ESTAMPIE: Signum (Soul Food 2004)

20/12/04
Estampie son de algún modo la cara opuesta de Saltatio Mortis (ver la crítica de su disco del 2005 “Manufactum”). Si los del directo comentado representan la parte más festiva del medio evo, Estampie tratan de reproducir lo más fielmente posible la parte más seria y oscura de esa época de contra luces. Signum es un disco serio, íntimo, reflexivo y, sobre todo, maravilloso. Todo ajusta a la perfección: las melodías, las voces, las composiciones... Todo queda resumido en cada nota, en cada acorde. Signum es un muy buen disco para alguien a quien guste de las emociones tranquilas, de paladear cada sentimiento, de saborear cada resquicio del alma humana.

UMBRA ET IMAGO: Memento Mori / Sweet Gwendoline (Spirit 2004)

Los alemanes Umbra et Imago han publicado recientemente un doble (audio + dvd) disco con el título Memento Mori. Fieles al sonido desarrollado en Dunkle Energie, vuelven a marcar el ritmo de lo que ellos entienden que debe ser el camino a recorrer por la música oscura actual: ritmos trepidantes, guitarrazos industriales y pinceladas de electrónica y épica. ¿Que parece un comentario a un disco de Rammstein? Sí. De Rammstein o de cualquier otro grupo (antes de la explosión Rammstein) de este mismo (bastante sobadillo últimamente) estilo. Memento Mori es ante todo, un muy buen disco. El único pero, para los nostálgicos de los primeros UEI, es el trueque entre la belleza y la agresividad que se ha venido gestando en los últimos trabajos de la banda. Al menos, han ganado algo de gusto estético con los años en las portadas (sonrojan bastante menos que las de Infantiele Spiele por ejemplo). Si te gustó Dunkle Energie, adelante.

Como anticipo a Memento Mori, apareció en Enero el primer single del disco, Sweet Gwendoline. Está compuesto por tres versiones diferentes del tema que da nombre al single, más una cover del No Time To Cry de los Sisters. De las primeras, poco que decir. La versión de los Sisters es un cuidado homenaje a los ingleses pasado por el filtro de UEI. Digna sin más (que no es poco).

SECRET DISCOVERY: Pray (Drakkar 2004)

Secret Discovery no engañan a nadie. Sus discos son guitarreros, oscuros, góticos y clásicos. En ese estilo son buenísimos. Además han ganado elegancia con los años y dejado atrás brutalidades guitarrísticas pasadas. En este Pray cuentan con la voz de la cantante de Xandria (Lisa) que aporta un toque más sensual a algunas de las composiciones. Por lo demás, las doce composiciones que integran Pray siguen en la línea del grupo: guitarras omnipresentes, algún que otro agradable tecladillo y mucha alma. En general, casi todas las canciones tienen un aire a los primeros Mission, sobre todo "Down". Incluso la adición de la voz femenina recuerda a las colaboraciones de Julianne Regan (All About Eve) con el señor Hussey. De todos modos no sería justo quedarse en un mero parecido formal. Secret Discovery se encuadran en un estilo en el que ya está casi todo dicho. Lo que sucede es que lo hacen muy bien. ¿Quién pensaba que el gótico había muerto? Que cierren sus bocas y abran sus oídos. Falta les hace.

FRANK THE BAPTIST: Beggars Would Ride (Strobelight Records 2004)

Realmente me ha gustado este Beggars Would Ride. No entiendo que me pasó cuando comenté el anterior, lo he vuelto a escuchar y sigo pensando parecido, pero este disco, siendo bastante similar en sonido y planteamientos no me deja tan vacío. En fin, supongo que habrá días... Yendo al cd en sí, son doce canciones que en el peculiar estilo de los de San Diego resultan muy agradables de escuchar. Difícil resulta destacar canciones, ya que como dije antes, siguen todas una línea común. Lo que sigue sin gustarme nada es la voz del cantante, me parece flojilla, sin garra. Es un disco que suena a todo sin parecerse a nada, lo que siempre es una virtud. Si no me hiciste caso y te compraste el anterior, deberías repetir. Es un buen disco (la portada sigue siendo horrible...).

FLOWERS MADE OF SNOW: A Cold Meat Industry Sampler (Cold Meat Industry 2004)

Estas flores hechas de nieve son el ultimo recopilatorio del sello sueco Cold Meat Industry. Como en todas las publicaciones de CMI, tiene una cuidadísima maquetación con fotos de gran belleza y elegancia. Pero vayamos al interior que es lo que importa. Reúne en dos cds 23 temas de otros tantos grupos del sello en su mayoría inéditos hasta el momento. Desconozco si serán temas que aparecerán próximamente en los trabajos de los grupos que salen, pero en cualquier caso es una buena forma de acercarte a estas bandas si no las conoces o de anticiparte a sus lanzamientos. Como todos los recopilatorios es heterogéneo en cuanto a calidad y formas. Hay grupos mejores y otros mas prescindibles, aunque eso irá a gustos. En cuanto a las formas compila todos los estilos que pueblan el grueso catalogo de estos nórdicos, hoy por hoy uno de los sellos mas importantes en cuanto a música oscura se refiere. Encontramos en él desde la belleza tranquila de Ataraxia, la experimentación industrial de In Slaughter Natives, o el dark folk tranquilo y oscuro de Ordo Rosarius Equilibrio dentro de un largo etc. que en el primer cd parece consagrado a la belleza en todas sus formas, desde las más medievalistas a las más agresivas. Por el contrario el segundo cd es todo ruidismo en sus diversas encarnaciones. Brighter Death Now, Deutsch Nepal o Raison D’etre son quizá los más representativos de esta corriente. A mí desde luego me ha servido para darme a conocer algunos grupos que no había oído ni de nombre y para disfrutar de otros más famosos con sus temas nuevos. ¿Vas a permitir que a ti te suceda lo mismo?. Estás tardando.

THE CASCADES: Spells and Ceremonies (Rabazco 2004)

Fenomenal rock gótico el de estos alemanes a los que, no me duelen prendas, no tenía el gusto de conocer. Guitarreros, épicos, fuertes, oscuros, buenísimos me han parecido. Viendo el currículo de los componentes de la banda tampoco sorprende además de que gente de Thanateros, Scream Silence y Letzte Instant prestan su sapiencia en algunos temas. Era difícil que fuera un mal disco. Lo que sí podía haber sido es repetitivo, facilón o incluso condescendientemente comercial con los tiempos que corren. Pues nada de eso, de lo único que te dan ganas es de seguirlo escuchando una y otra vez. No quiero destacar ninguna canción, porque tendría que poner la lista completa, no sabría con cual quedarme. Realmente es de los mejores discos de rock gótico (o llámalo como te de la gana, que para eso son las etiquetas) que se han hecho en los últimos tiempos.

MEPHISTO WALZ: Insidious (The Fossil Dungeon 2004)

Por fin!!!. Larga ha sido la espera pero ha merecido la pena. Tras un para mí decepcionante Inmersion, Mephisto Walz vuelven a la carga con este Insidious repleto de grandísimas canciones. Bastantes más oscuros (ojo, tampoco es el Crocosmia) en general que en sus últimos discos, los 10 temas que componen este nuevo cd no dejarán indiferente a nadie. Para mí, los mejores son Magic Bag, Memories Kill y el que fue single Nithingale. Por el contrario One Less Day y el último Ombra Mai Fu me dejan bastante más frío. En el caso del segundo, se trata de una buena recreación de una pieza de Händel, pero que creo que en este disco está un poco de más. One Less Day es una baladita lentísima, rozando lo babosillo, impropia de quienes estamos hablando. Ésto es una opinión personal, igual me pilló con el día poco sensible. En definitiva, una magnífica ocasión para recuperar a los mejores MW con esas guitarras tan características y un David Glass de nuevo en estado de gracia (¿alguien sabe cómo coño lo hace?).

THE CURE: The Cure (Geffen 2004)

Último y homónimo cd de los ingleses The Cure. Debo decir que tras la publicación de Bloodflowers quedé un tanto decepcionado ya que había leído excelentes críticas del disco y a mi no acababa de entrarme. Así que podéis imaginar mi reacción cuando llegó éste a mis manos, no esperaba nada bueno. Pues me equivocaba de cabo a rabo (de nuevo). No es que sea el mejor disco de los Cure, ni mucho menos, pero sí que es lo mejor desde Disintegration. No quiero destacar canciones aunque si que os diré que para mi gusto la peor es el single con mucha diferencia. El resto del cd es oscuro, fuerte y a la vez deliciosamente pop. En definitiva, como todos los buenos discos del grupo. La portada, muy original, está dibujada al parecer por una sobrinilla del señor Smith. En fin, aúpa los siempre geniales e irregulares Cure. Que no se diga...

ZEVLAGH: Survive (Autoproducido 2004)/Mutatio (Autoproducido 2004)

Casi al mismo tiempo aparecieron estos dos cds del peculiar y prolífico Zevlagh. Ex componente de Silesia, In Cold Blood, y últimamente The Essent, se descuelga aquí con dos magníficos discos repletos de tranquilidad, pasajes ambientales, ruidillos bien entendidos y oscuridad en la misma medida. Son dos trabajos tranquilos pero no aburridos, reposados pero no exentos de fuerza (incluso mala baba a veces), electrónicos pero en absoluto chunda-chunderos. Destacar temas es como elegir entre hijos, imposible. Para mi gusto está mejor hecho Survive aunque me reí bastante más con Mutatio, tan lleno de guiños lovecraftianos como está. En conjunto representan sólo la punta del iceberg creativo que llena la mente (quizá también el alma) del artista. Si quieres conseguirlos ponte en contacto con él en zevlagh@hotmail.com. En las tiendas de momento es imposible.

IKON: Psychic Vampire (Nile Records 2004)

Debo decir ante todo que Ikon nunca han sido santos de mi devoción. No me parecen un mal grupo, están bien, son buenos músicos y todo eso, pero no se por qué razón no terminan de convencerme. Este Psychic Vampire, aparte de su espantosa portada no es un mal disco. Pelín más electrónico que los anteriores, sigue siendo rock en esencia. Una de sus mejores canciones para mi gusto es la balada Crucified aunque le sobra el tañer de las campanas. De todos modos es difícil destacar ninguna porque están todas en la misma línea, así que si te gustan estos australianos, deberías comprártelo. Por cierto, ¿quién dijo que se parecían a Joy Division?. Aparte del timbre de voz de Chris McCarter, que puede recordar a veces al desaparecido Ian Curtis, no se me parecen absolutamente en nada.

THE COLD: After All (Sonorium Records 2004)

After All es el nuevo trabajo de los alemanes The Cold. ¿Y qué decir de él?. Pues que me deja un poco frío (como el grupo). Es un disco que está en medio de nada. Se parece muchísimo, ¿demasiado?, a los Cure, sobre todo, a la trilogía de Seventeen Seconds, Faith, Pornography. El problema es que ni es tan triste como Faith ni tan agresivo como Pornography. Además la voz recuerda al Robert de la última época. Es como si fuera una colección de canciones descartadas de esos tres discos. Canciones que sin ser malas, no dejan de ser demasiado mediocres como para formar parte de esos tres geniales álbumes. La mejor canción es sin duda la última, World Came Down. Quizá sea la voz de Andi Sex Gang la que la hace un poco distinta. De todos modos, no es un mal disco. No es insultante como podían ser los de The Essence, simplemente te da una sensación de mediocridad como la que decía antes, de “podemos hacerlo mejor”. Habrá en cualquier caso que dar tiempo a The Cold para ver si desarrollan un estilo más personal o redundan en la seudoimitación más facilona. Padrinos no les van a faltar.

ZERAPHINE: New Year´s Day Mx (Drakkar Records 2004)

Los alemanes herederos de Dreadful Shadows (al menos en lo que se refiere a su cantante) han tenido a bien el publicar recientemente este Mx-cd con tres temas que suponemos serán anticipo de un próximo cd largo. El primero de ellos es una sonrojante versión de U2 que no hace justicia ni por asomo a la original. Floja, sin ningún tipo de fuerza, esta versión nos introduce en un maxi que no aporta lamentablemente nada a la discografía del grupo. Los otros dos temas redundan en los parámetros del grupo, pero parecen hechos desde la desgana más absoluta. ¿Dónde quedaron aquellos magníficos pasajes del Kalte Sonne?. Su Traumaworld ya me pareció infinitamente inferior a este del sol frío y sinceramente espero que el próximo larga duración del grupo mejore lo oído en este maxi. Si no es así, yo por mi parte diré adiós a los que creía una de las esperanzas del gótico de guitarras.

PLACEBO: Once More With Feeling: Singles 1996-2004 (Elevator 2004)

Esta colección de singles se ha presentado en dos formatos. Por un lado un CD normal con diecinueve temas de los cuales dieciséis son singles y tres son medio nuevos (Protege Moi, I Do y 20 Years), y otro formato de doble disco, el primero idéntico a la versión sencilla y el segundo con remezclas y rarezas, además de caras B. En cualquier caso, no deja de ser un recopilatorio de singles que no aporta más que los temas nuevos comentados y que es un resumen de la exitosa carrera de Placebo. El reunir todos los singles de un grupo en un recopilatorio es una fórmula bastante frecuente en grupos con trayectoria de éxito, aunque en mi caso prefiero que esa recopilación sea en directo, me aporta más cosas y tiene el mismo sentido comercial. Este Once More With Feeling no es sino el merecido descanso de una banda que lleva bastante tiempo ya girando y el aportar tres temas nuevos o un bonus disc con rarezas tiene más de gancho comercial para fans que de interés real para el público en general. Sin más, un buen disco para conocerlos si no lo habías hecho ya o para tener los singles juntitos si sí que los conocías. Por cierto, Placebo no tienen nada de góticos pero son cojonudos.

NOISE FOR DESTRUCTION: No Love Lost (Jungle 2004)

Si al hacerte con No Love Lost esperas hacerte con un nuevo disco de los Fields, andas equivocadísimo. Aunque suene a continuación, tanto por la presencia de Mr. Pettit y del señor Yates, además de un par de músicos de los Nefilim-última época, como por el sonido de guitarras épicas y la voz profunda, no lo es en absoluto. Tampoco creo yo que lo hayan pretendido. De hecho NFD han elaborado un magnífico trabajo en la línea de los Fields sí, pero con personalidad propia. A falta de que McCoy se decida de una vez a retomar su carrera, sus hijos bastardos (tanto los que nos ocupan como Last Rites) están demostrando que el espíritu no ha muerto y que para los que pensaran que como en los Sisters por ejemplo, los FOTN eran su cantante y los demás, aquí si había enjundia musical por detrás del micro. No Love Lost es una compra espléndida, un disco que se hace corto de bueno que es y que de nuevo hace renacer la esperanza. Ay, Sumer...

RAMMSTEIN: Reise Reise (Universal 2004)

Bueno bueno amiguitos. Este debería ser el as en la manga, el disco definitivo (es el cuarto si exceptuamos el directo) de Rammstein. Sin embargo, es desmesuradamente más flojo que los anteriores. Recurre al estribillo facilón con demasiada asiduidad y al ritmo machacón con inusitada falta de creatividad. Sí, ya se que Rammstein nunca se han distinguido por inventar estilos precisamente. Pero hasta ahora, siempre la superprofesionalización me había parecido su mayor defecto. Lo que sucede es que en este Reise Reise se pasan de profesionales. Han juntado un montón de canciones (bueno, no tantas, once, para ser exactos) a sabiendas de que iban a tener éxito hicieran lo que hicieran. Espero que se convierta en una cagada comercial para ver si se lo toman más en serio y se lo curran un poquito. Creo que pueden –y deberían- hacerlo.

THE VANISHING: Still Lifes Are Failing (GSL 2004)

Decepción es la palabra. Cuando escuché por vez primera Songs For Psychotic Children, su anterior CD y el maxi In the Bathaus, The Vanishing me parecieron junto con Phantom Limbs y un puñado pequeño de grupos más, de lo mejor que se hace en estos momentos en la América más oscura. Así que cuando me llegó este Still Lifes... estaba impaciente por oírlo. Pues bien, toda la rabia punk y el cachondeo seudomortuorio se han visto desplazados en este CD por unas programaciones hilarantes (en el mal sentido) y una dejadez inaudita en un grupo que tiene más trayectoria por delante que a la espalda. Realmente, puede que no sea tan mal disco, pero es tan infinitamente inferior a todo lo que habían hecho antes que cuando digo decepción quizás me quede incluso corto. No se a que se debe este absurdo cambio si no de estilo, sí de planteamiento o de forma de hacer las cosas. Esperemos que el futuro nos depare más canciones para psicóticos y menos infumables excesos en la programación electrónica.

NICK CAVE & THE BAD SEEDS: Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus (Mute 2004)

Increíble. Me entero un poco antes de escuchar este Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus del “abandono” del bad seed Blixa Bargeld. Leo con estupefacción las declaraciones del señor Cave explicando que Blixa es como un hermano y que el lugar que ocupaba en los Seeds es irremplazable. Inmediatamente empiezo a pensar que es el final de la banda tal y como la conocía y a elucubrar sobre la posibilidad de una continuidad, de una mutación en un nuevo pelaje o si significará el fin del grupo. Enfrascado en estos sombríos pensamientos, llega a mis manos el disco que nos ocupa. Sorprendido, lo escucho atentamente buscando signos de cambio, buscando una respuesta. Sin embargo, la sorpresa sustituye a la incredulidad. O quizás al revés. Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus no solo es un disco doble con 18 temas nuevos. Es un discazo con todas las letras. La marcha de B. Bargeld no diré que ha contribuido a mejorar el resultado, ni mucho menos podría decir eso, pero no ha afectado en nada a la capacidad de componer puñetazos del bueno de Cave. Así desde el primer tema de Abattoir Blues hasta el último de The Lyre of Orpheus, la calidad de las composiciones, el dolor que exhalan las letras, la esperanza y en definitiva, la belleza, no dejan lugar a la duda. Nick Cave está más que vivo, sigue componiendo y espero que siga proporcionándonos momentos de esta intensidad durante mucho mucho tiempo. Así sea.


IN SLAUGHTER NATIVES: Resurrection (Cold Meat Industry 2004)

Ufffff. Complicado resulta comentar este Resurrection. Es un trabajo que compila toda la mala leche y toda la rabia que el bueno de J. Havukainen ha sido capaz de reunir. Desde luego no es un disco para escuchar en cualquier momento, ya que si no te da por matar al vecino, puede que sean estos los que te ataquen a ti (de forma preventiva, claro) porque en mi vida oí tal apología del mal rollo. Bueno, Resurrection es un grandísimo compendio de todo lo que significa el industrial más ruidista, experimental y ritual. Toneladas de delicado ruido, sonidos de máquinas haciendo no se sabe muy bien qué, voces y gritos marciales, tambores, teclados, melodías de fondo y, en fin, la banda sonora del “apocalipsis cojones ya” (Arrabal dixit). Además, incluye un videoclip del tema Clean Cathedral, inenarrable. Lo mejor es verlo para poder opinar. Solo para iniciados y espíritus curiosos.

FRANKENSTEIN: An Ugly Display Of Self Preservation (Fiendforce Records 2004)

Frankenstein es una banda americana compuesta por el ínclito L.Ron Jeremy, Tommy Marseilles, Bart Sinister, Dave Grave y el muy-muy inquieto Stevyn Grey. Practican una especie de gothabilly furiosísimo y muy cercano al más canónico punk de grupos como los Misfits. Con el gothabilly pasa un poco como con todo, hay que separar el grano de la paja. Sí, es cierto que existe gran cantidad de lo segundo en este estilo y tantas vertientes diferentes (o casi) como grupos; Frankenstein son sin duda grano. Este An Ugly Display of Self Preservation es un disco que raya a gran altura, con el único (por poner alguno) defecto de la excesiva linealidad en la voz del frontman Dave Grave. Todas las canciones destilan la misma rabia, la misma fuerza. Se agradecería tal vez un poco más de mezcla, canciones algo más pausadas y otras más rápidas. Pero vamos, es un defecto absolutamente menor. Así que ya sabes, hazte tupé, tiñelo de verde punki, ponte tus botas de cowboy trasnochado y a mover los pies con el monstruo o con el doctor (a elegir según el físico de cada cual).

ASTROVAMPS: American Gothick (Alice in Wonderland 2004 )

Después de una larga y bastante desconocida carrera por los States, Astrovamps se descuelgan con este su primer LP de nombre tan sugerente. La verdad es que cuando conocí la existencia de este disco recele un poco, ya que tan manido título no parecía presagiar nada bueno. Pues bien, American Gothick es un gran disco repleto de grandes “masterpieces” (como diría aquel) que remozan un estilo tan interesante como sobado. El gótico americano ha caído en no pocos casos en la repetición de esquemas y en estos últimos años parece vivir una segunda juventud con bandas que mezclan sin pudor el deathrock de escuela rozzwilliamsiana con planteamientos de eso que ahora llaman horror punk, mucho sentido del humor (se echa de menos en la vieja Europa) y serie Z a tutiplén. Astrovamps tocan y revisitan todos estos palos dotándolos de una personalidad especial que les hace únicos. Huelga recomendar canciones, todas son buenas aunque Alice in Gothland me gusta especialmente. La única pega que le pondría al disco es que si bien está bien el tocar diferentes estilos dentro de un mismo disco, el resultado queda un poco heterogéneo. Esto, en sí mismo no es malo, pero se echa de menos un poco de unidad de criterios, parece un recopilatorio (quizá lo sea) de temas de diferentes épocas creativas del grupo. Esperaremos con impaciencia el siguiente, ya que se anuncia muy pronto.

UNDYING LEGACY: Tales Of The Newly Bereaved (Autoproducido 2004)

Undying Legacy practican un gótico bastante molón. Aquel gótico del murcielagueo bien entendido y por fortuna alejado de planteamientos bluff tipo London After Midnight y similares. El gótico de las crestas y los maquillajes subidos, el de las caras pálidas y los ropajes vaporosos está de enhorabuena. Tiene mérito el de estos ingleses que a fuerza de redundar en el clasicismo, se manifiestan con originalidad. Se han autoproducido este Tales Of The Newly Bereaved, que sin marcar un hito en la escena, si que promete una carrera futura interesante y que espero plagada de éxitos. Desde luego no será un disco que marque el resto de tu vida. Lo que sí es, es una buena colección de canciones para deleitar a los aficionados al género. Larga vida a los buenos, cuando estos se lo toman en serio.

SCARY BITCHES: Creepy Crawlies (Nova Media 2004)

Bueno, Scary Bitches atacan de nuevo. Y en este Creepy Crawlies regresan los monstruos de serie z, las pelis de la Hammer de los cincuenta, el sentido del humor y, sobre todo, la buena música. A mí personalmente me cautivaron más con su primer CD, éste me deja más frío. No sé si el efecto sorpresa del primero o las expectativas creadas para este segundo tienen algo que ver. Probablemente sí. Desde luego, Creepy Crawlies es un muy buen disco. Sus doce canciones es difícil que dejen indiferente a nadie y, aunque queda un poco lejos de lo esperado –al menos por mí- Scary Bitches han ganado en madurez. Tanto compositiva como ejecutora. Quizá sea por eso por lo que no me convence tanto. La frescura inicial se ha perdido un poco y las canciones, sin ser radicalmente peores, que no lo son, no me llegan tanto. Un buen disco, sin más.

VOODOO CHURCH: Unholy Burial (Strobelight 2004)

Tras muchos años sin saberse nada de los americanos Voodoo Church, Strobelight ha apostado por reeditar sus míticos viejos temas en este disco imprescindible para los amantes del deathrock más desatado, del más tortuoso (como diría aquel) y del más perversamente bello (si es que esta palabra es aplicable al muy ochentero sonido del grupo). Las voces, cuidadísimas, son de lo más destacable dentro de un álbum que se echaba de menos en el rancio panorama actual, donde parece que las guitarras tienen cada vez menos cabida. Centrándonos en el disco, que me disperso, se antoja de compra improrrogable para todos aquellos que disfruten con este sonido, bastante de moda por otro lado (de moda alejada de los circuitos habituales) y que junto con los últimamente sempiternos gothabilly y horror punk, han venido a revitalizar un panorama bastante oscuro (en el mal sentido).

SLEEPING CHILDREN: Lullabies For Debauchery (Strobelight 2004)

Sleeping Children ha sido otro de los rutilantes últimos fichajes de Strobelight. Estos franceses practican un nu-deathrock (como odio las etiquetas, he decidido inventarme esta) más que recomendable en la onda de Cinema Strange o Bloody, Dead and Sexy, es decir, influencias Christian Death (etapa Rozz Williams) y calidad (no exenta de una cierta originalidad, a pesar de todo) por todos lados. Lullabies for Debauchery demuestra por donde van los tiros en este palo y es un disco bastante recomendable si sigues estos sonidos, tan nuevos y tan viejos a la vez.

KIRLIAN CAMERA: Invisible Front 2005 (Trisol 2004)

Kirlian Camera no defraudan a cada uno se sus seguidores con este trabajo. Eso seguro. A mí sin embargo, sí me ha defraudado un poco. Me da la sensación de que estos italianos (espero que solo vaya a ser en esta ocasión) repiten argumentos, repiten ideas. No se trata de que sea malo, pues no lo es. Simplemente me suena a repetido. Me da la sensación de que este disco ya lo tenía. Tanto, que fui a comprobar cada una de las canciones para ver si no estaba ante un recopilatorio. Es lo mismo de siempre pero más bailable. Es lo mismo de siempre, así que tú mismo.

THE LAST DAY OF JESUS: Alien Road (Strobelight 2004)

Los eslovacos The Last Day of Jesus no deberían seguir pasando desapercibidos. No sólo por lo exótico (el que me nombre otros cinco grupos eslovacos, me atrevería a decir que de cualquier tipo de música, gana una chochona), sino porque practican un gótico, deathrock, o lo que sea, muy original. Alien Road bebe del batcave más refinado, del deathrock tipo Cinema Strange y del gótico de toda la vida, con alguna pincelada decadente aquí y allá. Lo increíble es que lo mezclan todo de tal forma, que consiguen parecer distintos a todos los demás. Strobelight vuelve a acertar con la publicación de este Alien Road plagado de buenas canciones que sin duda satisfacen el paladar más exquisito, sin que el grupo sea elitista, ni muchísimo menos.