THE LAST DANCE: Whispers in Rage (Metropolis 2003)

31/12/03
Clasicote les ha quedado el disco a los americanos THE LAST DANCE. Un conjunto de temas de sonido conocido que no aportan demasiado al exiguo panorama actual oscuro. Sí, son buenas canciones. Tampoco hay, a estas alturas de la película, que innovar hasta crear una obra diferente a todas las demás cada vez que compones una nueva tonadilla. Lo que sucede es que THE LAST DANCE, que tienen un grupo de seguidores relativamente consolidado, se han quedado sólo en ofrecer más de lo mismo. Trece trocitos más de historia que no dicen nada distinto a lo ya dicho tantas y tantas veces (por esta banda y otras). Trece trocitos que configuran un disco un poco conformista en planteamientos. No es mala compra, pero no esperes piedras filosofales en su escucha. No las hay. Tal vez en el próximo…

ZERAPHINE: Traumaworld (Drakkar Records 2003)

Nuevo disco de los alemanes ZERAPHINE. En él Sven Friedrich (ex Dreadful Shadows) y sus secuaces protagonizan una nueva entrega de su bastante puro gótico de guitarras. Los teclados ambientales, quizá menos presentes que en su anterior trabajo, endulzan un sonido que sigue bebiendo de las fuentes más clásicas dentro de la música oscura. En general el CD raya a buena altura aunque, a mi modo de ver, es inferior al "Kalte Sonne". Destacaría la versión del In Your Room de Depeche Mode, No More Doubts y la que da nombre al disco, Trauma World. Tres canciones en una línea bastante diferente pero que considero que ejemplifican fielmente lo que es hoy por hoy el sonido de la banda. El único pero que le puedo poner a "Trauma World", es la excesiva linealidad de los temas. Sucede un poco como con el último CD de los extintos Dreadful Shadows. Parece un disco un tanto apresurado, sin un concepto que unifique el sentimiento de la banda. Simplemente una colección más de canciones.

THE CRAMPS: Fiends of Dope Island (Vengeance 2003)

Los incombustibles CRAMPS vuelven a la carga con doce temas que engordan su discografía. Son un grupo peculiar. Con ellos sucede como con los Ramones, han hecho docenas de veces la misma canción, por no decir cientos. Sin embargo, en ninguno de los dos grupos eso importa. De nuevo te hacen mover los pies con sus ritmos psychobillies y su socarrón sentido del humor de serie Z. De nuevo emocionan. Y eso que este disco no pasará a la historia como disco individual. Simplemente forma parte de la historia de estos chicos (tienen más años que la Cuesta de la Vega) que siguen tocando y moviéndose a la velocidad de siempre. La única que conocen. Decía un amigo, que los Ramones y los Rolling siempre hacían lo mismo sólo que los Rolling lo hacían más despacio. Éstos no saben hacerlo más despacio…

CLAN OF XYMOX: Farewell (Apollyon 2003)

Les ha salido modernito a los CLAN OF XYMOX este "Farewell". Con el paso de los años, la elegancia que les hizo grandes, se ha quedado en otro burdo intento de acercarse a una música de baile que no les ayudará a mantenerse en el Olimpo (tan degradado ya) de los clásicos pero que a lo mejor les aporta mayores dividendos en forma de ventas. No me ha gustado nada este disco. Me parece flojo y, por si lo anterior fuera poco, los intentos pseudocomerciales suelen decir poco de sus autores. No es que se apunten al rollo latino (tan desgraciadamente de moda en estos días) pero les ha salido un disco absolutamente prescindible en la discografía de alguien con un mínimo de gusto. Esperemos que no sigan arrastrándose y vuelvan por donde solían. Al redil de los destacables. Amén.

BLOODY DEAD AND SEXY: Paint in Red (Alice in Wonderland 2003)

Deathrock en estado puro es lo que ofrecen estos alemanes. Catorce cortes variaditos, desde el más consolidado gótico americano hasta la experimentación de los tres últimos (las tres partes de cualquier dedo, las falanges proximal, media y distal). Parece que las visitas de Rozz Williams a Alemania dieron fruto, porque todo el disco parece un homenaje al californiano. Ojo, no es que le copien, estos no son Martyr Whore (¿recordáis?), es que en este estilo está todo inventado. Aún así consiguen sonar originales, a pesar de que tampoco es que inventen la rueda. Es un muy buen disco que creo que hará las delicias de todos los amantes del género, que no por oído deja de ser gratificante. Recomendado a éstos.

CATASTROPHE BALLET: Test of Time (Oblivion 2003)

"Test of Time" es un directo de quince canciones con un bonus de tres temas procedentes de "Monologues of the Past & the Future" (primer LP del grupo). Recoge casi todos los hits del grupo (es parecido a la playlist del concierto que dieron en Madrid hace meses) incluyendo las versiones de 21st Century Boy (Sigue Sigue Sputnik) y Anarchy in the U.K. (de los celebérrimos Sex Pistols). El sonido es buenísimo y consigue transmitir todo el potencial de la banda en directo, aunque también trasluce lo que ya observamos en el concierto antes mencionado (poco lugar para la improvisación y entrega demasiado estudiada de antemano). Recomendable (como casi todos los directos) para fans muy fans y para gente que se quiera acercar a estas alturas a los teutones C.B. (ya es hora que llevan desde el 91 dando guerra).

STEREOSKOP: Malevich (STKM 2003)

A mí este disco me cuesta mucho comentarlo. Partamos de la base de que STEREOSKOP no son santos de mi devoción. Voy a intentar hablar de "Malevich" desde la objetividad más subjetiva o desde la subjetividad más objetiva posible. Es un buen disco repleto de buenas canciones. Tanto vocalmente como en lo musical se notan los años de profesionalidad absoluta que les acompañan. Las diez canciones y la pista en CDRom que incluye, rayan a gran altura. Destacaría, por destacar alguna, Everywhere y Try Again, aunque de todas se puede decir lo mismo: teclados omnipresentes, guitarras salpicando aquí y allá, bases rítmicas bailables y una voz, que sin dejar de ser personal, enriquece el conjunto. Además tienen éxito. ¿Qué más se puede pedir?

NICK CAVE & THE BAD SEEDS: Nocturama (Mute 2003)

Último CD hasta la fecha del australiano Cave, acompañado de sus inseparables Bad Seeds. Como en todos sus discos más recientes, este buen señor sigue demostrando que se ha mudado de barrio. Del blues oscuro y chirriante de sus comienzos, ha pasado a ser un crooner elegante y dandy. Que no te engañen sus trajes, ni sus modales de señorito rebelde. Su voz rota se ha aterciopelado y si antes te pegaba un puñetazo en la boca, ahora te clava un puñal por la espalda, con una sonrisa-mueca en la cara. Duele igual o más. La religión, el dolor, el amor, el dolor, la sordidez, el dolor, el asesinato y otra vez el dolor impregnan todo el álbum. De nuevo un grandísimo disco. Y van…


LACRIMOSA: Echos (Hall of Sermon 2003)

Con LACRIMOSA últimamente me sucede siempre lo mismo. La primera vez que escucho un CD, me parecen todas las canciones buenísimas: grandes paisajes orquestales, épica por doquier, guitarrazos en su justa medida (sí, han aprendido a medirlos), voces (las de Tilo Wolf, porque las de Anne Nurmi me parecen cada vez más insoportables) cuidadísimas, estética impecable, etc., etc., etc. Después, cuando lo escucho más veces es como cuando sacas un bizcocho del horno sin que se haya terminado de hacer. Se desinfla y se viene abajo. El paquete es precioso y, sin duda se te entrega perfectamente envuelto, pero al abrirlo, ¡OH! Sorpresa. No hay nada dentro. Pues eso.

FAITH AND THE MUSE: The Burning Season (Metropolis 2003)

El último trabajo de F&TM sorprende. No tanto por su calidad (innegable) como por el supuestamente radical cambio de estilo. La verdad es que muchas de las canciones del CD son del mismo pelaje que las de los discos anteriores (quizá más aceleradas). Sí que es cierto que algunas de ellas (The Burning Season, Whispered in your Ears o Visions) son tremendamente electrónicas. ¿Son peores por eso?. Francamente no. Lo que sucede es que quizá sea un cambio difícil de asimilar por los supergóticos del momento. A mí personalmente no me entusiasma la electrónica aunque también me jacto de reconocer una buena canción (jactancioso que es uno) cuando la oigo. Y sí. Son muy buenas. Olvídate de que estas escuchando a uno de los pilares del gótico de los últimos años. Olvídate y disfruta.

IPD: Inducing the Poetic Dreams (STKM 2003)

Nuevo trabajo del siempre agreste Justo Bagüeste (perdón por la rima). En esta ocasión deleita nuestros paladares con las poesías de gente como Corcobado, Jose Luis Moreno Ruiz, Jesús Ferrero o Luis Eduardo Aute “musicadas” por el señor Bagüeste. Artísticamente es un “spoken word” donde lo importante son sobre todos las letras. La música que las envuelve es experimental, ruidista a veces, electrónica y fría como un sudario. Nunca me ha gustado la poesía recitada, es como si te cuentan una película, aunque, en ocasiones como ésta, acompaña perfectamente la combinación de sonidos, normalmente sin melodía a unos magníficos textos. Para escuchar tranquilo.

DRONNING MAUD LAND: Bedlam (Schwarzrock Records 2003)

La vuelta de DRONNING MAUD LAND fue para mí un acontecimiento. Esperaba este disco con gran ilusión. ¿Y después de oírlo?. ¿Desilusión?. En absoluto. Es un disco muy completo con grandísimos temas como More or Less Obsessed. A pesar de los años transcurridos y los diferentes cambios en la formación original de la banda, se mantiene el mismo espíritu que en "Aphorism" o en "Maelstrom". El único defecto que puede tener es que las canciones son un tanto desiguales, es como si algunas tuvieran más tiempo que otras (cosa, por otro lado, fácil de entender). Parece un recopilatorio de la actividad del grupo en todos estos años de silencio. En cualquier caso, es una gran noticia la vuelta a la actividad de estos alemanes. A ver si dura.

CASUAL: Figura 11 (Vel Records 2003)

Los catalanes CASUAL saben lo que hacen. Su segundo CD, en esta ocasión editado por Vel Records, es, para mi gusto, uno de los mejores discos - de Pirineos para acá -que he oído en mi vida. Las canciones que lo integran, plenas de fuerza, constituyen la aplastante realidad de que sí se pueden hacer grandes discos en este país. Todas, incluso la versión de Bauhaus, All We Ever Wanted Was Everything (me entró bastante miedo cuando me enteré de que la versioneaban, todo hay que decirlo), son destacables. Respecto del anterior trabajo (que ya era muy bueno), han ganado madurez, limpieza en el sonido y, a mi modo de ver, transmisión. Bienvenidos al alma del que, hoy por hoy, es uno de los grupos españoles más interesantes.

GARDEN OF DELIGHT: Apocryphal (Trisol 2003)

Lo han vuelto a hacer. Desde que hace ya unos cuantos discos anunciaran su disolución (ya sabéis, la historia aquella de los siete discos de siete canciones y todo eso), G.O.D. han ido vulgarizándose hasta límites insospechados. Si ya eran grandes las dudas sobre el temita de cerrar el círculo y no hacer más discos (toda vez que a los siete había que sumar maxis, EPs, directos, recopilatorios y demás), este CD (por desgracia) confirma la idea de que tenían que haberlo dejado entonces. ¿Qué pasó?. No lo sé. Creo que debieron encontrar la llave del éxito (siempre relativo, claro), porque desde entonces se han limitado a repetir la misma fórmula una y otra vez imitándose a sí mismos hasta la saciedad. "Apocryphal" es más de eso. Un puñado de canciones grandilocuentes y que, para que engañarnos, suenan bien pero que ya las han hecho ellos mismos antes. No pierdas el tiempo ni el dinero que este disco ya lo tienes.

XANDRIA: Kill the sun (Drakkar Records 2003)

El primer disco de XANDRIA está lleno de buenas canciones. La voz de su cantante expresa en cada momento lo que el tema requiere: a veces fuerza, a veces belleza…, las guitarras, bien construidas, la sección rítmica marca siempre la cadencia adecuada. Todo sería maravilloso si no fuera por el regusto que deja. Un regusto impalpable, una sensación de haberlo oído todo ya antes. "Kill the Sun" es un disco muy bueno. Esta muy bien hecho, pero no aporta absolutamente nada nuevo o distinto a lo que ha hecho cualquier grupo de guitarras con voz femenina en los últimos diez años. Entrando más a fondo en el sonido, es guitarreo, fuertecillo en ocasiones, con calidad y profesionalidad pero sin alma. Es como lo que querrían hacer Evanescence si no pretendieran vender miles de discos. No es en absoluto un mal trabajo, simplemente es prescindible. Son las típicas canciones que probablemente oigas un par de veces e incluso las disfrutes, sólo que no se cuantas veces más las pondrás en tu reproductor.

ROZZ WILLIAMS: Accept the gift of sin (Hollow Hills 2003)

"Accept the Gift of Sin" recoge un concierto de 1996 de Rozz Williams y David E. Williams. Son siete canciones solamente, ya que, al parecer, el concierto fue interrumpido por los responsables de la sala, preocupados por la reacción de algunos asistentes, toda vez que Rozz salió a escena con una bandera nazi alrededor de su cuerpo. Contiene Cavity y When I Was Bed tocadas con acordeón y piano, tres versiones (I’m not in Love – de los muy plastas 10cc -, Dream a Little Dream of Me - de Tin Pan Alley - y Tomorrow Belongs to Me – de la película Cabaret -), Beautiful Brownshirted Man (de David E. Williams) y una versión en directo de Mindfuck – Soundtrack of a Murder – (del spoken word "Every King’s a Bastard Son"). El sonido del concierto es buenísimo (nada que ver con los que editó Cleopatra hace años) y recuerda a la época de la colaboración de R. Williams y G. Demone en "Dream Home Heartache". Es decir, cabaret, ambiente decadente y el lujo de la voz de Rozz. En general, te transporta a los bares del Berlín prebélico con su humo y todo. El único pero es la corta duración del CD (poco más de media hora) pero ante la intolerancia y el escaso sentido del humor de los responsables del local donde se celebró el evento, poco más se puede hacer. Recomendable sobre todo a los incondicionales del que fuera cabeza pensante de muchas de las mejores canciones de los últimos 20 años.

THANATEROS: Circle of Life (Andromeda Records 2003)

Este trabajo viene precedido por la presencia al bajo de Jens Riediger (ex Dreadful Shadows). THANATEROS son una banda alemana de gótico clásico con violín que factura un sonido muy recomendable a estas alturas de la película. La épica, bastante medida, está presente en todos los cortes del CD. Todo te suena a ya hecho ¿verdad?. Pues en este caso te equivocas. THANATEROS no son la originalidad hecha música, es cierto, pero resultan lo bastante personales como para no sonar a lo de siempre. Las canciones que integran "Circle of Life" son bastante buenas, en general. Yo destacaría Tir Na Nóg, cuya guitarra recuerda a los Christian Death de Valor con unos violines de airecillo celta. También la acelerada So High deja una más que agradable impresión. Todo el LP parece un cruce entre los New Model Army (sobre todo en la batería) de los primeros tiempos con los propios Dreadful Shadows (en las entonaciones de las voces). De lo mejor que ha salido últimamente.

SCREAMS FOR TINA: 2003 Ad EP (Strobelight Records 2003)

Screams For Tina (aquellos americanos que me/nos impresionaron con el fenomenal Simple Addictions que aparecía en el celebérrimo recopilatorio American Gothic) están de vuelta. De nuevo el sentimiento puramente gótico, las guitarras afiladas y esa voz tan característica llenan nuestros oídos. Este EP deja un grato sabor de boca al escucharlo. Se hace corto. Es intenso pero te hace echar de menos un nuevo larga duración. Sus cuatro canciones (tres nuevas y una remezcla de Eleven Eleven que no cambia demasiado, tal vez la moderniza, la original) mantienen la pauta clásica de sus otros temas más antiguos. Los cambios más significativos vienen a mi modo de ver en los airecillos ¿hindúes? que se respiran en algunos momentos del disco, pero no te equivoques. Esto no es más que rock gótico. Eso sí, del bueno.

ORDO ROSARIUS EQUILIBRIO: CCCP (Cold Meat Industry 2003)

Precioso trabajo de los cada vez más intimistas suecos. Desde la portada hasta la elección de los títulos de los temas (pasando lógicamente por todas y cada una de las canciones), se respira la búsqueda de la belleza y el buen gusto. Es un CD bastante acústico, sin la agresividad que mostraban antaño, pero repleto de grandes momentos. De nuevo se demuestra que en aquellas heladas tierras no solo existen personajes con la sonrisa pintada hacia abajo y la espada (herencia sin duda de Erik el rojo o similar) empuñada como para cortar católicos gaznates. Las guitarras acústicas sugieren (e incluso a veces cortan) bastante más que la manida pose y la actitud seudoviolenta. En CCCP (curioso el desglose de las siglas de la extinta Unión Soviética) encontrarás todo lo que necesites para pasar un buen rato musicalmente hablando. En definitiva, disco recomendable para los dark foleros y para todo el mundo con un mínimo de sensibilidad.

ALIEN SEX FIEND: Information Overload (13th Moon Records 2003)

El nuevo disco de los sempiternos Alien Sex Fiend reúne todos los ingredientes que otrora hicieran grande al combo británico: electrónica, ruiditos varios y mucha paranoia. Tras varios años de silencio nos deleitan de nuevo (o nos horrorizan, según el momento, pues la opinión de este que escribe en el caso de los Alien parece propia de trastorno bipolar) con su muy personal forma de entender la música. En su bastante extensa (y desigual) discografía puedes encontrar desde grandes himnos particularmente electrónicos hasta “locuras” infumables. Pues bien, en este disco igual. Destacar específicamente alguna canción, en este caso está de más. Te encantará si te emocionan los Alien. Si no lo hacen habitualmente, tampoco este disco te va a hacer cambiar de idea.

FRANK THE BAPTIST: Different Degrees of Empty (Strobelight Records 2003)

Quizá este CD lleve el nombre más adecuado que he oído en mucho tiempo. Efectivamente, amigos míos. El último disco de estos americanos representa en cada una de sus canciones todos los grados de vacío posibles. No se cual de los temas que lo integran suena más hueco, menos lleno de personalidad propia. Verdaderamente me ha impresionado la capacidad del grupo para no gustarme nada. Falto de fuerza, la audición de este trabajo supone un esfuerzo considerable. No me gusta nada poner a parir un disco porque sí, pero es que realmente no encuentro nada destacable. Te diría que no se te ocurra comprártelo pero tu verás lo que haces. Por cierto, la portada también es espantosa.

AND ALSO THE TREES: Further From the Truth (AATT 2003)

Cuando un grupo tiene un estilo tan definido como el que gastan AATT, es difícil resultar originales. Further… no es original. Tampoco creo que pretenda serlo. And Also the Trees han ido, a lo largo de los muchos años que llevan haciendo música, puliendo un estilo que los hace (o casi) únicos. Pop oscuro, tranquilo, melódico y bello, es todo su bagaje. Further… son once nuevas canciones que dan un giro más a su sonido, ese que han mantenido casi desde sus inicios. Sí, ya sé que no llevan pintas, que están seguramente más gordos y más calvos que antes (como todos, por otro lado). También sé que es complicado que cada disco que hagas te salga igual de completo que los anteriores, pero AATT lo logran cada vez. ¿No te parece suficiente?.

KILLING JOKE: Killing Joke 2003 (Epic 2003)

Es difícil comentar este disco abstrayéndote de todos los anteriores del grupo. Tras una irregular trayectoria repleta de grandes y olvidables momentos pasados, Killing Joke estrenan CD y este recuerda bastante al primer disco del grupo, pero con un matiz mucho más industrial y “moderno”. La voz ha perdido, bajo mi punto de vista, el toque frío y casi inhumano de antaño, sustituyéndolo por una ordalía de gritos que no terminan de convencerme. Mal asunto es que tengas que vociferar para intentar transmitir fuerza. En cualquier caso, no esta mal el CD y seguro que hará mover los pies a más de uno. Lo que menos me ha gustado del disco es que me resulta repetitivo, excesivamente lineal en sus planteamientos. Parece que todo el rato escuchas la misma canción. De todos modos, KJ saben hacerlo mucho peor como ya han demostrado en numerosas ocasiones. Enhorabuena por la resurrección.

SCARY BITCHES: Lesbian Vampires From Outer Space (Island of the Damned 2003)

Me he hinchado a reír con este grupo. No los conocía, pero su mezcla de familia Addams con lo más oscuro de los Cramps me hace mucha gracia. Todo el concepto Scary Bitches se basa en la exageración mortuoria y vampírica con unas dotes para el payaseo bien entendido realmente hilarante. Musicalmente no se puede decir que sean la repanocha (aunque ahí si que se lo toman en serio), pero no están nada mal y tanto la pinta como los nombres de los componentes, amén de su muy teatral puesta en escena los hace originales y especiales a un tiempo. Además los títulos de las canciones (cosas como Bad Hair Day, Necrofancy, You Always Eat The One You Love o Piss All Over Your Grave) son impagables. De verdad que son diferentes a todo lo que había oído anteriormente. Muy buenos.

TRAJEDESALIVA: Mima Blanca (Margen 2003)

Trajedesaliva vuelven con Mima Blanca a recorrer el sendero que abrieron con Mima en el lejano 2000 y vuelven con otro disco conceptual, oscuro (aunque algo menos) y, sobre todo, original. Con Mima Blanca se confirman como uno de los grupos más difíciles y a la vez más interesantes del panorama actual. Difíciles porque exigen un cierto esfuerzo a la hora de entrar en su mundo, un mundo donde las cosas no son siempre lo que parecen y donde los sentimientos (siempre a flor de piel) no se expresan de la misma (y manida) forma en la que se manifiestan casi todos los demás artistas. Mima Blanca es un trabajo sin títulos, casi sin letras y con instrumentos poco usuales en estos pagos: saxofones y fliscornos pueblan con sus vientos los áridos surcos de la piel de su protagonista (siempre Mima). Al principio, esos sonidos distintos quizá echen para atrás a más de uno. Los sentidos no siempre se mueven por los mismos caminos…

SCREAM SILENCE: Seven Tears (Moonstorm 2003)

Los alemanes Scream Silence facturan en Seven Tears un gótico elegante y original (sí, amigos, es posible a estas alturas) que recuerda a un montón de influencias sin (sorprendentemente) copiar descaradamente a nadie. Recuerdan un poco (sobre todo por la voz) a los primeros Dreadful Shadows, pero con más teclados y con un aire más melancólico. Destacaría Morphosis por su sentimiento y Asylum por el lado más clásico, aunque todo el CD raya a una buena altura. El problema es que en unas primeras escuchas te van a parecer lo de siempre. Destapa tus prejuicios y, si les prestas un poco de atención, descubrirás matices que sin llegar al néctar y a la ambrosía no te dejarán indiferente. Aquí no te vas a encontrar con sorpresas demasiado inesperadas; solo son diez buenas canciones para paladares no demasiado exquisitos pero con buen gusto.

THE TONGUE ACHIEVES THE DIALECT: Tribute To Rozz Williams (Paragoric 2003)

Tributo a Rozz Williams que curiosamente no incluye (como casi todos los demás: Siouxsie, Joy Division, Sisters, etc.) a toda la nómina de Cleopatra. Hay versiones muy muy discretas (obvio dar nombres) y otras más que dignas (Casual, Contradiction, Human Disease y Insanasomnia –con una sorprendente versión en francés de Figurative Theatre-) como pasa en casi todos los recopilatorios sean del tipo que sean. Como curiosidad no está mal pero honestamente creo que salvo las excepciones comentadas, R. Williams se merecía un tributo mejor. Es sorprendente que algunos temas no sean versiones sino canciones “inspiradas” en el recuerdo del desaparecido. En general, se repasan todas o casi todas las diferentes vertientes donde metió el cerebro el señor Williams, con especial atención al primer disco de Christian Death. Mención aparte merece el último tema del disco (The Devil and Mr. Williams - MKA) que es un auténtico insulto, un escupitajo a la tumba del genio. Es mejor que la oigáis vosotros mismos. Si te gustan los tributos…