BLOODSUCKING ZOMBIES FROM OUTER SPACE: Monster Mutant Boogie (Fiendforce 2008)

13/12/08
Los zombis austríacos estos demuestran que no hace falta ser de California para hacer Horror punk de calidad. Ni gothabilly, horrorbilly o como leches quieras denominar a lo que hace esta gente: guitarras rapidísimas, contrabajo, aires rockandrollero clasicote, letras serie Z y actitud ciertamente punki. Es este un género muy de sota, caballo y rey, salvo honrosísimas excepciones poco hay excesivamente distinto en el sinfín de bandas que aparecen casi cada día. ¿Qué tienen entonces esta gente para sobresalir por encima del resto? ¿Por qué nos tomamos la molestia de hablar de ellos si son más de lo mismo? Pues no lo sé. Probablemente porque cuando me da por escuchar un disco de este palo me da por coger uno de ellos. Probablemente porque me parecen, si no distintos, que no lo son tanto, sí frescos. Frescos y creíbles. La verdad es que en el maremágnum actual de bandas que practican esta amalgama rockera decir de un grupo que es fresco y creíble (más si tenemos en cuenta la profusión de maquillaje, rollo gore, etc, etc) es mucho decir. Ojo, cuando digo creíble no me refiero a que sean auténticos zombis , o lo pretendan. Me refiero a la capacidad de tomarse con relativo sentido del humor algo que no está precisamente repleto del mismo. Poco más se puede decir, que Monster Mutant Boogie es su aportación a este 2008 que en breve terminará y si te gusta este rollo, te recomiendo encarecidamente su compra.

CURRENT 93: Birth Canal Blues (Durtro 2008)

3/12/08
Current 93 siguen, como no podía ser de otro modo, a lo suyo. Y lo suyo es hacer canciones. Te podrá gustar más o menos su estilo (especialmente en los últimos tiempos) tranquilo, su forma de hacer folk buscando muchas veces más la belleza que la oscuridad pero hay que reconocerles que en ese género son de lo mejor que aún ronda el panorama. Es difícil comentar un disco cuando sabes, antes incluso de escucharlo, que tienes entre manos un clásico entre los clásicos. Y es más difícil todavía cuando sabes de antemano que poco va a variar tu opinión sobre el grupo. Por ese motivo no voy a entrar en largas y aburridas descripciones sobre las canciones, en eternas disquisiciones sobre si es mejor o peor que tal o cual disco o grupo. Pero se supone que si estás leyendo esta parrafada es porque quieres saber que te vas a encontrar cuando te hagas con él (diría comprarlo pero en los tiempos que corren se ajusta más a la realidad el hacerse con él). De este modo, hay que decir que Birth Canal Blues solo aporta a la extensísima (multiplicada además por el sinfín de ediciones y ediciones para coleccionistas) nuevas canciones. Si eso es poco o mucho, debes decidirlo tú, como lector y como escuchante.

NFD: Deeper Visions (Jungle 2008)

2/12/08
Noise For Destruction no son Fields Of The Nephilim, eso está claro desde su ya lejano primer disco. Este Deeper Visions compuesto de seis temas inéditos de estudio, un par de remixes y cuatro videoclips es más de lo que si sabíamos ya de los británicos: que son de todos los proyectos post FOTN los que más se esfuerzan en mantener el espíritu y el sonido nephiliano. Eso para muchos será malo, no falta quien piensa que para escuchar algo que pretende ser tan similar al original, mejor ceñirse a éste. También hay quien opina que no deja de ser una oportunidad (sobre todo antes de la vuelta de McCoy y su estupendo Mourning Sun con los Nephilim de alguna forma resucitados) de recuperar de algún modo el viejo estilo, con esa forma tan especial de hacer sonar guitarras y bajos. Nosotros solemos preferir ceñirnos a la música dejando un poco aparte la conveniencia o no de la asunción de determinadas “influencias”. En ese sentido Deeper Visions es un nuevo ejemplo del viejo-actual gótico de guitarras y voz cavernosa. Y como últimamente andamos un poco necesitados (los que gustamos de este palo) de proyectos de calidad e indudablemente NFD la tienen, no podemos más que recomendar este disco, sobre todo si eres capaz de olvidar de quien son hijos. No todo seguramente pasa por la innovación constante y hay que reseñar que aunque estos ingleses no sean en absoluto un dechado de originalidad, son agradablemente buenos en lo suyo y lo demás seguramente sea pedirle peras a un olmo.

LUCIE CRIES: Non Nova, Sed Nove vol. I y II (Infrastition 2008)

1/12/08
En los últimos tiempos hemos asistido al principio con estupefacción y después con evidente placer a la vuelta al ruedo (en forma de recopilación) de lo mejor del siniestreo francés de los noventa. No hace tanto de las estupendas reediciones de Corpus Delicti o del recopilatorio de Rosa Crux. Ahora nos encontramos con Lucie Cries, nunca suficientemente loados, dicho sea de paso. y nos encontramos con cuatro discos repartidos en dos dobles cedeses que no se limitan a recuperar lo mejor de su discografía sino que la reeditan entera (bueno, en realidad si que es lo mejor de su producción, ya que es complicadísimo escoger sus mejores temas, que mejor que reeditarlas todas). Así, tenemos repartidos aquí sus tres elepés (Res Non Verba, Semper Ad Alta y Nihil Ex Nihilo), todos sus maxis (algunos ya compilados en Prima Verba) y todas las canciones que durante esos ocho años (del 88 al 96) fueron diseminando por recopilatorios diversos y, hoy por hoy, inencontrables. Además se incluyen unos cuantos temas inéditos, por si lo anterior fuera poco. Por todo esto, este doble recopilatorio debería ser de compra obligadísima para todo aquel que guste de la música oscura o incluso de la música en general. De hecho en los garitos ad-hoc, si fueran como debieren, habría de ser ineludible la presentación de alguna prueba de compra de este Non Nova, Sed Nove antes de permitir la entrada. Y si no es así que cierren, que no sé a que están esperando.

LÍNEAS ALBIÉS EN "EL JUGLAR"

27/10/08

SIXTEENS + LÍNEAS ALBIÉS, 08 de octubre de 2008, La Pequeña Bety, Madrid

8/10/08
Abril de 2007, un servidor se acerca al Nasti a ver a los sixtines de San Francisco y por el camino termina prendado de los malasañeros Líneas Albiés. Sin perder un ápice de su amor/admiración por los de la bahía…


Abril de 2007… octubre de 2008, me perdonen. Warm-Up party del Drop Dead Festival que tendrá lugar unos días después en la decadente Lisboa. De nuevo los de Madrid y los de los USA juntos en un escenario, de nuevo una sala pequeñita pero con sabor añejo, de nuevo una noche extraña de entre semana. El que esto escribe ha hablado mucho a sus amigos (tampoco tiene tantos) del evento; finalmente uno de ellos decide acompañarle a pesar de que los inequívocos arqueos de cejas puedan querer demostrar un cierto porcentaje de incredulidad o de descreimiento. Es día 8, miércoles, y conociendo la sala y su más que natural gusto noctámbulo todo apunta a que la velada se prolongará más de lo deseado, mirando que el jueves es maravillosamente laborable.


Tras unas cervezas bien acompañadas, bajamos las escaleras que conducen al pequeño escenario. Hay poca gente pero bueno, nunca hay demasiada en estos conciertos, esta vez no criticaré tal hecho. Un puestecillo de discos y merchandising a la izquierda, cerca de los servicios, una moza de aspecto soviético dispensa con el mismo entusiasmo material musical que conversación. A la derecha la barra y la sala que va tomando mejor aspecto. Pablo Pómez y Marieta Rabieta toman el escenario (es un decir) y el tercer hombre (enhorabuena de nuevo, Federex) se pone a los controles. Suena bien, suena muy bien.



Poco a poco van desgranando canciones, algunas nuevas y los hits de siempre. Suenan con fuerza, suenan estupendamente (como dije antes), el sonido ha mejorado bastante respecto a las últimas veces. Sin embargo… me falta algo. Decía en la “crítica” al último concierto que cuando hay transmisión, la calidad objetiva del sonido de un concierto quedaba en un segundo plano. En éste, la perfección sonora estuvo más cerca pero eché de menos un poco más de transmisión. Desconozco la razón pero los habituales desgarros, la sempiterna rabia y actitud punk del grupo me llegaron menos. Puede que fuera una simple cuestión personal, no todos los días se está igual ni te llegan las mismas cosas en la misma medida y aquí… estamos hablando de sentimientos y sensaciones, nada demasiado fácil de medir.

Juan maltrata (o bientrata, según se mira, yo creo más en los segundo) su trompeta cuando es necesario. El saxo aparece en menos temas que lo acostumbrado (sólo en Relaxico, si no me falla la memoria) y los adminículos percusivos habituales también. En fin, menos envoltorio, selección de canciones más desnudas. Y en esa desnudez los cuatro albiesos se manejan como peces en el agua. Double Captain Sensitive, 1969 (más alargada que nunca, tan punk como siempre), It’s fucking USA (a los americanos también les gusta)… hacen botar a todo el mundo incluidos nosotros. Muy divertido, como de costumbre. Marieta sube y baja del escenario, involucra al público asistente. O lo intenta. Y se desgañita. Bien por ellos.



Va acercándose el final, gritos tímidos que piden más, pero no hay tiempo, no hay tiempo. Cual conejos de Alicia, los albiesos dejan paso a Sixteens, son casi las doce y siguiendo con las analogías con cuentos infantiles, se produce una desbandada general que no termino de entender: ni vi carrozas convertirse en calabazas, ni nadie se olvidó de sus zapatos de piel de cabritilla (el cristal es un invento de Disney producto de una mala traducción, si es que dónde esté el inglés británico…), ni nada de eso, pero dónde antes había unas cincuenta o sesenta personas, de repente había no más de quince.


En estas comienzan a atronar los saturadísimos teclados lo-fi (Kristen cual cruce imposible entre el ibérico Poch y el pálido Curtis daba miedo) de los de San Francisco, Veuve toma la guitarra y comienza un concierto para mi inolvidable. Sí amigos, en abril disfruté como un enano de la demencia y la víscera electrónica de estos enloquecidos americanos pero el día 8 gran parte de ésta fue sustituida por oscuridad puramente afterpunk. Notas que se arrastran, contención, afiladas guitarras, bajos imposibles y la voz entonando dónde lo dejó Siouxsie hace demasiados años. No es lo mismo pero es igual y For Rent dejándome el alma hecha polvo…




Se alternan bajo y guitarra, distorsiones y sonidos electrónicos varios, voces masculinas y femeninas, ora más agudas y melódicas, otrora más graves y “sintéticas”. Se alternan, se suceden, se solapan en un todo que resulta complicadísimo disecar, en una amalgama que sólo responde ante lo “de dentro”. Canciones, canciones, más canciones. Pedazos de lo que los sixtines tenían que decir, trozos (algunos) que se olvidaron en abril y otros que se repetirán en poco tiempo (espero que con la misma energía por el bien del resto de Iberia) allende el Guadiana. Las retinas y los oídos medios son parecidos a ambos lados de la frontera.


Qué más se puede describir, no sé hacer lo propio con el talento, que en el caso que nos ocupa roza bastante cerca la genialidad, tampoco sé hacerlo con las impresiones (en el sentido más purista del término) ni con el disfrute puro. Pero claro, mientras daba vueltas a esta cuestión (un reportero de pro acumula cosillas de estas en la cabeza aún cuando está pasándolo bien en un concierto) va llegando el último tema. Demasiado pronto, siempre es demasiado pronto, el concierto va a terminar, no hay lugar para sorpresas, no queda tiempo de bises ni más improvisaciones, sólo quedan sensaciones vividas, cervezas y más conversación, que por otro lado no es poco.


Y quedan, como no podía ser menos, algunas sabias reflexiones que no reproduciré aquí por ser de cosecha ajena. Queda Reina tritón y sus estupendas fotos (que tampoco están finalmente por aquí). Quedan el inglés oxoniense, los bigotes portugueses, las virtudes de Obama, los efectos nocivos del tabaco, las visualizaciones del Coke-Sex, los discos oídos y por oír, escuchados y por escuchar, los sueldos hispanos de mierda, los “you are scientists”, los pueblos dentro de las ciudades, los “no live to die older”, las rusoirlandesas, los cuerpos de trucha, las gafas tecnocráticas, los bailes flamencos no correspondidos, la seguridad de que a fuerza de repetir “fuck me” retorciéndose en el suelo el que suceda es cuestión de tiempo y de número de parroquianos, los freaks, las tazas de té… no necesariamente en ese orden. Queda todo eso y docenas de tinteros. Quedarán para próximas ocasiones.

ACTUALIZACIÓN "MY DEAR FREAKS VOL. II"

7/10/08
CAUSTIC RECORDS PRESENTA

VVAA “MY DEAR FREAKS II”





Tracklist:

00 - Intro LA DEFUNCION

01 - DER BLAUE REITER - Eyes of the Lost

02 - PERSONA - Dia d'hivern

03 - ELDAR - Baraeco Sin

04 - SILENT LOVE OF DEATH - Como la piel

05 - THE JOY OF NATURA - a_theatre_burning

06 - Ô PARADIS - Sonámbulos

07 - KUU - Why do I hate you, Finland

08 - KUTNA HORA - Little Flowers In My Hands

09 - FAYRIERIE - restless sleep

10 - NARSILION - Las Puertas Del Mar

11 - TROBAR DE MORTE - The Sorceress

12 - LAS GUETA LA RUNA - painfullove

13 - Outro CAUSTIC RECORDS





Artist: V/A

Album: My Dear Freaks II

Format: Digipack

Label reference: CRR 019

Release Date: 01/10/2008

http://www.blogger.com/www.causticrecords.com

http://www.blogger.com/www.myspace.com/causticrecords



Después de la gran acogida que tuvo la primera edición del recopilatorio ya está en la calle la segunda versión “My Dear Freaks II”. Esta nueva coproducción entre Caustic Records y La Defunción presenta la mejor selección de bandas nacionales, dentro de los géneros más oscuros de la escena. Dark Folk, Neo Folk, Medieval, Post Industrial, y así una larga lista de estilos que harán las delicias de los oídos más exigentes. Como novedad tendremos la inclusión de dos bandas invitadas, procedentes de fuera de nuestras fronteras, por un lado los maravillosos Kutna Hora, desde Argentina y por otro The Joy Of Nature, una banda portuguesa que ya está dando mucho que hablar. Señoras y señores... pasen y vean.


Texto: Caustic Records/La Defunción

DROP DEAD FESTIVAL, 10 DE OCTUBRE EN LISBOA

6/10/08

SIXTEENS Y LINEAS ALBIES EN MADRID, WARM-UP PARTY

4/10/08

El miércoles 8 de octubre en La Pequeña Bety actuarán los madrileños Líneas Albiés y los usamericanos Sixteens. A partir de las 9 y media de la noche una nueva ocasión de disfrutar de la histeria y la locura de estas dos bandas más que hermanadas. No deberías perdértelo...

CAUSTIC RECORDS y LA DEFUNCION presentan MY DEAR FREAKS II

19/8/08

Después de la gran acogida que tuvo la primera edición del recopilatorio, para el próximo Septiembre, estará ya en la calle la segunda versión. Otra vez con la mejor selección de bandas nacionales, dentro de los géneros más oscuros de la escena. Dark Folk, Neo Folk, Medieval, Post Industrial, y así una larga lista de estilos que harán las delicias de los oídos más exigentes. Como novedad tendremos la inclusión de dos bandas invitadas, procedentes de fuera de nuestras fronteras, por un lado los maravillosos Kutna Hora, desde Argentina y por otro The Joy Of Nature, una banda portuguesa que ya está dando mucho que hablar.


Intro: La Defunción

NARSILION

DER BLAUE RAITER

FAYRIERIE

SILENT LOVE OF DEATH

KUU

TROBAR DE MORTE

O PARADIS

PERSONA

KUTNA HORA

LA GUETA LA RUNA

THE JOY OF NATURE

ELDAR

Outro: Caustic Records


-----------------------------------------

A.C.La Defuncion --- http://www.ladefuncion.com/

Necrópolis Web Zine & EBDLS Radio Station

Aptdo 5265 35013 Las Palmas de G. C.

Spain


Texto: La Defunción

DATE AT MIDNIGHT: Demo (Autoproducida 2008)

7/8/08
Conocí a Date At Midnight en el concierto de Madre Del Vizio en Madrid y desde la primera nota me sorprendió la mezcla entre la actitud puramente deathrockera a lo Rozz Williams de su cantante y el gótico clásico del resto de la banda. Decía en la crónica del concierto que me habían venido a la cabeza los belgas Land Of Passion al escucharles; pues bien, al digerir el disco se borró esta impresión en gran parte y fue sustituida por otro recuerdo, si bien más reciente: el primer disco, Fora, de los catalanes Casual (es increíble dicho sea de paso que los de Barcelona no sean muchísimo más conocidos y no se hayan terminado de convertir en un referente dentro de la cultura oscura en Europa, otra muestra más de la patética catetez que nos rodea). Me explico, no copian a ninguno de los dos grupos mencionados, en absoluto, es más, salvando la influencia más que evidente rozzniana, ni siquiera creo que los referentes de Date Of Midnight sean los mismos a la hora de componer. Simplemente es un aire general, una similitud en el sonido, un parentesco sin más. En fin, que entre unas cosas y otras ya puedo decir que conozco a los transalpinos estos, en directo y en estudio, al menos un poco y visto lo visto y oído lo oído merecen en un plazo más breve que largo ser nueva punta de lanza de su estilo en Europa, por no decir en el mundo, especialmente tras ver como el deathrock por el lado americano se acerca cada vez más a planteamientos mucho más punkis que oscuros, mucho más desabridos y sin el toque elegante y de clase que algún día tuvieron. Y elegancia y clase a estos de las citas a medianoche les sobran.

PASSIONE NERA: Research EP (Cold Meat Industry 2008)

6/8/08
Los italianos Passione Nera presentan su primer Ep y en él desarrollan lo que parece que será su propio sonido, que, alejado de lo habitual en el sello sueco, se sumerge en un pop a ratos delicioso, a ratos oscuro. Recuerda muchísimo a bandas de los ochenta, un cruce entre la melancolía de los Church y la cristalina melodía de Echo y sus hombres conejo. Es en realidad menos “guitarrero” que los primeros y más oscuro que lo segundos pero se aproxima bastante a ese por otro lado imposible cruce. Las voces son sobrias y poco melodramáticas, las melodías –que son la base sin ninguna duda del sonido de Passione Nera- cuidadísimas. En lo temático recuerdan a veces al cine clásico, en los ambientes creados aunque se me antojan lejanos a las bandas sonoras más habituales, me falta atmósfera, “incidentalidad”. Es solo un Ep así que probablemente sea pronto para juzgar más exactamente cuál es la dirección concreta que seguirá el grupo, pero a poco que mantengan el nivel de este Research, se convertirán en alguien digno de ser seguido. Y es que este mini LP tiene todo para la escucha apacible y serena, el disfrute tranquilo y aunque indudablemente no es demasiado oscuro ni se acerca al toque decadente de otros grupos de parecido palo, sí que se deja oír con placer creciente.

CARTEL ACTUALIZADO DEL DROP DEAD FESTIVAL

25/7/08

Para consultar el cartel actualizado del Drop Dead Festival, pincha el enlace: http://dropdeadfestival.com/ddf6/bands.html

LINEAS ALBIES + CAPITAN ENTRESIJOS, 24 de julio de 2008, Sala La Pequeña Bety, Madrid

24/7/08
Actuaban otra vez en Madrid los ínclitos Líneas Albiés y en esta ocasión “teloneando” al Capitán Entresijos, al que solo conocía de nombre y cuya actuación comentaré en primer lugar (aunque tocó después) toda vez que yo iba a ver a los de Malasaña. Mil cosas había oído del bueno del capitán, casi todas excelentes así que me dispuse a comprobar si eran ciertas.

Caña, caña y más caña

El Capitán... simplementeUn tipo con un bajo y dos pedales, un segundo tipo a la batería. ¿Punk? Me faltaba gente encima del escenario. El concierto va a comenzar, presentación sui generis y allá vamos. Lo que suena es una guitarra, aceleradísima por cierto. Vuelvo a contar las cuerdas, no, no, es un bajo. Busco algo electrónico que me indique que la guitarra está grabada. Busco en vano. Es un bajo sonando a guitarra, pardiez, distorsionada además, cañera y la batería a todo trapo.

Recuperándome de la sorpresa trato de desentrañar letras y actitud, el capitán se retuerce, salta y corretea por el escaso escenario, el batería se entrega. Punk socarrón lejano al rollo reivindicativo costra común entre los punkis de este lado del Atlántico, punk rápido, salvaje, visceral, punk del bueno. Una canción tras otra, una presentación más o menos desquiciada delante de casi cada tema, repasan trayectoria (más amplia de lo que creía en un principio) y hacen a la gente moverse. El capitán suda, el público suda a pesar de los menos veinte grados que el aire acondicionado nos regala. Todo termina con una sonrisa, propia y ajena. Gran espectáculo, no faltaba nadie encima de la tarima.



Antes de todo esto, el señor Pómez y la señora Rabieta habían descargado sus ganas habituales. Mr. Federex detrás, Juan y su trompeta a veces en el escenario, ponían de su parte. Y ¿qué hicieron? Pues lo de siempre: dar un poquito más de lo que tienen (que es mucho), desgañitarse a los instrumentos (sí, es posible, quien lo dude que vaya a verlos). Repasan canciones, las más o menos habituales en sus shows. La gente bota y atiende al cincuenta por ciento.






Marieta se tira al suelo, se revuelca, grita, canta, susurra a veces, Pablo se deja los dedos en la guitarra y los labios en el saxo, se arranca las notas del alma. Juan pone su talento y, mientras, Federex se deja los cuernos en empastarlo todo. Sonido saturado, La Pequeña Bety no se caracteriza por sus excelencias acústicas pero me importa un ardite (a ellos sí, ellos son músicos, ellos quieren que todo suene perfecto), yo lo que quiero es sentir las canciones y que la banda haga lo propio.



Desde aquí suena lo bastante bien como para que todo lo extra al sonido (desgarro, rabia, actitud, descaro) logre su objetivo. Miro a mi alrededor y veo que al resto del respetable le llega poco más o menos lo mismo. Y otra vez se revuelcan por donde pueden (poco sitio tienen) y otra vez dan lo que tienen y otra vez consiguen que me importe muy poco lo perfecto o menos perfecto que suenen. 1969 en versión albiesa aumenta el número y la altura de los saltos, tengo la sensación de estar asistiendo a una especie de orgía sin sexo explícito (seguramente si interior) espontánea. No sé si es una sensación propia únicamente, un caballero no habla de esas cosas pero viendo algunas caras me parece que no me equivoco.



Lamentablemente, todo tiene su final y este además viene antes de lo deseable, se me ha hecho corto, muy corto, única pega al concierto que de nuevo, y van un montón de veces, me demuestra qué lejos está este jodido país de apreciar lo importante, lo que merece la pena, lo que no es camino fácil y superpromocionado. Qué asco, por Dios, de gente manda dónde manda para que cualquiera de los dos grupos que tocaron en esta ocasión tengan algo muy cercano al ostracismo casi absoluto por respuesta y triunfitos de diferente pelaje (no hablo solo de multinacionales, en los sellos pequeños pasa casi casi lo mismo, si no en todos, en casi todos) se hinchen a dar macroconciertos y a llenarse el bolsillo. Pero bueno, el tema es viejo y no se va a solucionar porque yo me cabree así que me quedaré con el recuerdo de lo que disfruté, y a esperar nuevas ocasiones.


GRINDERMAN, 19 de julio de 2008, Summercase, Madrid

19/7/08
EL PASTOR Y SUS SECUACES DESDE LA TABERNA


Procedentes del desierto australiano, en una de sus mutaciones, llegaron los tipos (término muy adecuado) de Grinderman al otro desierto (ladrillos y jaras) de Boadilla del Monte.

Grinderman por lalitaporfavor

Con el sol de la tarde, en plan duelo polvoriento, se presentaron con sus elegantes ropas algo jodidas por el camino recorrido.

Ellis por lalitaporfavorDesgranaron su álbum homónimo (no podían hacer otra cosa), una tras otra. Ellis, el barbudo poli-instrumentista, con ese 'Rasputin-look' que le caracteriza, tocando lo que sabe: violín, viola, Fendocaster, bouzuki y toda suerte de instrumentos con nombre de insulto de Capitán Haddock; Sclavunos a las baquetas, Martyn Casey al bajo y el gran hombre (y Pastor de su comunidad) lanzando sermones en forma de canciones desgarradas.

El sonido estuvo bastante bien (sobretodo dada la hora: comprobamos festival tras festival cómo los primeros grupos tienden a sonar más flojos que los "cabezas" por a saber qué vericuetos de las pruebas), potente e intenso, haciendo justicia al carácter del grupo. Get It On (la plegaria); Electric Alice, Grinderman (balada solemne y magistralmente interpretada por Cave con arena en la garganta), Honey Bee (espídica, maravillosos los zumbidos orales: ¡mejor que los de estudio!), Set Me Free, Depth Charge Ethel, When My Love Comes Down, Dream, Man In The Moon... acabando con No Pussy Blues, muy esperada aunque sin un público a la altura del asunto (¿fue el calor?) y (creo) Love Bomb, maravillosa, cerrando.

Cave por lalitaporfavorLos tipos van de lo que son: se le cae el atril con el libro de canciones a Nick Cave y se la suda, Ellis intenta dar miedo y lo consigue, los otros imponen respeto. ¡Cuidado!

En conjunto un buen concierto, sosilla respuesta por parte del público y una gran experiencia contemplar a estas leyendas transmutadas en su lado más salvaje y agresivo. Que no falten los proyectos de Cave: son lo mismo pero distinto; que no nos falten en directo.

Luego tuvimos la ocasión de toparnos con Nick y Ellis por ahí en plan "amigotes de brazo en hombro" por el festi, buscando quizá una taberna en el desierto de jaras, grava y chavalería.


Texto: A
Fotos: Lalitaporfavor

THE CURE: Freakshow sg / The Only One sg (Polydor 2008)

14/7/08
Si algo tienen los Cure es que son los Cure y cualquier cosa que hagan, cualquier estilo que toquen, va a sonar a Los Cure y los vas a reconocer al instante. Estos dos singles, adelantos de lo que será en poco tiempo su nuevo disco de estudio, no son una excepción. No tienen nada demasiado especial ni demasiado diferente, son cureros en estado puro, así que no me detendré ni en compararlos con trabajos anteriores ni en entrar en lo típico de si son mejores o peores que tal o cual canción. Los de Mr. Smith son lo que son por eso, por hacer siempre lo que les ha dado la gana y a pesar de los muchos altibajos (es difícil dar con la tecla siempre en semejante trayectoria) suenan tan bien como siempre y, desde luego, para los de mi generación (ya peinamos canas pero pocas) son casi la banda sonora de nuestra vida. Hemos envejecido con ellos y eso nos descarta bastante a la hora de tratar de ser objetivos. Solo espero que el nuevo trabajo que aquí se bosqueja esté a la altura de sus mejores momentos y tiene pinta de que así será. Poco más se puede decir y poco más se debe decir. Probablemente ya esté todo dicho o puede que no, pero lo escrito es suficiente. O debería serlo.

:GOLGATHA: & DAWN AND DUSK ENTWINED: Sang Graal (Cold Meat Industry 2008)

:Golgatha: y Dawn And Dusk Entwined se unen en este Sang Graal para regalarnos de nuevo el oído de melodías tan etéreas como agresivas, de sonidos tan delicados como marciales y de ambientes tan fríos como el infierno. Poco importa a estas alturas si el disco está basado o no en determinados ritos arcanos o en diferentes interpretaciones de los mismos, si la idea se encarna en una especie de disco conceptual o si por el contrario cada canción es de su padre y de su madre: lo que verdaderamente cuenta es hasta qué punto cada una de sus notas, todos y cada uno de sus acordes, consiguen o no traspasarte el alma y llegarte dentro, muy dentro. La mezcla en este caso de dos estilos emparentados pero lejanos funciona bien y se empasta correctamente sin “echar” ni molestar a los aficionados a cualquiera de los dos géneros, consiguiendo llegar a cotas si no más altas que de forma individual, sí a las mismas y esto es bastante decir. Tanto da si te acercas al disco porque conoces o valoras a :Golgatha: o a Dawn And Dusk Entwined, en ambos casos creo que no quedarás decepcionado. Al fin y al cabo, como en cada obra musical que se precie, al final lo fundamental es que consigan los autores emocionar y desde luego este Sang Graal a mí me emociona. Y mucho.

VESTIGIAL: Translucent Communion (Cold Meat Industry 2008)

Los italianos Vestigial tienen con este Translucent Communion la difícil tarea de incorporarse a un catálogo repleto de referencias de los más grandes artistas del género que practican: Ambiental oscuro de paisajes a veces oníricos y a veces envenenados y sin duda pasan la “prueba” con nota. Aquí están las melodías atmosféricas más o menos habituales, las perspectivas musicales trilladas de lo ambiental desde un punto de vista indudablemente neblinoso a lo Raison D’Être (salvando distancias, no hay en este CD copia alguna) pero aportan un toque fresco y ligeramente distinto que los hace originales. Estamos ante uno de esos discos que no se digieren bien en las primeras escuchas, que en esos primeros momentos suenan a algo ya oído antes, a algo ya consumido con anterioridad pero que poco a poco se van haciendo hueco y terminan sonando una y otra y otra vez tanto dentro como fuera de tu cabeza. No es un disco lógicamente bailable y muy difícilmente tarareable pero sí que consigue lo que a mi modo de ver es uno de sus objetivos, que olvides rápidamente que estas ante música ambiental y te adentres en la película que te cuentan. No es una película seguramente fácil pero una vez visionada cuesta dejar de verla. No quiero abundar en describir sonidos ni en llenar de adjetivos tan innecesarios como repetitivos estas líneas, solo quiero recomendar al lector que se acerque a Vestigial sin prejuicios ni pensamientos previos, que se deje empapar. No creo que termine decepcionado.

MT SIMS: A Grave Ep (Hungry Eye 2008)

Tenía ganas ya de degustar a estos Mt. Sims de los que solo había leído buenas críticas. Tenía ganas de que este A Grave llegara a mis manos pues viniendo de donde venía solo podía esperar parabienes. Y desde luego mis expectativas no se han visto defraudadas. El único pero que le puedo poner al EP es el hecho de serlo pero como sé que hay un larga duración que llegará al mercado en breve, es un pero menor. Cuatro canciones, cuatro, en un vinilo transparente limitado a mil copias que refleja bien a las claras tanto lo que es Hungry Eye como lo que el señor Matt Sims tiene que decir: riesgo, originalidad, entraña y calidad, muchísima calidad. Desde el primer minuto hasta el último estás seguro de que estás escuchando algo que roza la vanguardia de la vanguardia, sin despreciar influencias ni referencias más menos obvias pero con una intención de ir más allá muy muy de agradecer. Menos sucios que algunos compañeros de sello, menos electrónicos que otros, incluso menos punk que la mayoría, coinciden en esa búsqueda de lo diferente que hoy por hoy es difícil encontrar en otros lugares. Desde luego si estás harto del enésimo grupo guitarrero a lo Sí-me-gustan-los-Sisters, del sempiterno crestado de serie Z, del manido gótico murcielagoso de siempre (aunque por fortuna sigue habiendo buena cosecha, a pesar de ser escasa, de vez en cuando en cualquiera de los tres palos citados), una buena opción (y saludable) es acercarte a estos Mt. Sims. No son ni los más oscuros ni los más rápidos ni los más nada, pero son realmente buenos. Muy buenos, que diría aquel.

BRIGHTER DEATH NOW: Necrose Evangelicum (Cold Meat Industry 2008)

Curioso este Necrose Evangelicum. Remasterizado sobre la grabación de 1995, incluye junto con el trabajo original una grabación en directo de la época, procedente de un concierto que jamás se llegó a producir, tratándose por tanto de la prueba de sonido del mismo ya que poco antes de salir Brighter Death Now a escena, el concierto fue suspendido. En cuanto al disco en sí (dejando aparte la preciosa presentación, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados el sello sueco, tanto que será comentable cuando no suceda) está dentro del sonido típico de la banda: ruido, ruido y más ruido, por encima de todo. Ruido áspero, ruido bello, ruido en definitiva capaz de transmitir en la misma medida que cualquier melodía más convencional. Parece fácil pero no lo es en absoluto, podría parecer que cualquier don nadie con maquinitas e ínfulas sería capaz de hacerlo, pero eso sería como decir que cualquiera con tres pinceles, botes de pintura y algunos lienzos podría ser Van Gogh. Por supuesto queda el talento. Otra cosa es que BDN sean un grupo fácil o asequible para cualquier oído. No es así, requiere un trabajo de adecuación previa, como pasa con casi cualquier estilo musical mínimamente complejo. Una vez “hecho oído” resulta tan sencillo encontrar matices, descubrir belleza, en el ruidismo industrial este como en el rock más tópico. Y en este rollo Brighter Death Now son de los mejores.

HORRORPOPS: Kiss Kiss Kill Kill (Hellcat 2008)

9/7/08
No me ha gustado demasiado este Kiss Kiss Kill Kill. No es que sea un mal disco, suena más o menos como cualquier otro del grupo pero me parece demasiado “pop”, le falta fuerza a mi modo de ver. Tal vez sea la forma de cantar lo que no me convence demasiado porque en los ritmos y las guitarras veo menos diferencia con sus antecesores. Es buen algo-billy, tiene todos los elementos del género pero tal vez le falte furia o mala leche. A lo mejor son mis oídos, que a fuerza de escuchar tantos y tantos grupos, tan y tan parecidos, he terminado por saturarme y no encontrar ya esa capacidad de sorpresa y esa fiereza que me atrajo al principio en este estilo. Pero honestamente no encuentro aquí ya nada más de todo aquello: Kiss Kiss Kill Kill está bien producido, las melodías son agradables, las voces cuidadas pero responde tan exactamente al “molde” que me termina por dejar indiferente y eso en un disco no es bueno. Espero sinceramente que sea solo una cuestión de tiempo que los por lo demás excelentes Horrorpops vuelvan a la senda habitual, la senda de la mala baba, de la agresividad y de la ira guitarrera, el camino de los contrabajos coléricos y las baquetas velocísimas.

MADRE DEL VIZIO + DATE AT MIDNIGHT, 5 de Julio de 2008, Moby Dick, Madrid

5/7/08
Date Of Midnight
Tras las cañas de rigor con la conversación debida (no se debería beber sin una buena charla ni se debería hablar de nada sin una cerveza en la mano o en el coleto), nos acercamos a la Moby Dick con la sensación persistente y el miedo –hacía ya días que me perseguían- de que Madre del Vizio me decepcionaran. Las razones eran sencillas de entender: formación prácticamente nueva escogida para la ocasión (solo KaiN a las baquetas tenía algo que ver, al menos con una parte de la trayectoria de la banda), mejores temas a mi modo de ver en el repertorio antiguo que en el más moderno, sensación de gira alimenticia más que creativa… No conocía de nada a Date At Midnight, sabía que eran italianos y que hacían deathrock o algo parecido… y poco más. No había escuchado nada de ellos, los “conocía” por el flyer.


Influencias notablesMe sorprendió su sonido. Sí, el cantante dejaba sin rubor que su segura admiración por Rozz Williams se le escapara en cada gesto, en cada mirada, en cada postura y tanto su imagen como su forma de entonar entroncaban directamente con lo mejor de ese estilo. Sin embargo, musicalmente me recordaban más a grupos menos de ese palo y más de gótico murcielaguero clásico. Hubo incluso un momento que me vino a la cabeza una banda hoy injustamente olvidada: Land Of Passion. Una excelente (aunque demasiado calcada) versión de Romeo’s Distress termino de hacerme pensar que los italianos tienen futuro, mucho futuro. Se notó que seguramente les faltaba repertorio aún y que queda, afortunadamente, tiempo para mejorar, pero fueron un más que digno “aperitivo” y sin duda calentaron lo suficiente el ambiente para lo que se avecinaba.


Madre Del Vizio, quien tuvo retuvo


Máscara calurossiPoca gente en la sala. Poquísima para ser la primera vez que los de Fulvio Tori visitaban Madrid, pero entregada (calurossi repetía el bueno de Fulvio todo el tiempo). Máscara carnavalesca sini, gorra enroscada, años y kilos añadidos a su imagen más clásica… y la misma forma tan particular de cantar de siempre. Un guitarrista, Reb, demostrando (aparte de un punto de locura bastante necesario) que la pinta es lo de menos si hay intención y sentimiento, un bajista, Upiry, que demostró probada solvencia a las cuatro cuerdas y el ya mencionado KaiN en los parches, envejecido también sí, pero tan bueno como siempre.





UpiryKaiNRepertorio basado (para mi delicia) en la primera época de la banda con alguna incursión en los últimos años y un sonido bastante decente, como suele ser habitual en la sala. Repaso de casi todo el Dio Dio Dio (se echó de menos una poco menos que imposible What A Day) intercalando canciones del Antonomasia, algún tema del Feast Of Blood (Tenebre y Stanza). Del Mesmerismo (sólo una canción, Notte, estaba prevista pero no la tocaron finalmente, ni Bestie Metalliche de los primeros tiempos, tampoco) nada de nada.









Fulvio, el loco tranquiloAmbiente entregado pero sin agobios, grupo entregado igualmente tocando su mejor (para mi gusto) repertorio… ¿se podía pedir más? Bueno, sí, que hubiera durado más, al cortar a las 23:30 ni siquiera dio tiempo a que la banda terminara. Llevamos una época de reuniones de grupos cercanos a la extinción o de resurrecciones más o menos dignas. Llevamos una buena época de conciertos (al menos en Madrid) que tiene pinta de estar llegando a su fin (la gente de De Profundis tiraron la toalla no hace mucho y parece seguro que los de Escaleras Sin Peldaños –organizadores del evento- han terminado su andadura dentro de la escena gótica. Las razones deben ser las de siempre: sólo locos poco menos que altruistas pueden permitirse traer grupos de ese estilo toda vez que la respuesta del público es casi siempre poco menos que irrisoria. Es una pena pero tiene pinta de que las vacas gordas se acaban. No faltarán los que lo echemos de menos, aunque seamos pocos.