ENTREVISTA LÍNEAS ALBIÉS + CONCIERTO LÍNEAS ALBIÉS Y PIER EN EL WURLITZER BALLROOM, 31 DE MAYO DE 2007, MADRID

31/5/07
Foto de www.lineasalbies.com

1.- ¿Qué y quienes sois Líneas Albiés? El nombre del grupo nos parece peculiar y extrañamente bello por su sonoridad ¿Por qué lo escogisteis?

Foto de AvatarFoto de AvatarL-Albiés es una comedura de tarro, es como si a Sid Barret le dieras un ordenador, je, je, je… No sé! Es el deseo, el esfuerzo, la pasión de unos locos por la música y la necesidad de comunicar aquello que oyen en sus cabezas… Pablo Pómez, Frontman, programaciones, samplers compositor y productor, guitarrista, saxofonista, bajista, y percusiones; Marieta Rabieta, cupletista de vocación, sintes y percusión; y Federicus Sindios, mezclas, sonido y potencia del directo.

Sí creo que básicamente escogimos el nombre por su sonoridad, y bueno, porque cuando Pablo lo propuso, me resultó divertida la historia de donde venía…parece ser que cuando tenía 11 años, a principios de los 80 o por ahí, buscaba el nombre para una banda que de manera romántica soñaba con tener cuando fuera un poco más grande, y un día en casa de un primo mayor, cuenta que se quedó impactado con la portada de un disco de Esplendor Geométrico, y a partir de ahí empezó a darle vueltas a la idea y salió el nombre… entonces sólo lo utilizó para garabatearlo en los libros, carpeta del cole, y es verdad! está escrito en un teclado de primera comunión que aún conservamos… aunque hubieron otras bandas, sólo rescatamos el nombre hace 4 años… lo importante es cómo suena y que sea en español (L-Albiés no canta en español)… Curiosamente ha resultado tener significados muy subjetivos, y eso mola mucho y te ríes, pero esto ya fue después del bautizo…

Foto de www.lineasalbies.com

2.- Lleváis dando guerra al menos desde el 2004 (fecha en la que se publicó Confusion), ¿cómo ha sido esta trayectoria desde entonces?

Confusion es un disco de experimentación en el estudio ( que además transportábamos a diferentes lugares, al campo incluso) de samplers de rock y muy difícil de llevar al directo, por no decir imposible! De hecho no habíamos pensado en ello, aunque así surgió y así lo intentamos! estuvimos en el Primavera Sound ‘04, con otro guitarrista y un bajista aparte de nosotros dos, y no es que fuera todo fatal, pero creo que no era el concepto… después hicimos otro montón de conciertos los dos solos, junto a un nuevo componente que iba a ser fundamental en la banda, Federicus Sindios, él es quien escupe un poderosísimo sonido en directo, aparte de rematar las producciones de los temas. El caso es que le fuimos pillando rollo al escenario y nos empezamos a enganchar…parece que de una manera irracional también nos pusimos a componer música para disfrutar allá arriba.

Foto de www.lineasalbies.com 3.- Musicalmente sois una caja de sorpresas: vuestro sonido recuerda y se retuerce en un lugar cercano al punk y al rock pero mayoritariamente lo construís a base de electrónica y samples (aunque también uséis instrumentos más “orgánicos”). ¿Estáis de acuerdo con esto? ¿os sentís más cómodos en ese formato electrónico o es una cuestión de abarcar mayor cantidad de sonoridades y colores, de llegar a más lugares (creativamente)?

La intención en nuestro 1º trabajo era, sobre todo, experimentar en el estudio… con samplers , buscando sonoridades nueva ola, de actitud punk y rock e incluso pop, pero con desarrollos más electrónicos sin importarnos demasiado el formato de canción clásico. Quizá también un poco influenciados por aquellos desarrollos largos del kraut rock alemán, una especie de proto-electrónica, bajo nuestro punto de vista. No sé, la electrónica permite desarrollos más largos y una mayor variedad de colores, que también era un poco lo que buscábamos, siempre con intención innovadora .

El Taxidermista, lo que será nuestro 2º álbum está elaborado a base de programaciones, con menos utilización de samplers, y con un formato de canción más estándar, llevados quizá, por la inmediatez que a veces requiere el directo. Actualmente la mayoría de los instrumentos son tocados, después son magreados y a veces utilizados y dispuestos de una manera, digamos electrónica, que sigue siendo fundamental para conseguir esas texturas de las que hablábamos. Siempre nos ha fascinado Brian Eno y la búsqueda de nuevas sonoridades en sus discos o producciones; y por supuesto nos flipa la época psicodélica de los Beatles con George Martin en el estudio, inventando todos los trucos habidos y por haber. Todos ellos utilizan el estudio como otro innovador instrumento artístico, y eso nos fascina…Tomorrow Never Knows es un buen ejemplo.

Foto de www.lineasalbies.com

4.- Es muy complicado definir vuestra música, sois vanguardistas y experimentales, pero no en el sentido clásico de la palabra, no sonáis tan “raros” como podría pensarse por estos dos adjetivos. Sois oscuros en ocasiones pero tampoco eso os define... Por otro lado, hay pocos grupos que se acerquen (o a los que os acerquéis) a lo que hacéis. Quizá la nueva escena americana esquizoide de San Francisco (Sixteens, Phantom Limbs, The Weegs... casi todo el catálogo de Hungry Eye, realmente) tenga planteamientos parecidos... no sé. ¿Cómo os definiríais vosotros? Si es que consideráis que es necesario...

Si fuéramos vanguardistas sería porque conseguimos efectivamente hacer algo nuevo, diferente, así que nos halaga si así lo aprecias… L-Albiés son experimentales, aunque no como parece entenderse comúnmente, no sé! se relaciona la experimentación con el ruidismo, músicas electrónicas sin melodías, etc. Pero nosotros también vemos este aspecto bajo un punto de vista de lo que podrían ser los Talking Heads en la época Remain In Light o el Fear Music, (por poner un ejemplo, que hay muchos), donde buscaban nuevas sonoridades, y eran originalísimos en su manera de estructurar las canciones, en el uso de diferentes estilos, y por supuesto en la utilización del estudio como arma creativa y de composición…un ejemplo obvio de experimentación clásico, y también como se entiende actualmente, son Cabaret Voltaire en la época del Red Mecca, que son más “raros” en el sentido clásico de la palabra, y para L-Albiés exactamente igual de experimentales y adorables que los primeros.

Foto cedida por el grupo

No sé, no creemos que haga falta definirnos, ahí está la música… somos un poco cómo la vida misma, donde no todo es negro o todo blanco, siempre hay un lado oscuro y un lado dulce, un yin y un yan…. Ahí tienes a la Velvet Underground, con temas obscuros y experimentales, y por otro lado, con preciosas canciones redondas de pop… como Suicide y Spacemen 3, … Nos dicen muchas veces que tenemos que ver con B-52’S? no lo sé! Es posible que anímicamente nos sintamos cercanos a estas bandas… Somos eclécticos eso está claro, un ejemplo de antagónicos que nos encantan de igual modo son Chrome y Orange Juice, entre otros muchos.

Lo que comentas sobre Hungry Eyes Records es curioso. Hace algunos meses, Dan Skibra nos contactó para comentarnos que le interesaba nuestro sonido y bueno, parece que ser tenemos gustos musicales parecidos… a partir de ahí nos pusimos a investigar un poco más, sobre este pequeño GRAN sello… Sí, habíamos visto en directo a The Vanishing en dos ocasiones, Berlín y Madrid, y ya habíamos tocado otra vez con The 16ssssss, pero no conocíamos al resto de bandas, y bueno, no sé si tenemos algo que ver, pero todas, todas son buenísimas, muy diferentes entre ellas, cada una tiene su propio sonido, personalísimo…y sí nos sentimos de algún modo identificados, aunque no sabemos muy bien por qué, la verdad! Me gustaría pensar, aunque no lo sé realmente, que si Mr. Skibra estuviera en España, o al menos en Europa, posiblemente L-Albiés habría editado algo más que su 1º disco del 2004.

Foto de www.lineasalbies.com5.- Da la sensación escuchándoos en directo y en estudio que es en el primer sitio dónde más a gusto os sentís, dónde mejor podéis sacar lo que lleváis dentro, ¿estáis de acuerdo? ¿Realmente preferís directo a estudio? ¿Por qué?

Es un 50/50, los dos son espacios de creación, y fundamentales para el concepto L-Albiés El directo es lo perfecto para la expresión, la aclamación, para el chorro de energía que uno expulsa tocando su instrumento, o cantando con la mayor intensidad posible, que es en definitiva la esencia del espíritu mismo del rock&roll,, lo más cercano al éxtasis… y por otro lado, el estudio es el principio de la creación, una droga, donde flipas, alucinas, te regodeas, y donde por supuesto aparece la frustración, un lugar en el que pasamos muchas horas, un sitio, como decíamos antes, para la experimentación sonora y por supuesto la improvisación.

6.- En cada canción, especialmente en directo, os entregáis totalmente, tanto física como psicológicamente. Nos parece tremendamente complicado el nivel de energía que derrocháis en cada momento, sobre todo trabajando en formato dúo. ¿Tenéis previsto, principalmente para los conciertos, ampliar la formación de Líneas Albiés?

Antes decía que intentamos desarrollar el proyecto con músicos amigos, pero creo que el concepto desaparecía, la magia, algo no encajaba…Si de repente algún músico, especialmente un batería con un lenguaje parecido se enganchara a nosotros por la razón que fuera, estaríamos encantados, y posiblemente actuaríamos con la misma intensidad, creo que quizá nos volveríamos más locos todavía… ¿con batería detrás y nuestra botella de vino? Sí, nos volveríamos más locos,… el escenario es nuestro anti-stress… y cuando no tenemos muchos conciertos lo hacemos en los ensayos (casa), y disfrutamos como bibis.

7.- ¿Qué intentáis expresar con vuestra letra y música? ¿Qué importancia tiene la improvisación en toda esta expresión?

A nivel literario no nos lo planteamos demasiado, pues en las letras lo más importante es el sonido de cada palabra, (por eso no cantamos en español) y no el significado, si suena bien vale! y si el significado es estrambótico, no importa. A nivel musical nos gusta la inmediatez, la fuerza del punk y del rock, pero con un revestimiento de sofisticación, de retorcimiento de estructuras, de kilos de texturas… no sé! nos gustaría pensar que hacemos algo original creativamente, ojalá lo consigamos!!!. La improvisación es fundamental, la metodología de trabajo básicamente es tocar e improvisar con la guitarra, bajo, saxo, incluso percusiones, sobre alguna base, cantar y tocar el sinte, y luego a escoger lo mejor, a cortar, pegar y retorcer. En otras ocasiones la creación del tema puede basarse más en la programación, entonces es posible que no haya tanta improvisación, pero si hay algo genial al producir es que los errores, muchos veces son aciertos, mueves una pista de un lado a otro y pasan cosas ….No conocemos el concepto de guitarra, y en mano papel y boli,, bueno lo conocemos y lo hemos practicado, pero no con L-Albiés.

Foto de Avatar

8.- ¿Soléis preparar algún tipo de actuación teatral concreto en los conciertos u os dejáis llevar improvisando un poco también en eso? En la ocasión que tuvimos de veros no lo hacíais o no demasiado, pero tampoco sé si fue un concierto “representativo” de los que normalmente dais o si las limitaciones de tiempo, sala, etc. os impidieron llevarlo a cabo.

Sólo improvisamos, nos gusta provocar y que nos provoquen… El feeling tendrá que ver con el punk, supongo y evidentemente lo que sale, sale porque sale, no hay nada ensayado con antelación, ni espejo en casa, ni nada, expresamos lo que nos pide el cuerpo llevado por lo que nos provoca nuestra propia música… Salimos a dar caña, a no dejar al público indiferente… Nos gustan los artistas intensos y tan locos que llegan y te cuentan las cosas a su manera… Stiv Bators, David Tibet, Genesis P-Orridge, Richard Hell, Ian Svenonius, Lydia Lunch, Jim Thirlwell aka Foetus, entre otros tantos…

9.- ¿Cómo veis la escena underground actual? ¿Os sentís identificados con alguna porción de esa escena?

Hay cosas muy interesantes en Madrid, Gijón, País Vasco, Barcelona. Tenemos amigos en proyectos interesantísimos, pero musicalmente hablando es como si nos estuviéramos en la mouve, como que no formamos parte de nada, de ninguna escena… no sé! es una cosa rara pero que tampoco nos importa demasiado…

Foto cedida por el grupo

10.- ¿Qué tenéis preparado a corto, medio y largo plazo? Nuevo disco, conciertos, gira mundial, Grammys... Jajajaja.

Estamos terminando lo que será nuestro próximo albúm El Taxidermista. En principio, tenemos preparados unos 17 temas aunque no sabemos si todos irán en el disco, y bueno hay un sello interesado en editarlo en septiembre, ya veremos… en un futuro más cercano autoeditaremos un Split con The Sixteens, con 4 temas, dos y dos…También estaría bien hacer alguna colaboración o proyecto con alguna otra banda, en ello estamos. Y a largo plazo seguir haciendo música, eso será inevitable, una necesidad.

11.- Si queréis ampliar algo en la entrevista o decir algo más...

Qué duras son las entrevistas, ja, ja, ja, no nos gustan nada… mejor unas copas y unas risas……

Siempre es mejor, en eso también estamos de acuerdo. Y hablando de copas y risas, el 31 de mayo actuaron junto con Pier en la sala Wurlitzer Ballroom de Madrid:

Foto de Avatar
El concierto comenzó bastante tarde, sobre todo pensando que era jueves y a lo mejor ese horario fue el culpable del desangeladísimo aspecto que presentaba el local. Realmente nunca había asistido a un concierto (sobre todo mientras tocaban Pier) con tan poquísima gente. Contando a los de la sala no seríamos más de diez o doce personas... En fin, una lástima.

Foto de AvatarFoto de AvatarUna pena porque Pier (no les conocía de nada antes del concierto) dieron un pedazo de recital. Son una banda peculiar: formato de trío: batería, guitarra y bajo como formación básica y la adición de vientos (varios tipos de saxos y trompeta) cuando la ocasión lo merece, intercambios de instrumentos entre los tres músicos... Resultado: ruido, muchísimo ruido del bueno.

Experimentales, improvisadores de largos desarrollos y visceralmente entregadísimos. Oscuros a ratos, guitarreros y un afán por “violentarse” (me encantó la autodefinición) que hizo de la actuación algo verdaderamente especial. Terminan pareciendo un extraño cruce entre los temas más violentos de Sonic Youth o de los Swans, con toques y detalles de montones de otros estilos: insisto en los largos desarrollos, en los vientos heterodoxos y en el aspecto de jam session desquiciada. Un grupo difícil pero muy muy recomendable e interesante, sobre todo si necesitas desentumecer los oídos. Muy buenos me parecieron y distintos, que es importante.

Foto de AvatarFoto de AvatarCon algo más de público (sin alharacas, no creo que llegáramos a las treinta personas) salieron al escenario Líneas Albiés. Tenía ganas de ver su show “completo” (el día de Sixteens las limitaciones de tiempo impidieron desarrollar todo lo previsto) y no me decepcionaron en absoluto. Otra vez estaban allí los teclados omnipresentes, las guitarras en su sitio, las percusiones aportando un poco de sal y sobre todo la interpretación de cada nota, cada palabra, cada sonido por parte de Marieta o de Pablo. Les noté a gusto encima del escenario, disfrutando de lo que hacían y no demasiado preocupados por la escasa audiencia, antes bien, tratando de llegar a cada oído de cada espectador, a cada una de sus fibras. Tratando, en definitiva, de gustar y de gustarse, de transmitir y de disfrutar del concierto.

Foto de AvatarTras el buen sabor de boca que nos habían dejado la anterior vez que tuvimos ocasión de disfrutarlos, creo que no defraudaron a nadie (al menos a mí me encantaron). La combinación de electrónica e instrumentos más orgánicos llevada al paroxismo sonoro que practican empasta muy bien con las evoluciones de ambos componentes y tiene el efecto (deseable y muy de agradecer) de transportarte al paisaje que dibujan. A pesar de que en algunos casos, cuando lo que estás viendo sale de dentro del que lo lanza, la calidad de sonido pasa a un plano secundario, sonaron bastante bien, algún defectillo por parte de la mesa impidió que sonara perfecto pero fueron fallitos muy menores. Repasaron gran parte del repertorio, tanto los temas más añejos como gran parte de los que compondrán su nuevo disco y la verdad es que, a pesar de las horas que eran se hizo corto. En resumen, si aún no has tenido ocasión de conocer a estos madrileños tan internacionales, deberías hacerlo, merecen mucho la pena. In vino veritas, indudablemente.

GARDEN OF DELIGHT: Lutherion III (Trisol 2007)

25/5/07
Y de nuevo los tenemos aquí. La banda de los siete años y sus correspondientes siete discos. Los del círculo se cerrará para siempre (hasta que se volvió a abrir al poco tiempo, aún no conozco muy bien la justificación esotérica de semejante resurrección –aunque en verdad, estrictamente, no fueron siete discos sino bastantes más mantenían un nivel entre alto y muy alto-). Los alemanes Garden Of Delight cierran –creo, nunca se sabe- la trilogía Lutherion con este doble CD que nos ocupa y quizá, sólo quizá, el círculo no se debería haber nunca reabierto. Me cuesta tanto esfuerzo recordar en estos años post-cierre alguna canción imprescindible (en los tiempos de Enki’s Temple, Sargonid Seal, etc, etc, era sencillísimo hacerlo) que hablar de discos enteros que no hubieren merecido dormir el sueño de los justos se me antoja poco menos que risible. Y eso que este Lutherion III se soporta con facilidad a poco que el estoicismo del oyente lo consienta. Aquí, de nuevo, están las guitarras trabajadas, los bajos rotundos, los ritmos de siempre, las voces en la línea habitual y el rollo ocultista de todo a cien que siempre han impregnado toda la producción de los de Artaud (el temita Priorato de Sión, Illuminati, María Magdalena, etc olería a chamusquina aunque Dan Brown y adláteres no lo hubieran convertido en producto de consumo, en comida rápida, en bobada tan mal documentada que provocaría risas de todos los colores si no fuera por la gente que se ha forrado a costa de ello). Se agradece lo cuidado de la producción, artwork, etc, etc y más el incluir textos en varios idiomas (incluso en castellano) pero musicalmente el disco deja mucho que desear, suena tan a ya hecho antes, tan prescindible, tan vulgar, que... Bueno, para no cebarme más, son dos discos –aunque el segundo solo incluye dos versiones que añadir a la del CD principal de “Illuminate” aún peores que ésta, una versión bastante lamentable del Dark Entries de Bauhaus y una indescriptible “The Path of Illumination” – que por si mismos no representan más que un clavo más en el ataúd de un grupo que debió dejar las cosas como estaban hace tiempo, hace bastante tiempo. Joder, y pensar que me encantaban...

THE DEEP EYNDE: Bad Blood (People Like You 2007)

Ante todo debo reconocer que The Deep Eynde es una banda que me gusta bastante. No es que cruzara el Atlántico para asistir a un concierto de ellos, pero sus discos anteriores (especialmente City Lights) me parecen muy interesantes. Dicho esto, Bad Blood me deja un poco frío. Suena lo bastante parecido a lo anterior como para que no sea eso lo que echo de menos (aunque han ido paulatinamente perdiendo gran parte de la “oscuridad” de antaño, la mezcla de rollo sini con punk y rock’n’roll siempre estuvo más o menos presente). Tampoco es que el disco dé la sensación de previsible, de facilón, de monótono (o no más que cualquiera de los anteriores). Sencillamente no es un trabajo que me produzca demasiadas ganas de escucharlo una y otra vez, no es de esos discos que cuando terminan casi casi te obligan a volver a ponerlos. ¿Se trata entonces de canciones mediocres? ¿me ha cogido a mi a pie cambiado? Obviamente no todos los días son iguales ni apetecen las mismas cosas, pero en las razonablemente numerosas escuchas que me he impuesto, no ha terminado de llamarme la atención. Con eso no doy por buena la tesis de la vulgaridad, pero es cierto que Bad Blood me ha resultado un tanto insípido, sin gracia. Y es un buen disco, sin duda, pero no ha terminado de calarme, lo que por otro lado tampoco significa nada.

THE MISSION: God Is A Bullet (SPV 2007)

22/5/07
Érase una vez que había cuatro jóvenes ingleses que querían hacer música, érase que dos de ellos se sentían hermanitas de la caridad pero poco y érase que les dio por dedicarse a aquello del rock épico, oscuro o luminoso a ratos. Érase que eran tiempos difíciles, aquellos en los que Dios era nuestra propia medicina y Severina bailaba sobre cristal o sobre tierra árida. Eran los tiempos en que tras el primer capítulo, los chavales jugaban a hacer himnos para América y los cuatro chicos ingleses iban dándole forma a su torre de fuerza. Eran los tiempos en que Amelia hacía relieves en la arena y los granos de esta misma dulcificaban más de un corazón y Mr. Pleasant era poco más que un éxito mercenario. Fueron tiempos maravillosos, pero como en muchas otras historias, los buenos-viejos tiempos no duran siempre. Simón y Miguel emprendieron otros viajes, con otros compañeros y el bueno del primo lejano (tanto, que perdió una d por el camino) de la familia Addams al poco también abandonó el barco. Comenzó una etapa mucho más difícil, plagada de recopilatorios prescindibles y novedades más prescindibles aún. Ni las máscaras, ni la tierra de nunca jamás, ni el azul del mar, ni las auras terminaron de funcionar bien a ningún nivel y el recuerdo de lo que aquella misión había sido se fue diluyendo entre las gentes de bien. Y hete aquí que llegó el año 2007. y hete aquí que el otrora carismático líder de los misioneros se le puso entre las cejas (siempre bien pobladas) que si sus geriátricas majestades (las inmortales piedras rodantes, acabadas hace años) podían seguir girando y ganando pasta a costa de los fans de toda la vida y Andrés y sus secuaces (camaradas de otros tiempos) se podían permitir el lujo de dar conciertos sin haber hecho nada nuevo-bueno en veinte años, él podía al menos intentarlo con nuevas canciones y convirtiendo aquella añeja medicina en una bala. Y lo hizo, quince temas nuevos nada más y nada menos. Pero ya no era lo mismo. Eran buenas canciones pero no estaban a la altura de lo clásico a pesar de estar muy por encima de la mediocridad de los noventa. Serían más interesantes si no retrotrajeran los felices comienzos, esos maravillosos ochentas llenos de hits. Y eso que volvían algunos de los de siempre: Juliana y Timoteo - los de todo sobre Eva- se dieron una vuelta con su garganta y su guitarra, incluso el viejo Simón se pasó por allí. Pero la nostalgia era más fuerte que la esperanza y la bala no dio en el blanco. Aunque le faltó poco. Tan poco que algunos cuentacuentos seguimos conservando aquellos viejos vinilos en la confianza de que quizá, sólo quizá, se reproduzcan en el futuro.

LINEAS ALBIÉS Y PIER EN EL WURLITZER BALLROOM DE MADRID

17/5/07




EL JUEVES 31 DE MAYO DE 2007 A LAS 22:30 HORAS TOCARÁN EN CONCIERTO LÍNEAS ALBIÉS Y PIER EN LA SALA WURLITZER BALLROOM DE MADRID

C/ TRES CRUCES 12 METRO GRAN VÍA, CALLAO, SOL

6 EUROS


AVISADO QUEDAS

SIXTEENS: Into the Goldwave of Future Non-Rip Off (Hungry Eye 2007)

De nuevo los californianos Sixteens nos ofrecen sus enloquecidos pedazos de alma en este Into The Goldwave Of Future Non Rip Off que demuestran, otra vez, qué lejos del murcielagueo cadavérico ad hoc está hoy por hoy lo más granado de la música considerada oscura. Cada vez tengo más claro que no es necesario maquillarse de zombie o cardarse el pelo para darle salida al otro lado de la creatividad musical. No seré yo quien desprecie esa forma de entender lo tenebroso (hay muchas bandas, que permanentemente hacen disfrutar al que esto escribe, a pesar de no renunciar en absoluto al maquillaje o al siniestrismo estético más evidente), pero cierto es que en demasiadas ocasiones detrás de esa estética no hay nada. En el caso de los de San Francisco sucede al contrario. Su estética está mucho más cerca de la no-wave setentera que del palo macabro, pero su música trasciende de sobra todo eso: es demencial, dura, punki, oscura y, por encima de todo lo demás, frenéticamente buena, buenísima. Protoelectrónica dicen algunos (por el uso de teclados que logran un efecto de electrónica añeja) con toques punk y new wave. Realmente me da exactamente lo mismo. Cada una de las piezas del álbum es lo bastante emotiva y emocionante, lo suficientemente intensa y conmovedora como para que (como sucedía con los anteriores discos de la banda) se quede cada nota dándote vueltas por dentro durante días, como para rallar el CD a base de oírlo, como para que dejes de leer esta estupidez inmediatamente y corras a hacerte con él.

THE LAST DAYS OF JESUS: Dead Machines' Revolution! (Strobelight Records 2007)

16/5/07
Bueno, bueno, bueno, amiguitos. Tras tres años de espera ya está entre nosotros el último disco de los eslovacos The Last Days Of Jesus. Bastante ha cambiado la escena desde entonces, se ha hecho mucho más popular todo lo que huela a horrorpunk o a lo-que-sea-billy, pasó un poco la moda blackmetalera y ya hace algún tiempo que no surge una propuesta verdaderamente nueva, original y atractiva en casi cualquier género relacionado con la música que desde aquí definimos como oscura. The Last Days Of Jesus me llamaron la atención en su momento (aparte de por la procedencia, Eslovaquia está muy lejos) por lo diferente de su sonido. Sin que inventaran realmente nada hacían una mezcla que resultaba muy muy original y distinta. Así, esperaba con ganas llevarme a las orejas este Dead Machines’ Revolution! (aunque el nombre presumía cambios).. y, lamentablemente, me ha dejado un poco frío. No quiero decir que sea un mal disco, en absoluto lo es y está tan lleno de buenas canciones como del interesante sonido “típico” del grupo, pero no me ha sorprendido como lo hicieron los anteriores, no me ha calado tanto. Tampoco es exactamente que sea continuista, simple y llanamente repite demasiado los esquemas de los CDs pasados, innova menos. Y eso puede ser porque la banda haya encontrado su camino o porque se les haya agotado un poco la creatividad. En sí mismo, si es por la primera de las opciones, eso no es malo. Pero esperaba, de nuevo, más riesgo. Aún con todo, Dead Machines’ Revolution! Es un pedazo de disco, que te encantará si te gustan los anteriores. Y a mi me encanta, pero...

ASP: Requiembryo (Trisol 2007)

No conocía de nada a los ASP estos y cuando me recomendaron este Requiembryo, quien lo hizo tuvo el detalle de no darme ninguna pista, así que me dispuse a escucharlo sin ningún prejuicio mental. Y me arrepentiré siempre de no haberle echado mano al grupo antes. Me he perdido durante un tiempo a uno de los mejores grupos de la actualidad y eso que en un primer momento la imagen supermegagótica de su cantante me echó para atrás. Requiembryo se presenta en dos ediciones, una normal y otra limitada con incluso un libro y un artwork impresionante. Al parecer (tengo que revisar sus trabajos anteriores pero no pongo en duda mis fuentes) la banda teutona ha dado un giro notable a su música, haciéndola más rockera y abandonando un poco las programaciones que los hacían más bailables, más cerca quizá del chunda chunda ese supuestamente oscuro que tan de moda está. Aplaudo el cambio si es que éste se ha producido de modo tan radical pues este Requiembryo suena tan clásico como lo mejor del gothic rock de siempre, aún con toques electrónicos aquí y allá y guitarrazos en su justa medida. Requiembryo suena moderno también, aquí no hay más que influencias y referencias diversas y diferentes sin caer en burdas copias ni repetir esquemas tan manidos como vacuos. En definitiva, Requiembryo es un disco que hará las delicias de todos los aficionados a un género que parece revivir con trabajos como éste, tan infrecuentes en su calidad como acertados en su sonido.

STORMFÅGEL: Ett berg av fasa (Cold Meat Industry 2007)

15/5/07
La vuelta de Stormfågel a la primera línea de la actualidad discográfica después de casi dos años de silencio es una gran noticia y más si la razón de esta vuelta es la publicación de un disco tan soberbio como este Ett Berg Av Fasa, de título tan impronunciable como ricos son los colores que encierra. De nuevo están aquí las percusiones marciales, las voces ídem y la belleza absoluta, la fuerza y la sangre que destilaban en cada poro los temas de su anterior Der Nalkande Stormen. La combinación del sueco en la voz masculina y el húngaro en la femenina con un excepcional gusto por la oscuridad bien entendida dista mucho de resultar convencional y el resultado no podía ser mejor: Ett Berg Av Fasa está lleno de la riqueza étnica, de folk marcial, de la melancolía y de la belleza más natural (en el sentido de aquella que surge de la creatividad sin forzar nada) y de la pureza en un sonido que consigue (y sin entender una palabra de las letras que mi gusto por los idiomas excluye los conocimientos más rudimentarios de los que aquí se manejan) exactamente lo que pretende con cada nota: trasmitir una amplia gama de sentimientos y de sensaciones, de emociones y estremecimientos de lo más diversos. Para mí Stormfågel se han convertido, con dos discos sólo, en uno de los mejores grupos del catálogo, extenso catálogo tanto en cantidad como en calidad, de Cold Meat Industry, lo que no es moco de pavo.

ATARAXIA: Kremasta Nera (Ark Records 2007)

Ataraxia están últimamente que no paran. Si sorprendieron con su estupendo Paris Spleen de finales del 2006 por su repentino nuevo-viejo estilo (sin abandonar del todo lo que hasta ese momento habían sido sus señas de identidad pero huyendo de repetirse y dando el más natural de los envoltorios a sus “otras” influencias), ahora regresan, pocos meses después con un Kremasta Nera que redunda en lo demostrado durante su extensa discografía. En este caso, es la antigua Grecia y todas sus contradictorias y bellas aristas las que inspiran los temas que integran el disco. De este modo han vuelto el neoclasicismo, los “gorgoritos” y otras peripecias vocales de Francesca Nicoli y el aire de exquisitez melódica (tampoco ninguna de estas referencias habían desaparecido del todo) que hizo a los italianos lo que son. Nada queda, eso sí, del decadentismo del diecinueve, el “baudelairismo” y el espíritu cabaretero-circense que dominaba Paris Spleen. En este sentido Kremasta Nera me ha decepcionado un poco: es un buen disco, muy bueno, pero me gustaba mucho el camino emprendido en el anterior y confiaba que se mantuviera y desarrollara ese estilo. No es así y no pasa nada, la trayectoria de Ataraxia es seguramente lo bastante sólida y su público suficientemente nutrido, pero no sé, me hubiera encantado que asumieran algo más de riesgo. Desconozco por dónde continuará el grupo, lo previsible es que lo hagan por la senda de siempre, la que integra este CD. Nunca se sabe y yo espero que se note lo respirado en el citado parisino pero... el tiempo lo dirá.

ROME: Confessions D'Un Voleur D'Ames (Cold Meat Industry 2007)

Fenomenal nuevo disco de los prolíficos luxembugueses Rome. Tras su ep de debut (Berlin) y el Nera de finales del año pasado un nuevo lanzamiento que otra vez confirma lo apuntado: Rome son, hoy por hoy (sobre todo tras los últimos fiascos de los clásicos del sub-sub-sub-género), uno de los mejores –si no el mejor- grupos de dark folk. Este Confessions D’Un Voleur D’Ames mantiene y supera a veces los trabajos anteriores, aún permaneciendo (y confirmando) lo que ya sabíamos: percusiones marciales omnipresentes, guitarras acústicas ubicuas, voces duras o tiernas, dulces o dominantes y un excelente gusto para los ambientes y las melodías. Las doce canciones que lo integran se mueven en esos parámetros ya mencionados sin sobresalir demasiado una sobre otras. No hay aquí ningún single rodeado de mediocridad ni ningún tema que desentone con el resto, no esta concebido el disco para eso. Rome han sabido combinar melodías, ritmos, letras (e incluso idiomas) configurando un TODO, un álbum que sin ser exactamente conceptual, se aproxima bastante a la idea que yo tengo de ese tipo de álbum: no es imprescindible que haya un núcleo central si cada una de las canciones mantiene el mismo espíritu, si hay un ambiente, un contexto, complementario y unitario. Poco más quiero añadir, Confessions D’Un Voleur D’Ames es un trozo de alma y un pedazo de disco.

CONCIERTO DE DIORAMA + CHARLOTTE'S SHADOWS EN MADRID

11/5/07
Diorama (Tour 2007) + Charlotte's Shadow
Viernes 8 de junio 20:30 h
Sala Ritmo y Compás (Madrid)
Precio: 20 € anticipada / 22 € taquilla

THE HORRORS: Strange House (Loog 2007)

Curiosos estos The Horrors, de nombre tan sumamente obvio, tan elemental que cuando llegó el disco a mis manos (acompañado de noticias que hablaban de un considerable éxito en Inglaterra, portadas del NME incluidas) me hizo dudar. Pensé que tenía ante mí a otros Rasmus o a otros My Chemical Romance. Me equivocaba. Realmente no comprendo el porqué del éxito de estos ingleses, toda vez que su áspero y ruidoso sonido nada tiene que ver con el habitual de las listas de éxitos ni en la pérfida Albión, ni en ningún otro lado. Este Strange House está lleno, repleto, de los Cramps más enloquecidos, del garaje más setentero, de los Birthday Party más cenagosos, incluso de unos Lords Of The New Church asombrosamente sucios y oscuros. Víscera, mucha víscera acompaña cada aullido, cada guitarra distorsionada hasta la extenuación, cada endiablado ritmo. Me da igual que sean unos niñatos malcriados, que vayan de gamberros y que destrocen locales (lo de la Moby Dick seguro que fue vergonzoso pero ni han sido los primeros, ni serán los últimos y lo que me importa, cuando hablo de un disco, es el disco en sí). Este CD es bueno, es muy bueno y me parecen tan alejados de la manada de nuevos-viejos grupos seudogarajeros como pueda estar Diamanda Galás de la Niña Pastori. En definitiva, son demasiado punkis, demasiado guarros y demasiado ruidosos (en cuanto a distorsión y saturación) como para que les sonría el éxito más o menos masivo. O a lo mejor es que algo está cambiando. Ojalá.

ATARAXIA: Sous Le Blanc Rosier (Shadowplay 2007)

8/5/07
Sous Le Blanc Rosier es un recopilatorio, una especie de grandes éxitos, publicado en principio solamente para el mercado de Europa del Este (principalmente Rusia y las repúblicas exsoviéticas) y reúne temas de toda la discografía de estos italianos entre el “La Malediction D’Ondine” del ’95 y el “Arcana Eco” del 2005 más el añadido de cinco temas inéditos o casi (algunos aparecerán en el posterior “Kremasta Nera”, otros son versiones modernas y exclusivas para este disco de temas antiguos y otros son inéditos desde cualquier punto de vista). Supongo que a pesar de que se ha sacado para promocionar al grupo en aquellas tierras, se podrá conseguir por aquí, de importación o porque finalmente alguien lo distribuya, otra cosa es que para los aficionados a la banda merezca la pena. Al fin y al cabo se trata de un disco doble y no sé si cinco canciones “nuevas” entre veintidós justifican la inversión. Sí que, por el contrario, me parece útil para los que no conozcan a Ataraxia o no dispongan del resto de su discografía, toda vez que es un repaso bastante completo tanto estilística como formalmente. En ese sentido cabe resaltar el esfuerzo de confeccionar un producto interesante más allá del simple “Best of”. Esperaremos al anunciado “Kremasta Nera”, a ver que dan de sí los “nuevos Ataraxia” tras el estupendo –y de inesperado estilo- Paris Spleen.