DEUTSCH NEPAL: Erotikon (Cold Meat Industry 2006)

31/12/06
Este Erotikon sorprender no sorprende. Los mismos planteamientos, el mismo dark folk industrial sección mal rollo, las mismas voces guturales, el mismo sonido a ratos duro, a ratos desgarrador, la misma aspereza, igual aridez y, al fin y al cabo lo importante, la misma insultante originalidad, claridad y calidad. Leí en la reseña de la propia Cold Meat que se notaban influencias de Nico. Puede ser. Desde luego coinciden en la sensación de melancolía triste y sórdida, en el sentimiento oscuro y desolado, en la decadencia física y sobre todo moral. Quizá la comparación venga un poco traída por los pelos, toda vez que la alemana parece tremenda y radicalmente alejada del bosquejo artístico y creativo de Deutsch Nepal, pero es cierto que en la forma de trabajar los temas, dotando un sonido tan de debacle de una sensualidad extrema y atractiva, muy atractiva, algo hay de esa aparentemente obscena conjetura. En definitiva, un CD muy de Deutsch Nepal, tal vez no apto para todos los públicos ni adecuado a todos los gustos pero me atrevería a decir que imprescindible. Y eso no es poco, no, en absoluto.

ATARAXIA: Paris Spleen (Cold Meat Industry 2006)

Confieso que cuando tuve las primeras noticias de este nuevo trabajo de los italianos Ataraxia me invadieron las dudas. En seguida llegaron a mis orejas comentarios de la subida de la banda al carro de ese nuevo-viejo cabaret oscuro al que tanto mediocre ha trepado últimamente. Bandas que en absoluto hacen ni han hecho jamás nada ni remotamente parecido al cabaret, aparecen en recopilatorios del género. Cada vez me da más vergüenza ajena, debe ser la vejez gruñona, ver este tipo de artimañas que justificadas en una moda pretenden lo mismo que los infames OT, etc pero encima en una medida tan ridícula que debería provocar la risa. Sumido en todos estos oscuros (en el mal sentido) pensamientos, llegó a mis manos este Paris Spleen. Baudelaire, circo, inicios del siglo XX, Francia (con todo lo malo y todo lo bueno) y el acervo cultural de Ataraxia. ¿Adheridos a una moda? Las mismas voces de siempre, la misma búsqueda de la belleza, el mismo buen gusto en las melodías. ¿Vendidos al vil (y escaso) metal? Personajes inventados, otros no tanto, la esencia del espectáculo y su degradación, el espíritu del XIX. ¿Sumados a una escena que por otro lado no existe? La dificultad de trasladar la poesía y su perfume al pentagrama, la sensación de consecución del espíritu. La belleza, ah, la belleza... Compruébalo, compruébalo. Yo aún me río de mí mismo.

BIENVENIDOS

13/12/06
Laletracapital ha viajado bastante desde aquel (se antoja más lejano de lo que en realidad es) año 2003 donde vio la luz. Con prisas, sin tiempo más que para intentar verter en sus letras lo que llevábamos dentro en aquel momento, aquello que sentíamos necesario. Esa idea no ha cambiado. Ha mutado (creemos que a mejor) el diseño, el hospedador, algunas de sus secciones... Han desaparecido algunas cosas que por unas razones u otras pensamos que han perdido el sentido. Se han iniciado nuevas posibilidades, más interactivas (odio la palabrita pero no se me ocurre otra mejor), ha mejorado la "navegabilidad" (qué decir de esta otra) y han mejorado algunos aspectos que ya estaban apuntados en la vieja letra.

A algunos de vosotros os gustará más la nueva. A otros, la antigua. Nosotros tenemos cariño de padres a ambas.

En cualquier caso, como ya dijimos en otra ocasión, nuestros planteamientos iniciales son nuestros únicos planteamientos.




Sed bienvenidos

TOR LUNDVALL: Yule (Strange Fortune 2006)

Tor Lundvall sigue en sus trece de amenizarnos momentos especiales con sus paisajes ambientales y sus cuadros sonoros. En este caso, es la estación invernal y más concretamente el período navideño el escogido para recrear sus atmósferas. Una Navidad de tranquilidad, de calma, de belleza fría y evocadora, completamente alejada, casi opuesta, a la navidad propuesta habitualmente: consumista, edulcoradamente empalagosa (no apta para diabéticos ni aún renunciando al consumo de dulces típicos) y falsamente solidaria. Este "Yule" que se presenta en edición limitada a 333 copias numeradas es, en EP, el equivalente musical al cuadro que ilustra su portada: una mujer naturalmente bella, entre el frío y la nieve, dando la espalda a los adornos navideños y a la ciudad artificialmente iluminada. Y esa parece ser la proposición de Mr. Lundvall: ambientes tan fríos como certeramente dulces (sin empachos, no hablo de ese tipo de dulzura), tan hipnóticos como de costumbre y tan misteriosos como el más helado de los inviernos. Una joya en definitiva.