CORVUS CORAX + THE MOON & THE NIGHTSPIRIT, 11 de noviembre de 2007, Sala Ritmo y Compás, Madrid

11/11/07
On Stage
Un soneto me manda hacer Violante, y paso sin mas demora a analizar, muy objetivamente, el evento del pasado domingo en Ritmo y Compás, comenzando sin duda por

1) THE MOON AND THE NIGHTSPIRIT

O “La luna y su puta madre”, según cierto cráneo previlegiado. Un grupo trampa húngaro con una bella joven a la viola, que interpretó, una tras otra, una docena de canciones similares entre sí, agradables todas ellas para los mas eruditos de los alli presentes, que acompañaban con palmas el melancólico martilleo del tambor. Gran oportunidad, dictada por la experiencia, de refrescarse el gaznate con la ácida Cruzcampo de barril que permanece invariable desde los noventa. Algo debe tener.

Sospecho que debe haber doce mil bandas semejantes a estos húngaros, así que, la próxima vez que vea a cualquiera de ellos prestaré más atención. No se moleste el lector, pues recibiré cien latigazos por tan ingrato comportamiento ante una banda para mi desconocida.

On Stage

2) EL EVENTO

Ante la impaciencia y el chiflido generalizado ocuparon su lugar:
-un chino
-un diablo
-el arraez de una galera
-el aguerrido protagonista de Piratas del Caribe y
-tres o cuatro saltimbanquis más, recién salidos de las profundidades de la Selva Negra prerradiactiva: los muy imitables y medievalizantes Corvus Corax. Si uno ha disfrutado del DVD Gaudia Vite sabe lo que se espera, y el único miedo que siente es que la audiencia no esté a la altura de semejante caterva de musicantes.

On Stage

Tales panderos no defraudan. ¿Es esta la mejor puesta en escena que he visto en mi vida?. ¡No lo sé!. Generosos escotes, mucha capa negra, vastas melenas, salchichones del infierno y algún que otro friki del manga unidos excepcionalmente en el berreo general al que obliga el poderoso retumbar compasado del timbal. Bramando incongruencias al escaso viento de la sala, con una extraña sonrisa de satisfacción en los labios, arrebatados por la juerga cervecera (de nuevo) con la que los germanos nos deleitaron en casi dos horas de celebración primitiva de la alegría de vivir, y alguna que otra gaita de fole de intestino de rinoceronte. Y así, entre títulos que desconozco de CDs que no distingo, una tras otra, versiones extremas de lo que graban en estudio y muchos EEEEEH de por medio se desarrolla el eficaz espectáculo carpediemístico del que nadie sale pesimista, aunque es domingo, y ya tarde.

3) REFLEXIONES
Gong ¡No, lector!, no te saldrá del todo gratis la breve lectura de mi crítica, y he aquí el precio que debes pagar: la mención al elitismo gótico-patrio, los brazos cruzados sobre el pecho, el rictus impasible flotando sobre su pedestal de niebla, observando desde elevadas e ignotas cúpulas al vulgo fiestero que celebra alrededor de la hoguera lo que en pocas ocasiones puede. La tristeza de la princesa del cuento sin final feliz… Los extraños sabores de la novedosa macedonia heavy-friki-gótico-metalera, consecuencia de la cual son ahora 374 cuerpos, en vez de 214, los que acuden a eventos de esta índole, aplauden tras las canciones, saltan y hacen cuernos, celebrando sin saberlo la victoria de Teutoburgo sobre los posteriores adoradores de la cruz y el cráneo: el fin de la endogamia. La mentira de la pureza.

HansY…¿qué mas decir?… que mientras quizá alguna mente más comprometida prefiriera pasar la noche en aislados estudios, elucubrando complejas teorías sobre la fisión del átomo, servidor se lo pasó teta en este show, con indudables influencias de los grandísimos y muy infravalorados Inhumanos, los eventos masivos en el Bernabéu y la fermentación de la cerveza (de trigo esta vez) ingerida en cantidades sorprendentes.



Corvus Corax, un grupo único. 17 €uros pero que muy bien gastados. Me los añado al myspace hoy mismo.


4) EPILOGO: FRASES CAPTADAS AL VUELO TRAS EL EVENTO.

- “A mi es que el folk alegre este…”
- “…de una reunión astur muy, pero que muy maja…”
- “…las líneas de tu mano me indican que…“
- “caraduras”.

Ballade de Mercy


Con mucho cariño,
Alvar Fañez.

0 comentarios: