LOST SOUNDS + NAUGHTY ZOMBIES, 3 de Abril de 2005, Sala Siroco (Madrid)

3/4/05

Salieron Naughty Zombies más o menos puntuales a su cita en el Siroco. En formato de trío, desarrollaron su ¿horror punk? con muchas ganas no exentas de pericia. Su espectáculo médico-sangriento-serie z fue acompañado de una fuerza interpretativa como hacía tiempo que no veía en bandas de acá. La lástima fue la voz (que apenas se oía) y las pequeñas dimensiones tanto del escenario como de la sala en general que creo que impidieron un concierto más memorable (aún). La mezcla, no obstante, de rabia punk y sensualidad bien entendida por parte de la cantante caló en la audiencia. La comunión entre grupo y público fue total y realmente se notaba que allí había mucha gente que les había ido a ver a ellos, al menos tanto como a Lost Sounds. Un repaso a casi todo (si no todo) su repertorio salpicado con un par de versiones (la de Parálisis fue de las mejores que jamás vi) dejaron un estupendo sabor de boca al entregado público. Nunca les había visto en directo, por lo que no se si acostumbran a derrochar tanta calidad. Espero que ciertamente sea así, pues en los escasos cuarenta y cinco minutos que disfrutamos fueron el perfecto entremés para lo que se avecinaba.

Y los que se avecinaban eran los “memphisenses” Lost Sounds. Tenía curiosidad por comprobar como se comportaban en directo y como “solucionaban” el tener a dos cantantes en la banda. Pues bien, hicieron del concierto dos partes diferenciadas con el descanso justo para cambiar de instrumentos en medio.
En la primera parte, con Alicia a los teclados y Jay cantando y guitarra en mano, la mezcla de punk y oscuridad trajo a mi cabeza por igual a Ramones, Misfits y los Munsters. Una a una, fueron desgranando lo mejor de esa parte de su ya bastante amplia colección de temas. Pildorazos de dos minutos que dejaban el cuerpo con ganas de más. Los teclados a modo de Hammond, las guitarras, velocísimas y toda la mala leche en las voces resultaron simplemente memorables y fueron solo levemente empañadas por los pisotones de los cuatro pesaditos que siempre se empeñan en amargarle la vida a los de alrededor a base de empujones, pisotones y un muy lamentable moshing desde el “altísimo” escalón del escenario (unos diez centímetros, todo lo más). No tengo nada en contra de esa forma de disfrute, pero me jode que me pisen si no quiero participar en ella. En fin.

Corto descanso y cambio de papeles completo entre los cantantes. Esta segunda parte del recital tuvo la misma fuerza que la primera. De nuevo, canciones cortas, directas, rápidas. La actitud, igual de punk. La mentalidad, igual de entregada. Quizá si acaso, disfruté más esta parte que la primera ya que, aunque me gustan las dos voces por igual, las canciones que canta Alicja me parecen aún mejores, más alejadas de la crudeza, aunque igual de fuertes.



Me parece extremadamente difícil destacar algún tema. Aún así, tras una “agria seudodiscusión” entre ambos líderes, tan llena de fucking que parecía proceder de un guión de Tarantino, el I’m Think I’m Dead (que si no me equivoco, también interpretaron Naughty Zombies) resultó el punto álgido de todo el concierto, junto con, tal vez, Rats, Brains and Microchips y I Get Nervous. En definitiva, los muchos asistentes (para lo que esperaba, aunque el número, dadas las dimensiones del Siroco, es complicado calcularlo) disfrutamos de una sensacional forma de entender, no ya el punk, sino la música en general.




Fotos por gentileza de DJ Miguel Morgis.

0 comentarios: