LAGARTIJA NICK + LULLABIES, Fiesta Radio Utopía, 30 de abril de 2007, El Sol, Madrid

30/4/07
Ya había pasado mucho tiempo desde la última visita de los granadinos Lagartija Nick a Madrid y más de uno (y de dos y de tres) les echábamos de menos. El recuerdo de las anteriores actuaciones estaba fresco a pesar de todo y la noticia de esta nueva ocasión para verlos justificaba cualquier motivo (siempre es lo de menos): fiesta organizada por el programa Miscelánea de Radio Utopía y presentación del nuevo disco (El Shock De Leia, saldrá finalmente si no hay nuevos retrasos a mediados de mayo) tras el impasse del single “Carmen Celeste” que salió el año pasado.


A las once casi en punto se abrieron las puertas de la sala El Sol y rápidamente se formó una cola de tamaño mediano para adquirir entradas. Bajamos las bastante empinadas y largas escaleras que dan acceso al local propiamente dicho y cogimos sitio casi en primera fila sin demasiados problemas. Al poco rato, el justo de consumir una cerveza, salieron a escena Lullabies. Reconozco mi desconocimiento absoluto de la existencia de la banda así que trataré de ser lo más justo posible con ellos.


Aunque el estilo del grupo no es de mis favoritos, sonaron muy bien, la combinación de melodías vocales más pop, con un “stoner art-pop alternativo e impulsivo” (la etiqueta es de ellos) resultón, amenizó bastante la espera del a priori plato fuerte de la noche. El mayor problema que le encuentro al grupo es que existen muchos, muchísimos, grupos que hacen algo parecido aunque en este caso tanto la voz de Monik como las cualidades instrumentales del resto de componentes (destacaron por igual los tres –bajo, batería y guitarra- e incluso cuando en un momento dado se intercambiaron estos dos últimos, no perdió en nada la actuación) rayaron a gran altura. La versión del Gigantic de los Pixies fue quizá el momento más álgido del concierto, sin que eso desmerezca la calidad de las composiciones propias del grupo. Quizá si hubieran dispuesto de más tiempo se les podría “juzgar” con más profundidad, pero no hubo ocasión.



Y Eric Jiménez tomó las baquetas, Víctor Lapido se situó con la guitarra a la izquierda del público, Varelux en las teclas más a la izquierda, Lorena Enjuto a la derecha con su bajo y Antonio Arias en el centro con el suyo... no, espera, ¡es otra guitarra! Primera sorpresa. En su visita anterior con la gira de Lo Imprevisto habían tocado con dos bajos, pero en esta ocasión (quizá por la ausencia del segundo guitarra, quizá porque han decidido que suenan mejor así) fue esa la formación.

Comienza a atronar –tal y como acostumbra- la batería y se le van sumando instrumentos. Se trata de "Estratosfera", seguida sin pausa de "Contar Lo Que No Puedo Contar" y "No Lo Puedes Ver". Bufff. ¡Vaya manera de empezar!. Vuelvo la cabeza, miro al tipo que tengo detrás y sus ojos/mis ojos lo dicen todo. Increíble y placenteramente parece que la cosa va de recuperar los viejos (grandísimos, aunque eso casi se puede decir de cualquiera de las épocas/discos/canciones) hitos. Los que en su día les hicieron lo que son, estupendos como siempre pero con una pátina diferente, como más actual, por manido que esto suene.



Después, “Fahrenheit 451” y la voz de Antonio anuncia el “repaso” de “El Shock De Leia”: "2010", "Anoche Soñé Demasiado", "20 Versiones", “Cosmos”, "El Signo De Los Tiempos" y "Resplandor"... Impresionante. Fantástico el poder escuchar canciones del “Inercia” y de “Hipnosis” (no tuve nunca ocasión de oírlas antes en directo) y continuarlas con el repaso al material nuevo... se ha hablado mucho de un supuesto volver al “pop” (si es que se puede calificar así, en un sentido Warholiano sí, en lo musical, en lo que cualquiera entendería por pop no lo creo) de los dos discos antes citados y el “Su”, antes de las incursiones en otros estilos que supusieron tanto “Val del Omar” como “Omega” o “Lagartija Nick”. Yo no tengo tan claro dicho retorno, al menos si existe no es de ahora (ya el olvidado -a pesar de que un tipo pesadísimo a mi espalda no dejaba de gritar “Heroína"- para este concierto “Ulterior”, e incluso “Lo Imprevisto” eran claramente menos marcianos que los previos). Sí que ha habido un cambio importante en las letras, apuntado en el anterior y rematado en estos últimos temas: se han vuelto menos crípticas, menos tecnológicas, menos difíciles pero no han perdido nada de la poesía que tenían a pesar de ser bastante más inteligibles. Para mi gusto hubiera sido mejor que intercalaran las canciones nuevas entre las otras en lugar de tocarlas todas seguidas ya que al hacerlo así, dado el desconocimiento de casi la totalidad del público (recordemos que presentaban un disco sin que éste esté aún disponible), el ambiente se enfrío considerablemente.

De nuevo nos informa el señor Arias: el siguiente tema tiene letra de José Val Del Omar, "Ondas De Fluencia" nada menos (única concesión al “Lagartija Nick”). Tremendo. Sigue casi sin interrupción, sin un respiro, “Esa Extraña Inercia”, más anfetamínica que nunca, otro gran momento clásico. Buenísima. Vamos a poner un poco de tranquilidad, pero menos, "Énfasis", vale, enorme, "La Curva De Las Cosas", no es lenta esta -¡Vive Dios!- no lo es.


Se acerca la apoteosis final, "Carmen Celeste", "Nuevo Harlem", “Lo Imprevisto" y "Satélite". Las dos primeras canciones que oí del grupo en aquel lejano concierto aniversario de La 2, las que me engancharon, las culpables de mi adicción y dos de las últimas creaciones (la ternura –sí, a mi me parece tierna- de “Carmen Celeste” y la fuerza de la melodía de la que da nombre al disco inmediatamente anterior). El grupo se marcha aunque todo el mundo sabe, ellos también, que volverán a salir. Lo hacen y suenan las inesperadas "Sólo Amnesia" e "Hipnosis". Ahora sí que se van. Por todas las puertas (las de la percepción de Huxley también), las grandes y las pequeñas. Se marchan con un tímido gesto de despedida, se van con otros dos temas seminales, oscuros, con esa oscuridad extraña (por lo poco común, se puede ser oscuro sin caer en el murcielagueo más risible) que tan bien dominan, dos temas del principio de los tiempos.

Un buen concierto no es tal si no eres capaz de corear las canciones porque no te llegan lo bastante, si no sientes que no quieres que termine, si tus piernas no siguen (aunque seas tan inexpresivo como yo) al menos levemente las melodías. Un gran concierto no es tal si no sales de la sala preguntando casi cuando será el próximo. Pues se dio todo eso, se dio con creces. Y habrá quien diga que sonó mal (lo hizo, especialmente al principio, luego mejoró mucho) pero creo que la calidad de las interpretaciones compensaron de sobra ese “problema técnico”. Y, francamente, me dará igual, pues lo que viví lo viví. Y fue muy intenso. Esperaremos al próximo y ojalá se repita.


PARADISE LOST: In Requiem (Century Media 2007)

29/4/07
El nuevo disco de los ingleses Paradise Lost (de cuyo maxi de adelanto hablábamos en estas páginas no hace muchos días) peca de los mismos defectos y tiene las mismas virtudes que el MCD: es variadito, comercial en el buen sentido, está muy bien producido, desde la portada hasta la última nota están cuidadísimas, no hay ningún tema que desentone del resto... y es tan autocomplaciente... Me explico. Es un disco de una calidad incontestable, cada segundo que dura está pensado al milímetro, pero no aporta absolutamente nada a lo que ya sabíamos del grupo. Pasa como con las canciones que salieron en el minicd, son buenas canciones, pero están tan enfocadas a no disgustar a nadie, a encantar a todo el mundo, a que cualquier tipo de oyente que oiga el disco, le agrade... que se quedan solo en eso. Esta es probablemente una de las críticas más injustas que he escrito. In Requiem es un muy buen disco, a la altura casi de cualquiera de los buenos de sus padres, pero opino que a grupos como el que nos ocupa hay que exigirle más. Es fácil (si tienes la calidad, el talento y el bagaje de estos ingleses, claro está) hacer un disco lleno de buenas canciones, pero cuando llegas tan lejos como ellos, hay que rozar la obra maestra o por lo menos intentarlo, no quedarse en el éxito facilón. Porque In Requiem termina siendo vulgar por esto.

SOPOR AETERNUS: Les Fleurs Du Mal (Apocalyptic Vision 2007)

25/4/07
Bueno, “Les Fleurs Du Mal”, un disco difícil de comentar. En primer lugar, quiero señalar que estoy convencido de que a los innumerables (que sean innumerables no implica en este caso que sean muchísimos, sólo que no conozco el número exacto) fans de Anna/Varney les encantará porque mantiene la línea habitual: chillidos supuestamente ambiguos, tecladines casiotone, ambiente lúgubre, letras mortuorias... Además se presenta (algo frecuente en el proyecto) en edición limitadísima –2000 copias-, con muchos extras (bastante prescindibles, pero en el rollo fan total ya no entro) y por descontado carísima. Hay otra edición con menos extras, también limitada (vinilo, 900 copias) y también cara. En fin, vamos a lo que cuenta: no termina de llegarme a mí el estilo este, por eso me parece difícil de comentar, siempre me ha parecido un tipo/a muy sobrevalorado en lo musical. Estoy de acuerdo en que cuida mucho las ediciones, añade halos de misterio siempre a todo lo que hace, tiene una impactante imagen... pero en lo que se refiere a la música, lo más importante a mi modo de ver, me resulta soporífero, muy a juego con el nombre del proyecto. No termino de entender que le ven. Sí, ya sé que cabe la posibilidad de que se trate de algo tan maravilloso, tan artístico, tan fuera de todo orden, que a mí me falte “educación musical” para entenderlo y, por ende, disfrutarlo. Vamos, como el jazz y el flamenco. Pero no termino de estar muy convencido de eso. Eso sí, a los que os guste, no dudéis en haceros con “Les Fleurs Du Mal”, no creo que os defraude.

SIXTEENS + LINEAS ALBIÉS, 21 de abril de 2007, Nasti Club, Madrid

21/4/07
Tras muchísimo (pero muchísimo de verdad) retardo se abrieron al fin las puertas del Nasti y los que allí habíamos decidido congregarnos (escasísimo el público, desconozco si precisamente a causa del retraso –dos horas y media pueden echar para atrás al más pintado- o por otras razones pero daba verdadera pena la poca gente que se pasó por la sala) nos adentramos en una especie de universo paralelo repleto de seres extraños, que decían y hacían cosas rarísimas... antes de empezar el concierto.

Lineas Albiés son sorprendentes en casi todo. Son de Madrid y les honra, pero si fueran americanos o berlineses serían seguramente famosísimos y respetadísimos. Ojo, para nosotros lo son, ambas cosas, pero da rabia a veces el antichovinismo de este país en general y de su capital en particular.



Es difícil definir el estilo de Lineas Albiés. Muy difícil. Experimentación e improvisación (medida) constante, sonidos de todo tipo, gran variedad instrumental (provocada tanto por los samples como por la destreza en el manejo de percusiones, vientos, guitarras) y muchísima alma en cada nota, en cada acorde, en cada palabra gritada, susurrada, chillada o escupida por cualquiera de sus dos componentes. Tanto Pablo como Marietta ofrecieron un magnífico concierto, limitado por el sonido un tanto horrible del Nasti y por la escasez de tiempo que tuvieron (detalle que les agradecerán los de San Francisco) por culpa del retraso antes mencionado. La entrega que desplegaron pudo con eso y con todo lo demás. Un gran recital, sin lugar a dudas. En breve (si es que no ha salido ya) verá la luz su nuevo disco. Desde aquí les deseamos el éxito que merecen.







Algo había terminado, algo que hubiéramos deseado prolongar pero con la confianza de que lo que venía, lo que estaba por llegar, iba a ser al menos tan bueno, nos preparamos mentalmente abandonando la nostalgia por lo que acabábamos de recibir. He dicho nostalgia, sí, a pesar de lo cerca que estaba.



En esas y por supuesto todavía más tarde, salieron al diminuto escenario los americanos Sixteens. Tenía ciertamente muchas ganas de verlos pues tras casi rallar el “Casio” y desear que llegara a mis manos su nuevo CD, me parecía que la propuesta de estos hijos enloquecidos y bizarros de la New Wave, el punk y la primitiva electrónica setentera (los Lineas Albiés desarrollan un planteamiento de influencias similares) era muy complicada de llevar a cabo en el directo.



Unas diapositivas intentan crear una atmósfera que complemente el sonido pero se diluyen en la pared “decorada” del Nasti. Apenas se aprecia nada... tal vez serpientes, otros reptiles... No lo sé con seguridad. Una pena. Comienza el espectáculo, Kristen y Veuve se retuercen, chillan, cantan, tocan los diferentes teclados que han repartido por casi todo el pequeño escenario, cogen guitarra y bajo en ocasiones, siguen retorciéndose, aullando, acariciando y desplegando voluntad a cucharadas y rabia contra todo, contra todos. La demencia encima de un escenario, la locura llevada al extremo. El espectáculo roza lo dantesco y ...es maravilloso.



Los temas nuevos y los viejos se van intercalando con aparente homogeneidad. Cenagosa homogeneidad. Te van envolviendo. El coro de ánimas cautivadas de alrededor de cada uno de los presentes se retuerce junto con el grupo. Chillan también, sienten, enloquecen más de lo que ya lo estaban. Y de repente, cuando crees que el placer no puede ser mayor, cuando solo esperas otra canción y otro y otra y otra, todo se termina. Te quedas un tanto embotado, aturrullado, sorprendido.




El concierto ha terminado, amigos, demasiado pronto. Daría igual que hubieran tocado diez horas, seguiría habiendo sido demasiado corto, demasiada intensidad hace que parezca corto casi cualquier cosa. Demasiado sentimiento, demasiada víscera. Por resumir lo imposible de sintetizar: una salvajada de concierto, una orgía de sentidos y sentimientos. Un conciertazo, vamos. Los presentes y ausentes lentamente vamos abandonando la sala y saliendo a la templada noche del barrio. La luz de las farolas, normalmente escasa, daña un poco las retinas, ya hechas a la combinación, perversa mezcla, de oscuridad entendida como se quiera y locura, bendita sea. Cada uno toma su camino a otro local (a poder ser infecto), a ninguna parte o casa, que el hogar dulce hogar nunca volverá a ser tan amargo.



NEKROMANTIX: Life Is A Grave And I Dig It (Hellcat 2007)

El último disco de los daneses Nekromantix no hace sino redundar en lo ofrecido en los anteriores, es decir, gothabilly furioso y cuasi-punk, elaborado (mucho más de lo que parece a simple vista) para contentar a un cada vez más nutrido grupo de fans. Quizá haya algún tema que se aleje un poquitín de esos planteamientos, alguna canción un poco más lenta e incluso más guiños de los habituales (que son frecuentes) a un rockabilly más sesentero y ortodoxo, pero únicamente contribuyen a romper la linealidad, a impedir la caída en la monotonía, de un trabajo bastante redondo en todos los sentidos. Este Life Is A Grave And I Dig It si bien no será (no lo creo al menos) un hito en la trayectoria del grupo, tampoco es un CD en absoluto mediocre. Para mi gusto, es mejor la primera parte, más o menos hasta el estupendo Voodoo Shop Hop, luego decae un poco, no mucho, y se cierra también de forma excelente (sobre todo el Anaheim After Dark, gran canción donde las haya). En resumen, si eres de los de agitar tupés imposibles hasta el esguince cervical, hazte con el CD, no te decepcionará.

KATZENJAMMER KABARETT: EL CABARET DE LA RESACA



Tras el magnífico concierto que ofrecieron en Madrid a finales de enero, concretamos con el grupo una entrevista: nos parecía interesante saber cuales eran sus impresiones e ideas tanto del presente como del futuro. Nuestras expectativas fueron más que cubiertas.

1. Antes que nada, presentaos para los que no os conozcan (cada vez menos, afortunadamente) ¿Cuándo y por qué Katzenjammer Kabarett empezó su andadura artística?

Herr Katz: Somos Katzenjammer Kabarett y hacemos música. Más o menos llevamos en esto desde el 2001/2002 aunque verdaderamente comenzamos en el 2004 cuando la formación actual se estabilizó. La razón por la que iniciamos este proyecto es muy simple: queríamos viajar gratis por el mundo ya que tenemos tendencia a aburrirnos muy fácilmente... insaciabilidad en su clímax.

Miss Mary K: Cierto.


Foto de Case (www.corpsmoderne.net) 2. ¿Qué significa o que significado le dais a vuestro nombre? (Tanto al personal-apodos como al del grupo)

H.K.: El nombre no se diseñó para significar nada, solamente pensé que estas dos palabras sonaban bien juntas; es sólo un nombre que suena bien y difícil y por eso me encanta. Las traducciones dan diferentes significados, pero la que preferimos es “el cabaret de la resaca”. En lo que se refiere a mi apodo, bueno digamos que soy fluido al hablar el lenguaje de los gatos.

M.M.K.: Él ha resumido mucho lo que hay que saber sobre el nombre del grupo. Respecto a mi apodo, solía ser “Mary Komplicated” porque mi nombre real es muy raro y a lo mejor también porque a todas las chicas les gusta pensar que son complicadas. Pero he pasado por algunas opciones minimalistas últimamente, y me quedo con Miss Mary K; la K podría significar cualquier cosa.

Klischee: Mi nombre habla por si mismo.

Mr. Guillotine: Tenía que encontrar uno y estaba escuchando a Neubauten, así que...


Foto de Case (www.corpsmoderne.net)3. Lleváis bastante tiempo creando canciones y girando, sin embargo solo habéis publicado un CD en este tiempo, ¿Cuál ha sido la razón? ¿le dais quizá mayor importancia al directo que al estudio?

H.K.: ¿ Mucho tiempo?. No, realmente no, ya te he contado que la cosa en realidad empezó en 2004… aunque algunas de nuestras canciones son mucho más antiguas. El tema es que no creo que sea bueno para los músicos sacar sus primeros intentos musicales demasiado pronto, la música es como un buen licor. Klischee siempre ha estado componiendo y podemos decir, en lo que se refiere a K.K., que entre 2002 y ahora se han desechado al menos cien canciones.

M.M.K.: Creo que Katz ha usado una buena metáfora aquí, no queremos acelerar las cosas demasiado para crear un álbum mejor. Pero las experiencias en directo y las grabaciones nos importan por igual. Los conciertos son para nosotros una buena manera de probar el nuevo material y la interacción con el público es la mitad de lo que hace que un concierto sea sorprendente o realmente horrible en mi opinión.


4. ¿Qué influencias artísticas estáis dispuestos a confesar? ¿qué pretendéis, adónde os gustaría llegar, con vuestra música?

Foto de www.death-rock.de
H.K.: Yo he escuchado mucho los Doors y los principios de Christian Death, aunque realmente me gustan, en orden cronológico, Hans Eisler, Slapp Happy, Throbbing Gristle, The Tiger Lillies y Cinema Strange.

M.M.K.: La lista sería demasiado larga, pero me gusta la lista de Katz como comienzo. En cuanto a mis influencias cantando tengo que citar a Billie Holiday quien es mi principal influencia, y mmmmhhh… a lo mejor capullos como Henry Rollins y Jello Biafra.

Klischee: Depende del tiempo que haga, así que ahora…
Siempre en la lista: Roxy Music, Pulp, Depeche Mode, Siouxsie, Sparks y un montón de post punk & neu deutsch welle y más recientemente Barry Adamson, Arcade Fire, Franz Ferdinand...


M.G.: The Cure, pero no estoy seguro de que esto influya en lo que hacemos (risas)


5. La imagen y todo lo que rodea vuestra música, tanto vuestro “manifesto” como el artwork de la página web (http://www.katzenjammer-kabarett.com) o del disco, ¿qué importancia tienen para vosotros?¿Os consideráis “artistas conceptuales”? Podríais explicar más pormenorizadamente vuestro manifesto (nos parece magnífico)?

H.K.: Primero no nos consideramos como “artistas”. Segundo, para mi todo tiene la misma importancia, la música, las palabras, las imágenes, la actuación…
Sabes, pensamos que como gente de escenario, tenemos que darle a la audiencia un show… esa era una de las ideas del manifiesto, lo que pasa es que tenemos muchas ideas para el directo, pero la mayoría de ellas no se pueden llevar a cabo en este momento.
No hay nada conceptual en nuestra aproximación, aunque a veces yo tengo cierta tendencia a conceptualizar nuestras actuaciones. El manifiesto para mi es un recordatorio constante de lo que no queríamos hacer, y de qué queremos…
Como cualquier manifiesto, el nuestro es también una reacción a lo que se ha hecho, contra las cosas de las que estamos cansado.

MMK: Es curioso cómo la gente a veces piensa que nos tomamos a nosotros mismos tan en serio por lo que ven en el manifiesto, cuando nosotros intentamos tomarnos lo que hacemos más ligeramente. Me refiero a que la música es realmente importante para nosotros, pero no estamos actuando como si fuéramos a salvar el mundo o algo así.

Klischee: conceptual… hmmm no sólo música pop nada más…



6. El sonido de la banda se mueve entre el deathrock y el cabaret, pasando por un montón de estilos que terminan convirtiéndolo en algo único y tremendamente original. ¿Estáis de acuerdo? ¿Cómo os gustaría definiros o que os definieran? ¿qué bandas consideráis “hermanas” en vuestro estilo?

HK: Gracias. Pero realmente no pensamos que la música que hacemos sea tan original. Es la música que nos gusta y no sabemos cómo describirla: no hemos encontrado todavía la etiqueta correcta para calificar lo que hacemos, por eso lo seguimos cambiando. La única banda “viva” que podría relacionar con la nuestra sería Cinema Strange, especialmente con su último álbum. De otro modo, a veces siento que estamos muy cerca de Slapp Happy, aunque mis compañeros de grupo no sienten este nexo.

MMK: Yo no conozco a Slapp Happy lo suficientemente bien como para hacer un juicio sobre ellos honestamente. Creo que tenemos un sonido más pop/electro que otra cosa. El lado cabaret no está presente en la música aunque tal vez sí en la libertad de composición. Para “deathrock”, a lo mejor la gente lo relaciona porque tenemos sonidos de guitarra discordantes y tengo la tendencia a gritar muy alto en el micro durante las actuaciones, aunque debo admitir que utilizamos esa etiqueta entre otras para describir nuestra música cuando montamos por primera vez la página web. Se ha usado la palabra para describir tantas cosas distintas desde entonces que puede que ya no tenga sentido.

Klischee: Definir un estilo es trabajo del periodista, no nuestro… una vez más cabaret es sólo una excusa para no ser etiquetados, por muy paradójico que parezca.


7. ¿Os consideráis vanguardistas? ¿en que sentido?

Foto de Case (www.corpsmoderne.net)HK: No lo sé, puede que seamos… modernos, en el sentido de que vemos la historia de la música pop, desde la música de cabaret hasta ahora, como una serie de pasos sucesivos. Si consideras que en cada paso, un músico ha explorado –de acuerdo con su experiencia y su inteligencia formal- los componentes específicos de su medio y sus creaciones eran para abrir la puerta a aquellos que le siguieran porque estaban hechas para cerrar la entrada por la que vinieron, verás que la modernidad de esos trabajos reside en la invención constante de patrones que han condensado en un acorde simple todos los sonidos de esas puertas, cerrándose todas a la vez dejando un campo vacío a esos creadores. Eso es lo que se dice en el manifiesto “no tememos nuestras influencias, nos las tragamos, las digerimos, etc” Ahora depende de ti decir lo que sea.

MMK: Estoy de acuerdo con Katz. Es duro para los músicos CREAR en 2007 porque siento como que todo se ha hecho o explorado antes, por eso el término “avant-garde” que usamos es más un toque de humor para mi que cualquier otra cosa. Lo que no quiere decir que no estemos tratando de ser creativos a nuestra especial manera.

Klischee: no justo “después”… (risas)

8. Vuestras letras huyen bastante de estereotipos, qué tiene más peso a la hora de componer, las letras o la música? ¿Cuál es a vuestro juicio vuestra mejor canción?

HK: Para ser sincero, yo escribo/robo las letras por mi parte, Klischee compone sobre las suyas… cuando estamos listos para trabajar en una nueva canción, sacamos un texto al azar, y Mary lo adapta a la música, arregla las palabras para que se ajusten con la música y su canto. Si parece que funciona, bueno está bien, si no, tratamos con otro hasta que funcione.
Ninguna es la más importante, son elementos y Mary es el pegamento. En mi experiencia, diría que las canciones que han sido difíciles de montar son las mejores…

Foto de www.death-rock.deMMK: ¡Parece que me he ganado un mote!. Para el próximo álbum seré “Mary The Glue”, ¡impresionante!
No podría decir qué canción es nuestra “mejor” canción porque parece realmente pretencioso para mi. Me recuerda a Keane, sabes, esa fotocopia de una banda de pop. Los vi una vez en concierto porque Regina Spektor abrió para ellos (te la podría haber nombrado cuando me preguntaste sobre mis gustos musicales, porque es asombrosa). El cantante había presentado canciones diciendo cosas como “Sí, es la mejor canción que nunca hayamos hecho” cuando solamente estaba sonando como la previa pero con los acordes tocando en otro orden. ¡Dios, quería darle a ese tío en la cara!. ¡Vaya mocoso!.

Klischee: ¿La mejor canción?... las próximas.

9. Pregunta clásica (supongo). La mayor parte de vuestro público, al menos aquí en España se autocalifica como gótica. Os sentís vinculados con ese movimiento? ¿qué pensáis de esta escena concreta en la actualidad? ¿Qué conocéis de lo que se hace en España en ese sentido?

HK: Hmmm… delicado… Verás, en Francia hay un debate que agita la comunidad gótica, sobre un grupo, que ha estado evolucionando durante años, empezando por la batcave clásica hasta una especie de post-punk progresivo más experimental… Bueno el debate es sobre si han traicionado sus raíces deathrock/batcave. Hay gente que no puede soportar que su grupo no esté repitiendo todo el tiempo los mismos patrones góticos, porque les gusta que la música se clasifique en un esquema y sienten que un grupo debería apegarse a eso y nunca intentar hacer nada nuevo. Mientras, otros sienten que es un buen momento para que cambie la escena, que lo que se hizo hace veinte años es genial, pero que no significaría nada y sería bastante estúpido que los músicos siguieran haciendo lo mismo. Para ser sincero, me siento muy conectado con la segunda idea y tengo una tendencia a no aprobar lo primero. Hay una diferencia, pienso, entre “Me gusta esta canción porque suena como aquel grupo de los 80” y “Me gusta esta canción porque suena nueva aunque de todos modos se ajusta a lo que normalmente me gusta”.

MMK: No he oído a muchos grupos españoles y algunos de ellos no siguen en activo creo. Podría citar Parálisis Permanente, La Peste Negra y Quidam y olvidarme de muchos otros.
Para contestar la segunda parte de la pregunta, no creo que seamos un grupo gótico. La mayoría de nuestro público se relaciona con ese movimiento, y en realidad hemos tenido conexiones con subculturas góticas en Francia, pero no estoy seguro de por qué tendríamos que estar estancados en esa categoría (la cual en sí misma es suficientemente amplia y vaga). No estoy escupiendo sobre ella ni nada, es sólo que no lo entiendo realmente. Tiendo a estar de acuerdo con Katz en el hecho de que una fracción de esos públicos son bastante “conservadoras” si puedo decirlo, si no pasotas. Les gusta un grupo porque es parte de la escena de los 80 y lo consideran como un deber. Recuerdo una vez estando en una habitación con góticos armando un escándalo sobre “ese grupo tan cursi de variedades que estaba pinchando el DJ” cuando era una canción funky de Gang of Four con mucho sentimiento y ritmo. Deberías haber visto sus caras cuando se les dijo qué grupo era.

Foto de www.death-rock.deKlischee: Gótico no significa nada, es sólo una cuestión de meter a la gente en grupos…

MG: la historia es que no escucho “gótico” o nada relacionado desde hace mucho.
Sólo he oído algunos grupos españoles, pero nunca he tenido tiempo para escucharlos detalladamente…

10. Habéis teloneado a bandas como Dresden Dolls con relativa frecuencia. ¿Cómo es la relación con ellos? ¿Os sentís parte del mismo espíritu?

HK: Sólo dos veces… en París y Estrasburgo en 2004. Nuestra primera actuación fue teloneándoles en París, les debemos un montón por eso. No diría que son parte del mismo espíritu, sólo pienso que tenemos las mismas referencias, pero no las usamos de la misma manera. La historia del cabaret es sólo un pretexto para hacer algo diferente… ahora está de moda.

MMK: Yo estoy ligeramente desilusionada cuando oigo o leo a gente que compara nuestra música con la suya; no sonamos como ellos y viceversa. Quiero decir que no tenemos ni siquiera un batería, por citar una diferencia por ejemplo. Pero soy una gran fan y he estado involucrada con muchas de sus actuaciones en diferentes ocasiones, siempre ha sido un gran placer para mi. Me siento involucrada con este grupo como persona pero a lo mejor no como parte de Katzenjammer aunque nos han ayudado mucho cuando nos invitaron a abrirles dos veces. Los dos son músicos y personas maravillosos.

Klischee: son tíos majos pero no son lo mío.

11. En directo sois bastantes teatrales, especialmente Mary. Tenéis diseñada alguna escenografía concreta (cuando os vimos aquí en Madrid no pudimos apreciarlo mucho supongo que por lo reducido del escenario)?

HK: Todavía no, como dije antes, estamos trabajando en ello, el tema es que cada escenario es diferente y realmente tenemos que encontrar algo que se pueda adaptar a la mayoría de los sitios.

MMK: Sí, la parte escenográfica de Katzenjammer es todavía un trabajo en proceso hasta hoy. Pero realmente estamos trabajando en ello. Y gracias por el piropo.

Klischee: No lo creo. Estudié teatro en la Universidad así que es duro para mi ver nuestras actuaciones como “teatrales”, mis referencias son E.G. Craig, Appia y Cantor así que está tan lejos de lo que hacemos que no puedo considerar nuestras actuaciones como “teatrales”, es sólo música pop.

MG: Estoy de acuerdo (risas).


Foto de www.death-rock.de12. ¿Qué opináis del público español? Al menos en Madrid dio la sensación de que esperabais mayor “calor”. Os sorprendió la reacción de la gente ante vuestra música?

HK: Siempre esperamos más “calor”. Fue una gran actuación y el público fue genial. Sabes, como espectador no sé como reaccionaría ante nuestra música.

MMK: Yo estaba muy sorprendida en Madrid, porque si lo comparas con Alemania por ejemplo, la gente conoce al grupo allí y pueden tener expectativas. No teníamos ni idea de que el público iba a ser tan animado y fue una bonita sorpresa, por no mencionar el espíritu de la gente que nos dio la bienvenida y nos ayudaron con la actuación. Nos lo pasamos como nunca.

Klischee: Muy buena sorpresa, nos dieron una bienvenida tan buena… perdón por el final de la noche, no me acuerdo de nada…

MMK: Eh, te quejas de haberlo olvidado pero yo recuerdo bailando medio desnudo en aquel club gótico (¿el Dark Hole?) y habrá fotos de todo ello en Internet (risas)


13. ¿Qué pensáis/esperáis que os depare el futuro? ¿Tenéis previsto visitarnos de nuevo en breve? ¿Para cuando un próximo disco?

HK: Bueno, primero nos estamos enfocando en el nuevo álbum que hemos empezado a grabar, y luego intentaremos trabajar con la dramatización de todo ello, luego veremos: conciertos, giras, conciertos, nuevas canciones, nuevo álbum, etc. ¿Quién sabe?.

MMK: Oh, nos encantaría volver a España. Y tenemos que practicar porque mi español es muy terrible (nota del t: en español en el original).

Klischee: Tengo que volver a mi Madrid porque no pude levantarme el día después del concierto (cervezas… ron…) para ver El Jardín de las Delicias de El Bosco en el Museo del Prado…

Foto de www.obskure.com

14. Si queréis añadir algo, este es el momento, asimismo si queréis decir algo o hay alguna pregunta off the record que creáis que debiéramos haceros o que siempre os haya apetecido contestar y nunca hayáis tenido ocasión de hacerlo, hacedlo ahora.

HK: Nunca tengo nada que decir… a menos que se me pregunte y no soy tan egocéntrico como para entrevistarme a mi mismo.

MMK: Ditto. Yo diré que gracias por dejarnos parlotear en vuestra revista. (risas).
Muchas gracias! -nota del t: en español en el original- (siento no poder encontrar el signo de exclamación inverso en mi teclado).
Oh, sí, y nuestro querido Klischee todavía está soltero!!.

Klischee: Tenéis mucha suerte de tener a Shin Chan en la tele!!


Gracias por todo.




Traducción: Maki (gracias por hacerla, sin ti no habría sido posible).

CORPUS DELICTI: A New Saraband of Sylphes (D-Monic 2007)

20/4/07
Reedición del mítico Sylphes de los galos Corpus Delicti, tras la del Twilight del año pasado. Como sucedía con ésta, la más importante diferencia respecto del original es la inclusión de numerosos bonus tracks para tratar de “cazar” a los incautos que ya la tengan. También como en el caso anterior (aunque bastante menos, siete temas “inéditos” es difícil de superar) la técnica además de dar resultado, está más que justificada. En el caso que nos ocupa (dejemos de hablar del pasado, que para eso ya están los políticos) son seis los extras, dos del maxi Noxius (Masquerade y Ra), tres canciones inèditas (Out Of Steam, Night Hunt, All That Scare –esta última en directo) y el ubicuo Saraband igualmente en concierto. Me parece una estupenda idea lo de aprovechar las reediciones de discos clásicos para dar salida a rarezas de este calibre y, aunque se trate de una maniobra comercial, ciertamente justifica la compra del CD en cuestión aún en el caso de que ya lo tengas, de lo que estoy casi seguro ya que hablamos de una de las más importantes bandas oscuras de los noventa. Si encima no dispones de la versión tradicional estás perdiendo el tiempo leyendo esto.

PARADISE LOST: The Enemy MCD (Century Media 2007)

The Enemy es el maxi de aperitivo del nuevo disco (In Réquiem, que saldrá a la venta en España el veintiuno de mayo) de los británicos Paradise Lost. Sólo tres canciones lo componen, la última de ellas (Godless, al parecer sólo disponible en este single) de un bastante escaso minuto y medio de duración instrumental. En lo musical, The Enemy se mueve bien en las turbulentas aguas del rock (más o menos duro, más o menos convencional), con una oscuridad muy medida y con la clara (y sana, en este caso por lo menos) intención de llegar al mayor número de personas posibles sin “enemistarse” con ninguno de sus mercados potenciales. De este modo, es lo bastante rockero como para gustar a los que disfrutan de éste sin pretender apellidos, suficientemente oscuro como para no decepcionar a los seguidores más góticos (especialmente si provienen del tan manido gothic-metal) y sobradamente clásico (en el catálogo de la banda) como para no echar para atrás a los fans de siempre, los de toda la vida, los que renegaron de alguno de los últimos discos de los de Nick Holmes. En definitiva, como aperitivo no está mal, pero realmente no parece que vaya a aportar mucho más que el ir degustando un par de canciones (Godless por sí misma no justifica la inversión salvo para coleccionistas) del nuevo disco. Sin más.

SCREAM SILENCE: Aphelia (Plainsong Records 2007)

17/4/07
Aphelia es el último disco de los teutones Scream Silence y aunque lejos quedan los días del debut, las promesas que hacían aquellas canciones se han cumplido. Aphelia es un excelente trabajo de rock gótico del de siempre, de aquel del (denostado por algunos) guitarreo y voz profunda (sin llegar al forzado caverneo ni al estúpido megasuperchupioscuroguay constipado en este caso). Las trece canciones que lo componen (hablo de la ed. limitada que incorpora tres temas en directo) se mueven en una línea similar: guitarras más o menos poderosas, teclados ambientales, voces graves y secciones rítmicas entre la balada bien entendida y el medio tiempo épico y molón. En resumen todo lo bueno del subsubsubgénero pero, y esto es lo importante, sin caer en los burdos topicazos a los que lamentablemente nos han acostumbrado tantas y tantas bandas, con más referencias imitables que talento. No es así en este Aphelia. Un gran trabajo compositivo, con una exacta (en ocasiones casi rozando lo sublime) instrumentación y una cuidada puesta en escena, hacen del disco uno de los mejores en la etiqueta antes mencionada. Un lujo, vamos.

FRANK THE BAPTIST: The New Colossus (Strobelight Records 2007)

Esperaba con ganas este The New Colossus de los aclamadísimos Frank the Baptist, tras las contradictorias impresiones que me habían causado sus dos anteriores discos, “Different Degrees of Empty” y “Beggars Would Ride”, pero de nuevo me han decepcionado. Es difícil de explicar. Los de San Diego me parecen musicalmente muy correctos, las composiciones son lo bastante parecidas entre sí como para definir su estilo y lo bastante distintas como para no ser repetitivos. Las voces, dentro de que no se mueven entre mis preferencias más distinguidas, no están mal. Comprendo perfectamente las razones por las que están tan bien considerados internacionalmente, hasta el punto de ser una de las bandas oscuras más solicitadas para actuar en todo el mundo. En conjunto, son un grupo que debería gustarme, pero no terminan de convencerme. No es que haya canciones prescindibles ni que el disco en cuestión sea un mal disco. Tampoco es que el hecho de lo mucho que me recuerdan el fantástico Phantasmagoria de los Damned me influya demasiado, pues no lo copian sino que de algún modo hacen evolucionar ese sonido. Simplemente no me llegan, no es de esos grupos que cuando has terminado de escucharles consiguen que te entren ganas de volver a ponerte el mismo CD. Aún con todo, son buenos, muy buenos. Pero no me emocionan.

LAGARTIJA NICK EN MADRID

10/4/07
Con motivo de la fiesta de Radio Utopía, actuarán Lullabies y Lagartija Nick en la sala El Sol de Madrid. El evento tendrá lugar el 30 de abril y costará entre 10 (anticipada en Escridiscos) y 12 euros (taquilla).




Los granadinos Lagartija Nick, además, presentarán su nuevo disco, "El Shock de Leia", del que se pueden escuchar un par de temas en el myspace de la banda.

SIXTEENS EN MADRID

9/4/07


Confirmada la fecha del concierto de Sixteens en Madrid:

21 de abril, Nasti Club, Sábado 21. 21:00 hrs. 9 € / Socios 7 €

Sixteens (Hungry Eyes Records / San Francisco)
+ Líneas Albiés (Mad)
+ Soft DJ
+ Psychocandy

SIXTEENS EN BARCELONA

2/4/07


Confirmada la fecha del concierto de Sixteens en Barcelona:

20 de abril, Big Bang Bar, 6.5 euros con consumición.

Parece ser que además el grupo utilizará espectáculo visual.