la oscuridad en las líneas, lo marcial cuando hay que serlo, la belleza melódica y los ambientes tan bonitos como fríos u opresivos. Y sobre todo, sigue presente la perfección en la composición y la maravilla en la interpretación de cada nota. Cada instrumento ocupa su lugar, nada se sale de lo que la fuerza que es capaz de transmitir este proyecto da habitualmente, pero (y aquí viene el pero) el listón estaba altísimo. De justicia es gritar a los cuatro vientos que no lo superan en esta ocasión, pero también es justo decir que no caen por debajo: igualan en calidad los discos anteriores y si estos hubieran sido mediocres, no tendría ningún mérito, lo difícil es igualar algo que ya era muy bueno. Y lo han hecho.

THE HOLY KISS: The Holy Kiss (Hungry Eye Records 2007)

The Holy Kiss pertenecen a día de hoy a ese pequeño conjunto de bandas que van más allá de etiquetas y de cajoncitos encorsetadores, a ese escaso surtido de grupos que, sin huir de nada, van más allá de todo intento posible de encajonamiento, a esos músicos que están mucho más por la música (por la Música) que por otras zarandajas quizá más populares pero menos enriquecedoras y creativas. Este disco homónimo no es ni más ni menos que una especie de recopilatorio de temas (de 2003 hasta ahora) aparecidos anteriormente en singles, vinilos antiguos y difícilmente conseguibles actualmente y recopilaciones de diferente pelaje (además de alguna que otra canción inédita) y refleja con bastante fidelidad lo que son los del beso sagrado: un grupo sin complejos, oscuro pero sin amaneramientos innecesarios, fuerte, rockero, casi bluesero en ocasiones, que ponen toda la carne y la sangre en cada nota y en cada palabra. Habrá a quien le recuerden en ocasiones a los The Birthday Party menos desquiciados, en otras a unos Bellmer Dolls (también auspiciados por Hungry Eye, que lo de este sello es de nota) más sólidos en su sonido, siempre a grupos distintos, originales, singulares. Habrá sin duda gente poco dispuesta a dejarse llevar por lo que estos americanos ofrecen pero confío en que serán los menos porque desde luego éste es un gran grupo y un grandísimo disco.